March 23, 2022
De parte de SAS Madrid
277 puntos de vista

“Vamos a seguir con el paro y vamos a insistir hasta que la ministra nos reciba y nos escuchen”, explica Jos茅 Hern谩ndez, uno de los colaboradores de la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte por Carretera, la organizaci贸n minoritaria de aut贸nomos y pymes que ha convocado el paro sectorial que ya lleva nueve d铆as, al que comienzan a sumarse algunas de las patronales del sector como Fenadismer, Fetransa y Feintra y que empieza a provocar el vaciado de las estanter铆as de los supermercados y de las neveras de las casas al combinarse con el en茅simo episodio de acaparamiento de productos b谩sicos (o no tanto).

Todo apunta a que el paro, un cierre patronal que seg煤n los convocantes ha secundado el 80% de los pymes y aut贸nomos del sector del transporte por carretera, va a prolongarse durante varios d铆as, aunque la intensidad depender谩 de la capacidad de resistencia econ贸mica de los due帽os de los camiones, un factor clave para que se d茅, o no, el efecto principal que busca la protesta: la interrupci贸n de las cadenas de suministro y, con ella, el desabastecimiento.

驴Qui茅n convoca el cierre patronal?

La Plataforma de Defensa del Sector del Transporte por Carretera se presenta en su web como una organizaci贸n fundada en 2007 al fusionar las creadas previamente por seis transportistas gallegos y tres albacete帽os disconformes con la actuaci贸n de las organizaciones representativas del sector y que se atribuye una participaci贸n clave en los paros de 2008. Pretende reeditar las alianzas para reclamar las reivindicaciones que entonces no fueron finalmente atendidas, aunque sus responsables no son los mismos que hace catorce a帽os.

驴Hay alguna organizaci贸n pol铆tica detr谩s de la plataforma?

Sus dirigentes lo niegan. “Somos camioneros, no pol铆ticos. Nos han llamado de todos los partidos para ponerse a nuestro lado, pero nosotros no queremos meternos en pol铆tica”, sostiene Hern谩ndez, que califica de “rotundamente falso” que cuenten con el apoyo formal de alguna formaci贸n pol铆tica.

No obstante, el 茅nfasis con el que jalea el paro la ultraderecha ha despertado suspicacias hasta el punto de que parlamentarios como Gabriel Rufi谩n, de ERC, se帽alan a Vox como “convocante” de las protestas.

S铆 es clara la vinculaci贸n est茅tica con los ‘chalecos amarillos’ que en 2018 y 2019 desataron una infructuosa ola de protestas de la clase media y los aut贸nomos en Francia, ya que la propia plataforma se帽ala como uno de los puntos clave de los preparativos de las protestas el reparto de “chalecos reflectantes con el logo y la web”, aunque no deja de tratarse de una prenda habitual en el sector del transporte.

驴Cu谩les son sus reclamaciones?

Se centran en cuatro bloques: eliminar el pago de servicios por debajo de su coste, establecer un sistema de jubilaci贸n espec铆fico a los 60 a帽os m谩s la prohibici贸n de participar en trabajos de descarga, limitar las operaciones de las empresas con sede en otros pa铆ses en territorio espa帽ol y modificar la representatividad de las organizaciones del ramo para limitarla a la de los afiliados de cada una de ellas.

La bater铆a incluye reivindicaciones inaplicables en el marco de la UE, como las cuotas para las operaciones de firmas con sedes en otros pa铆ses, y otras de dif铆cil materializaci贸n en un pa铆s en pleno proceso de la edad general de jubilaci贸n hacia a los 67 a帽os y que cuenta con 贸rganos de interlocuci贸n con el Gobierno como el Consejo Nacional del Transporte por Carretera, en el que la plataforma carece de representaci贸n.

驴Cu谩l es la situaci贸n del sector del transporte?

