July 13, 2021
De parte de El Topo
268 puntos de vista


Si quisiera escribir un art铆culo 鈥攍o cierto es que no tengo ninguna intenci贸n, los periodistas ganan aun menos dinero que los dramaturgos, que ya es decir鈥, lo har铆a sobre la historia de una compa帽铆a de clown llamada Los Ulen (no confundir con la empresa Eulen de servicios de seguridad y limpieza); y la dividir铆a en cinco etapas, tal que os voy a contar

1. Nacimiento

Fundados como Ulen Spiegel, en referencia a Till Eulenspiegel, un buf贸n nacido de la tradici贸n alemana, pues el origen de esta pandilla de payasos parti贸 de una idea del clown germano Friedhelm Grube (Fli), maestro y director de la primera formaci贸n. Estrenaron, bajo su batuta y sus patines, lo que llamaron la Trilog铆a de las edades del hombre: 芦驴D贸nde he ca铆do?禄, 芦Somos novios禄 y 芦Mucho sue帽o禄. Los Ulen primigenios (primates y genios) fueron: Pepe Quero, Paco Tous, Maite Sandoval, Pepa D铆az Meco y su maestro Friedhelm Grube (Fli), por supuesto. Aqu铆 todav铆a usaban narices, eran inocentes, amorosos, vend铆an mierdas en restaurantes de lujo y planchaban la ropa con ella puesta.

2. P茅rdida y transici贸n

El gran Fli falleci贸 en un accidente de tr谩fico regresando de un bolo (隆Ay, la maldita carretera!). Ulen Spiegel se dio con la muerte en los morros y la llevaron de las orejas hasta el escenario con la obra Cad谩veres exquisitos. Como en un rito de expiaci贸n, siguiendo una de las f贸rmulas de la comedia (aquella que la define como tragedia m谩s tiempo) se rieron del m谩s all谩. Para ello contaron con el elenco m谩s amplio de toda su historia. Junto a Paco, Maite y Pepe (el tr铆o Ulen), compartieron velatorio Cuca Escribano, Juan Motilla, Chiqui Carabante, Jos茅 Ram贸n Mu帽oz, Txintxu San Mart铆n, Manuel Monteagudo y Pepe Casquero.

3. Consolidaci贸n

Entr贸 a dirigir Juan Carlos S谩nchez la obra Man谩, man谩. Los Ulen convirtieron esta cr贸nica sobre los desheredados en su espect谩culo m谩s exitoso.

Despu茅s lleg贸 Jerem铆as, una s谩tira futurista plagada de situaciones absurdas, ambientada en un futuro que est谩 por llegar (a帽o 2030). La puesta en escena corri贸 a cargo del payaso y m煤sico Javier Centeno.

4. Los nuevos

Pepe Quero y Maite Sandoval decidieron pasar al otro lado de las tablas. As铆 que convocaron un casting (selecci贸n de int茅rpretes). No sab铆a que un anuncio le铆do en el tabl贸n de la antigua Sala Imperdible me cambiar铆a la vida para siempre. Tras aquellas audiciones entramos tres nuevos Ulen: uno de ellos es este imb茅cil que escribe; la otra fue Mari Paz Sayago (la c贸mica con m谩s gracia y sensibilidad a este lado del Mississippi) y el tercero en discordia result贸 ser un c贸mico de la vieja escuela curtido en mil escenarios, un contador de chistes de los de antes, un hombre con una vis c贸mica y talento estratosf茅rico: Rafael Erosa. Todo en 茅l parec铆a creado para servir al humor: su voz, su acento, su gestualidad, su manera de contar, su verdad y ese gracioso vaiv茅n al moverse por la escena. Ay, c贸mo echamos de menos a ese eterno infante con cuerpo de angelote y verbo diab贸lico.

