July 9, 2021
De parte de Amor Y Rabia
351 puntos de vista


Published on: viernes, 9 de julio de 2021 //

por Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC

Durante más de un año, las libertades personales se han restringido para mantener a raya a Covid.

Es probable que eso cambie, ya que los ministros proponen levantar muchas de las restricciones aún en pie en el Reino Unido el 19 de julio. Los detalles, presentados el lunes, han provocado un intenso debate.

El profesor Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, cuyo modelo dio lugar al primer bloqueo, ha dicho que es un riesgo, pero que vale la pena correrlo.

Lo que es indiscutible es que la naturaleza de la pandemia en el Reino Unido ha cambiado, y con ella también deberían cambiar muchas de nuestras suposiciones.

EL CORONAVIRUS YA NO ES EL VIRUS MORTAL QUE ERA

El despliegue del programa de vacunación lo ha alterado todo, reduciendo tanto el riesgo individual como el riesgo más amplio para el sistema de salud

En enero, se podía esperar que aproximadamente una de cada 10 infecciones se tradujera 10 días después en un ingreso hospitalario. Ahora esa cifra parece estar entre uno de cada 40 y uno de cada 50.

Nuevas infecciones de Coronavirus el pasado otoño (IZDA) y ahora (DCHA) en UK

Es más, los que acaban hospitalizados parecen estar menos enfermos y necesitan un tratamiento menos intensivo.

Nuevas hospitalizaciones por Coronavirus el pasado otoño (IZDA) y ahora (DCHA) en UK

Como resultado, el riesgo de morir por el Coronavirus se ha reducido aún más. En enero, aproximadamente uno de cada 60 casos resultó en la muerte de alguien. Hoy es menos de uno de cada 1.000 casos.

LA TERCERA OLA SEGUIRA SIENDO GRANDE

Pero esto no significa que Inglaterra -o el resto del Reino Unido en este caso- no se dirija a una tercera ola significativa.

Como muestran los gráficos anteriores, las tasas de infección están aumentando. Si aumentan lo suficiente, eso tendría el potencial de causar un número significativo de hospitalizaciones, posiblemente 1.000 al día antes de que termine el verano.

Muchos se preguntarán cómo puede suceder esto dada la eficacia de las vacunas.

Individualmente, aquellos que han recibido dos dosis tienen un riesgo muy pequeño de enfermar gravemente, pero con tasas de infección altas, significa que muchas personas corren ese pequeño riesgo al mismo tiempo. Sume a eso a aquellas personas que no están vacunadas o para quienes las vacunas no funcionan tan bien y puede obtener muchas hospitalizaciones.

Pero hay enfermedades graves todo el tiempo. En pleno invierno puede haber hasta 1.000 hospitalizaciones diarias por infecciones respiratorias.

Muertes por la gripe en los últimos 5 años en UK

Solo la gripe mató a más de 20.000 personas en Inglaterra en el invierno de 2017-18. Por aquel entonces no se habló de la necesidad de introducir restricciones o recortar las libertades.

“Ese es el contexto en el que necesitamos comenzar a ver a Covid”, dice el profesor Robert Dingwall, sociólogo de la Universidad de Nottingham Trent.

LAS DIFICILES COMPENSACIONES

Pero, ¿por qué habría que correr el riesgo? ¿Por qué no esperar hasta que se complete el lanzamiento de la vacunación para adultos en septiembre, como han sugerido los científicos de Independent Sage (comité asesor del gobierno británico sobre el Coronavirus)?

Siempre habrá una “ola de salida” cuando se levantaran las restricciones. Y los científicos del gobierno tienen la esperanza de que el muro de inmunidad construido por la infección natural y el lanzamiento de la vacuna hasta ahora se active pronto y aplane la ola.

Lo cierto es que las intervenciones no están libres de provocar daños, por lo que al final todo se reduce difíciles juicios de valor sobre las ventajas e inconvenientes.

