July 14, 2021
De parte de ANRed
316 puntos de vista


Movilizaci贸n en apoyo a la revoluci贸n en respuesta a las protestas. Foto: EPA

El pasado fin de semana se desarrollaron manifestaciones en Cuba con reclamos al gobierno de D铆az Canel. La respuesta fue por un lado represi贸n, y por el otro, una masiva movilizaci贸n en apoyo a su mandato. Los medios hegem贸nicos del mundo difundieron los hechos con mayor intensidad que las manifestaciones que suceden en otros pa铆ses. Hace poco el mundo conoci贸 que la vacuna Abdala tiene un 92% de efectividad, siendo Cuba el primer pa铆s en Latinoam茅rica en desarrollar vacunas contra el Covid-19 y, hasta la fecha, tambi茅n es uno de los pa铆ses que mejor enfrent贸 la pandemia desde sus medidas de prevenci贸n. 驴Qu茅 est谩 pasando en Cuba? 驴Cu谩les son los reclamos? 驴Qu茅 injerencia tiene el bloqueo en el malestar que aqueja al pueblo cubano? Por ANRed


芦Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo m谩s hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad m谩s linda de un revolucionario禄. Ernesto 芦Che禄 Guevara, Carta de despedida de sus hijos.

En abril del a帽o 2020 la canciller铆a cubana denunci贸 p煤blicamente que la pol铆tica de embargo de Estados Unidos obstaculizaba sus compras de medicamentos y de respiradores, necesarios en caso de internaciones masivas por, en ese entonces, la nueva pandemia. Ante ese pesar, Cuba, como tantos otros pa铆ses del mundo, cumpl铆a su primer mes en cuarentena y t铆midamente levantaba algunas restricciones, pero manteniendo el cierre de fronteras, algo que afecta muy duro a su econom铆a desde el 1 de enero de 1959 y que tiene al turismo como uno de sus principales generadores de divisas. Algunos medios europeos mostraban la llegada de m茅dicos cubanos a Italia, en aquel entonces el pa铆s m谩s golpeado por la pandemia. Ese mismo abril de 2020 una noticia inund贸 los medios hegem贸nicos de Argentina y otras partes del mundo: Israel tendr铆a pronto la vacuna contra el coronavirus. Sin embargo, hasta el momento no tiene suero de fabricaci贸n nacional.

Manifestaci贸n opositora al gobierno en San Antonio de los Ba帽os. Foto: Reuters

Pasado poco m谩s de un a帽o de aquellas noticias, en mayo de 2021, medios cubanos informaban que habr铆an logrado producir sus propios respiradores. En ese entonces Cuba ten铆a menos de 100 muertes por mill贸n de habitantes por Covid-19 (mientras Israel ten铆a mas de 500 muertes por mill贸n de habitantes en ese momento), la poblaci贸n cubana se preparaba para empezar a inocular a su poblaci贸n con las vacunas Abdala y Soberana 02, que estaban finalizando la fase 3. Se trata de las primeras vacunas producidas en Latinoam茅rica. La vacunaci贸n en Cuba est谩 avanzando y actualmente se aplicaron m谩s de 7 millones dosis en la isla. Mientras tanto Israel, que fue presentado una y otra vez como 鈥渕odelo鈥 vacun贸 a su poblaci贸n con Pfizer y AstraZeneca, vacunas producidas en el exterior, sin producci贸n propia del suero que ayuda a garantizar mayor respuesta inmunitaria al coronavirus.

Luego, en el pasado mes de junio, mientras avanzaba la vacunaci贸n y se conoc铆a que la vacuna Abdala ten铆a un 92,2% de eficacia, Cuba obtuvo un nuevo triunfo diplom谩tico cuando nuevamente, en la ONU, se vot贸 casi un谩nimemente contra el embargo que sufre la isla. 184 pa铆ses votaron a favor de terminar con el bloqueo, 2 votaron en contra (Estados Unidos e Israel) y 3 se abstuvieron (Brasil, Colombia y Ucrania): un resultado contundente. 鈥淓l bloqueo obliga a nuestro pa铆s a luchar contra la mayor pandemia en d茅cadas y contra el sistema de medidas coercitivas m谩s largo y abarcador de la historia. No existe justificaci贸n alguna para tama帽a crueldad鈥, declar贸 el canciller cubano Bruno Rodr铆guez Parrilla ante la 75掳 asamblea de la ONU.

