January 5, 2021
De parte de SAS Madrid
1,838 puntos de vista

Seg煤n el Ministerio de Sanidad, Espa帽a ha administrado 82.834 vacunas en una semana, una cantidad muy peque帽a para alcanzar el objetivo de conseguir un 70% de inmunidad a finales del verano.

– El epidemi贸logo Daniel L贸pez-Acu帽a calcula que para lograr esa cifra es necesario vacunar a un mill贸n de espa帽oles a la semana.

– La elecci贸n de las navidades para iniciar la campa帽a con las vacaciones de personal sanitario que eso implica, la llegada de las dosis a cuentagotas y la lentitud en administrarlas explican, seg煤n los expertos consultados, por qu茅 se retrasa la vacunaci贸n en Espa帽a.

– Canarias es la comunidad que m谩s dosis ha administrado, 10.928, el 52,5% de las recibidas, mientras Madrid es una de las que menos, 2.883 vacunas de 89.040 recibidas (3,2%).

El objetivo, seg煤n repite una y otra vez el ministro de Sanidad, Salvador Illa, es que “al final del verano” est茅 vacunado “un 70% de la poblaci贸n”. Pero parece complicado cumplir con este objetivo si Espa帽a mantiene el ritmo de vacunaci贸n con el que se ha comenzado. Seg煤n los datos hechos p煤blicos este lunes por el Ministerio de Sanidad, Espa帽a ha administrado 82.834 vacunas, algo m谩s del 11% de las 718.575 que han llegado. De ellas, 360.000 han sido recibidas este mismo lunes. Para el exdirector de acci贸n sanitaria en situaciones de crisis de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) Daniel L贸pez-Acu帽a, este ritmo es “muy lento”. Sobre todo para alcanzar el objetivo, para lo que se necesita, calcula, vacunar a un mill贸n de espa帽oles a la semana. “Ese es el baremo que tenemos que tener presente. Evidentemente que el ritmo al que hemos comenzado no basta, hay que multiplicarlo”, dice, desde el otro lado del tel茅fono. 

Espa帽a 鈥攜 el planeta entero鈥 llevaba desde el mes de marzo deseando leer el titular que por fin se hizo realidad el pasado domingo 27 de diciembre: la vacunaci贸n comenzaba. Araceli Hidalgo se convert铆a entonces en la imagen del optimismo y, como dijo Illa en varias ocasiones, del “principio del fin” de la pandemia. Sin embargo, la ilusi贸n inicial dej贸 paso r谩pidamente a una especie de decepci贸n apenas 24 horas despu茅s del arranque de la campa帽a, cuando la compa帽铆a Pfizer anunci贸 que pospon铆a un d铆a la entrega de vacunas a Espa帽a prevista para ese lunes por una “incidencia log铆stica”. Lo que entonces fue un simple problema, sin embargo, se convirti贸 en una suerte de augurio de los d铆as posteriores. Ahora el retraso se ha hecho m谩s evidente, seg煤n los datos de Sanidad. Pero la responsabilidad no es de Pfizer. 

驴A qu茅 se debe, entonces? Desde el Gobierno, Illa ha asegurado este lunes que el ritmo est谩 “evolucionando correctamente” y que esta semana se alcanzar谩 la “velocidad de crucero” necesaria, una vez pasadas las festividades navide帽as. Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, la que menos vacunas ha administrado hasta la fecha, ha lanzado la pelota hacia el tejado de Moncloa. Este mismo lunes Isabel D铆az Ayuso reconoci贸 que en Madrid no se est谩 vacunando “a la velocidad” deseada, pero ni explic贸 el porqu茅 ni dio ninguna soluci贸n. “La vacunaci贸n es un problema nacional. La estrategia es un problema nacional y quien tiene que dirigir esto es el Gobierno de Espa帽a y el ministro a la fuga para que tengamos el mismo n煤mero de vacunas, transparencia y ayuda a todas las comunidades”, dijo. 

El alcalde de Madrid, Jos茅 Luis Mart铆nez-Almeida, excus贸 de toda culpa a su compa帽era de partido asegurando que la Comunidad pondr谩 “todos los medios” para cumplir con el calendario de vacunaci贸n. Si hasta ahora no se ha hecho, explic贸, ha sido por “los d铆as especiales que se est谩n viviendo” por las fechas navide帽as y por “la dif铆cil identificaci贸n de las personas por los numeros铆simos desplazamientos” de los 煤ltimos d铆as. Sin embargo, las primeras dosis comenzaron a administrarse a los usuarios de las residencias de ancianos 鈥攓ue en su mayor铆a pasan las navidades en los centros para mayores鈥 y a sus trabajadores. Almeida tambi茅n critic贸 la “falta” de “transparencia” del Gobierno con la vacunaci贸n, algo que tambi茅n reproch贸 el presidente del PP, Pablo Casado, que insisti贸 en varias ocasiones en que el Ejecutivo hace “campa帽a” con la llegada del suero a Espa帽a