Con Los Ulen entend铆 aquello de que la comedia es verdad y dolor. 芦No busques el chiste. Eso vendr谩 luego. Primero, la verdad禄, repet铆a con paciencia Pepe Quero. De hecho, si ve铆as un ensayo de Los Ulen podr铆as creer que estabas viendo una obra de Tenesse Williams. Cuando la escena ya estaba entendida y montada, comenzaban los cambios de ritmo, los remates, los giros, la b煤squeda del gag. Los Ulen entend铆an el trabajo en escena de lxs actorxs no como meros int茅rpretes, sino como creadorxs que, como artistas, entregan parte de lo que son. Los parlamentos y las acciones son interesantes y graciosas si la o el payaso/actor lo juega desde la verdad. Si no es as铆, da igual que Shakespeare vuelva de la tumba para escribiros el texto. Recuerdo que, durante el casting, me pidieron que mirara al p煤blico e hiciera una confesi贸n. Di dos pasos, levant茅 la mirada y dije: 芦煤ltimamente solo me la toco para mear禄. Esa frase lleg贸 al estreno
de Bar de l谩grimas, la obra con la que, por primera vez, me iba de gira de verdad. Muchos d铆as, muchos bolos, muchas plazas, mucho鈥 de todo.

Me sent铆a como un jugador de primera divisi贸n (s铆, me gusta el f煤tbol). Y Paco Tous (augusto m谩gico, 煤nico y generoso) era el mejor delantero con el que he tenido la suerte de jugar. Como si fuera un ariete de la Serie A italiana remataba todas las premisas que le lanzaba, y si abr铆as juego a un espacio del campo que no te pertenec铆a, te segu铆a鈥 Con 茅l en tu barca, la escena llegaba siempre a puerto (uy, este s铆mil es m谩s mar铆timo).

Despu茅s lleg贸 El mundo de los simples, obra en la que los internos de un psiqui谩trico pasaban a dirigir el centro, tras abandonarlo el personal m茅dico. Tras aquella gira decid铆 estudiar guion y dej茅 (por un tiempo) la compa帽铆a y la carretera. Viv铆a tan tranquilo en la capital del reino, hasta que Los Ulen vinieron a presentar Cum laude (su nuevo montaje) a Madrid. La sensaci贸n de ver a mis compa帽eros desde el patio de butacas fue emocionante, triste y extra帽a. Aquel d铆a algo en mi interior salt贸 y me grit贸 a la cara: 隆Vuelve con ellos! El destino se cristaliz贸 con una llamada de Pepe Quero para invitarme a retomar Bar de l谩grimas. 芦Podr铆a hacer ma帽ana mismo la funci贸n禄, le contest茅. Y volv铆 a ser un Ulen hasta su final.

5. 驴El adi贸s?

Escrib铆, junto a Pepe Quero y Maite Sandoval, UVI (Zona cero), una s谩tira sobre los recortes sanitarios y la corrupci贸n pol铆tica. Ese espect谩culo (al que se incorporaron Chema 脕lvarez y Rebeca Torres) se convirti贸, en poco tiempo, en un enfermo al que iban desconect谩ndole funciones y se marchitada d铆a a d铆a. Los Ulen hab铆an bandeado con habilidad la terrible crisis econ贸mica que arranc贸 en el 2008; pero unas cuantas malas jugadas, alguna mala gesti贸n y un par de pu帽aladas traperas dej贸 moribundo a aquel payaso llamado Ulen. Era el a帽o 2012.

Algunos a帽os despu茅s, Pepe y Paco se volvieron a unir con Dos idiotas. Fue un 煤ltimo homenaje, un intento desesperado por resucitar a un muerto subidos a un motocarro sin un rumbo marcado. Lamentablemente, algo se hab铆a perdido por el camino. Ese montaje supuso su adi贸s鈥 Aunque, ahora m谩s que nunca, necesitamos que vuelvan Los Ulen, que salgan de su letargo, de su hibernaci贸n, que aceleren el proceso de criogenizaci贸n y retornen a los escenarios. A esta realidad dist贸pica que estamos viviendo le vendr铆a muy bien la visi贸n 谩cida del clown, la locura del buf贸n, el sarcasmo y la mala sangre que, con ese toque de ingenuidad siempre presente, consegu铆an todos los espect谩culos de Los Ulen.

隆Volved pronto! Y si no es as铆, solo puedo deciros: 隆Gracias! 隆Gracias! Y 隆gracias!

(Tortazo, tartazo y tel贸n final).

Por

Javier Berger

Dramaturgo y guionista de altura




Fuente: Eltopo.org