May 16, 2022
De parte de Nodo50
286 puntos de vista

Directa.cat/Jorge Mancebo

La plataforma Acci贸n Ciudadana Contra la Impunidad del Franquismo en el Pa铆s Valenciano presentar谩 en los juzgados valencianos seis querellas por un delito de torturas que habr铆a cometido la polic铆a franquista contra las trabajadoras represaliadas de la manifestaci贸n del Primero de Mayo de 1967. Cincuenta y cinco a帽os despu茅s, una veintena de entidades sociales, sindicales y partidos pol铆ticos han hecho un homenaje p煤blico para reconocer a las v铆ctimas del franquismo y acompa帽ar a las querellantes en Valencia.De izquierda a derecha: Antonio Sanchis Vela, Juan Castej贸n, Juan Montalban y Francisco Ventura, en el patio de la c谩rcel Modelo de Valencia/ ARCHIVO.

鈥200 pesetas y ocho horas de trabajo. Por un sindicato democr谩tico obrero y universitario. Por el Derecho a Huelga. Solidaridad con los obreros bilba铆nos. Para impedir los despidos en f谩bricas y talleres. Por la libertad y la democracia鈥. 脡stas eran las consignas que se pod铆an leer en los panfletos de la manifestaci贸n convocada el Primero de Mayo de 1967 en Valencia. Entre la esquina de la Glorieta y la calle Pau se respiraba cierto entusiasmo al tiempo que se reun铆an cientos de personas para empezar la manifestaci贸n, que transcurrir铆a hasta el edificio de la avenida Oeste donde estaba la sede de las Comisiones Nacionales Sindicales (CNS), actualmente, de titularidad de la Generalitat Valenciana.

Ese a帽o, la manifestaci贸n estuvo convocada por unas reci茅n constituidas CCOO, y que apenas hab铆an sido ilegalizadas por el r茅gimen franquista. Adem谩s, se sumaron sectores como la HOAC, USO, el PCE o las Juventudes Comunistas. 鈥淓sta es la primera manifestaci贸n p煤blica que se produce en ese contexto鈥, recuerda Vicent 脕lvarez, abogado laboralista y pol铆tico valenciano detenido en la misma manifestaci贸n. Asimismo, explica que 鈥渁cudimos gente de muchas procedencias, era una fecha significativa y la gente ten铆a muchas ganas de expresar reivindicaciones y exigir cambios y reformas鈥.

鈥淒ieron la orden de disolver y, como no ocurri贸, la polic铆a carg贸. A partir de ese momento, empezaron a detener a algunos militantes significativos o que los identificaban como significativos鈥, recuerda el abogado laboralista Vicent 脕lvarez

Durante el recorrido de la marcha obrera, se produjo una fuerte represi贸n por parte de la polic铆a armada. Tal y como subraya 脕lvarez, la manifestaci贸n estaba desarroll谩ndose con cierta normalidad, 鈥減ero a la altura del Poeta Querol, estaba la oficina franquista de Iberia, donde se coloc贸 una barrera de polic铆a armada, los grises, que iban con porras y gorra鈥. En este sentido, Lucila Arag贸, activista por la memoria democr谩tica y portavoz de la plataforma en apoyo a la querella argentina contra los cr铆menes del franquismo, tambi茅n destaca el momento de esas protestas cuando se estaba planteando salir en otras partes del estado: 鈥渓a polic铆a en aqu茅l momento tampoco se hab铆a enfrentado a manifestaciones as铆鈥, asevera. 脕lvarez, adem谩s, recuerda los hechos con nitidez: 鈥淒ieron la orden de disolver y, como no ocurri贸, la polic铆a carg贸. A partir de ese momento, empezaron a detener a algunos militantes significativos o que los identificaban como significativos鈥.

La Jefatura Superior de Polic铆a de Valencia es uno de los lugares donde se perpetraron las torturas|ARCHIVO.

Aquellos enfrentamientos, seg煤n se帽alan las entidades memorialistas, comportaron un total de 23 detenciones, de las cuales, trece personas fueron procesadas por el Tribunal de Orden P煤blico (TOP) 鈥揺n funcionamiento desde 1963鈥 y, adem谩s, cinco de ellas fueron doblemente juzgadas y condenadas por los mismos hechos en un Consejo de Guerra: Juan Montalban, Juan Castej贸n, Francisco Ventura, Salvador Ayala y Antonio Sanchis. En este sentido, Arag贸n aclara que por las caracter铆sticas de la manifestaci贸n, el r茅gimen quiso dar ejemplo y por eso 鈥渇ueron condenados por el Consejo Militar鈥. Adem谩s, sentencia rotundamente que la mayor铆a de ellos fueron 鈥渂rutalmente torturados en dependencias policiales por la Brigada Pol铆tico Social (BPS) y la Polic铆a Armada鈥. Por su parte, 脕lvarez, quien fue testigo directo porque fue detenido, corrobora los hechos: 鈥淎 m铆 me tuvieron incomunicado tres d铆as y pude comprobar que hab铆an cometido muchos malos tratos: nariz rota, hematomas en todo el cuerpo, heridas en el cuerpo, los hab铆an maltratado, quer铆an venganza porque se les hab铆a escapado la situaci贸n de las manos, no se lo esperaban鈥, reflexiona, quien todav铆a guarda en la memoria una frase de un funcionario policial: 鈥溌緾贸mo usted, siendo tan valencianista, se ha acercado a las masas obreras?鈥. Y le respondi贸: 鈥減or eso mismo!鈥 驴se ha acercado a las masas obreras?鈥. Y le respondi贸: 鈥減or eso mismo!鈥 驴se ha acercado a las masas obreras?鈥. Y le respondi贸: 鈥減or eso mismo!鈥.

