May 13, 2022
De parte de AntiCapitalistas
8 puntos de vista

Comunicado conjunto de Anticapitalistes y Anticapitalistas Arag贸n

Castellano

Bajo el lema 鈥淧er un Pirineu Viu, aturem els JJOO d鈥檋ivern鈥, este 15 de mayo Catalunya se moviliza frente a la candidatura de los Juegos Ol铆mpicos de Invierno. Este proyecto supone un ataque hacia el territorio y los pueblos del Pirineo catal谩n y aragon茅s, lo cual nos exige ser capaces de dar una respuesta conjunta. Se trata de un macroproyecto que hipoteca el futuro de los valles del Pirineo y no responde en absoluto a las necesidades reales de quienes los habitan.

Esta propuesta de Juegos Ol铆mpicos de Invierno vuelve a visibilizar c贸mo el futuro de la regi贸n pirenaica se decide desde despachos de Madrid, Barcelona y Zaragoza. C贸mo sus territorios son utilizados como tablero desde el cual reactivar la acumulaci贸n capitalista a golpe de pelotazo, de inyecciones de capital para infraestructuras fallidas y sin sentido. La organizaci贸n de este tipo de eventos durante los 煤ltimos 50 a帽os ha llevado asociados unos sobrecostes de m谩s del 140% del presupuesto inicial. Unas previsiones irreales y una falta de planificaci贸n de usos futuros de las instalaciones han generado que el impacto econ贸mico haya resultado siempre en p茅rdidas. A lo cual debemos sumarle el agravamiento de procesos de gentrificaci贸n y masificaci贸n tur铆stica. La idea es clara: estos Juegos Ol铆mpicos se suman a la retah铆la de proyectos que apuntalan un modelo de grandes inversiones, destrucci贸n del territorio y especulaci贸n que da grandes beneficios a una peque帽a 茅lite y empeora las condiciones de vida de las clases populares.

No nos faltan las pruebas del resultado de este modelo de pelotazos: desde aeropuertos sin aviones en Uesca y Lleida a grandes instalaciones deficitarias como la Expo de Zaragoza en 2008, el circuito MotorLand Arag贸n en Alca帽iz, el F贸rum de las Culturas en Barcelona del 2004 o el Circuit de Catalunya en Montmel贸. Ejemplos de proyectos que iban suponer un beneficio para el inter茅s general y que resultaron ruinosos, dej谩ndonos la herencia de d茅cadas de deuda p煤blica. Por todo ello consideramos fundamental desmontar los cantos de sirena del capital y plantear una propuesta popular que cambie de rumbo, que hable de trabajo, tierra y vida en condiciones dignas.

 
El Pirineo merece otro modelo

Nuestro rechazo a este tipo de proyectos debe contener las semillas de un futuro diferente para el Pirineo. No basta con rechazar los proyectos que llegan y seguir谩n llegando, debemos luchar por un modelo econ贸mico, social y territorial diferente para los valles y pueblos del Pirineo. Hay que acabar con un empleo precario y dependiente de la hosteler铆a y el turismo. Los servicios p煤blicos deben orientarse hacia las necesidades de la poblaci贸n local. Quedarse a vivir en el pueblo debe ser una opci贸n real para las j贸venes, sin hacer sacrificios, y asegurando el acceso a una vivienda digna. A continuaci贸n, repasamos brevemente tres pilares para un futuro ecosocial para el Pirineo.

  1. Empleo para cuidar del territorio
  2.  
    Frente a un empleo precario y preso de la jaula del turismo, debemos defender otro modelo de empleo para los valles pirenaicos que ponga el foco en las necesidades reales tanto del territorio como de quienes lo habitan. Esto pasa por visibilizar y fortalecer los trabajos de cuidados: de los montes y de las personas. Tras medio siglo de despoblaci贸n, se han abandonado muchas tareas de gesti贸n tradicional de los bosques y valles que cumpl铆an una funci贸n esencial para los ecosistemas y la prevenci贸n de incendios. En un contexto de emergencia clim谩tica, el aumento de las temperaturas y la reducci贸n de las lluvias hace aparecer el riesgo de grandes incendios en los Pirineos. Anticiparnos a ello ser谩 fundamental para evitar situaciones catastr贸ficas.

