January 17, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
372 puntos de vista


Ver también:

¿Podemos saber el gasto militar de 2019? (1ª parte)

¿Podemos saber el gasto militar de 2019? (2ª parte)


4 ¿PODEMOS DETECTAR/ESTIMAR MáS SOBREGASTO MILITAR EN OTRAS PARTIDAS FUERA DEL PRESUPUESTO DE DEFENSA?

Empezando por el final, la respuesta es que, con los datos de IAGE en la mano, no, o no con certeza, porque IGAE no desglosa las partidas más enjundiosas para saber el desvío real que se ha producido entre lo presupuestado y lo ejecutado.

No obstante, en no es un no matizable, porque, como hemos visto, el nudo gordiano del desvío presupuestario en nuestras cuentas públicas se encuentra en interior y defensa, que suman más del 43% del sobregasto de las cuentas públicas.

Pero es posible complementar lo que dice la IGAE con lo que dicen otras fuentes, como el BOE, las memorias que manejan los diversos departamentos, etcétera.

De modo que vamos ahora a intentar desgranar el gasto que, al menos, es posible detectar en el gasto ejecutado en 2019, repasando los distintos ministerios y organismos implicados en el gasto militar.

El enorme gasto militar de Interior

Fijémonos en primer lugar en el caso de Interior, cuyo sobregasto es de nada menos que 1.126´11 millones de euros, de los que 413´25 millones han ido a parar a la equiparación de sueldos y 235,99 a los correspondientes aumentos en las mutualidades administrativas de guardia civiles y policías.

Habida cuenta de la disparidad salarial entre unos y otros y de todos ellos respecto del referente que ha dado lugar al incremento, con una leve menor retribuciones de la guardia civil, hemos optado por dividir la cifra en dos, es decir, atribuir al aumento salarial más la mutualidad de los guardia civiles la cantidad de 355,98 millones de euros que incrementarían los gastos de personal de la guardia civil y por consiguiente el gasto militar estricto.

La distribución de los restantes 486,77 millones de euros resulta más compleja, pues una parte de ella se debe a los procesos electorales. Concretamente el Estado emitió un crédito extraordinario para celebración de elecciones generales en abril de 2019 y para las elecciones locales de mayo del mismo año.

El gobierno aprobó un crédito extraordinario con cargo al fondo de contingencia de 134,83 millones de euros para las elecciones a cortes generales, que hay que descontar del sobrecoste de gasto militar. Nos queda por desentrañar dónde han ido a parar los restantes 351,94 millones de euros de interior.

Tenemos una partida con cargo a fondo de contingencia nítidamente militar: los 30 millones autorizados en junio de 2019 para financiar el control de frontera que ejerce marruecos y que, para remate, aparece publicado en el BOE.

Otra parte ha ido a financiar la renovación tecnológica para los nuevos DNI 3.0, una vez descubrieron que la anterior emisión de DNI con chip electrónico fallaba más que una escopeta de feria, cantidad que tampoco computará como gasto militar en principio.

En noviembre de 2019 se consignaron igualmente con cargo a fondo de contingencia otros 0´86 millones de euros destinados a ayudas a catástrofes, cantidad que tampoco asignamos, con mucha reticencia por cierto, al gasto militar.

Del resto de partidas no he sido capaz de identificar a qué se han destinado y, por tanto, de verificar si debemos consignarlas directamente como gasto militar o no.

De este modo, la contribución estricta del Ministerio del Interior al gasto militar supondría

  1. Partida inicial estimada: 3.028,04 millones de euros
  2. Subregasto guardia civil: 355,98 millones de euros
  3. Subtotal: 3.384,02 millones de euros

Lo cual nos permite elevar el gasto militar ejecutado, sumado el de Defensa y sus organismos autónomos, más el del Ministerio del Interior de carácter indiscutiblemente militar a la cifra de:

  1. Defensa y OOAA: 11.467,99
  2. Gasto militar Interior: 3.384,02
  3. Subtotal: 14.852,01

Podemos hacernos una cuenta más, y más abrumadora, si sumamos todo lo que ha gastado en conjunto interior y defensa con sus organismos autónomos.