Reparar el dolor de las v铆ctimas medio siglo despu茅s

Cincuenta y cinco a帽os despu茅s de los hechos del 1 de Mayo, desde la asociaci贸n Acci贸 Ciutadana Contra la Impunidad del Franquismo, anuncian la presentaci贸n de seis querellas por torturas en los tribunales valencianos. Cuatro de las personas que se incluyen fueron juzgadas y condenadas en el Consejo de Guerra. Desde la asociaci贸n 鈥損lataforma en apoyo a la querella argentina鈥 llevan desde 2018 promoviendo querellas en los tribunales valencianos de casos de torturas y desapariciones forzosas 鈥渜ue consideramos que demuestran que la represi贸n durante el franquismo se hizo sistem谩ticamente con agresiones y que representan cr铆menes de lesa humanidad por la dimensi贸n que tuvieron: tratar de eliminar de todas las formas posibles la oposici贸n y la disidencia al r茅gimen鈥, razona Arag贸n. Asimismo,

La abogada de la cooperativa El Rogle y una de las redactoras de las seis querellas presentadas, Ar脿dia Ruiz, puntualiza que son por torturas en un contexto de lesa humanidad, remarcando que el contexto es importante porque da sentido

La abogada de la cooperativa El Rogle y una de las redactoras de las seis querellas presentadas, Ar脿dia Ruiz, puntualiza que son por torturas en un contexto de lesa humanidad, remarcando que el contexto es importante porque da sentido. 鈥淟a justicia espa帽ola tiende a archivar querellas del franquismo porque entienden que ya est谩n prescritas, porque las analizan como cr铆menes individuales, es decir, no lo hacen en un contexto de cr铆menes de lesa humanidad. Si as铆 lo hicieran, no podr铆an alegar la prescripci贸n porque los cr铆menes de lesa humanidad nunca prescriben, atendiendo al acuerdo internacional. Entonces, como quieren evitar esta definici贸n de los cr铆menes del franquismo, los individualizan como si fueran cr铆menes individuales鈥 matiza Ruiz, quien pone como ejemplo casos como el de Paterna, donde 鈥渉ay fosas con m谩s de 200 fusilados,

En este sentido, detalla los cuatro argumentos jur铆dicos que alega el Tribunal Supremo 鈥揳 tenor de la sentencia 101/2012鈥 para 鈥渢ropezar鈥 judicialmente con las querellas: ley de Amnist铆a, principio de legalidad, prescripci贸n de los cr铆menes y muerte de las personas victimarias . 鈥淐omo ya tenemos los cuatro argumentos claros, por los que ya sabemos c贸mo nos lo van a intentar tumbar, la querella b谩sicamente tiene cuatro puntos en los fundamentos jur铆dicos que rebaten cada uno de estos argumentos, teniendo en cuenta todo el argumentario de los mecanismos del derecho internacional y la doctrina鈥, detalla la letrada. Sin embargo, expone que el principal objetivo que tienen las v铆ctimas del franquismo hoy en d铆a, no se sentar a una persona en el banquillo, 鈥渓o que necesitan es un relato de la verdad judicial, es decir, que haya una instrucci贸n que cuente lo que pas贸, que estragan m谩s informaci贸n. El relato de la verdad es muy reparador鈥, concluye.

Homenaje y reconocimiento p煤blico

Este viernes 13 de Mayo, en la plaza N谩poles y Sicilia, la asociaci贸n Acci贸 Ciutadana Contra la Impunidad del Franquismo y Comisiones Obreras, con el apoyo de una veintena de entidades sociales, sindicales, partidos pol铆ticos y administraciones p煤blicas han organizado un homenaje para reconocer a las v铆ctimas represaliadas por el franquismo y acompa帽ar a las querellantes en Valencia. 鈥淨ueremos que sea un homenaje que les rindamos la gente y las organizaciones que estamos en esta batalla por la lucha por los derechos de las v铆ctimas del franquismo, y que reconozcamos que gracias a ellos hoy tenemos libertades y les acompa帽amos en el momento de presentar las querellas鈥, apostilla Arag贸n. Para 脕lvarez, este acto es importante porque despu茅s de esta historia, 鈥渄ecid铆 ser abogado laboralista y defensor en el tribunal de justicia.