Como el virus presenta un riesgo menor, eso a su vez cambia el equilibrio sobre lo que se puede considerar proporcionado.

Ahora hay muchos más niños en edad escolar encerrados en casa debido a que quizás han estados expuestos al virus en la escuela

Quizás el ejemplo más claro de esto es lo que está sucediendo con las escuelas donde, actualmente, hay más de 500.000 niños autoaislados sus casas en Inglaterra porque se consideró que habían tenido un contacto cercano con una persona infectada en la escuela.

Eso quiere decir que 20 niños dejan de ir a la escuela por cada caso positivo.

Este enfoque se empezó a aplicar en septiembre, antes de que las vacunas hubieran completado sus ensayos clínicos. La idea era contener la propagación del virus para proteger a los adultos vulnerables: después de todo, los niños tienen un riesgo increíblemente bajo de sufrir consecuencias graves si se infectan de Coronavirus.

Ahora que todos los mayores de 50 años han tenido la oportunidad de una segunda dosis (ese es el grupo de edad donde se ha producido el 99% de las muertes por el Coronavirus) los beneficios de imponer cuarentena a niños se reducen enormemente, mientras que los costos en términos de interrupción de la educación son evidentes.

Los ministros dicen que cambiarán este enfoque en su momento en septiembre, pero ¿no debería haberse evitado debido a la cantidad de interrupciones escolares que se han producido ya?

“El Coronavirus no se irá nunca”

Hay otros argumentos de por qué deberían de dejarse aplicarse las restricciones ya.

“El Coronavirus nunca desaparecerá”, dice el profesor Paul Hunter, de la Universidad de East Anglia. “Es inevitable que lo contagiemos repetidamente de él durante el resto de nuestras vidas, tanto si nos hemos vacunado como si no”.

“El problema no es si es seguro levantar todas las restricciones, sino cuándo sería más seguro hacerlo”.

Esperar más podría empeorar la situación, cree, extendiendo la ola de salidas hasta el otoño cuando hay que volver a la escuela y empieza la temporada de la gripe.

Esta es una opinión de la que se hizo eco el director médico para toda Inglaterra, el profesor Chris Whitty, que dijo que respaldaba la decisión del gobierno cuando este dio a conocer sus planes el lunes.

LOS OJOS DEL MUNDO NOS MIRAN

Pero la idea de dejar que un virus se propague cuando hemos pasado tanto tiempo tratando de impedirlos requiere un cambio de mentalidad.

La doctora Muge Cevik, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de St Andrews, dice que esto llevará tiempo.

“Tenemos que aceptar que el Coronavirus está aquí. No podremos detener por completo su propagación. Ahora estamos en la etapa de gestión del virus”.

A ella le gustaría que se pusiera ahora el énfasis en la recuperación, en hacer frente a la falta de atención hospitalaria para tratamientos que no están relacionados con el Coronavirus, lidiar con las consecuencias económicas y la pérdida de empleos, así como con el costo en salud emocional y mental que ha tenido la pandemia.

Pero nada de esto está exento de riesgos. ¿Qué pasa si las tasas de infección siguen aumentando y ese muro de inmunidad se activa de manera lenta?

También se han planteado preocupaciones comprensibles sobre aquellos que son parte de grupos de riesgo porque tienen enfermedades como el cáncer de sangre, lo que significa que las vacunas no funcionan tan bien, o quienes tienen una mayor probabilidad de exposición al Coronavirus debido a sus trabajos, como los trabajadores de talleres o fábricas.

También hay que lidiar con el Coronavirus largo, aunque estamos aún lejos de haber entendido bien los riesgos de esto.

Somos, quizás, el primer país que se encuentra en esta situación, en la que estamos intentando volver a la normalidad mientras hacemos frente a una tasa de infección que crece rápidamente y a una variante más infecciosa, Delta.

Otros pronto tendrán que hacer frente a a dilemas similares. Es por eso que el mundo estará observando lo que sucede en nuestras costas.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com