December 8, 2021
De parte de Amor Y Rabia
116 puntos de vista


por Nick Corbishley

Es todo demasiado turbio como para que cualquiera, incluidos los diputados al Parlamento Europeo, puedan llegar a algo parecido a una decisi贸n informada. 

Es hora de que la UE empiece a pensar en la vacunaci贸n obligatoria. Ese fue el mensaje emitido el mi茅rcoles pasado (1 de diciembre) por la presidenta de la Comisi贸n Europea, Ursula von der Leyen, mientras Europa se convert铆a una vez m谩s en la zona cero de la pandemia Covid-19. Austria ya ha presentado planes para imponer la vacunaci贸n obligatoria a todos los residentes en el pa铆s mayores de 12 a帽os, convirti茅ndose en la primera naci贸n europea en dar ese paso. Seg煤n el proyecto de ley propuesto, cualquier persona que se niegue a ser vacunado contra el Covid-19 despu茅s del 1 de febrero de 2022 se enfrentar谩 a una multa de hasta 600 euros cada tres meses.

El gobierno alem谩n tambi茅n est谩 considerando dar un paso similar despu茅s de que recientemente impusiera restricciones m谩s estrictas a las personas no vacunadas en el pa铆s. En Grecia, que ya tiene algunas de las tasas de pobreza m谩s altas de Europa, las autoridades han dicho que comenzar谩n a multar a las personas no vacunadas mayores de 60 a帽os con 100 鈧 por cada mes que permanezcan sin jab despu茅s del 15 de enero. Casi dos tercios de los 11 millones de habitantes est谩n completamente vacunados, pero m谩s de 520.000 personas mayores de 60 a帽os a煤n se han vacunado.

鈥渓os griegos mayores de 60… deben organizar su cita para una primera vacuna antes del 16 de enero鈥, el primer ministro dijo en un comunicado al gabinete. “Su vacunaci贸n ser谩 obligatoria a partir de ahora”.

UNA ENORME LATA DE GUSANOS

La propuesta de Van der Leyen de discutir la puesta en marcha de la vacunaci贸n obligatoria en toda la UE abre una enorme lata de gusanos. 驴C贸mo van obligar los gobiernos de los 27 estados miembros de la UE, en la mayor铆a de los casos, a una gran minor铆a -y en casos como Ruman铆a y Bulgaria a una considerable mayor铆a- de la poblaci贸n a vacunarse contra su voluntad con unas vacunas que ya han demostrado ser incre铆blemente ineficaces contra la variante Delta? Tal como est谩n las cosas actualmente, las vacunas podr铆an ser incluso menos efectivas contra una variante como Omicron, que tiene una gran cantidad de mutaciones.

El abrumador n煤mero de pruebas sugiere que las vacunas actuales reducen el riesgo de hospitalizaci贸n y muerte como resultado de Covid-19. Pero, 驴es eso suficiente en s铆 mismo para justificar obligar a pr谩cticamente todo un continente a vacunarse? 驴Qu茅 tipo de exenciones por motivos m茅dicos, 茅ticos o religiosos se permitir谩n? 驴Qu茅 tipo de castigos o privaciones se impondr谩n a quienes contin煤en neg谩ndose a vacunarse?

Una vez que se establezca el precedente de la vacunaci贸n obligatoria universal en la UE, 驴se extender谩 a otras vacunas ya existentes como la vacuna contra la gripe o nuevas vacunas que entren en funcionamiento en los pr贸ximos a帽os? Eso representar铆a un gran beneficio inesperado para las empresas farmac茅uticas que desarrollan terapias gen茅ticas innovadoras.

Las vacunas Covid-19 ya han generado beneficios extraordinarios para sus fabricantes. Como Oxfam inform贸 recientemente, las compa帽铆as responsables de dos de las vacunas contra el Covid-19 m谩s exitosas, Pfizer/BioNTech y Moderna, “est谩n obteniendo ganancias combinadas de 65.000 d贸lares por minuto”. Incluso cuando la falta de eficacia de las vacunas contra la variante Delta se ha convertido en el centro de atenci贸n, los fabricantes a煤n han logrado aumentar dr谩sticamente sus precios, como informa EUObserver:

Seg煤n sus 煤ltimos acuerdos con la UE, Pfizer y Moderna ahora pueden cobrar respectivamente 19,50 鈧 y 25,50 $ [22 鈧琞 por cada dosis. Los europeos pagaban entre 15,50 鈧 y 22,50 $ en los primeros pedidos. Y sin embargo, un estudio del Imperial College de Londres muestra que las vacunas de ARNm se pueden producir por tan solo $ 1,18 (a lo que hay que a帽adir que la investigaci贸n para crear las vacunas contra el Coronavirus ha sido financiada por los estados, convirti茅ndolas en un negocio redondo para la Farmafia, AyR).