Esta cifra se justifica, lo hemos dicho antes, porque Defensa e interior incorporan las instituciones de seguridad y defensa, bajo la óptica securitizaddora y el paradigma militarista, del Estado y, en definitiva, los mecanismos más poderosos del ejercicio de la militarización social.

De este modo, la cifra de gasto militar más control social/securitización el Estado sería:

  1. Ministerio de Defensa + OOAA militares: 11.477,99
  2. Ministerio del Interior: 8.810,65
  3. OOAA interior: 946,01
  4. Subtotal 21.234,65 millones de euros.

De este modo, la composición del gasto militar y de control social/securitización del Estado tiene la siguiente composición:


Desde luego, la cifra es escalofriante.

El gasto en clases pasivas y pensiones de guerra:

Uno de los capítulos más voluminosos del gasto militar no reconocido por nuestras autoridades se encuentra en el pago de las clases pasivas militares y las pensiones de guerra.

La partida inicial de clases pasivas, donde se agrupan las militares y las del personal civil del Estado, fueron presupuestadas en 2019 en 14.791,23 millones de euros y tuvieron una ampliación de 969,5 millones más durante el ejercicio, así como una baja por anulación por importe de 32 millones, con un crédito definitivo de 15.719,73 millones de euros.

Una parte de este incremento se explica por la revalorización de pensiones y clases pasivas que se aprobó con efectos a partir de 1 de enero de 2019 por el Gobierno.

La liquidación no especifica qué cantidad de este aumento se debe a clases pasivas militares y a clases pasivas civiles, por lo que nos vemos obligados a establecer una estimación, para la que tenemos en cuenta el porcentaje en que la pensiones militares participan del total de clases pasivas, lo que nos arroja un sobregasto por clases pasivas militares de 224,18 millones de euros y una cifra estimada de gasto militar por clases pasivas militares, antes de aplicar las pensiones de guerra y las otras pensiones especiales militares, de 3.659,69 millones de euros.

A ello hay que sumar la cantidad de 126,81 millones de euros liquidados por pensiones de guerra y los 42,27 por otras pensiones, de las que 6,6 millones se corresponden con financiación de pensiones militares.

De este modo, la contribución de las clases pasivas que abona el ministerio de Hacienda participó en 2019 al gasto militar español en las siguientes dimensiones.

  1. Clases pasivas militares 3.659,69 mill. de euros
  2. Pensiones de guerra 126,81 mill. de euros.
  3. Otras pensiones de vinculación militar 6,60 mill. de euros.
  4. Subtotal por clases pasivas militares 3.793,10 mill. de euros.

Este enorme dineral alcanza a pagar pensiones para 2.425.612 militares, familiares de militares con derecho a clases pasivas y otros beneficiarios de clases pasivas militares, entre ellos beneficiarios de pensiones de guerra, extintas fuerzas militares, como la de regulares, fueras mahazén del ejército español, fuerzas nómadas y otros residuos de nuestro pasado colonial, un contingente de voto a suma a los otros más de 600.000 beneficiarios del ejército (Militares en activo, reservistas, beneficrios de prestaciones sociales del ISFAS, etc.) cautivo a favor del militarismo que explica en parte el peso sociológico que para un político de «hizquierdasss» tiene el no hacer nada de nada para cambiar las cosas en materia de defensa.

De nuevo, incorporamos estos datos a los que ya teníamos de Defensa e interior, para arrojarnos una nueva cifra de gasto militar liquidado:

Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros

  1. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  2. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  3. Subtotal: 18.645,11 mill. de euros

El Ministerio de industria, comercio y turismo.

