January 25, 2021
De parte de Arrezafe
265 puntos de vista


Si
un país produce drogas –coca, opio, marihuana o la que sea–, es
un país peligroso al que hay que vigilar e incluso invadir.
Pero si fabrica mogollón de armas, las utiliza e inunda al mundo de ellas, entonces es un buen
país, es un país respetable y ejemplar, cuyo presidente merece ser premiado con el
Nobel de la Paz.

Así
mismo, una muchedumbre festera, fraterna, alegre y cantarina, bailando y
compartiendo humeantes sustancias, es una muchedumbre despreciable,
perversa y viciosa que merece ser vilipendiada, disuelta y
represaliada. Por el contrario, una muchedumbre uniformada, huraña, amenazante, que
armada hasta los dientes desfila públicamente exhibiendo su
mortífero arsenal al son de robóticas marchas, es una muchedumbre
excelsa, digna de alabanzas, vítores y aplausos. Al parecer, el humo sólo es
respetable si brota de la mortífera bocacha de un rifle.

Lo
cual me lleva a preguntarme: ¿A quién se le ocurría eso de… homo
sapiens
?




Fuente: Arrezafe.blogspot.com