March 15, 2021
De parte de La Haine
881 puntos de vista

El Parlamento del Mercosur aprob贸, casi por unanimidad, el 11 de noviembre de 2019 una declaraci贸n de rechazo al golpe de estado en Bolivia. En aquella oportunidad, el Parlamento fue uno de los primeros organismos en pronunciarse, en contra del golpe c铆vico-militar as铆 como de la violencia pol铆tica extrema que se estaba instrumentando y llamaba a la comunidad internacional a proteger la vida del presidente Evo Morales y de sus funcionarios. Al mismo tiempo, exig铆a la aplicaci贸n del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democr谩tico en el Mercosur, Bolivia y Chile.

驴Cu谩les fueron los motivos para determinar que hubo un Golpe de Estado?

1- La puesta en duda del resultado de las elecciones por parte de la OEA, sin ning煤n tipo de fundamento, gener贸 graves hechos de violencia que pusieron en peligro miles de vidas al convocar abiertamente a la insubordinaci贸n para deponer por la fuerza al presidente Morales. Esto se vio claramente en los d铆as posteriores a la elecci贸n, del 20 de octubre de 2019.

2- La evidente participaci贸n de las fuerzas policiales y de las Fuerzas Armadas en esos hechos, desconociendo sus funciones y su apego a la Constituci贸n del Estado Plurinacional de Bolivia e interviniendo, desembozadamente, en la vida pol铆tica del pa铆s.

Esto se vio reflejado en los d铆as previos a la consumaci贸n del golpe con los levantamientos en diferentes regiones del pa铆s, apoyados por los l铆deres de la oposici贸n y permitidos por las fuerzas policiales. Al apoyar el golpe de Estado, el Alto Mando de las FFAA viol贸 el art铆culo 244 de la Constituci贸n Pol铆tica del Estado (CPE): 鈥淎segurar el imperio de la Constituci贸n, garantizar la estabilidad del gobierno legalmente constituido”. De la misma manera, al amotinarse, brindar protecci贸n a grupos paramilitares y ejecutar la persecuci贸n pol铆tica del Gobierno de facto, la c煤pula de la Polic铆a viol贸 el art铆culo 251 de la CPE que establece: “Como instituci贸n, no delibera ni participa en acci贸n pol铆tica partidaria”.

3- El exilio de Evo Morales y de 脕lvaro Garc铆a Linera y varios de sus ministros as铆 como la solicitud de asilo en varias embajadas de pa铆ses latinoamericanos de las principales figuras del gobierno leg铆timo muestran a las claras la existencia de un golpe de Estado, tal cual hemos padecido en nuestro continente a lo largo de la historia. La salida del presidente Evo Morales fue posible gracias a la intervenci贸n de mandatarios y dirigentes de otros pa铆ses para garantizar su vida. Nos hizo recordar a numerosos exilios que vivieron compa帽eros y compa帽eras en nuestra lucha por la democracia.

4- La sucesi贸n presidencial no se produjo seg煤n lo establecido por la Constituci贸n Pol铆tica del Estado (CPE). La autoproclamaci贸n de Jeanine A帽ez se realiz贸 en medio de una evidente falta de quorum de la Asamblea Legislativa, incumpliendo todos los reglamentos parlamentarios y violando el Art 169 de la CPE. Al mismo tiempo, fue investida por representantes de las FFAA y escoltada incluso dentro del Palacio Legislativo por fuerzas militares y policiales.

5-La violenta persecuci贸n pol铆tica a los miembros y dirigentes del gobierno de Evo Morales incluy贸 secuestros, toma y quema de viviendas, escarnio en la v铆a p煤blica sin ning煤n tipo de intervenci贸n policial para impedir dichos actos es otra clara manifestaci贸n del estado de excepci贸n que vivi贸 Bolivia en esos primeros d铆as para consolidar el golpe de estado.

6-Las masacres de Senkata y Sacaba reflejaron claramente la voluntad de imponer por la fuerza al gobierno ileg铆timo de A帽ez. En dichas masacres, se produjeron sistem谩ticas violaciones a los derechos humanos, la utilizaci贸n desmedida de la fuerza policial y militar para reprimir a la poblaci贸n civil que se estaba manifestando pac铆ficamente. Estos hechos fueron denunciados y constatados por los principales organismos de Derechos Humanos como la Comisi贸n Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH) y la Defensor铆a del Pueblo, entre otros. En muchos casos, no se garantiz贸 la atenci贸n hospitalaria y muchos manifestantes fueron detenidos sin justificaci贸n.

Ahora Jeanine A帽ez, sus ministros y los militares golpistas tendr谩n que dar cuenta ante la justicia y el pueblo boliviano. Tambi茅n en Bolivia Nunca M谩s.

Oscar Laborde es presidente del Observatorio de la Democracia del Parlasur




Fuente: Lahaine.org