    El punto de partida es un servicio de bomberos forestales infradotado de medios y personal. La mayor铆a de la plantilla trabaja solo como refuerzo durante la campa帽a de alto riesgo en los meses centrales del a帽o. No se tiene la capacidad de realizar los trabajos silv铆colas, de limpieza y desbroce del monte, de forma planificada y sistem谩tica durante el resto del a帽o. Esta precariedad en el sector supone una fuerte debilidad en un momento en el que los incendios son cada vez m谩s frecuentes y m谩s violentos, y al mismo tiempo supone un riesgo para las trabajadoras que se juegan la vida. Todos estos elementos llevan denunci谩ndose m谩s de una d茅cada por la plantilla de SARGA en Arag贸n.

    Corregir esta situaci贸n es prioritario y urgente. Aumentar la plantilla, prolongar el periodo de contrataci贸n de los puestos fijos de vigilancia, impulsar la creaci贸n de miles de empleos p煤blicos en labores de gesti贸n forestal. Valga este sector como un ejemplo, que puede complementarse con tantos otros, en trabajos agr铆colas, manufactureros y de servicios p煤blicos. La visi贸n general de custodia del territorio y el desarrollo de actividades y aprovechamientos sostenibles planificados es la que debe guiar esta transici贸n. Poniendo en cuesti贸n la propiedad de la tierra, avanzando hacia un uso p煤blico-comunitario de los recursos. Un horizonte de transformaci贸n ecosocial no est谩 disputado con oportunidades de empleo para quienes habitan el Pirineo. Al contrario, son dos procesos que pueden y deben ir de la mano.

  3. Servicios p煤blicos para cuidar a las personas
  4.  
    Los servicios p煤blicos deben estar dirigidos a las necesidades de la poblaci贸n local, no para hacer m谩s agradable la estancia a los turistas. Si no se cumple lo primero, de poco vale lo segundo. El impulso de unos servicios p煤blicos de calidad y con personal suficiente, forma parte adem谩s del cuidado tanto del territorio como de las personas que lo habitan. Es un proceso que debe acompa帽ar a ese otro modelo de empleo al que hac铆amos menci贸n en el punto anterior. A este respecto, destacan dos elementos clave: servicios sanitarios y transporte p煤blico.

    Las comarcas pirenaicas llevan demasiado tiempo sufriendo un d茅ficit de servicios sanitarios. La falta de especialistas m茅dicos obliga a la poblaci贸n a desplazarse hasta localidades m谩s grandes como Uesca o Lleida, incluso en algunos casos hasta Zaragoza o Barcelona. Las listas de espera para una intervenci贸n quir煤rgica se han alargado considerablemente en los 煤ltimos a帽os. En toda Uesca no se han practicado abortos desde que existe la ley de interrupci贸n voluntaria del embarazo, y la regi贸n sanitaria de Alt Pirineu i Aran es una de las m谩s afectadas por la disponibilidad limitada de profesionales no objetores de conciencia en esta materia. A esto se le suma la reciente amenaza de desaparici贸n de las ambulancias rurales en Biescas, Lafortunada y Benabarre. Corregir esta situaci贸n es urgente. Los servicios sanitarios deben fortalecerse, dotarse del personal y los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de las habitantes del Pirineo.

    Al mismo tiempo, la falta de una adecuada red de transporte p煤blico que conecte las diferentes localidades crea una fuerte dependencia del uso del veh铆culo individual. Esto se ve reforzado por una red de carreteras dise帽ada para el turismo, conectando de forma c贸moda 煤nicamente aquellos lugares m谩s frecuentados. Para mejorar la calidad de vida de las habitantes y para reducir la necesidad del veh铆culo individual, es urgente desarrollar una verdadera red de transporte p煤blico basado en peque帽os autobuses el茅ctricos que conecte pueblos y valles. Asegurando una calidad del servicio y unas frecuencias que cubran las necesidades reales de transporte local.