Entonces 驴Qu茅 pasa en Cuba? 驴Las manifestaciones son invento?

M谩s all谩 de una foto 鈥渇ake鈥 donde se presenta una masiva manifestaci贸n en Egipto en el a帽o 2011 como si hubiera sucedido esta semana en el Malec贸n, la poblaci贸n cubana se manifest贸 en varios puntos de la isla. Mientras los medios que siempre usan la palabra 鈥渄ictadura鈥 para referirse a Cuba hablan de que fueron masivas y pac铆ficas, en las im谩genes que se vieron, adem谩s de la represi贸n, hubo enfrentamientos y hasta patrulleros destruidos. Las manifestaciones existieron y se trata de un sector de la poblaci贸n cubana est谩 expresando su malestar. Un malestar que no se limita al deseo de comprar electrodom茅sticos o viajar a Miami sino que tambi茅n expresa el sufrimiento por falta de insumos b谩sicos: comida, medicamentos, y problemas con el abastecimiento de energ铆a y conectividad. A eso se suma una creciente burocratizaci贸n donde, en el pa铆s que bien se hab铆a ganado la referencia como 鈥渕odelo socialista latinoamericano鈥, pero en el cual las desigualdades empiezan a profundizarse.

Ninguno de estos problemas son ajenos a la mayor铆a del resto de los pa铆ses del mundo capitalista, pero eso no justifica la represi贸n a quienes reclaman mejores condiciones de vida, porque se olvida el motor de cualquier revoluci贸n emancipadora: la protesta.

Sobre el Movimiento San Isidro y los presos pol铆ticos

El Movimiento San Isidro,  integrado por artistas, intelectuales y periodistas alternativos, naci贸 en 2018 para cuestionar el decreto 349, que regula la actividad cultural en Cuba. Entre los integrantes est谩 el escritor y periodista Carlos Manuel 脕lvarez, el artista Luis Manuel Otero Alc谩ntara y Maykel Castillo, entre otros. Desde su fundaci贸n en 2018, el Movimiento San Isidro ha realizado variedad de protestas entre las que se destacan las del artista performativo Otero Alc谩ntara quien hizo un striptease para llamar la atenci贸n ante la falta de privacidad al acceder a internet, cre贸 el Museo de la Disidencia en Cuba, as铆 como una protesta para criticar la retirada de un busto del m谩rtir comunista Julio Antonio Mella para hacer espacio a un hotel de lujo.

Integrantes del Movimiento San Isidro en Cuba. Foto tomada de su cuenta en Facebook

El pasado 27 de noviembre m谩s de 300 j贸venes protagonizaron una manifestaci贸n frente al Ministerio de Cultura en La Habana, como reacci贸n al desalojo de miembros del Movimiento San Isidro (MSI) que estaba realizando una huelga de hambre en protesta por la detenci贸n del rapero Den铆s Sol铆s. Esa manifestaci贸n en la que se exig铆a libertad de expresi贸n y creaci贸n cont贸 con el apoyo de figuras como el m煤sico Silvio Rodr铆guez. A su vez el actor Jorge Perugorr铆a y cineastas como Fernando P茅rez y Ernesto Daranas expresaron su respaldo a la necesidad de dialogar.

鈥淓l Movimiento San Isidro fue una expresi贸n de descontento y disidencia y el grupo que se manifest贸 el 27 de noviembre frente al Ministerio de Cultura. Fue expresi贸n de una necesidad y una inconformidad. Lamentablemente creo que los efectos generados por ambas manifestaciones son los previsibles, los de siempre, al menos hasta ahora. Es como si dialogar fuera ceder y no avanzar. Y lo cierto, creo, es que sin di谩logo no hay progreso鈥, declar贸 el escritor Leonardo Padura en enero de este a帽o en una entrevista en el diario P谩gina 12.

