January 15, 2023
De parte de Acracia
198 puntos de vista

Ahora que ya pas贸 el mundial de ese deporte que parece enloquecer a las masas conviene recordar, gracias a este libro Qatar. Sangre, dinero y f煤tbol, la explotaci贸n y miserias que se producen en torno a ello, que es lo mismo que decir del sistema en que vivimos. Efectivamente, es necesario profundizar en ello, m谩xime, en este mundo de la informaci贸n de la inmediatez y la permanente manipulaci贸n; como ejemplo, se filtraron gran parte de los cr铆menes producidos, con miles de trabajadores muertos por condiciones infrahumanas, por la celebraci贸n del mundial en un pa铆s con una dictadura y sin tradici贸n futbol铆stica, pero se ahogaron las protestas y la cosa se acab贸 celebrando sin mayores problemas para verg眉enza de la profesi贸n period铆stica y del mundo en general.

Fonsi Loaiza comienza su libro recordando que los valores del capitalismo han cambiado completamente el mundo del f煤tbol, deporte que considera naci贸 como una conquista de la clase trabajadora, y que como cualquier otro deber铆a ser limpio y disfrutable; sin embargo, hoy se ha convertido, palabras textuales, en 鈥渆l basti贸n mafioso de la especulaci贸n financiera鈥, una gran cloaca del capitalismo que funciona como tapadera de toda suerte de oligarcas, jeques, fondos buitres y para铆sos fiscales. As铆, hace ya tiempo que gente muy poderosa del mundo 谩rabe se ha hecho con el control de diversos clubes europeos (como el Manchester City o el Paris Saint-Germajn), incluidos varios m谩s modestos en Espa帽a; tambi茅n, los tent谩culos llegan a otros sectores, como medios de comunicaci贸n, constructoras o grandes superficies.

En el caso concreto de Qatar, el deporte claramente ha funcionado como lavado de imagen de la tiran铆a imperante en aquel pa铆s; se dan datos muy concretos, con nombres propios, de las circunstancias que llevaron a elegir la candidatura de este pa铆s para celebrar el evento. Si en los a帽os 50 del siglo XX Qatar era una humilde regi贸n de 40.000 habitantes dedicada a la pesca, la explotaci贸n del gas y el petroleo, con la entrada de los mercados financieros le convertir铆a en uno de los pa铆ses m谩s ricos del mundo. As铆, el r茅gimen de Qatar llegar铆a a entrar en el IBEX 35, siendo el tercer fondo de inversi贸n m谩s importante, que controla empresas espa帽olas como El Corte Ingl茅s, Iberdrola, el Grupo Prisa o MediaPro; los tent谩culos de Qatar, por lo que se ve, llegan lejos y a diversos 谩mbitos de este inefable pa铆s que llamamos Reino de Espa帽a. A los poderosos jeques 谩rabes se les recibe con todos los honores en Espa帽a, pero cuando los musulmanes son pobres se les asesina en la frontera; el repulsivo mundo clasista en que vivimos.

Cuando el emir de Qatar vino hace unos meses a Madrid, a pesar de la sistem谩tica vulneraci贸n de los derechos humanos en aquel pa铆s, se le concedieron toda suerte de medallas y honores por parte de los mandatarios espa帽oles; en la vergonzosa cena de gala que Felipe VI ofreci贸 en el Palacio Real, con el consecuente besamanos por el que desfilaron todo tipo de personajes del mundo empresarial y pol铆tico, la reina Letizia Ortiz luc铆a unos diamantes regalados por el emir de Qatar valorados en 100.000 euros. Los datos sobre los negocios e inversiones de Qatar en Espa帽a son innumerables y muy concisos; por ejemplo, el fondo soberano de inversi贸n de Qatar posee un considerable porcentaje del capital de Iberdrola, una de las grandes empresas donde est谩n colocados varios excargos pol铆ticos de Espa帽a (la indignante pol铆tica de las puertas giratorias), tambi茅n hay capital qatar铆 en El Corte Ingl茅s o en grandes empresas inmobiliarias.