Las estad铆sticas y las estimaciones oficiales, caso de la Encuesta Permanente del Transporte de Mercanc铆as por Carretera del Ministerio de Transportes que dirige Isabel Rodr铆guez, dibujan un ramo cuya flota ha experimentado un crecimiento de casi el 20% en los 煤ltimos a帽os, al pasar de los 302.037 veh铆culos autorizados en 2014 a los 362.177 de 2020.

Ese crecimiento, no obstante, ha sido dispar, ya que casi 55.000 de esos 60.000 nuevos camiones se dedican a los trabajos de traslado de mercanc铆as en un formato laboral de cuanta ajena, mientras los aut贸nomos crec铆an en algo m谩s de 5.000. Los primeros suponen el 70% de la flota.

Esa misma estad铆stica se帽ala que los transportistas asalariados se encargan de m谩s de tres cuartas partes de los acarreos que se llevan a cabo en Espa帽a al cabo del a帽o, con una proporci贸n de 156.612 operaciones por 46.298.

La desproporci贸n crece si lo que se tiene en cuanta son las toneladas transportadas, 谩mbito en el que el reparto es de 1.262 millones para los asalariados por 205 para los aut贸nomos, con retrocesos en ambos casos.

Los registros del Ministerio de Trabajo apuntan a una congelaci贸n del n煤mero de aut贸nomos que operan en el ramo del transporte por tierra y tuber铆a: 134.138 al cierre del a帽o pasado y 133.433 un lustro antes, con una leve variaci贸n al alza de solo el 0,52%.

Tambi茅n hay, por 煤ltimo, diferencias claras entre las condiciones en las que trabajan unos y otros. Seg煤n los datos de la EPA (Encuesta de Poblaci贸n Activa), la jornada semanal de un aut贸nomo del volante supera en ocho horas a la de un asalariado, con una media de 47 horas y doce minutos para los primeros y otra de 39 con doce para los segundos.

驴Difiere la problem谩tica de los aut贸nomos del volante del resto del trabajo por cuenta propia?

S铆, aunque tampoco tanto: ya que todo el trabajo aut贸nomo lleva a帽os sufriendo en sus carnes, y en sus cuentas, las consecuencias del agresivo capitalismo surgido de las ruinas de la burbuja inmobiliaria, centrado en maximizar beneficios a base de reducir costes laborales, ampliar su poder de compra y de pago y aprovechar la subcontrataci贸n para externalizar costes.

“En unos a帽os hemos pasado de trabajar para unas agencias de transporte, normalmente de 谩mbito provincial, que cobraban como comisi贸n entre un 5% y un 8% del porte, pero ahora las grandes empresas gestoras del transporte se quedan un 40% e incluso un 60%, y eso no deja m谩rgenes”, explica Hern谩ndez, que a帽ade al problema de la subcontrataci贸n el de la morosidad: “Estamos cobrando a una media de 90 d铆as, cuando la ley marca el l铆mite en 60, y hay compa帽eros que cobran a cuatro meses del mes contratado. Asumimos todo el coste”.

驴En qu茅 medida influye el precio del combustible?

Es uno de los factores clave unido a los anteriores. “Un cami贸n consume unos 35 litros de gas贸leo cada cien kil贸metros, y eso a dos euros son 70 euros -indica Hern谩ndez-. Si por un viaje de 500 kil贸metros te pagan 400 euros te quedan 50, y con eso tienes que pagar la cotizaci贸n, los impuestos, las letras y el mantenimiento del cami贸n e intentar llevar un sueldo a casa. Es imposible”, argumenta Hern谩ndez.

Por ello, la plataforma que convoca el paro reclama que quede prohibida por ley la posibilidad de negociar el precio de los portes por debajo de su coste

No obstante, el transporte por carretera no es el 煤nico 谩mbito del trabajo aut贸nomo que se est谩 viendo afectado por el encarecimiento del gas贸leo. “Los precios del carburante asfixian a m谩s de 800.000 trabajadores que no son del sector del transporte”, denuncia UPTA (Uni贸n de Profesionales y Trabajadores Aut贸nomos), que reclama que “las medidas que alivien esta situaci贸n no solo se deben negociar con los transportistas profesionales y las empresas del sector”.

