April 29, 2021
De parte de Briega
296 puntos de vista


Que los pr贸ximos 1潞 de Mayos sean cada vez m谩s aut贸nomos

 

Hay muchos motivos para defender un 1 潞 de mayo en contra del trabajo asalariado y en defensa de las explotadas, trabajen o no. En Cantabria como en tantos sitios, nos acostumbramos a que este d铆a en que se rememora la lucha encarnizada de las proletarias por su dignidad, sea un d铆a de simple celebraci贸n. Como si se tratara de una misa de domingo para quienes tenemos un d铆a m谩s para descansar del trabajo asalariado, si es que tenemos acceso hoy en d铆a a ello. La jornada se reduce a una petici贸n de derechos y a un exigir m谩s empleo. Aprovechar un d铆a festivo para descansar es una opci贸n muy leg铆tima. Aprovechar cualquier d铆a para descansar tambi茅n. Sin embargo, la parafernalia y el folklore revolucionario de dicho d铆a muestran una impotencia colectiva a la vez que un conformismo latente.

No hay trabajo, s铆 hay destrucci贸n del territorio.Nada volver谩 a ser igual

M谩s all谩 de las consideraciones pol铆ticas que sit煤an la pr谩ctica de nuestras luchas en reclamar m谩s empleo o en superar el trabajo asalariado e ir m谩s all谩, 驴es posible en la etapa del capitalismo en la que estamos que las demandas de mayor empleo sean satisfafechas por los grandes empresarios, la patronal y el estado? A煤n en el supuesto de pensar que la creaci贸n de m谩s puestos de empleo es la soluci贸n a nuestros problemas, 驴Tiene alg煤n tipo de utilidad a nivel pr谩ctico demandar m谩s trabajo dentro de una econom铆a capitalista colapsada? En su b煤squeda de alternativas energ茅ticas que sostengan el nivel criminal de consumo y explotaci贸n actual, la econom铆a capitalista est谩 arrasando con todo resquicio del planeta en su af谩n extractivista de escapar hacia delante. Los gestores del capital no tienen todo bajo control pues no son omnipotentes. Las ayudas sociales -all谩 donde est茅n- son la doble cara de otro dispositivo de contenci贸n m谩s conocido en nuestro contexto espa帽ol, que es la precarizaci贸n del trabajo que nos mantiene a todas en continuo cambio, reinvenci贸n e incertidumbre. 驴Qu茅 hace pensar que esto va a cambiar?驴Qu茅 motivos existen para pensar que el 鈥渂ienestar鈥 puede volver? La deslocalizaci贸n que en su d铆a fue la soluci贸n a la crisis de la estrategia fordista, ahora no lo es. Todos estos cambios a nivel internacional, acelerados por una pandemia global, hacen que a nivel medi谩tico dem贸cratas y fascistas se peleen de boquilla, pero lo cierto es que el fascismo emerge con fuerza, como siempre, como escudo de defensa del capitalismo 鈥 que se encarna en el contexto europeo bajo la gesti贸n democr谩tica del estado- cuya forma de proceder va perdiendose ante la necesidad de potenciar los sentimientos nacionalistas como medio unitario para que las explotadas y los de arriba pensemos que estamos en el mismo barco. Para que sea m谩s dificil que nos coordinemos de cara a salir en peque帽as barcas de este maldito barco hacinado donde no puede haber relaciones entre iguales.

 

-El feminismo nos aporta en la cr铆tica al trabajo asalariado-.

Con la fuerza que los feminismos como movimiento est谩n teniendo en nuestro presente, as铆 como la influencia de autoras como Federici, es dificil comprender por qu茅 la cr铆tica radical al trabajo no est谩 m谩s extendida. Si el trabajo asalariado es el c谩ncer que posibilit贸 el desarrollo capitalista y ha supuesto la imposici贸n del uso del cuerpo de las mujeres como f谩brica para procrear, eliminando a todas aquellas que se han rebelado en la historia contra este proceso, 驴qu茅 hacemos pidiendo m谩s empleo?. Si todo el llamado trabajo invisible no est谩 valorado economicamente es porque la acumulaci贸n de capital requiere no hacerlo. 驴qu茅 mierda de culto y apolog铆a tenemos que seguir haciendo al empleo? 驴Hasta cu谩ndo? 驴Cuando cambiaremos de objetivos?