Como respuesta, el Movimiento San Isidro tuvo apoyos dispares: desde Silvio Rodr铆guez o Leonardo Padura, hasta las Damas de Blanco: un colectivo formado en el a帽o 2003 por esposas de presos pol铆ticos bajo el cargo de conspiraci贸n contra la revoluci贸n.

Otro hecho que llama la atenci贸n y refuta el reduccionismo de quienes plantean esto simplemente como una disputa entre 鈥渞evolucionarios contra gusanos鈥 fueron algunas de las detenciones en medio de la represi贸n a las manifestaciones: Frank Garc铆a Hern谩ndez, historiador y soci贸logo, periodista de Telesur y colaborador de la Revista Comunistas; y Maykel Garc铆a Vivero, director de la Revista Tremenda Nota, de la comunidad LGBT cubana. Ambos son cr铆ticos del proceso de restauraci贸n capitalista que est谩 viviendo la isla, y que tiene su expresi贸n m谩s concreta en la legalizaci贸n de la propiedad privada, el est铆mulo al desarrollo de una burgues铆a y la explosi贸n de la desigualdad social.

Hace algunas horas el gobierno cubano inform贸 que ha liberado tanto a Frank Garc铆a Hern谩ndez como a Maykel Garc铆a Vivero y el resto de las personas detenidas durante las manifestaciones, que seg煤n las denuncias publicadas eran m谩s de 100.

Al momento de escribir esta nota, Sud谩frica atraviesa su quinto d铆a consecutivo de protestas y represiones donde el n煤mero de muertes por la represi贸n ya ascendi贸 a 45, por mencionar solo un pa铆s donde actualmente se desarrollan manifestaciones masivas. Pero esto, no es tapa de los diarios y portales de noticias.

Algunas reflexiones geopol铆ticas

La amplificaci贸n de las protestas en la isla caribe帽a se da en un momento particular. Por un lado la llegada de la variante del coronavirus llamada 芦Delta禄 gener贸 cifras r茅cord en contagios y muertes durante la 煤ltima semana. Si bien Cuba se encuentra por debajo de las 200 personas fallecidas por mill贸n de habitantes (cifra envidiable mientras en Argentina ya son mas de 2100, en Brasil mas 2500, 690 en Israel o 1800 en Estados Unidos por solo mencionar algunos pa铆ses) el reciente incremento en los contagios marca una importante alerta en el territorio cubano, donde la vacunaci贸n todav铆a dista de alcanzar la ansiada 芦inmunidad de reba帽o禄. A su vez, este episodio en Cuba se da en un contexto de protestas en toda la regi贸n donde otros pa铆ses 芦amigos禄 del imperialismo como Chile, Colombia tambalean, mientras Bolivia recuper贸 su democracia y en Per煤 las protestas generaron renuncias de mandatarios el a帽o pasado y se acaba de consumar el ajustado triunfo de un candidato de centroizquierda, tildado de 芦comunista禄 por la derecha. El a帽o pasado tambi茅n se realizaron manifestaciones contra el FMI en Costa Rica, y fuertes manifestaciones en Guatemala al grito de 芦que se vayan todos禄. El mismo grito se hizo presente hace unos meses en Paraguay.

La pandemia genera un ambiente de malestar en todo el mundo. Todos los gobiernos se encuentran con fuertes cuestionamientos ya sea por su inoperancia ante la pandemia, por quienes m谩s sufren la crisis econ贸mica o por quienes se oponen a las restricciones para evitar la propagaci贸n del virus. En este contexto, Cuba no est谩 exento de sufrir un malestar que incluso puede dividir a su poblaci贸n y cuyas contradicciones puedan ser aprovechadas por sus detractores.