  5. Acceso a la vivienda para asegurar un futuro
  6.  
    Por 煤ltimo, de poco nos valdr谩 otro modelo de empleo y unos mejores servicios p煤blicos si las personas no pueden permitirse vivir en estos pueblos y valles. El turismo ha tenido tambi茅n un gran impacto sobre el acceso a la vivienda, y en muchos casos resulta inasumible permitirse un alquiler. Esto dificulta enormemente que las j贸venes puedan quedarse a vivir en estas comarcas, o al menos que puedan hacerlo sin grandes sacrificios. Aunque esto afecta especialmente a las j贸venes, tambi茅n supone un gran impedimento para muchas otras personas adultas y mayores que deseen mudarse.

    La vivienda del Pirineo debe dejar de ser una mercanc铆a. La vivienda del Pirineo debe dejar de ser un bien de lujo solo al alcance de turistas ocasionales o de aquellos que deciden comprar una segunda vivienda a la que acudir 煤nicamente algunas semanas al a帽o. Por ello, para asegurar el acceso a una vivienda digna es necesario limitar el precio de los alquileres en el mercado privado y establecer un parque p煤blico de vivienda en las comarcas Pirenaicas, destinado a facilitar el acceso a las habitantes locales, a quienes construyen su vida en estos valles. Adem谩s, deben existir pol铆ticas de vivienda social para que personas de colectivos precarios o en situaci贸n de vulnerabilidad social tengan posibilidad de acceso real y sencillo a las viviendas del parque p煤blico (j贸venes, mayores, mujeres, familias monomarentales, diversidad funcional o estado de salud fr谩gil). El parque p煤blico de vivienda y las pol铆ticas de vivienda social deben ir tambi茅n acompa帽adas de una limitaci贸n a los alquileres tur铆sticos, combatiendo as铆 sus pr谩cticas especulativas.

    Todo este proceso se tendr铆a que complementar con el impulso a la rehabilitaci贸n estructural y energ茅tica de las viviendas de los pueblos y valles pirenaicos que han visto su estado deteriorado por el abandono y el paso del tiempo. Esto puede ser tambi茅n fuente de empleo, y favorecer al rescate de unos pueblos y un patrimonio arquitect贸nico, cultural e hist贸rico que corren el riesgo de perderse.

 
Movilizar por un horizonte de transformaciones ecosociales

Hoy nos enfrentamos a los Juegos Ol铆mpicos de Invierno, el en茅simo macroproyecto que utiliza el Pirineo como una excusa con la que acumular beneficios para una 茅lite. Y hoy tambi茅n debemos empezar a construir el futuro alternativo que nos aleje de un modelo de pelotazos y nos conduzca hacia un modelo ecosocial. Nuestras propuestas son solo algunas pinceladas de por d贸nde creemos que deber铆a avanzar. Ser谩 la organizaci贸n de las clases populares la que nos permita recorrer este camino. Por eso es fundamental extender el debate, ampliar los marcos democr谩ticos y movilizar en torno a un horizonte alternativo para el Pirineo. Un horizonte de transformaciones que pongan en el centro el cuidado del territorio y de la vida.

Catal脿

Per un futur per al Pirineu: cures, terra i vida

Amb el lema 鈥淧er un Pirineu Viu, aturem els JJOO d鈥檋ivern鈥 aquest 15 de maig Catalunya es mobilitza contra la candidatura del Jocs Ol铆mpics d鈥橦ivern. Aquest projecte suposa un atac cap al territori i els pobles del Pirineu catal脿 i aragon猫s, que ens exigeix ser capaces d鈥檃rticular una resposta conjunta. Es tracta d鈥檜n macroprojecte que hipoteca el futur de les valls del Pirineu i no respon en absolut a les necessitats de qui les habiten.

