November 24, 2021
De parte de Lobo Suelto
332 puntos de vista


En estos 煤ltimos d铆as tres personas fueron asesinadas en manos de las fuerzas de seguridad del Estado. A El铆as lo mataron en una recuperaci贸n de tierras por mapuche, a Lucas lo mataron en un barrio popular por marr贸n y a Alejandro lo torturaron y mataron en una comisar铆a, por loco. Alejandro era paciente psiqui谩trico y lo que hubiera necesitado es ser atendido por personal de salud mental, no por la polic铆a.

Nos preocupa la trama que vincula estos asesinatos, el sustrato que hay detr谩s de los gatillos, las violencias estructurales que sostienen las armas, los castigos y los punitivismos.

Nos preocupa no poder hacer nuestra la lucha mapuche ni entramarnos para converger en ella. Nos subleva una estabilidad fundada en la permanencia de un Estado roquista basada en la apropiaci贸n privada de la tierra, en la acumulaci贸n y la persecuci贸n del marr贸n, del villerx, del empobrecidx, del indigena.

Necesitamos encontrar respuestas para estos asesinatos, pero pedir c谩rcel para quienes aprietan un gatillo, no alcanza y el castigo no es una soluci贸n.

Nos preocupa cuando escuchamos: 芦Lucas no era delincuente, no lo merec铆a禄 o 鈥淢i color no es delito鈥, entendemos que hoy las marcas de la raza y la clase se criminalizan. Pero tambi茅n necesitamos expandir esta pregunta: 驴Creemos acaso que el delito justifica un asesinato?

No queremos pedirle justicia a una justicia racista, clasista, patriarcal y punitiva. Queremos forzarnos a desarmar los pilares que sostienen que estos gestos sean habilitados. Queremos crear nuevos relatos que logren destruir los hilos del poder punitivo. Queremos otras formas de convivir que est茅n lejos del castigo, la tortura y la muerte.




Fuente: Lobosuelto.com