Acto de homenaje y presentaci贸n de las querellas en el sal贸n de actos de CCOO en Valencia|GOBIERNO DE LA GENERALITAT

Francisco Ventura, fue uno de los trabajadores represaliados que ahora se ha querellado. 鈥淣os juzgaron en el Tribunal de Orden P煤blico y nos hicieron un Consejo de Guerra. Estuve unos a帽os en Valencia en la Modelo, y despu茅s ya nos dividieron, por un lado y por otro, que es lo que hac铆an los franquistas para que las familias no estuvieran cerca y pudieran visitarnos鈥. Ventura, militante de los incipientes CCOO, estuvo casi cuatro a帽os detenido. 鈥淓n comisar铆a me peg贸 una rodilla un gris y me tir茅 casi un mes sin poder andar, ten铆a los huesos de la cadera fatal, iba cojeando de un pie y me golpearon al otro para que no pudiera andar. Torturas a manta鈥, relata en la Directa en una conversaci贸n telef贸nica. En la conversaci贸n le acompa帽a su pareja Ana Almagro: 鈥淣os conocimos cuando sali贸 de prisi贸n. Estuvo en prisi贸n por pedir una jornada laboral de ocho horas, por pedir derechos laborales y por pedir democracia. Yo pertenec铆a a las Juventudes Comunistas y al movimiento democr谩tico de mujeres, y era muy joven cuando nos conocimos en nuestra fase militante鈥, recuerda. Almagro explica el proceso de represi贸n que tambi茅n vivieron ya casados, con hijos incluso: 鈥渧iv铆amos en un barrio obrero en el parque Alcosa, y ven铆a la Guardia Civil por fotos, que yo siempre les dec铆a que vayan ustedes a la c谩rcel, que all铆 tiene fotos de todos los colores. Ven铆an a amedrantarnos y hacernos sufrir, era continua la persecuci贸n, y ellos estaban en prisi贸n por pedir lo que hoy nos parece normal鈥, recuerda con rabia. y era muy joven cuando nos conocimos en nuestra fase militante鈥, recuerda. Almagro explica el proceso de represi贸n que tambi茅n vivieron ya casados, con hijos incluso: 鈥渧iv铆amos en un barrio obrero en el parque Alcosa, y ven铆a la Guardia Civil por fotos, que yo siempre les dec铆a que vayan ustedes a la c谩rcel, que all铆 tiene fotos de todos los colores. Ven铆an a amedrantarnos y hacernos sufrir, era continua la persecuci贸n, y ellos estaban en prisi贸n por pedir lo que hoy nos parece normal鈥, recuerda con rabia. y era muy joven cuando nos conocimos en nuestra fase militante鈥, recuerda. Almagro explica el proceso de represi贸n que tambi茅n vivieron ya casados, con hijos incluso: 鈥渧iv铆amos en un barrio obrero en el parque Alcosa, y ven铆a la Guardia Civil por fotos, que yo siempre les dec铆a que vayan ustedes a la c谩rcel, que all铆 tiene fotos de todos los colores. Ven铆an a amedrantarnos y hacernos sufrir, era continua la persecuci贸n, y ellos estaban en prisi贸n por pedir lo que hoy nos parece normal鈥, recuerda con rabia.

鈥淩ecuerdo mucho a las madres, porque habl茅 con muchas que han muerto y nunca lo contaron p煤blicamente, pero lo ten铆an a cuerpo鈥, explica Ana Almagro, que militaba en las Juventudes Comunidades y en el movimiento de mujeres

Para Ventura, el acto es emotivo porque le hace reencontrarse con compa帽eros que no ve desde 1967. 鈥淓stas historias deben explicarse a todo el pueblo. Franco tiene miles de muertos a sus espaldas. Y el hambre que nos hicieron pasar! Mi madre estaba trabajando como pod铆a para enviarle dinero a mi padre, que tambi茅n estuvo m谩s de ocho a帽os en prisi贸n por ser republicano鈥. Almagro concluye tambi茅n con una reflexi贸n: 鈥渓as madres y las mujeres de personas como Paco [Francisco Ventura], han sufrido doblemente la persecuci贸n. Primero se llevaron a su marido, que estuvo ocho a帽os en prisi贸n [en Santiago de Compostela] por ser republicano en C贸rdoba. Paco conoci贸 a su padre cuando ten铆a 8 a帽os. Y ella sufri贸 ese dolor porque era imposible para una mujer de un campesino viajar tan lejos, y despu茅s volvi贸 a vivirlo aqu铆 a Valencia cuando detuvieron a su hijo. El sufrimiento de todas las madres que han sufrido la represi贸n. Aqu铆 tenemos Paterna, esas madres lo han sufrido doblemente. Yo me acuerdo mucho de ellas, porque habl茅 con muchas que no lo han podido hacer, han muerto y nunca lo han contado p煤blicamente, pero lo ten铆an a cuerpo鈥.

Te puede interesar:

  • No hay temas relacionados



Fuente: Ceaqua.org