March 31, 2021
De parte de CNT Comarcal Sur Madrid
314 puntos de vista


NOTA DE PRENSA 鈥 30/03/2021

Abogadas especialistas en el sector y trabajadoras de hogar y cuidados han puesto de manifiesto las consecuencias de la crisis socio-sanitaria y las reformas legislativas pendientes en el sector

Las empleadas de hogar siguen siendo el 煤nico grupo de asalariadas que no tienen reconocido el derecho a la prestaci贸n por desempleo

El reconocimiento de condiciones de trabajo justas y plenos derechos de las m谩s de medio mill贸n de trabajadoras de hogar y cuidados no admite m谩s demoras

Madrid, a 30 de marzo de 2021 鈥 Con motivo del D铆a Internacional del Empleo de Hogar, desde la Plataforma por un Empleo de Hogar y Cuidados con Plenos Derechos de Madrid se ha organizado un conversatorio para abordar la situaci贸n de las trabajadoras de hogar y cuidados.

Durante el estado de alarma, las trabajadoras de hogar y cuidados fueron consideradas personal de servicios esenciales al ocuparse, gran parte de ellas, de mantener el bienestar de las personas mayores o en situaci贸n de dependencia en sus domicilios en un momento de alto riesgo, siendo adem谩s la alternativa al ingreso de las personas mayores en los centros residenciales tan golpeados por la pandemia. Sin embargo, las condiciones laborales de este sector se han visto a煤n m谩s deterioradas con el avance de la crisis sanitaria, siendo uno de los m谩s golpeados en 2020.

Como explica Ana Bosch, abogada de Pueblos Unidos, 鈥渆l panorama es muy similar en lo que respecta a la ocupaci贸n del sector del empleo de hogar y el contexto actual ha agravado a煤n m谩s la situaci贸n鈥. Seg煤n Bosch, 鈥渘os encontramos ante un sector econ贸mico muy desprestigiado, abocado en muchas ocasiones al trabajo informal y a la econom铆a sumergida y, por tanto, con un alto grado de desprotecci贸n, no solamente de los derechos laborales, sino de vulneraci贸n de derechos humanos, provocando grandes desigualdades en perjuicio de las trabajadoras鈥.

Esta situaci贸n, adem谩s, afecta de manera singular a las personas en situaci贸n administrativa irregular, quienes 鈥渟e encuentran con una mayor desprotecci贸n, ya que no cuentan con un permiso de residencia y trabajo y a ellas se le aumenta el miedo, no s贸lo a ser despedidas, si no a ser detenidas y expulsadas del pa铆s鈥, explica Bosch.

Las medidas aprobadas por el Gobierno 鈥減ara garantizar que ninguna persona se quedase atr谩s鈥 han resultado particularmente insuficientes en este 谩mbito, e incluso se han dado retrocesos:

鈥 Los derechos de las trabajadoras de hogar (el 96% son mujeres) a煤n no est谩n equiparados con los del conjunto de los trabajadores y la integraci贸n del sistema especial de Empleo de Hogar en el r茅gimen general de la Seguridad Social ha sido retrasado por tercera vez en diciembre pasado.

鈥 El subsidio extraordinario por cese o reducci贸n de actividad aprobado durante el Estado de alarma no ha llegado a cubrir ni a un 10% de las trabajadoras y hemos vuelto al punto de partida: seguimos siendo el 煤nico grupo de asalariadas que no tiene reconocido el derecho a la prestaci贸n por desempleo.

鈥 La campa帽a puesta en marcha recientemente por la Inspecci贸n de Trabajo para regularizar los salarios y cuotas de la Seguridad social no ha tenido en cuenta la realidad de nuestro sector: jornadas con mayor parcialidad (cuatro veces m谩s que en el resto de sectores laborales); altas tasas de informalidad (hay al menos a unos 200.000 empleos sin contrato de trabajo, alrededor de un tercio del total) o la situaci贸n administrativa irregular de muchas de las trabajadoras que con sus trabajos precarios sostienen un sistema de cuidados claramente insuficiente y desequilibrado.

Pilar Gil, trabajadora de hogar y activista por los derechos de las trabajadoras, ha incidido en que esta situaci贸n se debe a una ausencia de voluntad pol铆tica. Seg煤n Gil, 鈥渓as condiciones en las que se encuentran las trabajadoras de hogar, en particular las internas, no ha cambiado en los 煤ltimos a帽os鈥, y afirma que 鈥渆s muy triste que con todo lo que ha evolucionado la sociedad, las trabajadoras de hogar sigan en las mismas condiciones de desprotecci贸n. Tenemos que arrancar por la fuerza lo que nos pertenece por justicia鈥.

Por su parte, Rafaela Pimentel, integrante de Territorio Dom茅stico, ha denunciado que las condiciones del sector deben cambiar: 鈥淣o podemos seguir as铆, tiene que haber voluntad pol铆tica porque nosotras ya estamos organizadas鈥, y a帽ade: 鈥淣osotras estamos luchando, pero esto no es una cuesti贸n solamente de trabajadoras de hogar. La sociedad se tiene que involucrar para que no nos quedemos solas鈥.

Por todo ello, desde la Plataforma se incide en la necesidad de abordar todas las complicaciones que genera la falta de reconocimiento de derechos para las trabajadoras de hogar y que afecta a las cerca de 600.000 trabajadoras a nivel estatal, muchas de ellas que no tienen a煤n equiparados sus derechos, que viven situaciones de precariedad, y de gran desigualdad y discriminaci贸n.

Es imprescindible la dignificaci贸n y profesionalizaci贸n del sector, y para ello resulta fundamental respetar criterios b谩sicos como los salarios conforme a la Ley vigente o el
reconocimiento de la carga horaria y las m煤ltiples tareas realizadas por las trabajadoras de hogar y cuidados. El reconocimiento concreto y efectivo de condiciones de trabajo justas y plenos derechos de las m谩s de medio mill贸n de trabajadoras de hogar y cuidados no admite m谩s excusas, parches, ni demoras.

Para m谩s informaci贸n puedes acceder a nuestra o a trav茅s de nuestros perfiles de redes sociales: , o .




Fuente: Comarcalsur.cnt.es