November 10, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
1,616 puntos de vista

Golpeado por el esc谩ndalo revelado por los Pandora Papers, el presidente chileno declar贸 el Estado de Excepci贸n a pedido de la derecha y los camioneros forestales. Las demandas de las comunidades mapuches se reavivan a dos a帽os de la rebeli贸n popular. Un conflicto hist贸rico irresuelto.

Mart铆n Pared

Wallmapu

El martes 12 de octubre, el presidente de Chile, Sebasti谩n Pi帽era, decret贸 el Estado de Excepci贸n en las provincias de Biob铆o y Arauca, en la Regi贸n del Biob铆o, y en las provincias de Malleco y Caut铆n, en la Regi贸n de la Araucan铆a. As铆 el Gobierno dio lugar a la exigencia de mayor seguridad que vienen realizando los conductores de camiones forestales a partir de los ataques incendiarios en la zona ocupada y controlada por las grandes empresas de pino y eucalipto. Los atentados contra m谩quinas, veh铆culos, instalaciones y campos en el llamado macro sur chileno se vienen extendiendo hace tiempo. El territorio ancestral que el pueblo mapuche reclama hist贸ricamente, llamado Wallmapu, donde habitan o habitaron en diversos grados y 茅pocas en el extenso territorio que hoy ocupa Chile y Argentina, se extiende desde el r铆o Limar铆 por el norte鈥 hasta el archipi茅lago de Chilo茅 por el sur hacia el oc茅ano Pac铆fico, desde la latitud sur de Buenos Aires hasta la Patagonia hacia el oc茅ano Atl谩ntico.

Los atentados que se vienen sucediendo en las provincias de Biob铆o y Arauca revisten un car谩cter confuso. Las investigaciones en manos de Carabineros no esclarecen los hechos. Hay como trasfondo un mapa social y pol铆tico complejo a partir de las profundas transformaciones sociales ocurridas en la zona a partir del avance del neoliberalismo con la dictadura de Augusto Pinochet y la configuraci贸n de una nueva matriz de acumulaci贸n capitalista que llega hasta nuestro d铆as. Cada vez que hay un nuevo ataque incendiario la prensa hegem贸nica apunta contra los mapuches, como ocurri贸 con el reciente atentado en Carahue, una localidad ubicada a 747 kil贸metros al sur de Santiago en la denominada zona roja de la violencia en Chile. Otras vez se quemaron casas, una bodega y veh铆culos. La violencia discursiva contra el pueblo mapuche trasciende fronteras. La derecha pol铆tica y medi谩tica en Argentina tambi茅n agita el 鈥渄emonio鈥 mapuche a niveles comparables con la estigmatizaci贸n nazi contra los jud铆os.

En Chile, una de las principales organizaciones mapuches que es blanco de la violencia discursiva estigmatizante es la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM). Los medios hegem贸nicos para ensuciar los reclamos hist贸ricos del pueblo-naci贸n mapuche, mezcla todo en un cuadro social complejo, en el que el avance del narcotr谩fico en la zona se combina con mecanismos de cooptaci贸n y corrupci贸n de las comunidades. Todo es puesto en un mismo combo con los procesos de radicalizaci贸n pol铆tica genuinos que comprenden acciones directas, que vienen protagonizando sectores de la juventud mapuche al calor del proceso de recuperaci贸n de tierras en las 煤ltimas d茅cadas. El Centro de Investigaci贸n Period铆stica (Ciper) habla de una 鈥渕atriz colonial y capitalista鈥 que tiene como objetivo 鈥渓a eliminaci贸n gradual del pueblo-naci贸n mapuche como sujeto pol铆tico colectivo鈥 a trav茅s de 鈥渓a inclusi贸n de las comunidades en la cadena productiva del negocio forestal鈥 y 鈥渓a contrainsurgencia basada en la narrativa del 鈥榥arcoterrorismo鈥欌.

Excepci贸n offshore

El Estado de Excepci贸n declarado por Pi帽era, un recurso de emergencia constitucional que puede ser prorrogado 15 d铆as m谩s, permite a las Fuerzas Armadas 鈥減restar apoyo log铆stico, tecnol贸gico y de comunicaciones鈥, como as铆 tambi茅n 鈥渁poyo de vigilancia, patrullaje y transporte a los procedimientos policiales que se desarrollen鈥. Pi帽era transita el 煤ltimo tramo de su Gobierno antes de las elecciones presidenciales del 21 de noviembre. Posee m谩s del 70% de imagen negativa seg煤n las principales encuestadoras y se encuentra fuertemente golpeado por el esc谩ndalo de los Pandora Papers, que pone en duda su continuidad hasta el final de su mandato.