Otro de los grandes partícipes en el gasto militar español es el Ministerio de Industria, que en el año 2019 presupuestó al menos 630,38 millones de euros enfocados a gasto militar, principalmente a los programa de i+d militares, que consignaban 467,61 millones de euros, más la financiación de la fabricación y operatividad los satélites paz e ingenio, por importe de 150 millones de euros , así como otras partidas menos significativas, como la transferencia al INTA de 0´73 millones de euros, la aportación a la fundación El cano, por importe de 0,04 millones de euros, y las subvenciones del CDTI a la industria militar, estimada en 12 millones de euros.

Los aumentos producidos, a tenor de la información disponible, no parece que se refieran a programas imputables a gasto militar.

Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros

  1. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  2. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  3. Ministerio de Industria 630,38 mill. de euros
  4. Subtotal 19.275,41 mill. de euros

El Ministerio de Asuntos Exteriores.

También el Ministerio de Asuntos exteriores contribuye en una parte nada despreciable a la construcción del gasto militar y, con él, a la política de Adscripción y supeditación de nuestra política de seguridad a la de la OTAN y al protagonismo que el ejército español tiene en la operaciones de injerencia militar en el exterior.

En 2019 detectamos una participación de este ministerio en el gasto militar de 188,65 millones de euros.

La liquidación de gasto no ofrece variaciones significativas respecto a los capítulos que conforman este gasto, fuera del aumento en 69,96 millones de euros (hasta llegar a los 211,34 millones) que se aplican desde el fondo de contingencia para operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, que son financiadas desde el Ministerio de Asuntos exteriores.

De este modo, a los 188,65 millones de euros consignados en este capítulo, hemos de sumar os 68,96 millones, lo que sitúa la contribución del Ministerio de asuntos exteriores en el gasto militar en 257,61 millones de euros.

Nuevamente incorporamos esta magnitud al gasto militar que ha liquidado nuestro gobierno en 2018 y aparece que la composición de este, hasta el momento, sería como sigue:

  1. Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros
  2. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  3. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  4. Ministerio de Industria 630,38 mill. de euros
  5. Ministerio de Exteriores 257,61 mill. de euros
  6. Subtotal 19.533,02 mill. de euros

El Ministerio de ciencia innovación y Universidades

El citado ministerio es uno de los que han supuesto decrecimiento de su presupuesto, pasando de los 5.065,61 millones de euros a los 5.059,44 millones.

Esta disminución de 6,1 millones de euros no ha afectado a la parte de contribución de este ministerio al gasto militar de 7,63 millones de euros por la financiación del buque Hespérides del Ministerio de Defensa, que en 2019 fue de 7,63 millones de euros en cumplimiento del Convenio entre los ministerios de defensa y de Ciencia y Universidades de 27 de marzo de 2015, modificado por el de 11/12/2019.

A este gasto hay que añadir el de mantenimiento de la base que mantienen en la antártica el ministerio de defensa, Base Gabriel de Castilla, que se viene financiando también desde el Ministerio de Ciencia e innovación conforme a un protocolo de actuación firmado entre ambos ministerios, de 4 de abril de 2011, al que se han añadido dos adendas de 21 de diciembre de 2012 y de 31 de diciembre de 2014, garantizando la financiación por parte del Ministerio de Ciencia y, en la actualidad, un nuevo protocolo de colaboración entra ambos ministerios de 17 de mayo de 2019 para asegurar la financiación de 2019 a 2021 ( BOE núm. 153, de 27 de junio de 2019, páginas 68848 a 68855) en el que se establecen los diversos conceptos de las transferencias que el Ministerio de Ciencia debe realizar a favor del de Defensa en pago de dicho mantenimiento y de cuyo importe la IGAE no nos da noticia.

Conocemos por información periodística una aproximación al coste de mantenimiento anual de dicha base, 0´3 millones de euros que hemos de sumar a los 7,63 que ya teníamos como estimación presupuestaria al analizar el presupuesto prorrogado para 2019.