La proposta dels Jocs Ol铆mpics d鈥檋ivern torna a visibilitzar com el futur de la regi贸 pirinenca es decideix des de despatxos de Madrid, Barcelona i Saragossa. Com els seus territoris s贸n utilitzats com a tauler des d鈥檕n reactivar l鈥檃cumulaci贸 capitalista a cop de pelotazo, d鈥檌njeccions de capital per infraestructures fallides i sense sentit. L鈥檕rganitzaci贸 d鈥檃quests esdeveniments durant els 煤ltims 50 anys han portat associats un sobrecostos de m茅s del 140% del pressupost inicial. Unes previsions irreals i una manca de planificaci贸 dels usos futurs de les instal路lacions han generat que l鈥檌mpace econ貌mic hagi resultat sempre en p猫rdues. Fet al qual cal sumar-li, tamb茅, l鈥檃greujament de processos de gentrificaci贸 i massificaci贸 tur铆stica. La idea 茅s clara: aquests Jocs Ol铆mpics se sumen a la llarga llista de projectes que apuntalen un model de grans inversions, destrucci贸 del territori i especulaci贸 que d贸na grans beneficis a una petita elit i empitjora les condicions de vida de les classes populars.

No ens falten proves del resultat d鈥檃quest model de pelotazos: des d鈥檃eroports sense avions a Osca i Lleida a grans instal路lacions deficit脿ries com l鈥橢xpo de Saragossa en 2008, el circuit de MotorLand Arag贸 a Alca帽铆z, el F貌rum de les Cultures a Barcelona en 2004 o el Circuit de Catalunya a Montmel贸. Exemples de projectes que suposadament havien detenir un benefici per a l鈥檌nter猫s general i que han resultat ruinosos, deixant en her猫ncia d猫cades de deute p煤blic. Per aix貌, considerem fonamental desmuntar els cants de sirena del capital i plantejar una proposta popular que canvi茂 de rumb, que parli de treball, terra i vida en condicions dignes.

 
El Pirineu mereix un altre model

El nostre rebuig aquest tipus de projectes ha de sembrar la llavor d鈥檜n futur diferent per al Pirineu. No 茅s suficient nom茅s rebutjar el projectes que arriben i seguiran arribant, cal lluitar per un model econ貌mic, social i territorial diferent per a les valls i per als pobles del Pirineu. Cal posar fi al treball precari i dependent de l鈥檋osteleria i del turisme. Els serveis p煤blics s鈥檋an d鈥檕rientar cap a les necessitats de la poblaci贸 local. Viure en el poble ha de ser una opci贸 real per a les joves, sense fer sacrificis, i assegurant l鈥檃cc茅s a un habitatge digne. A continuaci贸, proposem breument tres pilars per a un futur ecosocial pel Pirineu.

  1. Treball per cuidar el territori
  2.  
    Davant d鈥檜n model de treballs precaris i presos dins la g脿bia del turisme, hem de defensar un altre model d鈥檕cupaci贸 possible per a les valls pirinenques que posi el focus tant en les necessitats reals del territori com de qui les habita. Aix貌 passa per visibilitzar i enfortir els treballs de cures: de les muntanyes i de les persones. Despr茅s de mig segle de despoblaci贸, s鈥檋an abandonat moltes tasques de gesti贸 tradicional dels boscos i valls que complien una funci贸 essencial per als ecosistemes i la prevenci贸 d鈥檌ncendis. En un context d鈥檈merg猫ncia clim脿tica, l鈥檃ugment de les temperatures i la reducci贸 de les pluges fan cr茅ixer el risc de grans incendis als Pirineus. Anticipar-nos a aquesta realitat 茅s fonamental per evitar situacions catastr貌fiques.

