March 7, 2023
De parte de SAS Madrid
1,234 puntos de vista

El Ejecutivo ten铆a que haber presentado su propuesta hace dos meses, pero solo explica que est谩 siendo evaluada por diferentes departamentos y no da un plazo ni asegura que la vaya a presentar.

Pesimismo en torno a la regulaci贸n del cannabis medicinal. Instado por el Congreso, PSOE incluido, el Gobierno ten铆a que haber entregado una propuesta de regulaci贸n a finales del a帽o pasado. Pero dos meses despu茅s lo 煤nico que se sabe del texto es, seg煤n la versi贸n oficial, que est谩 dando vueltas por diferentes departamentos del Ministerio de Sanidad para su revisi贸n.

Fuentes de la Agencia Espa帽ola del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) y del departamento que (por poco tiempo m谩s) dirige Carolina Darias llevan ocho semanas diciendo que la propuesta est谩 a punto de salir. Pero pasan los meses y no lo hace, y los colectivos de pacientes est谩n empezando a temer que el PSOE, que tiene una relaci贸n ambivalente con el cannabis y de quien depende de facto que se haga o no esta legislatura, vaya a dejar que la regulaci贸n muera por inanici贸n

“Empezamos a verlo como una posibilidad muy real”, lamenta Carola P茅rez, presidenta del Observatorio Espa帽ol de Cannabis Medicinal (OECM) y probablemente la persona que m谩s ha trabajado en los 煤ltimos a帽os en pos de una regulaci贸n que, por otra parte, es lo habitual en los pa铆ses occidentales. Que Espa帽a no tenga un programa de cannabis medicinal es ya la excepci贸n en Europa.

Tambi茅n est谩n inquietos en el PNV, el partido que impuls贸 la iniciativa que cristaliz贸 en la recomendaci贸n al Gobierno, que ha registrado una pregunta parlamentaria para que el Ejecutivo explique de una vez en qu茅 punto est谩 la situaci贸n. Oficialmente, desde la AEMPS explican que la agencia ha cumplido y entregado su propuesta de documento 鈥搎ue no hacen p煤blico鈥 a Sanidad. El ministerio comenta que “estaba a punto de salir”, pero finalmente no lo hizo. El PSOE no dice nada.

“Est谩 a punto”… pero sin rastro

El pasado 27 de junio la Comisi贸n de Sanidad del Congreso aprobaba el dictamen elaborado por una subcomisi贸n creada ad hoc que validaba la creaci贸n de un programa en Espa帽a. Fue un d铆a de celebraci贸n para miles de pacientes por todo el pa铆s, que ve铆an el principio del fin de una vida de clandestinidad para conseguir un producto que utilizan para paliar dolores cr贸nicos, mejorar la epasticidad o abrir el apetito ante enfermedades que lo anulan por completo, entre otros usos.

El texto, aprobado con los votos de PSOE, Podemos, PNV, Cs y PDeCAT y el rechazo de PP y Vox, apenas establece unas directrices generales sobre un hipot茅tico programa de dispensaci贸n (se puede consultar aqu铆). Tras un tira y afloja entre los socialistas, m谩s conservadores con este tema, y Unidas Podemos, que buscaba m谩s, ambos partidos pactaron la posibilidad de dispensaci贸n en las farmacias comunitarias (un aspecto clave para los pacientes), incluir el dolor oncol贸gico y la endometriosis entre las dolencias a tratar, valorar el uso de la flor del cannabis (popularmente conocida como “cogollo”) “para desarrollar proyectos experimentales medicinales” y excluir la obligatoriedad de que sea la industria farmac茅utica la 煤nica habilitada para la producci贸n de extractos o preparados estandarizados (en forma de aceite).

A partir de ah铆, el Congreso daba seis meses al Gobierno para que estudiase c贸mo encajar un programa de cannabis medicinal en el andamiaje legal de un pa铆s que multa por transportar o consumir marihuana en la v铆a p煤blica. Pero lleg贸 el 27 de diciembre y la AEMPS explic贸 que se retrasaba “un par de semanas” para que opinasen todas las partes implicadas. Hasta hoy.