Por su parte, el consejero de Sanidad madrile帽o, Enrique Ruiz Escudero, que tambi茅n admiti贸 un “retraso” en el proceso de vacunaci贸n del que culp贸 al Gobierno, abri贸 la puerta a echar mano de “recursos privados” para acelerar la inmunizaci贸n. “En pandemia uno tiene que utilizar todos los recursos que sean necesarios, ya sean p煤blicos como privados en el caso de que sean necesarios. Lo importante es administrar la vacuna”, dijo este lunes en una entrevista en TVE en la que tambi茅n achac贸 la lentitud en la vacunaci贸n a una elecci贸n de las residencias, que, seg煤n dijo, solicitaron comenzar el proceso a partir del 31 de diciembre para no coincidir con las vacaciones del personal ni con las celebraciones navide帽as. 

Los retrasos no s贸lo fueron admitidos en Madrid. El presidente de Cantabria, Miguel 脕ngel Revilla, tambi茅n lament贸 este lunes “un poco de lentitud” en el inicio de la campa帽a. A su juicio, este se debe a que est谩n llegando “pocas dosis” de la vacuna de Pfizer a las comunidades aut贸nomas y a que el inicio de la administraci贸n del suero en las residencias obliga a trasladar todo el material, lo que retrasa el proceso. Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administraci贸n P煤blica e Interior de Andaluc铆a, El铆as Bendodo, pidi贸 al Gobierno activar una campa帽a “m谩s r谩pida” con la que poder inmunizar a la poblaci贸n “lo m谩s pronto posible”. Baleares, por el contrario, asegur贸 en boca del portavoz de su Comit茅 Auton贸mico de Gesti贸n de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, que el porcentaje de personas vacunadas, que era del 20% este lunes, era “un n煤mero muy bueno”. 

La vacunaci贸n, en datos

Cada comunidad ha comenzado a vacunar a un ritmo diferente. A falta del desglose por comunidades aut贸nomas del Ministerio de Sanidad, algunas de ellas ya dieron este fin de semana datos oficiales que revelan que el ritmo ha sido muy desigual. Canarias, por ejemplo, ha administrado hasta el 3 de enero 10.928 de las 20.835 dosis que ha recibido (el 52,5%); Asturias, 9.380 de las 23.720 dosis que ha recibido hasta este domingo (el 39,5%); Galicia, 9.124 de 37.555 recibidas hasta el 2 de enero (24,3%); Catalu帽a, 8.150 de 120.545 recibidas hasta el d铆a 3 (14%); Madrid, 2.883 de 89.040 que llegaron hasta este domingo (3,2%); Murcia, 442 de 25.685 llegadas hasta este lunes (1,7%)

En Europa hay datos, igualmente, muy dispares. Francia tan s贸lo ha administrado 516 dosis de Pfizer hasta el 1 de enero, seg煤n los datos recopilados por Our World in Data, vinculado a la Universidad de Oxford. El pa铆s tiene 70 millones de habitantes y queda muy lejos de las cifras que han aportado otros pa铆ses como Italia, que hasta el 3 de enero hab铆a vacunado ya a 114.349 personas 鈥攖iene una poblaci贸n de alrededor de 60 millones de personas鈥; o Alemania, que hasta el d铆a 2 hab铆a administrado 238.809 vacunas 鈥攅l pa铆s tiene una poblaci贸n de 83 millones de habitantes. Austria (con casi 9 millones de habitantes) ha suministrado alrededor de 6.000 vacunas; Hungr铆a (casi 10 millones), 5.100; y Portugal (10 millones) por su parte, 32.000. Reino Unido (66 millones de habitantes), que lleva un mes vacunando, ya ha inmunizado a casi un mill贸n de personas (concretamente, a 944.539). 

驴Qu茅 lo explica?