Sin duda, la expansi贸n inesperada (Mission Creep) de los objetivos de la campa帽a de vacunaci贸n ha infectado el sistema de pasaportes de vacunaci贸n de la UE. En su propio reglamento 2021/953, la UE declar贸 que [l]a emisi贸n de certificados [Covid]… no debe dar lugar a discriminaci贸n en base a posesi贸n de una categor铆a espec铆fica de certificado鈥. Este principio b谩sico fue reiterado por la Resoluci贸n 2361 (2021) del Consejo de Europa, la principal organizaci贸n europea de derechos humanos. Sin embargo, muchos Estados miembros de la UE han utilizado la legislaci贸n del Certificado sanitario (Green Pass) de la UE para justificar una discriminaci贸n sin precedentes de aquellos que no poseen un certificado de vacunaci贸n, y tanto Austria como Alemania incluso han llegado a anunciar el llamado “confinamiento de los no vacunados”
Los riesgos a largo plazo de las vacunas tampoco est谩n claros todav铆a. Ya se ha informado de m谩s de un mill贸n de efectos secundarios adversos en la Base de datos europea de informes de sospechas de reacciones adversas a medicamentos (European Database of Suspected Adverse Drug Reaction Reports, EUdraVigilance), el equivalente de la UE al VAERS estadounidense. Adem谩s, la UE, como la mayor铆a de las jurisdicciones, ha otorgado a los fabricantes de vacunas inmunidad a gran escala frente a cualquier responsabilidad si algo sale mal. por tanto, cualquier compensaci贸n por las lesiones causadas por la vacuna probablemente tendr谩 que ser pagada por los respectivos gobiernos nacionales. 
Todos estos son temas importantes que, con suerte, se tendr谩n en cuenta en cualquier debate p煤blico sobre la vacunaci贸n obligatoria. Desafortunadamente, en el estado actual de las cosas, es casi imposible para la Uni贸n Europea mantener un debate abierto y transparente sobre estos temas, ya que la mayor铆a de los parlamentarios de la UE ni siquiera tienen la informaci贸n necesaria a su disposici贸n para tomar una decisi贸n s贸lida e informada. En muchos casos no saben siquiera qui茅n ha estado negociando los acuerdos con los fabricantes de vacunas en nombre de los ciudadanos de la UE. 
Los acuerdos que la Comisi贸n firm贸 con los fabricantes de vacunas a principios de este a帽o tambi茅n est谩n envueltos en secreto, incluso para los miembros del Parlamento Europeo (MEP). Cinco eurodiputados del Grupo Verdes / EFA han presentado una solicitud de denuncia ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas alegando una “negativa impl铆cita” de la Comisi贸n a proporcionar acceso a la informaci贸n sobre los contratos de vacunas, como inform贸 Euractiv en octubre:

Cinco eurodiputados de los Verdes / EFA presentaron la solicitud el 22 de octubre “despu茅s de meses de correspondencia entre Verdes / EFA y la Comisi贸n, durante los cuales la Comisi贸n se neg贸 a proporcionar un acceso transparente a los contratos”, seg煤n un comunicado de prensa publicado en Viernes (29 de octubre).

Las eurodiputadas que intervienen en el caso son Margrete Auken, Tilly Metz, Jutta Paulus, Mich猫le Rivasi y Kimberly van Sparrentak. Kimberly van Sparrentak, eurodiputada holandesa, dijo que hab铆an pasado nueve meses desde que se solicit贸 formalmente a la Comisi贸n el acceso al conjunto completo de contratos de compra anticipada de vacunas.

鈥淒urante nueve meses, la Comisi贸n se ha negado a revelarlos, pero despu茅s de ser fuertemente criticada por la opacidad de su pol铆tica de vacunas, han publicado contratos muy censurados鈥, dijo y a帽adi贸 que es 鈥渃laramente insuficiente鈥.

