August 2, 2022
De parte de ANRed
179 puntos de vista

Este martes 2 de agosto organizaciones sociales y territoriales realizarán un «Piquetazo por el derecho a la vivienda digna» en más de 10 puntos de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo de la medida de lucha es exigirle al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, a María Migliore (Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat), Gabriel Mraida (del Instituto de Vivienda de la Ciudad), Sergio Constantino (titular de la Secretaría de Inclusión Social y Atención Inmediata) y a Carolina Barone (Dirección General de la Mujer), una «solución habitacional definitiva para los y las inquilinas en procesos de urbanización», la «urbanización real de las villas», «vivienda transitoria hacia la definitiva para víctimas de violencia de género», «que se garantice el acceso a la vivienda para las niñeces» y la «suspensión de los desalojos para inquilines e integrantes de casas recuperadas». «En la ciudad de Buenos Aires casi 400 mil personas viven en villas o asentamientos y el 40% de la población alquila, de las cuales una gran cantidad lo hace en la informalidad por la imposibilidad de cumplir los requisitos que exigen los propietarios y las inmobiliarias a la hora de firmar un contrato, como son la garantía propietaria o un salario registrado con ingresos a los que no accede gran parte de la población», denuncian. Por ANRed.


La jornada de «Piquetazo por el derecho a la vivienda» comenzará este martes 2 de agosto desde las 10 en más de 10 barrios de la Ciudad de Buenos Aires. Le reclaman al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, a María Migliore (Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat), a Gabriel Mraida (del Instituto de Vivienda de la Ciudad), Sergio Constantino (el titular de la Secretaría de Inclusión Social y Atención Inmediata), y a Carolina Barone (al frente de la Dirección General de la Mujer) una «solución habitacional definitiva para los y las inquilinas en procesos de urbanización», la «urbanización real de las villas», «vivienda transitoria hacia la definitiva para víctimas de violencia de género» y «que se garantice el acceso a la vivienda para las niñeces».

Pero las demandas no se termina ahí: también exigen la «suspensión de los desalojos para inquilines e integrantes de casas recuperadas«, la «conexión formal a la red de agua en todas las manzanas de las villas de la ciudad», el «arreglo y mejoramiento de la red cloacal en todas las villas de la ciudad», la implementación de un «subsidio universal para les inquilines«, el «mantenimiento a cargo del estado de viviendas nuevas en procesos de urbanización», la «disposición de las viviendas deshabitadas en posesión del GCBA para solución habitacional» y, también, el «aumento de presupuesto para la ley 341 de créditos para vivienda individual y colectiva».

Así se expresaron en un comunicado las organizaciones convocantes: «la disparada de los precios producto de la crisis económica y social que estamos atravesando no deja por fuera a los alquileres, que en los últimos meses han aumentado incluso por encima de la inflación. La ley nacional de alquileres que se aprobó hace ya 2 años no solucionó la crisis habitacional que atraviesan más de 4 millones de familias en todo el país. La actual discusión entre los partidos patronales acerca de su derogación o el cambio de uno u otro artículo no modificará la situación. Incluso, con una inflación en niveles récord, creemos que la indexación de los alquileres debería darse por el Salario Mínimo, Vital y Móvil, mucho más acorde a la situación de la clase trabajadora formal e informal, y ni que hablar de les desocupades. A su vez, ningún proyecto de ley considera al universo de inquilines informales, ni al creciente problema de alquileres que no aceptan niñes, ni la discriminación que sufren migrantes e identidades sexogenéricas diversas a la hora de encontrar una vivienda para alquilar», enumeran.

En la misma línea, agregan: «en la ciudad de Buenos Aires casi 400 mil personas viven en villas o asentamientos, el 40% de la población alquila, de las cuales una gran cantidad lo hace en la informalidad por la imposibilidad de cumplir los requisitos que exigen los propietarios y las inmobiliarias a la hora de firmar un contrato, como son la garantía propietaria o un salario registrado con ingresos a los que no accede gran parte de la población. La orientación del Gobierno de Larreta es en favor de los grandes especuladores, aprobando leyes y convenios que permiten la construcción de viviendas de lujo, que se han expandido en los últimos años, enajenando tierras públicas y espacios verdes, a contramano de las necesidades de las mayorías. El encarecimiento del suelo, la falta de una urbanización real de las villas, la dificultad cada vez mayor de encontrar un alquiler, produce que les trabajadores se vean expulsades de la ciudad. Sumado que, a este ritmo, crece constantemente la cantidad de personas en situación de calle (incluyendo niñes).

No existen herramientas ni políticas desde el Gobierno de la Ciudad para atender esta situación de emergencia. El acceso al precario subsidio habitacional está completamente restringido, sumado a que los montos están completamente desactualizados. Tampoco se conoce un plan de obras públicas sobre las villas que apunte a garantizar el acceso a los servicios básicos de todos los que las habitan. Y mientras cientos de miles de personas viven cada vez peor, sube el número de casas vacías en CABA; esperando convertirse en negocio, mientras deberían estar al servicio de paliar la emergencia habitacional que se vive en hoteles, pensiones, inquilinatos y villas, y dar resguardo a quienes atraviesan violencia de género, más aún teniendo en cuenta que más del 60% de los femicidios ocurren en la vivienda de la víctima.

En este contexto, es necesaria la organización de quienes viven y trabajan en la ciudad para reclamar por el derecho al acceso a la vivienda definitiva y exigir al gobierno de Larreta que de una respuesta a los reclamos. Nos organizamos en todos los barrios de la ciudad, e impulsamos para el martes 2 de agosto movilizaciones a las sedes del Instituto de la Vivienda, Desarrollo Humano y Hábitat y Dirección Gral. de la Mujer para reclamar una solución urgente a esta problemática.

La jornada será llevada adelante por el Polo Obrero, el MTL Rebelde, el MTR Votamos Luchar, el MTR 12 de Abril, la Agrupación 17 de Noviembre, el CUBa MTR, MBT, MAR, Barrios de Pie/Libres del Sur y las Consejerías de Vivienda.





Fuente: Anred.org