驴Qu茅 factores son los que influyen en estos retrasos? Seg煤n L贸pez-Acu帽a, son varios. Por un lado, dice, influye que la primera semana de la campa帽a haya coincidido con las fiestas navide帽as. Por otro, sostiene que la llegada de las dosis ha sido lenta y que la administraci贸n de las mismas tambi茅n. Y por 煤ltimo, menciona la falta de recursos, tambi茅n humanos, como factor determinante de la velocidad de la administraci贸n de los sueros. “Es evidente que hay un factor limitante, que es el de la disponibilidad de la vacuna. Tenemos s贸lo un productor, que es Pfizer, que ha ido suministrando con un d铆a de retraso las vacunas, aunque hemos ido administr谩ndolas por detr谩s de la recepci贸n”, recuerda. “A medida que tengamos m谩s vacunas y m谩s productores tendremos m谩s dosis y reduciremos el cuello de botella de las disponibles para ser aplicadas”, explica. Y recuerda, en este sentido, que Illa vaticin贸 que la vacuna de Moderna estar铆a disponible este mes de enero. Falta por saber si ser谩 as铆. Y la fecha exacta. 

L贸pez-Acu帽a, en cualquier caso, asegura que no tomar铆a las dosis administradas esta semana como un indicativo de lo que ocurrir谩 en las pr贸ximas. “Esta semana se ha hablado mucho de la irregularidad que han supuesto estas fechas dif铆ciles y a los problemas organizativos del arranque de la campa帽a, por eso no la tomar铆a como indicativa de c贸mo ser谩n las cosas“, sostiene. Ahora s铆, “no podemos estar a medio gas”. Y para eso hay que acelerar, dice, multiplicando el ritmo de la vacunaci贸n para llegar “a la velocidad de crucero que necesitamos” para alcanzar el objetivo marcado por Sanidad. 

驴C贸mo? Poniendo recursos para asegurar que la atenci贸n primaria tiene suficiente personal y reforz谩ndola en caso de que no sea as铆. L贸pez-Acu帽a, en este sentido, aboga por la colaboraci贸n de la Unidad Militar de Emergencia (UME), de la Cruz Roja, de ONG o hasta de la sanidad privada 鈥”no por beneficio o lucro”, aclara鈥. “En esto ayudar铆a tener un mando 煤nico que subordinara todo a la vacunaci贸n”, opina. Porque esta campa帽a “no puede hacerse sin tener un sentido de urgencia”. “Hay que plantearla y hacerla como un operativo humanitario de salvar vidas, de rescate o hasta como una operaci贸n de guerra donde hay que tener una acci贸n sostenida sin descanso por meses”, asegura. 

Voces como la de Juli谩n Ezquerra, secretario general de la Asociaci贸n de M茅dicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), coincide con L贸pez-Acu帽a en el problema que supuso comenzar la campa帽a un domingo 27 de diciembre, una idea que califica de “brindis al sol” y de “operaci贸n de m谩rketing”. “Sab铆amos que esto iba a suceder. No estaba organizado nada y el n煤mero de vacunas era peque帽o. Era l贸gico que hasta que no pasaran estas fiestas y se retomara la actividad normal no se iba a incrementar el ritmo“, dice desde el otro lado del tel茅fono. Por eso tambi茅n apuesta por no tomar esta semana como indicativa de nada. Lo mismo que opina Mar铆a Jos茅 Garc铆a, portavoz del sindicato de enfermer铆a Satse. “El periodo de Navidad influye much铆simo. Hay muchos sitios que no han cuadrado las plantillas de las enfermeras, que han tenido ahora vacaciones. Empezar el 27 de diciembre, un domingo, pues no era lo m谩s aconsejable”, coincide.

Lo que piden ambos es que las cosas cambien ahora para poder, en serio, arrancar la vacunaci贸n. Ezquerra pide un plan, “que todav铆a no tenemos”, para saber “c贸mo se va a vacunar, d贸nde y con qu茅 personal”, que lo hay si se organiza adecuadamente, sostiene. Garc铆a, sin embargo, alerta de que esto podr铆a no ser as铆. Y de que se podr铆a empezar a ver cu谩ndo hay que comenzar a inmunizar al com煤n de la poblaci贸n. “El problema llegar谩 m谩s adelante, cuando empecemos la vacunaci贸n en general y las enfermeras tengan que atender todo con unas plantillas que ya antes estaban saturadas en una atenci贸n primaria deficitaria. Va a suponer una sobrecarga brutal”, sostiene. 

En Espa帽a, seg煤n el Consejo General de Enfermer铆a (CGE), se necesitan 120.000 enfermeras, el personal que administra las vacunas, para acercarse a las ratios de profesionales por paciente que manejan los pa铆ses de nuestro entorno. Tal y como recoge el Consejo, a fecha 31 de diciembre de 2019 Espa帽a presentaba una media de 602 enfermeras por cada 100.000 habitantes, 6,02 por cada 1.000, seg煤n el Ministerio de Sanidad. La media de los pa铆ses de la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n y el Desarrollo Econ贸micos (OCDE), en cambio, estaba en 852, 250 m谩s

Enlace relacionado InfoLibre.es 05/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org