El Grupo Verdes / EFA declar贸 que la transparencia en los procedimientos de vacunaci贸n no estaba garantizada a pesar de que la salud es un “asunto de inter茅s p煤blico”, y a帽adi贸 que la Comisi贸n Europea no hab铆a tenido en cuenta el inter茅s p煤blico primordial para divulgar los contratos de las vacunas.

La informaci贸n a la que los eurodiputados exigen acceso incluye detalles sobre responsabilidad e indemnizaci贸n, producci贸n de vacunas (cantidades, ubicaciones, precios y coste de la investigaci贸n y el desarrollo) y los nombres de los miembros del grupo directivo designados por la Comisi贸n y los Estados miembros para negociar los contratos.

Vale la pena recordar que algunas de las condiciones en los contratos de vacunaci贸n de Pfizer con pa铆ses de Am茅rica Latina eran tan caros que algunos gobiernos, como Brasil y Argentina, inicialmente se negaron a firmarlos. En sus negociaciones con ambos pa铆ses, Pfizer solicit贸 que se pusieran activos soberanos como garant铆a para cubrir los costos legales futuros. El entonces ministro de Salud de Brasil dijo en enero: “Supongo que no necesito repetirlo, pero ser茅 breve: quieren ser descargados de cualquier responsabilidad por los efectos secundarios de las vacunas desde hoy hasta el infinito. As铆 de simple”. Al final, ambos pa铆ses cedieron.  

驴DESTRUYENDO PRUEBAS (OTRA VEZ)?

La propia Von der Layen ha sido acusada de borrar sus comunicaciones con Albert Bourla, el director ejecutivo de Pfizer, que en octubre ten铆a el 80% de la cuota de mercado de las vacunas Covid-19 en Europa. En abril, cuando las negociaciones de la Comisi贸n con Pfizer estaban llegando a su fin, el New York Times inform贸 que von der Leyen y Bourla hab铆an estado en contacto telef贸nicamente de manera regular y mediante mensajes de texto mientras intentaban sellar un acuerdo para comprar / vender 1.800 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus. La mayor parte de esta informaci贸n deber铆a estar f谩cilmente disponible para los legisladores de la UE. Pero como Der Spiegel inform贸 en noviembre, la Comisi贸n niega estar en posesi贸n de las comunicaciones entre von der Leyen y Bourla:

Los textos y otros mensajes breves son por su 鈥渘aturaleza un documento de corta duraci贸n que, en principio, no contiene informaci贸n importante sobre asuntos relacionados con las pol铆ticas, actividades y decisiones de la Comisi贸n鈥, escribi贸 Ilze Juhansone, secretaria general de la Comisi贸n. En ese sentido, “la pol铆tica de mantenimiento de registros de la Comisi贸n excluir铆a en principio la mensajer铆a instant谩nea”. Esto significa que si la Comisi贸n quiere mantener algo oculto, simplemente puede usar WhatsApp.

La portavoz no respondi贸 a la pregunta de si los mensajes de von der Leyen a Bourla fueron eliminados, si todav铆a existen o si la Comisi贸n simplemente no lo sabe. Y ese principio todav铆a se aplica hoy, confirm贸 un portavoz de la Comisi贸n cuando DER SPIEGEL y sus socios internacionales la preguntaron. Despu茅s de todo, dijo la portavoz, “no hay medios t茅cnicos para capturar mensajes de texto”. Sin embargo, en su reglamento interno emitido en 2015, la propia Comisi贸n escribi贸 que los textos importantes y mensajes similares deber铆an copiarse en un correo o registrarse de alguna otra manera.

Esta no es la primera vez que se descubre a von der Leyen eliminando informaci贸n confidencial. En diciembre de 2019, tras menos de un mes de su nuevo trabajo al frente del poder ejecutivo de la UE, se revel贸 que se hab铆an borrado todos los datos de un tel茅fono m贸vil que se hab铆a utilizado como ministra de Defensa alemana, como Politico inform贸 en ese momento:

Los miembros de un comit茅 parlamentario alem谩n que investigaba un esc谩ndalo [de contrataci贸n] se lamentaron por la eliminaci贸n de los datos. Quer铆an examinar el tel茅fono como parte de su investigaci贸n sobre c贸mo se otorgaron contratos lucrativos del Ministerio de Defensa a consultores externos sin la supervisi贸n adecuada, y si una red de conexiones personales informales facilit贸 esos acuerdos.

