January 3, 2022
De parte de Nodo50
200 puntos de vista

Por Laki Quispe, Resumen Latinoamericano, 3 de enero de 2022.

El acampe Indígena frente al Congreso Nacional realizó este jueves una jornada político cultural a modo de cierre de año, luego de más de 60 días de acampe, por la prórroga de ley 26160, la ley de propiedad comunitaria y reparación histórica. Por el acampe han pasado comunidades de las 2 mil que integra OPINOA, quienes se movilizaron desde sus territorios. La actividad contó con la presencia de artistas culturales, sikuris, musicxs y bailarinxs y al finalizar tocó Bruno Arias.


Tras receso de las cámaras en el congreso de la nación, las comunidades indígenas vuelven a sus territorios por este periodo, pero se mantienen en actividad asamblearia para decidir próximas acciones.
Durante este tiempo que las comunidades estuvieron acampando se han realizado diversas actividades: marchas, talleres, asambleas, charlas, se han presentado notas a diputados y abrazos simbólicos alrededor del congreso de la nación. Además, se han sumado el acompañamiento de organizaciones políticas, culturales y ambientales.
“Hemos vivido muchas situaciones durante este transcurso, desde venir desde una distancia alejada del territorio, algunos de más de 2mil quilómetros de distancia, llegaron a la gran ciudad con una expectativa de lograr el objetivo de una ley de emergencia 26160, ya que es una ley muy votada en democracia. Desde el 2006, 2009, 2013, 2017 y ahora 2021 se ha aprobado en la cámara de senadores solamente, falta la cámara de diputados”, recordó Néstor Jerez, del Pueblo Ocloya.
El reclamo por los territorios hay que entenderlo por su relación con la identidad cultural, porque allí es donde se desarrolla todas las actividades culturales y espirituales. “Cuando ya se comenzó de hablar de comunidad recién se comenzó a tomar un poco de conciencia para decir ¡Ah, somos guaraní! lo que hablamos nosotros es idioma guaraní. Ese proceso lo he vivido personalmente, cuando comencé la militancia activa en la causa indígena y causa guaraní, me di cuenta que esa relación con la identidad tiene que ver mucho con el territorio y eso es lo que hoy estamos tratando de llevar al Congreso”, comentó German David, del pueblo guaraní, miembro de OPINOA.
Entre las organizaciones presentes estuvo la coordinadora Basta de Falsas Soluciones (BFS), una organización “socio-ambiental” e independiente, que acompaña el acampe indígena. “Nosotros queremos seguir viniendo y lo vamos a seguir haciendo hasta que tengamos todos los logros que tengamos que obtener, uno de ellos es la ley, la 26160; el DNU no alcanza, perdón pero el decreto este, que decretó el presidente no es lo que los pueblos quieren, y es algo muy endeble pende de un hilo la protección de los territorios”, señaló Juan Esteche referente de BFS.
“La prórroga está vigente por un decreto de necesidad y urgencia dictada por el poder ejecutivo, aun así, el peligro por los desalojos siguen latente ya que el decreto esta judicializado en algunas provincias. La prórroga es un paso previo a la instrumentación de la propiedad comunitaria indígena que corresponde al Congreso de la Nación”, aseguró OPINOA.

El 30 de diciembre ingresó a la cámara de diputados de la nación, el proyecto de instrumentación de la propiedad comunitaria firmado por lxs diputadxs del FIT. “La Ley de Propiedad Comunitaria Indígena garantiza la posesión ancestral, tradicional y publica; es decir se reconoce a los integrantes de la comunidad el derecho de ser poseedores ancestrales del territorio para convivir en armonía y espiritualmente, en equilibrio con la madre tierra de acuerdo a su cosmovisión”, informó OPINOA.
La emergencia actual para las comunidades indígenas es la inmediata aprobación de la prórroga de la ley 26.160 por parte de la cámara de diputados. El acampe tiene la representación de las 2 mil comunidades preexistentes y 40 pueblos naciones originarias en defensa del paradigma a favor de la vida basado en el Buen Vivir. Cada acción que se realizó en el acampe fueron fundamentales para visibilizar las problemáticas que atraviesan los pueblos originarios. Diversas consignas se han desplegado en cada movilización, a favor de los bienes naturales, por la de vida de toda la humanidad y el buen vivir, contra las empresas extractivistas que afectan la biodiversidad.

Fotos: Jaqueline Orion, Johana Arce y Laki Quispe
TeleSISA
Comunicación con identidad




Fuente: Resumenlatinoamericano.org