November 15, 2022
De parte de Congreso Nacional Ind铆gena
221 puntos de vista

En este d铆a 4 Ix, d铆a de energ铆a femenina, con el permiso de nuestros ancestros y ancestras, desde las tierras sagradas de Calakmul, nos hemos convocado y nos encontramos, primero para pedir perd贸n a nuestra Madre Tierra por lo que no hemos sido capaces de hacer por salvarla de las garras del capitalismo extractivista que la viola y la destruye, pero tambi茅n para reconocer y compartir los esfuerzos organizados realizados y tambi茅n para enlazar nuestro pensamiento, coraz贸n y voluntad con otros, otras y otres que tambi茅n luchan.

Reunidos y reunidas colectivos, colectivas, organizaciones, personas ind铆genas y no ind铆genas, del campo y de la ciudad que amamos el territorio y defendemos la vida, que llegamos desde distintas regiones: norte, centro y sur de Quintana Roo, norte y sur de Yucat谩n, sur de Campeche, Istmo de Tehuantepec, Tabasco y centro de M茅xico y tambi茅n de Colombia, Nicaragua y Alemania; compartimos nuestra palabra con la intenci贸n de que esta llegue a los corazones de todas aquellas personas que como nosotros, nosotras y nosotres resisten y luchan contra los despojos, explotaci贸n y la muerte de este sistema capitalista, colonial y patriarcal hacia los pueblos del mundo y contra la Madre Tierra.

Nuestra historia de resistencia es ancestral, luchamos hoy, como antes lo hicieron nuestras abuelas y abuelos por la defensa de la vida y la dignidad, como lo hizo Jacinto Canek, como lo hizo Jacinto Pat, como lo hizo Maria Uicab. Aqu铆 estamos y aqu铆 seguiremos, porque la garra de la dominaci贸n colonial se extiende hasta nuestros d铆as, la colonizaci贸n no ha acabado y por lo mismo la lucha de resistencia sigue viva.

HOY DENUNCIAMOS:

Como hemos denunciado en muchas ocasiones, que en la pen铆nsula de Yucat谩n y la regi贸n sur sureste de M茅xico, estamos enfrentando la imposici贸n de megaproyectos con visiones occidentales de desarrollo econ贸mico que nada tienen que ver con nuestras formas de vida y con nuestra mirada que como pueblos tenemos de lo que significa el desarrollo.

Este despojo, explotaci贸n y destrucci贸n para nuestros pueblos est谩 pensado desde arriba por los malos gobiernos pensando en el beneficio del gran capital sin importar que esas acciones vayan contra la vida en todas sus manifestaciones. Entre ellos el mal llamado Tren Maya y el Corredor Interoce谩nico, que articulan estrategias de reordenamiento de nuestros territorios como el fomento del turismo masivo, la agroindustria, la industria energ茅tica, inmobiliaria, mega granjas porc铆colas y av铆colas, proyectos occidentales de explotaci贸n y extractivismo contrarios la dignificaci贸n de la vida de los pueblos.

Declaramos que estos megaproyectos afectan de manera integral la vida de las comunidades porque adem谩s de todas estas estrategias de acaparamiento del territorio y sus bienes naturales, vemos venir con ellos la militarizaci贸n, la proliferaci贸n de bases militares y con ellas el incremento de la represi贸n, la intimidaci贸n y la violencia que impacta de manera m谩s fuerte en el cuerpo territorio de las mujeres y las disidencias sexuales.

Afirmamos que estos proyectos no son casuales ni desarticulados sino que son pensados como un mecanismo de exterminio hacia nosotros y nosotras. Atentan contra nuestra vida como pueblos pero tambi茅n contra toda la vida, porque talan los montes, deforestan, despojan y desintegran las comunidades, da帽an los ecosistemas donde habitan los animales y los vientos sagrados, da帽an a las abejas y la milenaria actividad de la apicultura, contaminan el agua con sus agroqu铆micos envenenando la tierra, el aire, el agua y nuestra salud. No nos quieren vivos, nos quieren muertos o al menos debilitados y esclavizados. No quieren que haya vida para nuestros hijos e hijas. En medio de todo este despojo, devastaci贸n, enfermedad y muerte 驴d贸nde vamos a reproducir nuestra cultura para que ellos y ellas tengan una buena vida?

Adem谩s, desarticulados, fragmentados, deshermanados, confrontados nos quieren. Al gobierno y su patr贸n el gran capital le conviene que no estemos unidos, por eso es que instalan el conflicto entre nuestros pueblos, nos dividen comprando consciencias aprovech谩ndose de la necesidad econ贸mica. Mienten y enga帽an fomentando la ambici贸n con promesas de beneficios econ贸micos que nunca ser谩n para nosotros.

EXIGIMOS:

Respeto a nuestro derecho a la libre determinaci贸n reconocido en los tratados internacionales firmados por M茅xico para los pueblos y comunidades ind铆genas y el paro inmediato de sus dos proyectos de reordenamiento del territorio: el mal llamado Tren Maya que insistimos NO ES MAYA, porque no es para los mayas sino para los grandes capitales y el Corredor Interoce谩nico.

Invitamos a todas aquellas personas que al igual que nosotros, nosotras, nosotres se preocupan e indignan por la gravedad de la situaci贸n que vivimos, a sumarnos a una lucha articulada entre los pueblos, del campo y de la ciudad, ind铆genas y no ind铆genas, estudiantes, trabajadores y trabajadoras, j贸venes, j贸venas. Articular los esfuerzos en defensa de la tierra y del territorio, de la madre naturaleza y del territorio simb贸lico y sagrado de los pueblos: las lenguas, las pr谩cticas sagradas tradicionales y la memoria. Lo que en suma es la defensa de la vida.

Xpujil, Calakmul, territorio maya

4 ix, 7 keej

13 de noviembre de 2022




Fuente: Congresonacionalindigena.org