A ello debe sumarse un nuevo protocolo, el «Protocolo general de actuación entre ambos Ministerios para el apoyo y promoción de la tecnología y de la innovación en los ámbitos de defensa y seguridad» firmado entre Defensa y Ciencia el 23 de abril de 2019 para facilitar el acceso de la industria militar a los programas de I+D de la UE por mediación del Ministerio de Ciencia y abrir la puerta a la industria militar a las ayudas y líneas de actuación del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI) en cuya virtud debería analizarse también la línea de ayudas de estos organismos a defensa. El Protocolo considera materia reservada esta información, de modo que, para conocer los entresijos de la transferencia económica que por esta vía constituye otra parcela de colaboración del ministerio de Ciencia con el gasto militar, hay que acudir a otras fuentes que, hoy por hoy, y a falta de ayuda al respecto, me resultan un trabajo demasiado laborioso e inabordable.

De este modo, la cuenta del gasto militar se incrementa de nuevo:

  1. Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros
  2. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  3. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  4. Ministerio de Industria 630,38 mill. de euros
  5. Ministerio de Exteriores 257,61 mill. de euros
  6. Ministerio de Ciencia 7,66 mill. de euros
  7. Subtotal 19.540,68 mill. de euros

Vamos engrosando la cifra de gasto militar y aún nos queda más de la mitad de los ministerios por analizar.

El Ministerio de Transición ecológica.

Habíamos consignado 24,55 millones de euros como partida de gasto militar con la que dicho ministerio participaba en el gasto militar, lo que se corresponde con la participación de Defensa en AEMET.

Como se sabe, por RD 186/2008 e 8 de Febrero se asignó a AEMET un 19% de su estructura y un 11% de su personal como prioridades de defensa y asignaciones con las que dicho organismo ha de contribuir a las necesidades metrológicas del Ministerio de Defensa.

La contribución militar de AEMET a Defensa viene detallada en los convenios de colaboración entre Defensa y AEMET. El vigente en la actualidad se aprobó en resolución de la Subsecretaría de la Presidencia de 2 de enero de 2020, pero en cuanto a la consignación económica refleja la misma que ha servido durante 2019, que no ha variado.

Este convenio nos ofrece la clave económica que la liquidación de gasto de IGAE no ofrece, al asignar como gasto de AEMET para las necesidades metrológicas de defensa en 2019 (y 2020 la misma) 18,52 millones de euros.

Amén de esto, el Ministerio de Transición Ecológica cuenta con otros medios propios de actuación que son cedidos y operados por Defensa.

El 2 de agosto de 2013 se firmó el Convenio entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la operación y mantenimiento por el Ejército del Aire de la flota de medios aéreos estatales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Conforme a este convenio Agricultura pagaba a Defensa tanto por la participación de la UME en catástrofes, como por operar los medios de Agricultura para incendios.

Mas adelante, la remodelación ministerial ha hecho que parte de las competencias del antiguo ministerio de Agricultura pasaran a Transición ecológica. Entre otros, se ha hecho con los medios aéreos para incendios del antiguo ministerio de Agricultura y de la mayor parte de la competencia en esta materia.

A raíz de la Ley del régimen jurídico del Sector público (Ley 40/2015 de 1 de octubre) se produjo un reciente informe de la abogacía del Estado manifestando que los antiguos convenios deberían ser sustituidos por Acuerdos Interministeriales, de modo que se ha tenido que modificar el convenio antiguo, para lo que se ha aprovechado el cambio de competencias por Acuerdo interministerial entre defensa y Transición ecológica de 15 de septiembre de 2020 (BOE 247 de 16 de septiembre, páginas 77049 a 77953) que regula el mantenimiento de la flota de aeronaves de Transición ecológica por parte de Defensa y los pagos que hace Transición ecológica por ello.

Según éste, los costes que asume el ministerio de Transición ecológica a partir de 2020 (y que básicamente son los que asumía agricultura) con cargo a sus presupuestos y por transferencias que efectúa a Defensa ( y que responde a conceptos similares a los que pagó durante 2019 Agricultura por los medios de la UME) son:

1) Personal: a) Dietas y gastos de transporte: Se compone de gastos en dietas (alimentación y alojamiento) más los gastos de locomoción. b) Gratificaciones por servicios extraordinarios, que se aprobarán anualmente por la Comisión Mixta de Alto Nivel arbitrada entre ambos ministerios.

