September 8, 2022
De parte de Oiradilos
161 puntos de vista

Otra vez, otro año, otra conmemoración, la saga histórica continua, como decía Josep Goobels: repite una trola mil veces desde una tribuna alta y resplandeciente y el personal se lo tragará como el humo que calea la matafaluga.

DIADA nacionalismo cataluña catalunya cup erc junts

Desde que el romanticismo catalán, rompió el cántaro y se instaló en el imaginario mágico de la Renaixença, se creó el nacionalismo. Esta ideología surgida de las entrañas del capitalismo, para poder repescar los ideales nobles y sublimes del antiguo régimen. Los burgueses necesitaban sus mitos divinos, y sus celebraciones inmortales, rescatados del ruralismo catalán del siglo XIX.

La Renaixença fue la herramienta que utilizo el nacionalismo catalán para reglamentar la sociedad catalana. La lengua, los países catalanes, el bien y el mal, el malo y el bueno, los conquistadores, los charnegos, los colonos, los flotiferos, el proces, la procesa, somos únicos, el Barça, los lingotes, Montserrat, Catalunya será cristiana o no será…todo esto ha sido el banderín de enganche del movimiento de masas del proces… Toda esta mitología se basa en la ignorancia, en el desconocimiento de la historia de Catalunya y sobre todo en la famosa frase de Goobels.

Desde mi humilde opinión considero que la identificación apostólica de “España contra Catalunya” está hartada de estupideces bíblicas y del pan y de los peces que nos lleva a la tierra prometida. Territorialmente a la Península Ibérica se la conoce por Iberia, Hispania, es decir, se trata de un nombre territorial. Si Espanna es un nombre territorial ¿Que es Catalunya? ¿Esta Catalunya en la Península Ibérica o bien al sur de Dinamarca? Si Hispania, es decir, a lo basto Espanna, aparece en el siglo III antes de cristo y Catalunya en el siglo X después de cristo- lo de España contra Catalunya, a que suena. Al nacionalismo fundamentalista puro y duro o simplemente a un vulgar desconocimiento de la historia, es decir, ¿A que escuela fueron estos señores y señoras?

Otro de los mitos de la Renaixença procesista y legalizada es, la fecha de 11 de septiembre de 1714. La guerra entre los españoles y los catalanes. Que satisfacción ni la madre superiora (la Ferrusola lo hubiera hecho también), después de los pactos patrióticos que han construido en Barcelona como el Born… y filmado como la ocupación de Catalunya por parte de España.

Para ello contrataron y continúan contratando una legión de patriotas con ADN: historiadores, juristas, literatos, poetas de terciopelo, trepas, funcionarios, aprovechaos, y la gran masa de benditos, «los creyentes». Estos últimos se lo pagan todo hasta los polos de los de arriba. Las subvenciones están destinadas en el proces a los maestros, guías espirituales, lideres de barraca de feria, agitadores, pudientes, y sobre todo organizadores de lo público.

Volviendo al guion, si nos ceñimos a la documentación, a las fuentes a los archivos… tanto en la Península como en resto de Europa, nos encontramos que esta guerra tiene un nombre «guerra de sucesión al trono de las Españas».

DIADA nacionalismo cataluña catalunya cup erc junts

La guerra de sucesión, se desarrollo principalmente en la Península Ibérica, pero tuvo sus escenarios en el resto de Europa como en las Américas. Las fuentes atesoran papeles que precisan que comenzó en el año 1700 y terminó, después de más de 35 años de pactos y convenios para repartirse los reinos de los Austrias en la Península Ibérica y ultramar, y no la invasión de Catalunya por España según manifiestan constantemente los inmortales del principado.

El nacionalismo catalán, la opinión separatista, independentista… intenta borrar y taconear (sin tablao), que lo de la guerra de sucesión es un titulo español. Sin embargo, los papeles que tanto no gustan en las vitrinas nacionales dicen que el conflicto fue un producto internacional, donde cada estado europeo tomó partido por un pretendiente al trono. Por un lado, los Austrias poseedores del título y con más antigüedad y por otro lado los borbones, la casa emergente en aquella época.

Tanto la GB, como Holanda, tenían claro que no se podía producir otra vez el fenómeno que produjo Carlos V (Emperador del sacro Imperio Romano Germánico y rey de las Españas), por esa razón tomaron partido por los Austrias, sin embargo, una vez al pretendiente austracista le toco la lotería (el Trono del Sacro Imperio Romano Germánico), se les agotaron las pilas y decidieron apoyar a los Borbones, y lo pactaron en el tratado de Utrecht en 1713. La nobleza catalana se dividió, el clero también y el tercer brazo los comerciantes y los burgueses se avinieron mayoritariamente con el pretendiente austracista. Pero el pacto de Utrecht desactivo el bando austracista y el Principado se quedo solo ante el peligro. El delfín tubo la pista libre para actuar.

DIADA nacionalismo cataluña catalunya cup erc junts

La propia reina austracista abandono Barcelona y se fue a Viena. El Consell de Cent dividido, decidió continuar la odisea guerrera. Sus antiguos aliados les propusieron un posible acuerdo con Luis XIV, para pactar los nuevos fueros, pero se negaron y punto.