 

-驴Afiliarse para qu茅?-

Compartiremos con los compa帽eros anarcosindicalistas que los sindicatos mayoritarios son unos vendidos del poder. Especialistas que pactan y negocian con la patronal y que impiden la propia implicaci贸n de las personas afectadas en el curro por su propio problema.Son intermediarios, gestores, y cumplen su labor de calmar los conflictos laborales. Pero aunque la labor de los peque帽os sindicatos de base puedan tener grandes diferencias con el sindicalismo del poder, la limitaci贸n del sindicalismo es que no puede plantear un conflicto que vaya m谩s all谩 de la defensa de los puestos de trabajo ni de las condiciones que se dan dentro de la jornada laboral -cuestiones leg铆timas e importantes para nuestras vidas- pero que no posibilitan que el conflicto vaya m谩s all谩 del cerco del empleo. La llamada autonom铆a proletaria y los grupos auto-organizados de obreros en el trabajo sin l铆deres, ni especialistas, ni intermediarios, planteaban el salto a acabar con las condiciones laborales y superar el trabajo en un proceso revolucionario. Nuestra realidad no apunta a esa coyuntura ni tampoco existe la fuerza del movimiento obrero de d茅cadas anteriores. Sin embargo, eso no impide la capacidad de auto-organizarnos all谩 donde curremos, estudiemos o vendamos nuestro tiempo sin l铆deres ni delegados. Tampoco impide que cuando recordemos a quienes lucharon por mejores condiciones de vida, les recordemos con el objetivo de acabar con la explotaci贸n asalariada, no de reforzarla.

 

-Un 1潞 de mayo no s贸lo para las trabajadoras, sino para las explotadas.

Es habitual que la mayor铆a de propaganda, de mensajes y de discursos que se dan a la hora de hablar desde los movimientos sociales se hagan desde la ret贸rica obrerista que lleva muy adentro el complejo productivista de trabajar. En un tiempo en el que cada vez hay menos trabajo y cada vez menos capacidad de generarlo, as铆 como una voluntad de reemplazo de la mano de obra humana por las nuevas tecnolog铆as, son cada vez m谩s las personas desempleadas. A eso tenemos que sumarle todas las personas que por edad, salud y otras cuestiones no entran dentro del mercado laboral. Sin olvidar a todos los seres vivos no humanos cuya fuerza de trabajo ha servido y sirve para levantar y sostener este sistema-mundo. No son los currantes los 煤nicos explotados.

Los proletarios somos todos aquellos que vivimos desposeidos de nuestra capacidad de vivir como queremos. Con la poca probabilidad de tener un empleo fijo hoy en d铆a es f谩cil verse estar en un lado o en el otro. No tener acceso a ingresos econ贸micos en una sociedad que extrema la condici贸n econ贸mica a todos los aspectos de la vida (techo, comida, movimiento, compa帽铆a, salud), es parte de la explotaci贸n, as铆 como las formas de vender el tiempo y la energ铆a al margen de los empleos socialmente aceptados tambi茅n son trabajos. Contra m谩s colectivamente afrontamos nuestros problemas, menos capacidad de explotarnos, amenazarnos y chantajearnos tendr谩n y mejores condiciones de vida- a煤n explotadas-tendremos.

 

Por ello, de lo 煤nico que queremos ser abolicionistas es del trabajo asalariado, del estado y del capital. Si quieres luchar, no necesitas ni partidos, ni sindicatos, ni l铆deres  ni delegados.

隆Por un 1潞 de mayo para todas las explotadas!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Fuente: Briega.org