September 21, 2022
De parte de SAS Madrid
205 puntos de vista

Tras dos temporadas de fr铆o en las que las medidas de prevenci贸n contra la covid-19 han descolocado (e incluso dejado fuera de juego en la temporada 2020-21) al virus de la gripe, la campa帽a que arranca este oto帽o se encara de nuevo en condiciones prepandemia 鈥攕in medidas no farmacol贸gicas que reduzcan la transmisi贸n de enfermedades infecciosas como las mascarillas o la distancia social鈥. La temporada pasada, la gripe se comport贸 de forma an贸mala, apareciendo incluso en primavera. Los especialistas coinciden en que la situaci贸n es “imprevisible” y, ante tal escenario, recomiendan “prepararse para lo peor”.

Seg煤n el 煤ltimo informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en Espa帽a, elaborado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), tras el descenso de la incidencia registrado por el sistema centinela de Atenci贸n Primaria desde finales de la primavera, a finales de julio comenz贸 a detectarse un aumento progresivo de las tasas que se prolong贸 durante las siguientes cinco semanas consecutivas, hasta finales de agosto. Pero a comienzos de septiembre comenz贸 a descender. La 煤ltima semana analizada, del 5 al 11 de septiembre, la tasa de incidencia de gripe disminuy贸 respecto de la semana previa (41,9 casos por cada 100.000 habitantes frente a 48,5). Esta cifra refleja un ligero descenso respecto a la semana previa (45,34). Por edades, las mayores tasas esta semana se observaron en los ni帽os, principalmente en los menores de 5 a帽os (123,2), seguido del grupo de 5-14 a帽os (90,8).

En cuanto a los hospitales, los ingresos por gripe aumentaron “ligeramente” situ谩ndose en el 2% (frente al 0,3% en la semana anterior). Las mayores tasas de hospitalizaci贸n por este virus se han observado en el grupo de 80 o m谩s a帽os a lo largo de toda la temporada, cuando ha ido fluctuando entre el 0,3 y el 15% entre los m谩s mayores.

“La gripe es una enfermedad infecciosa imprevisible. Lo que hemos visto la temporada pasada no se corresponde con lo que conoc铆amos de d茅cadas anteriores porque tuvo dos fases, una entre noviembre y diciembre y luego, despu茅s de un silencio, en febrero volvimos a recuperar actividad gripal que se mantuvo hasta bien entrada la primavera. Y en los meses de verano hemos tenido tambi茅n algunos peque帽os brotes”, explica el microbi贸logo Jos茅 Mar铆a Eiros Bouza, responsable del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, uno de los laboratorios de investigaci贸n y seguimiento de la Red Mundial de Vigilancia de la gripe de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). 

“Este invierno circul贸 predominantemente el subtipo AH3 y este verano hemos visto el AH1. No tenemos modelos que nos permitan predecir con nitidez cu谩ndo se va a iniciar la actividad gripal, pero s铆 hemos observado una circulaci贸n inusual y en una 茅poca inusual de los virus gripales”, agrega el tambi茅n portavoz de la Sociedad Espa帽ola de Enfermedades Infecciosas y Microbiolog铆a Cl铆nica (Seimc).

Con 茅l coincide su colega el epidemi贸logo de la Fundaci贸n para el Fomento de la Investigaci贸n Sanitaria y Biom茅dica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), Salvador Peir贸, apunta que este oto帽o-invierno “preocupa la gripe” y cree que “este a帽o podr铆a ser complicado” porque es el primero que nos adentramos en la temporada de fr铆o sin medidas anticovid tras dos a帽os con ellas. 

Datos del hemisferio sur

Pero por otra parte, Peir贸 apunta un aspecto positivo: “La temporada de gripe en el invierno austral ha sido tranquila”. Seg煤n los datos de la Organizaci贸n Panamericana de la Salud (OPS), que es la oficina regional para las Am茅ricas de la OMS, en los pa铆ses del hemisferio sur, donde est谩n saliendo ahora de su invierno, la actividad de la influenza (gripe) se mantiene baja y se encuentra en un descenso generalizado.

“Por un lado, los repuntes que hubo en primavera (con la retirada de medidas covid) y el que llevemos pr谩cticamente dos a帽os sin epidemia invernal (gracias a las medidas de distanciamiento) sugieren que podr铆amos tener un mal invierno. Por otro lado, la baja incidencia en el hemisferio sur apunta a lo contrario (la gripe viaja de hemisferio a hemisferio, de invierno a invierno, con los viajeros)”, resume Peir贸.

El doctor en Medicina asegura que, dado que “la gripe siempre es imprevisible”, al personal sanitario le “toca ponerse en el peor escenario, hacer una muy buena campa帽a vacunal y una buena campa帽a educativa (que las personas con s铆ntomas lleven mascarilla, ventilar espacios interiores, 鈥 )”, al tiempo que no descarta ampliar las medidas si los datos de incidencia lo requieren. 

Tres prioridades

De cara a esta temporada, desde la Seimc priorizan tres ideas: que el personal sanitario de Atenci贸n Primaria pueda enfocar el diagn贸stico y, con el apoyo de los microbi贸logos, puedan etiquetar el agente etiol贸gico (decir, identificar la cepa causante de la infecci贸n); que, dem谩s de los virus de la gripe, se pueda evidenciar que circula SARS-CoV-2 (el virus causante de la covid-19), el virus respiratorio sincitial (VRS) y otros virus respiratorios; y que las redes de salud p煤blica que vigilan la gripe extiendan la vigilancia a otros virus respiratorios.

En este sentido, Eiros insta a “aplicar todo lo aprendido durante la pandemia” para prepararnos para esta temporada de gripe para evitar la propagaci贸n de los microorganismos infecciosos. El microbi贸logo cita medidas como la distancia social, evitar frecuentar los espacios cerrados, el lavado de manos y la adherencia a las campa帽as de vacunaci贸n, tanto de la gripe como el segundo refuerzo contra el coronavirus, siguiendo las recomendaciones de las direcciones generales de Salud P煤blica de cada Comunidad Aut贸noma, que b谩sicamente se rigen por criterios de edad y vulnerabilidad (personas con enfermedades de base, pacientes oncol贸gicos o inmunodeprimidas).

La campa帽a de vacunaci贸n antigripal comenzar谩 entre la tercera semana de octubre y la primera semana de noviembre, seg煤n acord贸 el Consejo Interterritorial el pasado mes de julio. La vacunaci贸n estar谩 disponible hasta que finalice la temporada de gripe. Desde el Ministerio de Sanidad se recomienda la inmunizaci贸n de las personas mayores de 65 a帽os, los pacientes de alto riesgo de sufrir complicaciones por esta enfermedad y del personal sanitario y de emergencias.

Enlace relacionado 20Minutos.es (20/09/2022).




Fuente: Sasmadrid.org