Mientras tanto, este nuevo avance del Estado chileno militarizando el Biob铆o y la Araucan铆a tiene razones coyunturales e hist贸ricas. Seg煤n la periodista y ex directora de la carrera de Comunicaci贸n de la Universidad de la Frontera de Temuco, Sandra L贸pez Dietz, 鈥渉ay un acuerdo generalizado en que la declaraci贸n del Estado de Excepci贸n tiene que ver en el fondo con una pol铆tica distractiva para que, de alguna manera, hacer una cortina de humo sobre esta situaci贸n tan grave de los Pandora Papers鈥. En esta nueva investigaci贸n coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigaci贸n que revela el uso de compa帽铆as offshore para evadir impuestos o lavar dinero, est谩 implicado Sebasti谩n Pi帽era y su familia. Tambi茅n aparecen mencionadas en las filtraciones otras familias poderosas de Chile como Morel, Luksic, D茅lano M茅ndez, Cort茅s Solari y Cueto Plaza, adem谩s de Leonardo Farkas, Holger Paulmann, 脫scar Aitken (albacea de Augusto Pinochet) y los accionistas de la Administradora de Fondos y Pensiones (AFP) PlanVital.

En el caso de Pi帽era, el Ciper y el portal LaBot revelaron que el mandatario hizo negocios en las Islas V铆rgenes Brit谩nicas. Entre esos negocios, figura la compraventa de la Minera Dominga, una operaci贸n que involucr贸 al empresario Carlos Alberto D茅lano, uno de sus amigos de infancia a quien le vendi贸 el proyecto Dominga meses despu茅s de haber llegado a la presidencia por primera vez en 2010. Seg煤n los datos revelados por la investigaci贸n, una de las actas de la compra-venta fue firmada en Chile por 14 millones de d贸lares, mientras que una segunda acta fue rubricada en las Islas V铆rgenes Brit谩nicas por 138 millones de d贸lares.

La criminalizaci贸n de los mapuches

Desde su promulgaci贸n en 1984 por parte de la dictadura de Pinochet, la Ley 18.314, m谩s conocida como Ley Antiterrorista, ha sido un instrumento utilizado por los distintos gobiernos para criminalizar y perseguir a los referentes mapuches, muchos procesados y condenados en el marco de esta norma. Ximena Mercado-Catri帽ir se presenta como una mujer mapuche. Es adem谩s, doctoranda en Ciencias Sociales de la Universidad de La Frontera. Seg煤n defiende, el Estado de Excepci贸n demuestra 鈥渓a nula voluntad pol铆tica del Estado para resolver un conflicto hist贸rico que apela a la restituci贸n de un territorio usurpado que atenta contra un tejido social, organizacional y espiritual que compone la existencia de un pueblo y que es contrario al modelo capitalista y extractivista que sostiene hoy d铆a el Estado con sus pol铆ticas neocoloniales y los actores vinculados a los procesos extractivista鈥.


La bandera mapuche se convirti贸 en uno de los s铆mbolos de la revuelta de octubre de 2019. Julio Zamarr贸n

Mercado-Catri帽ir agrega que la gestaci贸n del Estado chileno 鈥渟e establece como un continuo de la pol铆tica genocida contra las naciones originarias que se resisten, que se revelan a ser exterminadas en su composici贸n como tales, distinta al modelo que se instala forzosamente. Mercado-Catri帽ir habla de una 鈥渁cci贸n sistem谩tica de violencia del Estado Chileno鈥 y de una 鈥渧iolencia estructural, de un terrorismo de Estado y de una militarizaci贸n que atenta contra esta posibilidad de autonom铆a, de ejercer soberan铆a sobre el territorio propio鈥. Agrega que el conflicto no ha sido desconocido por los distintos gobierno de turno y pol铆ticas como la restituci贸n de tierras mediante leyes como la Ley ind铆gena continuamente han sido burladas transfiriendo el presupuesto a otras 谩reas鈥. Mercado-Catri帽ir se帽ala adem谩s que en Chile hay 鈥渦na integraci贸n forzosa o una falsa idea de naci贸n que no respeta su composici贸n diversa, su pluralidad, que no manifiesta una preocupaci贸n por la diversidad presente en el territorio ni la proyecci贸n de las nuevas generaciones que vienen en camino鈥.