El resultado fue que las fuerzas vivas del Principado se partieron, los principales del primer brazo y segundo brazo se abrazaron a Felipe V, solo unos pocos continuaron fieles juntamente con la burguesía mercantilista al Consell de Cent o lo que quedaba de él.

El pueblo llano que era el 80%-85% de la población, ni pintaba ni cortaba en el asunto, seguían fielmente la postura que adoptaban sus señores, es decir, nadie en sus cabales entiende como la burguesía, y los comerciantes, se enfrentaron al mejor ejercito del mundo -el francés- solo ante el peligro, mucho peligro.

El relato-nacional independentista, nos describe la jornada del 11 de septiembre del 1714, como un día sublime, donde los independentistas catalanes, iban a morir por Dios y por Catalunya, en la defensa de la ciudad de Barcelona y de Catalunya, contra el invasor imperialista español. Los papeles nos dicen que la realidad fue muy distinta. Cuando Villarroel y algunos mas, incluidos los castellanos austracistas, que había en las murallas de Barcelona, vieron el cuadrilátero que se les venía encima, unos 15.000 franceses dispuestos a pelear a sangre y fuego.

Los independentistas, nos dicen es sus magnificas crónicas de fervor y patriotismo, que el pueblo de Barcelona, espero impaciente batirse a muerte contra el invasor ¡Que ardor guerrero! Los malos vienen a to taco, pero la virgen de Santa Eulalia está con nosotros. La estupidez nacionalista no tiene límites. Seguramente que Villarroel, Casanovas y los dirigentes del Consell de Cent, discutieron que hacían si se rendían o bien resistían hasta el final. La decisión sin embargo suscitaba, ¿Esperar a que? ¿A que destruyan la ciudad y luego nos maten? Un sector creyó que había que vender cara la piel del león, por si acaso luego nos rendíamos y los felipistas, ponen en práctica, la moda de aquellos tiempos: botín, mujeres y niños.

DIADA nacionalismo cataluña catalunya cup erc junts

¿Quizás los más fervientes creyeron que llegarían refuerzos, por mar, tierra y por el aire, el Espíritu Santo? Lo que parece sensato es que la resistencia no tenia ninguna posibilidad de triunfar. Aunque puede ser que en el fondo creyeran que los blotiflers vendidos les ayudarían delante de Felipe V, para que respetaran sus patrimonios. No sabían que Felipe V era bipolar y que la educación borbónica que había recibido le aconsejaba, que después de lo que le había pasado a su bisabuelo Luis XIII, con la Fronda, a los fueristas ni agua. También podían recordarle al delfín que el clericó Pau Claris, había hecho conde de Barcelona a su bisabuelo (Luis XIII).

De esta guerra los peor parados los de siempre, la chusma, que puso y pone los muertos en las murallas en la Ribera en el Born… y más allá. Al ilustre Rafael de Casanova, que salió a la carrera y con el muchos, Felipe V los perdonó una vez que le pidieron perdón y los recompensó con mercedes y patrimonio en la Catalunya rural, “LA BUENA”. Nunca he entendido como se puede homenajear a Casanovas, sabiendo el currículo que tiene. Casanovas lo olvidó todo y lo perdonó todo, desde su retiro moianes.

Felipe V benefició a catalanes, vascos y valencianos los mas auténticos, con grandes mercedes (burgueses y señores, los otros no cuentan). Que bien le fue a la compañía vascongada y a la burguesía catalana y a otros en Hispanoamérica según el nacionalismo español.

La conclusión nos dice que el 11 de septiembre fue una guerra dinástica y no el derecho de pernada de “España contra Catalunya”, el conflicto interpretativo continuará. El mismo nacionalismo español se presenta como su homologo el catalán, cuando escribe y recita: que Don Pelayo era español y no un visigodo como se lee en los papeles, o los reyes católicos unificaron España, cuando Isabel era reina de Castilla y Fernando rey de Aragón. O simplemente que Viriato era español o bien portugués, cuando es sabido que era un ibero de la Lusitania. O algún iluminado nacionalista que llama a las tribus iberas como españolas, catalanas… Los nacionalismos todos son iguales solo se diferencian en la lengua.

Para acabar, no hay que olvidar tampoco, que el nacionalismo español, también ha creado sus mitos estúpidos, con la españolidad del Cid, Pelayo, Viriato o Pepe Leches, o que la unidad de España es cosa de los Reyes Católicos… la deformación tectónica de la historia de la España de los españoles es tan acusada como La Renaixença.

A mi parecer el derecho romano produce en la Península Ibérica hispanos. Y el nacional catolicismo: los españoles, los catalanes, los vascos, los castellanos En fin.
josepantoniquevedogarcía

Autor: fargov

Interesado en temas sociales y más concretamente en la solidaridad, el apoyo mutuo, los derechos humanos y todo aquello que represente una mejora para la sociedad.




Fuente: Oiradilos.wordpress.com