2) Mantenimiento: a) La adquisición de repuestos y servicios de mantenimiento que incluirá los expedientes anuales de adquisición de repuestos y material, así como los expedientes de servicios y mantenimiento externalizados. En este caso expedientes cuyo objeto se restringe únicamente a la flota de medios aéreos del MITECORD, y otros compartidos con medios aéreos del MINISDEF. Su imputación se realiza en función del porcentaje del expediente destinado al UD-13/14, según justificación documental del MINISDEF. b) Mantenimiento de centros logísticos: Se incorporarán en este apartado únicamente la parte proporcional de los costes salariales del personal de mantenimiento de maestranzas y centros logísticos del Ejército del Aire, correspondiente a las horas de trabajo efectivamente dedicadas a la flota de medios aéreos del MITERD.

3) Combustible: Es el coste resultante de la agregación del consumo mensual de litros de combustible JP-8 en las bases, y aeropuertos nacionales, por parte del UD-13/14, valorado al precio medio ponderado mensual del suministro al Ejército del Aire.

Conforme al anexo de dicho Acuerdo Interministerial, los pagos a Defensa para 2020 serán los que desgloso:


Dado que no hay otras referencias y, en general, parecen costes que toman como referencia la ejecución del año anterior, los vamos a dar por válidos para el ejercicio 2019 también.

De este modo, los pagos de 2019 a Defensa, que no están desglosados en la liquidación presupuestaria del IGAE, los estimamos en 19,99 millones de euros.

  1. Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros
  2. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  3. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  4. Ministerio de Industria 630,38 mill. de euros
  5. Ministerio de Exteriores 257,61 mill. de euros
  6. Ministerio de Ciencia 7,66 mill. de euros
  7. Ministerio de Transición Ecol. 38,48 mill. de euros
  8. Subtotal 19.579,24 mill. de euros

El Ministerio de Agricultura, pesca y alimentación.

Se consignan en este apartado distintos pagos efectuados por dicho ministerio en contribución al gasto militar español.

Concretamente la financiación de diversos barcos de su propiedad que participan en la operación militar Atalanta en apoyo a los barcos militares españoles.

En concreto la cesión de barcos de la Secretaría de Pesca Marítima (luego integrada en el ministerio de Agricultura) se efectuó por acuerdo entre la Armada y dicha secretaría sobre mantenimiento y explotación de los barcos de la citada secretaría, de 8 de enero de 1997. Los barcos fueron integrados en la flota de la Armada y han venido prestando apoyo a ésta desde entonces. UN segundo acuerdo, de 20 de enero de 2001, entrega un nuevo barco del ministerio de Agricultura y Pesca a la Armada, y otro de 22 de junio de 2004 entrega el último (por ahora) de los barcos de Agricultura a la Armada.

Las obligaciones a las que antes hemos aludido de actualizar los antiguos convenios de colaboración para adecuarlos a las exigencias legales ha hecho que por resolución de 14 de febrero de 2019 se publicara el nuevo convenio de colaboración entre Defensa y el Ministerio de Agricultura sobre inspección y vigilancia marítima, el cual viene a consolidar esta cesión de barcos a Defensa y a legalizar las transferencias de mantenimiento y demás contempladas en el convenio a favor de defensa.

Estos barcos, principalmente, prestan un apoyo logístico a la Armada en las operaciones militares que realiza, particularmente en el índico.

En su día efectuamos una estimación de 0,4 millones de euros en concepto de pagos desde Agricultura por estos barcos.

Es una financiación muy a la baja. El propio Acuerdo vigente establece que la misma no superará los 7 millones de euros, cantidad que hemos de fijar como idónea, porque la financiación, de acuerdo con el citado convenio incluye los siguientes capítulos presupuestarios:


Aparte de este convenio que se destina exclusivamente a la cesión de barcos de Vigilancia Pesquera, existe otro acuerdo de colaboración entre Defensa y la Secretaría de Pesca de 31 de octubre de 2018 que regula las labore de vigilancia pesquera, y que incorpora otros 19,18 millones de euros.