Por su parte, Sandra L贸pez Dietz, coautora de los libros Vidas de papel. Negocio de la madera y conflicto cultural en Chile y Mujeres en Wallmapu: reflexiones y resistencias, agrega que la situaci贸n que vive el pueblo mapuche tiene sus ra铆ces hist贸ricas relacionadas 鈥渃on el proceso de los a帽os 70 cuando se produce la reforma agraria del gobierno de la Unidad Popular conducida por Allende. Con aquella reforma las comunidades mapuches recibieron tierras que luego, con el golpe de Estado de Pinochet, se les quitaron a partir de una contrarreforma agraria.

En los a帽os 90 se consolida el modelo neoliberal y, en particular aqu铆 en la regi贸n, el extractivismo forestal con la compra y el arriendo de miles de hect谩reas por parte de grandes conglomerados que se aprovecharon de los recursos naturales desarrollando el monocultivo de pinos y eucaliptos. Desde entonces y hasta la actualidad las comunidades empiezan a luchar contra estos conglomerados que ocuparon sus territorios hist贸ricos y comienzo el proceso de recuperaci贸n territorial con acciones directas encabezadas principalmente por j贸venes que tienen su propios m谩rtires asesinados por fuerzas militares todos estos a帽os como Alex Lemun, Mat铆as Catrile y, hace poco tiempo, Camilo Catrillanca鈥.

Esta situaci贸n se ha intensificado tras el estallido social de octubre de 2019. En tanto, el despliegue represivo contra la movilizaci贸n social de un Pi帽era en retirada sigue cobr谩ndose v铆ctimas. Durante la marcha convocada el 10 de octubre por el d铆a de la Resistencia de los Pueblos Originarios en Santiago, result贸 herida de muerte la estudiante de derecho Denisse Cort茅s Saavedra, de 43 a帽os. Inmediatamente Carabineros sostuvo que el fallecimiento se produjo por fuegos artificiales lanzados por los propios manifestantes. Sin embargo, la madre de Denisse dud贸 inmediatamente de esta versi贸n y junto con otros sectores sociales y pol铆ticos responsabilizaron a 鈥渓os pacos鈥 (agentes de Carabineros). Por redes sociales inmediatamente circularon im谩genes que mostraban a Carabineros impidiendo el paso de los socorristas que quer铆an asistir a Denisse.

Constituyente y futuro incierto

El Proceso Constituyente que se viene desarrollando en Chile agrega otro elemento de peso y complejidad a la situaci贸n. El mismo est谩 encabezado por Elisa Lonc贸n, una ling眉ista y dirigente mapuche que fue elegida como presidenta de la Convenci贸n Constituyente, un hecho in茅dito en la historia del pa铆s que viene sufriendo en el 煤ltimo tiempo una campa帽a de desprestigio por parte de la derecha que se encuentra en minor铆a y sus medios afines. Es que en la Constituyente tambi茅n se destacan otros referentes de las comunidades mapuches que fueron votados como congresales, como Natividad Llanqueleo, una joven abogada defensora de derechos humanos, o Adolfo Millabur 脩ancuil, ex alcalde de Tir煤a, el primero de origen mapuche. Durante el estallido social de octubre de 2019 la bandera mapuche se transform贸 en un s铆mbolo de las movilizaciones callejeras.

Mientras tanto, la polarizaci贸n social y pol铆tica tiene su expresi贸n en los candidatos que competir谩n en las elecciones presidenciales del pr贸ximo 21 de noviembre. El ultraderechista Jos茅 Antonio Kast y el exl铆der estudiantil de centroizquierda y representante del Frente Amplio, Gabriel Boric, encabezan las preferencias de intenci贸n de voto, pero ninguno alcanzar铆a el apoyo suficiente para ganar en primera vuelta. La dem贸crata cristiana Yasna Provoste y el candidato del oficialismo Sebasti谩n Sichel disputan la tercera posici贸n. La evoluci贸n del conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado chileno y la situaci贸n represiva, en parte, depender谩 del resultado de las elecciones presidenciales que se celebrar谩n el 21 de noviembre. Sin embargo, estamos ante un conflicto de larga data que expone una demanda hist贸rica de un pueblo-naci贸n como el mapuche que incluye la autonom铆a jurisdiccional (derecho propio),鈥 la recuperaci贸n de tierras ancestrales, libertad econ贸mico-productiva y el reconocimiento de una identidad cultural.

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/chile…




Fuente: Grupotortuga.com