En el a帽o 2019, previo a la pandemia, el pueblo ecuatoriano se rebel贸 contra una medida de ajuste impuesta por el FMI dando el brazo a torcer tras varias jornadas de movilizaciones. Pocos d铆as despu茅s en octubre de 2019 algo similar ocurri贸 en Chile, donde la movilizaci贸n juvenil de las y los 芦cabros禄 contra un aumento en el transporte p煤blico luego devino en una insurrecci贸n popular que todav铆a persiste y dio fruto a la escritura de una nueva constituci贸n. Mientras eso suced铆a en Bolivia una elecci贸n gener贸 pol茅mica ante un 芦ajustado禄 triunfo en primera vuelta de parte del entonces presidente Evo Morales. El car谩cter de ajustado no es porque la elecci贸n haya sido re帽ida sino por la falta de certeza sobre si la ventaja era suficiente para evitar una segunda vuelta. Ante denuncias de fraude electoral y con el apoyo de la OEA, sectores opositores desarrollaron un cruel golpe de estado que instaur贸 una dictadura que durante nueve meses gener贸 masacres por la brutal represi贸n ejercida. Luego, al desarrollarse las elecciones, el candidato del MAS Luis Arce (ante la proscripci贸n de Morales) gan贸 las elecciones en primera vuelta con mas del 50% de los votos. El d铆a anterior a la organizaci贸n de las manifestaciones opositoras en Cuba el canciller boliviano denunci贸 que el gobierno del entonces presidente de Argentina, Mauricio Macri, hab铆a enviado armas para apoyar dicho golpe de estado en el pa铆s andino.

El aprovechamiento de una debilidad o protestas para derrocar un gobierno no es algo nuevo. Hace 10 a帽os, tras las manifestaciones que en T煤nez terminaron con el gobierno, las protestas se expandieron en las calles, primero por el Magreb y luego por todo el mundo 谩rabe en lo que fue denominado como 芦primaveras 谩rabes禄. Lo que al principio no alert贸 a los Estados Unidos luego se volvi贸 un peligro cuando las manifestaciones en Egipto terminaron con el gobierno de Mubarak: importante aliado de Estados Unidos e Israel. El accionar, al principio, no fue sofocar las movilizaciones sino intentar capitalizarlas para derrocar a gobiernos que le eran hostiles. As铆, de manera selectiva se apoyaron las movilizaciones primero en Libia, incluyendo invasiones al pa铆s, generando la ca铆da del r茅gimen de Muamar el Gadafi, que se encontraba fuertemente cuestionado. Tras la ca铆da del cuestionado r茅gimen el foco internacional estuvo sobre Siria, mostrando las im谩genes de la cruel represi贸n por parte del gobierno de Al Assad hacia las manifestaciones, y generando incursiones militares en el pa铆s y hasta la propagaci贸n del Estado Isl谩mico. Hoy Libia se encuentra en una situaci贸n m谩s dura que la que atravesaba antes de la ca铆da de Gadafi, y el resultado en Siria es m谩s que conocido, con centenares de millones de refugiados en el mundo. Dem谩s est谩 decir que las movilizaciones que se desarrollaron en otros pa铆ses como Bahrein, o Arabia Saud铆 no tuvieron el mismo apoyo.

Algo similar, aunque con sus caracter铆sticas particulares parece suceder en Latinoam茅rica. La denuncia selectiva a los gobiernos recae sobre pa铆ses como Venezuela, Nicaragua o Cuba, mientras en Colombia apenas un tibio llamado a 芦terminar con 芦la violencia de los dos bandos禄 igualando a opresores y oprimidos evidencia la doble vara con la que se miden las 芦libertades禄 en organismos fuertemente cuestionados como la OEA, fuerte responsable del sangriento golpe de estado en Bolivia.

Las protestas tienen sus motivos genuinos en el territorio pero tambi茅n resulta pertinente recordar aquella vieja ense帽anza, que la geopol铆tica actual muestra como evidencia: 芦no confiar en el imperialismo, ni un tantico as铆, nada禄.





Fuente: Anred.org