A su vez. el 2 de agosto de 2013 se firmó un «Convenio entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre el empleo de los medios aéreos del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire» que ha sido la base legal para justificar los pagos de este ministerio al de Defensa por el uso de medios aéreos contraincendios y más delante de la participación de la UME en la lucha contra catástrofes naturales con cargo al ministerio de Agricultura; colaboración que se reguló de forma específica en la disposición adicional segunda del Real Decreto 1097/2011, por el que se aprueba el protocolo de actuación de la Unidad Militar de Emergencias, establece que los Ministerios de Defensa (MINISDEF) y de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Más tarde se formalizó un convenio de colaboración para establecer las condiciones de atención por el MINISDEF a las necesidades de operatividad, mantenimiento y disponibilidad de los medios aéreos de lucha contra incendios de los que es titular actualmente el MITERD.

Por último, el 6 de agosto de 2020 ( BOE 212, de 6 de agosto, páginas 65439 a 65447) dada la dispersión normativa que obligaba a pagar al ministerio de Agricultura a Defensa, se ha firmado un Acuerdo Interministerial entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio para la Transición Ecológica que viene a desplazar los pagos por el uso del Grupo 43 de las Fuerzas Armadas, dependiente de la UME, a partir de 2020 desde el anterior ministerio de Agricultura. En concreto, el convenio estipula que el pago de dietas de traslado y alojamiento de los operativos del Ministerio de defensa, que abonará la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación.

Los pagos que Agricultura efectuó como pago por las operaciones de la UME (R.D. 1097/2011, Disposición Final 2) no cuentan, como en otros tantos aspectos del gasto militar oculto en ministerios diversos, con la transparencia adecuada, pero los hemos venido consignando muy a la baja en las últimas estimaciones en 0,22 millones de euros.

Tampoco la liquidación de gasto de la IGAE nos permite verificar estos pagos, por lo que hemos recurrido a otras fuentes. Se trata de meras estimaciones, pero entendemos que, conforme a estas, la cifra de transferencias de agricultura en 2019 por pagos a la UME no puede esta por debajo de 0,7 millones de euros.

Lo cual nos arroja la siguiente nueva cifra del gasto militar

  1. Defensa y OOAA: 11.467,99 mill. de euros
  2. Gasto militar Interior: 3.384,02 mill. de euros
  3. Clases pasivas militares: 3.793,10 mill. de euros
  4. Ministerio de Industria 630,38 mill. de euros
  5. Ministerio de Exteriores 257,61 mill. de euros
  6. Ministerio de Ciencia 7,66 mill. de euros
  7. Ministerio de Transición Ecol. 38,48 mill. de euros
  8. Ministerio de Agricultura ´26,88 mill. de euros
  9. Subtotal 19.606,12 mill. de euros.

Comienza a ser difícil de digerir el gasto y, por encima de éste, la participación descarada, opaca y entusiasta de los ministerios «civiles» en su financiación.

Pero para que no se nos indigeste, por exceso de información, este levantamiento del velo de opacidad de los aspectos financieros de nuestro militarismo, nos tomamos un descanso hasta la cuarta entrega, donde hablaremos del gasto militar ejecutado por los restantes ministerios y organismos, para llegar a la cifra que ofrecemos como adelanto:

20.406,35 millones de euros ejecutados antes de imputar la deuda contraída y pagada, con cuya contabilización alcanzamos los 25.293,71 millones de euros; cantidad que se elevará aún más si además consignamos el resto del gasto de control social y su propia deuda, en cuyo caso hablamos de 46.388,60 millones de euros. Pero eso lo explicaremos otro día. De momento queda anticipado el escandaloso anuncio de este chorro de dinero que se desagua en detrimento de las necesidades sociales y de la solidaridad.

(Proxima entrega: Otros ministerios, 2).




Fuente: Grupotortuga.com