Un funcionario del ministerio le dijo al comit茅 el jueves que el tel茅fono que los legisladores hab铆an exigido desde febrero que se examinara como prueba hab铆a sido borrado en agosto, el mismo mes en que von der Leyen dej贸 el ministerio despu茅s de ser elegida presidenta de la Comisi贸n Europea. (El peri贸dico alem谩n Die Welt inform贸 por primera vez sobre el tel茅fono borrado).

LOS PASAPORTES DE VACUNACI脫N NO FUNCIONAN (Y SON ILEGALES SEG脷N UN TRIBUNAL BELGA) 

El hecho de que la UE est茅 cambiando su enfoque hacia la vacunaci贸n obligatoria puede interpretarse como una admisi贸n t谩cita de que el certificado Covid-19 de la UE, el llamado Green Pass, introducido a fines de junio, no ha podido parar el virus. Cinco meses despu茅s de su introducci贸n, Europa vuelve a ser el epicentro de la pandemia mundial. Desde que Roma dio a mediados de octubre el paso sin precedentes de prohibir a todos los italianos no vacunados poder ganarse la vida dentro de la econom铆a formal, el n煤mero de casos diarios se ha quintuplicado. En Francia, uno de los primeros pa铆ses en prohibir a las personas sin el pasaporte vacunaci贸n (1) el acceso a todos los lugares de vida social, el n煤mero de casos comenz贸 a aumentar exponencialmente a mediados de octubre y ahora est谩 cerca de establecer un r茅cord.

En lugar de reducir el riesgo de infecci贸n, el Green Pass, y todas las iteraciones nacionales que ha generado desde entonces, en realidad pueden haber provocado m谩s infecciones por coronavirus en lugar de menos, al alentar a quienes est谩n vacunados a bajar la guardia. Cuando se introdujo el Covid Safe Ticket (CST) en B茅lgica, no solo condujo a un aumento insignificante en la aceptaci贸n de la vacuna, sino que se permiti贸 que los lugares p煤blicos y los actos que requieren un CST eliminen las mascarillas y las medidas de distanciamiento social, asegura el microbi贸logo belga Emmanuel Andr茅:

“Por lo tanto, el CST condujo a lo contrario de lo esperado, tambi茅n porque otras medidas se eliminaron gradualmente cuando se introdujo … Las mascarillas, junto con la vacuna y una buena ventilaci贸n, siguen siendo una de las formas m谩s importantes de protecci贸n contra el virus”.

Los casos de Covid-19 han alcanzado ahora un nivel r茅cord en B茅lgica. El martes pasado, un tribunal de Valonia, la regi贸n franc贸fona del sur de B茅lgica, dictamin贸 que el CST era ilegal. El caso fue presentado por una organizaci贸n sin fines de lucro llamada 鈥淣otre bon droit鈥 (Nuestro buen derecho), que tambi茅n cuestiona la legalidad de los pasaportes de vacunaci贸n en Francia.

Seg煤n la sentencia, las reglas que exigen que todos muestren su CST antes de poder entrar en caf茅s, restaurantes, gimnasios y lugares culturales son una restricci贸n desproporcionada para las libertades individuales. El tribunal tambi茅n dictamin贸 que el CST tambi茅n puede contravenir la ley europea y el derecho a la protecci贸n de datos personales.

Si el gobierno val贸n no rectifica sus pol铆ticas dentro de los siete d铆as posteriores a la sentencia, deber谩 pagar una multa de 5.000 euros por cada d铆a que siga aplicando el uso del CST, informa el diario belga Le Soir. El gobierno regional dijo que apelar谩 la decisi贸n. Tambi茅n afirma que la sentencia no afecta de ninguna manera su capacidad para hacer cumplir las medidas de pasaporte de vacunaci贸n.

鈥淣otre bon droit鈥 ha iniciado un caso similar contra el CST en Bruselas. Si se llega al mismo veredicto, no habr谩 escapatoria a la iron铆a: un tribunal de la capital de la UE, donde se concibi贸 el Green Pass hace poco m谩s de cinco meses, habr谩 dictaminado que los pasaportes de vacunas son ilegales.  

NOTAS

(1) Para calificar para el pasaporte de vacunaci贸n de Francia, el llamado ” pase sanitario” , debe estar completamente vacunado, haber dado negativo en la prueba de Covid en las 煤ltimas 24 horas o haber sufrido una infecci贸n por Covid en los 煤ltimos 180 d铆as. 




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com