    El punt de partida 茅s un servei de bombers forestals infradotat de mitjans i personal. La majoria de la plantilla treballa nom茅s com a refor莽 durant la campanya d鈥檃lt risc en els mesos centrals de l鈥檃ny. No hi ha capacitat de realitzar treballs de silvicultura, de neteja i desbrossar la muntanya, de forma planificada i sistem脿tica durant els restant mesos de l鈥檃ny. Aquesta precarietat en el sector suposa una forta debilitat en un moment que els incendis s贸n cada cop m茅s freq眉ents i m茅s violents, i a la vegada suposa un risc per a les treballadores que s鈥檋i juguen la vida. Tots aquests elemens porten sent denunciats m茅s d鈥檜na d猫cada per la plantilla de SARGA a Arag贸.

    Corregir aquesta situaci贸 茅s prioritari i urgent. Augmentar la plantilla, ampliar el per铆ode de contractaci贸 de llocs fixes de vigil脿ncia, impulsar la creaci贸 de milers de treballs p煤blics en tasques de gesti贸 forestal. Que serveixi aquest sector com un exemple, que pot complementar-se amb tants d鈥檃ltres, en treballs agr铆coles, manufacturers i de serveis p煤blics. La visi贸 general de cust貌dia del territori i el desenvolupament d鈥檃ctivitats i aprofitaments sostenibles planificats 茅s el que ha de guiar aquesta transici贸. Q眉estionant la propietat de la terra, avan莽at cap a l鈥櫭簊 p煤blic-comunitari dels recursos. Un horitz贸 de transformaci贸 ecosocial no est脿 renyit amb oportunitats de treball per a les qui habiten el Pirineu. Al contrari, s贸n dos processos que poden i han d鈥檃nar de la m脿.

  3. Serveis p煤blics per cuidar les persones
  4.  
    Els serveis p煤blics han d鈥檈star dirigits a les necessitats de la poblaci贸 local, no per fer m茅s agradables l鈥檈st脿ncia als turistes. Si no s鈥檃ssoleix el primer, de poc val el segon. L鈥檌mpuls d鈥檜ns serveis p煤blics de qualitat i amb personal suficient 茅s, a m茅s a m茅s, part de la cura tant del territori com de les seves habitants. 脡s un proc茅s que ha d鈥檃companyar aquest altre model d鈥檕cupaci贸 que coment脿vem al punt anterior. Per aix貌, destaquem dos elements claus: serveis sanitaris i transport p煤blic.

    Les comarques pirinenques porten massa temps patint un d猫ficit dels serveis sanitaris. La manca d鈥檈specialistes m猫dics obliga la poblaci贸 a despla莽ar-se fins a localitat m茅s grans com Osca o Lleida, fins i tot en alguns casos fins a Saragossa o Barcelona. Les llistes d鈥檈spera per una intervenci贸 quir煤rgica s鈥檋an allargat considerablement en els darrers anys. A tot Osca no s鈥檋an practicat avortaments des que existeix la llei d鈥檌nterrupci贸 volunt脿ria de l鈥檈mbar脿s, i a tota la regi贸 sanit脿ria de l鈥橝lt Pirineu i l鈥橝ran 茅s una de les m茅s afectades per la disponibilitat limitada de professionals no objectors de consci猫ncia en aquesta mat猫ria. A aix貌 se li suma la recent amena莽a de serveis d鈥檃mbul脿ncia en zones rurals a Biescas, Lafortunada i Benabarre. Corregir aquesta situaci贸 茅s urgent, Els serveis sanitaris han d鈥檈nfortir-se, dotar-se de personal i recursos necessari per satisfer les necessitats de les habitants del Pirineu.