Quiz谩 de lo m谩s indignante, que ya es decir, son las inversiones qatar铆es en Prisa, el grupo de comunicaci贸n m谩s importante de Espa帽a. Loaiza denuncia de forma concisa y acertada c贸mo el poder medi谩tico de Prisa, a trav茅s de las p谩ginas del diario El Pa铆s y otros medios, ha funcionado como instrumento del control del pensamiento en Espa帽a desde el fin de la dictadura ejerciendo la hegemon铆a ideol贸gica; sus apoyos a la monarqu铆a o a los gobiernos de Felipe Gonz谩lez explican lo ocurrido en ese fraude denominado Transici贸n a la democracia. Es sabido que el Banco Santander tiene un tanto por ciento de capital en Prisa, ya apenas puede ocultarse que la banca es la propietaria de los grandes medios de comunici贸n; a su vez, el fondo de Qatar entr贸 en el accionariado de Santander Brasil, que eligi贸 al recientemente fallecido exfutbolista Pel茅 como embajador. Todos los intereses de la pasta perfectamente vinculados al mundo del deporte.

En este mundial, todo el mundo tiene las manos manchadas de sangre; apoyar el f煤tbol como negocio es ser c贸mplice de la situaci贸n de los trabajadores en Qatar, que son verdaderos esclavos del siglo XXI. Mientras estos obreros, procedentes de pa铆ses como Sri Lanka, Bangladesh o la India, trabajaron con temperaturas de 50 grados para construir las infraestructuras (lo cual ha producido al menos 7.000 muertes), el evento se pasa al mes de noviembre para que los multimillonarios jugadores no pasen calor. Esta cifra ha sido proporcionada por algunos medios y por Amnist铆a Internacional, pero lo m谩s probable es que sea mucho m谩s elevada por la l贸gica opacidad del r茅gimen dictatorial de Qatar, totalmente blanqueado por diversos tipejos europeos y por los propios deportistas desprendidos de cualquier tipo de conciencia.

Los jeques 谩rabes comprendieron muy bien que dominar el mundo pasa por controlar el mundo del deporte, un aut茅ntico nido de corrupci贸n (se define a la FIFA como una mafia criminal). Para dar m谩s datos concretos, y sorprendentes (o no tanto), uno de los pa铆ses candidatos a futuras sedes del mundial es Arabia Saud铆; el pr铆ncipe heredero, Mohamed bin Salm谩n, por cierto, amigo de Felipe VI, se le se帽ala como el que mand贸 asesinar al periodista Jamal Khashoggi y hoy tiene inmunidad judicial en Estados Unidos al compartir negocio en el mundo del golf con Donald Trump. No obstante, la relaci贸n de estas teocracias 谩rabes con Estados Unidos, con el nuevo inquilino en la Casa Blanca Joe Biden, no ha empeorado lo m谩s m铆nimo; como ejemplo, a Qatar se le ha nombrado aliado principal de la OTAN, Se denuncia tambi茅n c贸mo se ha fortalecido la monarqu铆a espa帽ola gracias a la financiaci贸n de los qatar铆es, saud铆es y dem谩s. De hecho, Felipe VI al parecer fue el 煤nico monarca que asisti贸 a la inauguraci贸n del Mundial.

La dictadura teocr谩tica de Qatar parece tener comprado al mundo entero hasta el punto que tiene buenas relaciones con los que parecen enemigos declarados; Estados Unidos e Ir谩n o Israel y Palestina, mientras financia, tanto a Ham谩s o los talibanes de Afganist谩n, como al mundo capitalista occidental; tal y como sostiene Loaiza, con un juego de sobornos y con un ejercicio de cinismo notables ha logrado ser una pieza casi intocable en el 谩mbito geopol铆tico blindada por toda una red global de intereses.

El repulsivo r茅gimen de Qatar, una de las mayores reservas de gas del mundo, ha acabado invirtiendo en los principales centros de poder a nivel internacional, ha adquirido acciones de los grandes bancos, de las principales empresas de pr谩cticamente todos los sectores y se le ha blaqueado al funcionar como patrocinio de grandes clubes europeos como el FC Barcelona, la Roma, el Bayern de Munich o el Boca Juniors en Argentina, tambi茅n ha sido sponsor de grandes torneos de f煤tbol; hablamos de una dictadura donde la mujer est谩 totalmente sometida al hombre la homesexualidad est谩 penada con prisi贸n, los trabajadores no poseen derechos y no existen las libertades m谩s elementales. Todo esto con la connivencia de los llamados Estados democr谩ticos y liberales, que no denominan como dictadura a Qatar por ser sus jerarcas miembros de sus consejos de administraci贸n habiendo comprado a diestro y siniestro.

Fonsi Loaiza, por este libro y especialmente por Florentino P茅rez, el poder del palco, no solo ha sido boicoteado, tambi茅n permanentemente amenazado. El vergonzoso mundo en que vivimos, en el que hay que presentar batalla de forma constante.

Capi Vidal




Fuente: Acracia.org