Y empiezan a concurrir diferentes circunstancias que amenazan la viabilidad de una regulaci贸n, temen los pacientes. Una de ellas es el inminente relevo al frente del Ministerio de Sanidad. Carolina Darias, quien siempre se ha mostrado ambigua con el tema, deja el Gobierno para presentarse como candidata la alcald铆a de Las Palmas de Gran Canaria. Su sustituta/o deber谩 decidir si impulsa esta cuesti贸n en los pocos meses que le quedan o la deja estar. Que est茅 a punto de empezar la campa帽a para esas elecciones auton贸micas y municipales tampoco parece favorecer la causa, explican fuentes de diferentes partidos, argumento que tambi茅n puede ser esgrimido de cara a las generales de noviembre.

El PSOE y el cannabis

De fondo sobrevuela la dif铆cil relaci贸n que tiene el PSOE con la regulaci贸n del cannabis. Los socialistas siempre han seguido a la ONU en su consideraci贸n de la planta, lo que se traduce en que hist贸ricamente la han situado como una de las drogas m谩s perniciosas, en l铆nea con la definici贸n que manten铆a Naciones Unidas desde mediados del siglo pasado. Como la ONU, no reconoc铆a sus efectos terap茅uticos (pese a la evidencia cient铆fica que apunta en la direcci贸n contraria), lo que tampoco le imped铆a otorgar permisos a empresarios para producir cannabis de manera legal en Espa帽a. Pero hab铆a que exportarlo porque aqu铆 est谩 prohibido: sirve para Alemania, no para Espa帽a.

Esta pol铆tica llev贸 al PSOE a una situaci贸n en la que casi simult谩neamente contestaba en el Congreso al PNV que no hab铆a evidencia cient铆fica para regular la planta y despu茅s votaba en la ONU a favor de aligerar la presi贸n policial sobre el cannabis porque se admit铆an sus efectos m茅dicos. El partido tiene en la exministra de Sanidad, Mar铆a Luisa Carcedo, una de las principales detractoras de la regulaci贸n. En 2019 le contaba a este peri贸dico que ya existen dos medicamentos basados en la planta y que el PSOE no iba a abrir ning煤n debate respecto a fumar marihuana porque “es un problema gord铆simo que estamos detectando en j贸venes”, obviando que el cannabis medicinal se puede consumir en forma de aceites o infusiones, entre otras v铆as.

Pese a estas reticencias, el partido parec铆a haber cambiado de postura e incluy贸 entre las resoluciones de su 40潞 Congreso, a finales de 2021, su intenci贸n de “promover la aprobaci贸n de un marco legal para el uso del cannabis medicinal en Espa帽a”. Coherente con la idea, vot贸 a favor de la subcomisi贸n en el Congreso y a favor tambi茅n del documento que de all铆 sali贸. Parec铆a que el partido se sumaba a la corriente social: un 84% de los ciudadanos est谩 a favor de que se regule un uso medicinal de la planta, seg煤n el CIS. Y entonces se par贸 todo.

驴Y ahora qu茅?

Ante la falta de avances y el paso de las semanas, las partes empiezan a preguntarse qu茅 puede pasar a futuro. En el caso de que el Gobierno no mueva ficha y se disuelva el Congreso por la convocatoria electoral de noviembre la recomendaci贸n de la comisi贸n no decae porque no es un tr谩mite parlamentario como tal, explican fuentes de la C谩mara Baja. No obliga ni tiene valor jur铆dico, por lo que seguir谩 vigente como recomendaci贸n. Otra cosa, a帽aden las fuentes, es c贸mo de aludido se d茅 el siguiente gobierno en funci贸n de qui茅n lo forme y de las mayor铆as que compongan el Congreso (PP y Vox votaron en contra).

Luego est谩 la posibilidad de que Sanidad acabe cumpliendo y saque su propuesta. A partir de ah铆 el camino a seguir depender谩 de c贸mo consideren los expertos que se puede encajar un programa de cannabis medicinal en Espa帽a. Si sirve una orden ministerial para regularlo los plazos ir谩n en funci贸n de lo que tarde Sanidad en redactarla. Sin embargo, si la normativa exige una ley esta debe ser aprobada por el Congreso, y ese tr谩mite parlamentario es m谩s largo y tiene un l铆mite claro: la disoluci贸n de las c谩maras por la convocatoria electoral de noviembre.

Enlace relacionado ElDiario.es 05/03/2023.




Fuente: Sasmadrid.org