驴Hay posibilidades de que las protestas se extiendan a otros sectores?

Eso siempre ocurre, aunque en este caso se da una circunstancia especial como el hecho de que los sindicatos de clase, las organizaciones de aut贸nomos y las asociaciones de consumidores salgan a la calle este mi茅rcoles, la v铆spera de la cumbre europea que debe tratar ese tema, para protestar por el elevado precio de la electricidad y los hidrocarburos.

驴Va a haber desabastecimiento?

De hecho, lo est谩 habiendo ya. Las principales entidades del sector agroalimentario y de la distribuci贸n reclamaban este martes “acabar inmediatamente con un conflicto que est谩 teniendo elevados costes para la econom铆a y el conjunto de la sociedad” al tiempo que calificaban la situaci贸n de “insostenible” ya que est谩 “poniendo en claro riesgo el abastecimiento de productos, as铆 como la continuidad de miles de negocios y empleos”.

“De mantenerse el paro, los da帽os sobre un sector que aporta a la econom铆a espa帽ola m谩s de 4,5 millones de empleos y el 20% del PIB pueden ser irreparables”, se帽alaban en un comunicado conjunto Asedas, FIAB, Cooperativas Agroalimentarias, Anged, Aces y Aecoc, que advert铆an de que “el paro est谩 teniendo ya un gran impacto en toda la cadena alimentaria”, lo que incluye el sector primario, la industria, el transporte y la distribuci贸n, y “provocando graves da帽os econ贸micos, la paralizaci贸n y el cierre de f谩bricas y poniendo en peligro m谩s de 100.000 puestos de trabajo”.

Empresas y cooperativas como Calvo, Azucarera, Cu茅tara, Dcoop, JaenCoop, Agrosevilla o f谩bricas de pienso “han tenido que interrumpir sus procesos de fabricaci贸n y se han visto obligadas a cerrar temporalmente sus plantas ante la falta de suministro” mientras otras como Danone, Estrella de Galicia o Heineken-Cruzcampo “han anunciado que deber谩n hacerlo pr贸ximamente”.

驴Por qu茅 hay estanter铆as vac铆as en los supermercados?

A las consecuencias de la interrupci贸n de la cadena de suministros agroalimentaria se le a帽ade la actuaci贸n de algunos grupos de consumidores, que han vuelto a optar por el acaparamiento de determinados productos como la leche.

Ese tipo de conductas “tiene que ver con la falta de credibilidad que damos a los mensajes pol铆ticos, la gente no se lo cree cuando nos dicen que no va a haber desabastecimiento, y con el nivel de esfuerzo que te genera esa compra, que es m铆nimo, en relaci贸n con el beneficio que obtienes, que es enorme en t茅rminos de seguridad y control”, explica la psic贸loga Patricia Ram铆rez.

驴Qu茅 puede hacer el Gobierno?

El lunes puso sobre la mesa un plan de ayudas de 500 millones de euros aceptado por las grandes patronales del sector pero no por la plataforma que ha convocado el paro.

Aparte de esa iniciativa, que no deja de ser una actualizaci贸n de los acuerdos que evitaron las movilizaciones anunciadas el pasado diciembre, cualquier medida de car谩cter econ贸mico resulta inaplicable antes de que, en abril, el inicio de las devoluciones del impuesto de la renta, que suelen rondar los 10.000 millones, se solape con las declaraciones trimestrales del IRPF, el IVA y Sociedades que supondr谩n una de las principales entradas de recursos de todo el a帽o en las arcas p煤blicas.

La liberalizaci贸n de peajes de autopistas por el rescate de las concesiones tras ir caducando no parece entrar en las ecuaciones sobre el coste del transporte, ni por parte de los convocantes del paro ni del ejecutivo.

Enlace relacionado Publico.es (23/03/2022).




Fuente: Sasmadrid.org