    A la vegada, la manca d鈥檜na xarxa adequada de transport p煤blic que connecti les diferents localitats del Pirineu crea una forta depend猫ncia de l鈥櫭簊 del vehicle individual. Aix貌 es veu refor莽at per una xarxa de carreteres pensada i dissenyada per a turisme, connectant de forma c貌moda 煤nicament aquells llocs m茅s freq眉entats. Per millorar la qualitat de vida de les habitants i per reduir la necessitat del vehicle individual, 茅s urgent desenvolupar una veritable xarxa de transport p煤blic basada en petits autobusos el猫ctrics que connecti pobles i valls. Assegurant una qualitat del servei i unes freq眉猫ncies que cobreixin les necessitats reals de transport local.

  5. Acc茅s a l鈥檋abitatge per assegurar el futur
  6.  
    Per 煤ltim, de poc servir脿 un altre model de treball i millors serveis p煤blics si les persones no poden permetre鈥檚 viure en aquests pobles i valls. El turisme ha tingut tamb茅 un gran impacte sobre l鈥檃cc茅s a l鈥檋abitatge, i en molts casos resulta inassumible poder accedir a un lloguer. Aix貌 dificulta en gran mesura que les joves puguin quedar-se a viure a les comarques pirinenques, o que ho puguin fer sense grans sacrificis. Tot i afectar especialment les joves, tamb茅 suposa un obstacle per a moltes altres persones adultes i grans que desitgin mudar-se.

    L鈥檋abitatge al Pirineu ha de deixar de ser una mercaderia. L鈥檋abitatge al Pirineu ha de deixar de ser un b茅 de luxe nom茅s en mans de turistes ocasionals o d鈥檃quells que decideixen tenir una segona resid猫ncia a la qual anar 煤nicament unes setmanes a l鈥檃ny. Per aix貌, per assegurar l鈥檃cc茅s a un habitatge digne 茅s necessari limitar el preu dels lloguers del mercat privat i establir un parc p煤blic d鈥檋abitatge en les comarques pirinenques, destinat a facilitat l鈥檃cc茅s a les ve茂nes, a qui construeixen el seu projecte de vida en aquestes valls. A m茅s, han d鈥檈xistir pol铆tiques d鈥檋abitatge social per a persones de col路lectius precaris o en situaci贸 de vulnerabilitat per garantir un acc茅s real i sencill a l鈥檋abitatge del parc p煤blic (joves, grans, dones, fam铆lies monomarentals, persones amb diversitat funcional o estats fr脿gils de la salut). El parc p煤blic d鈥檋abitatge i les pol铆tiques d鈥檋abitatge social han d鈥檃nar de la m脿 amb una limitaci贸 dels lloguers tur铆stics, combatent aix铆 les seves pr脿ctiques especulatives.

    Tot aquest proc茅s s鈥檋a de complementar amb l鈥檌mpuls a la rehabilitaci贸 estructural i energ猫tica de les llars dels pobles i valls pirinenques que han vist el seu estat deteriorat per l鈥檃bandonament i el pas del temps. Aix貌 tamb茅 pot ser una font de treballs dignes, i afavorir el rescat d鈥檜ns pobles i un patrimoni arquitect貌nic, cultural i hist貌ric que corren el risc de perdre鈥檚.

 
Mobilitzar-se per un horitz贸 de transformacions ecosocials

Avui ens enfrontem als Jocs Ol铆mpics d鈥檋ivern, l鈥檈n猫ssim macroprojecte que utilitza el Pirineu com a excusa a trav茅s de la qual acumular beneficis per a una elit. I avui, tamb茅, hem de comen莽ar a construir el futur alternatiu que ens allunyi d鈥檜n model especulatiu i ens permeti avan莽ar cap a un model ecosocial. Les nostres propostes s贸n nom茅s algunes pinzellades de per on creiem que ha de caminar. Ser脿 l鈥檕rganitzaci贸 de les classes populars la que ens permeti resseguir i fer-ho possible. Per aix貌 茅s fonamental estendre el debat, ampliar els marcs democr脿tics i mobilitzar al voltant d鈥檜n horitz贸 alternatiu per al Pirineu. Un horitz贸 de transformacions que posin al centre la cura del territori i de la vida.





Fuente: Anticapitalistas.org