January 7, 2022
De parte de Briega
343 puntos de vista


La revista Bicicleta, se帽ero proyecto de informaci贸n libertario entre 1977 y 1982, vuelve. Un monogr谩fico, editado por la Fundaci贸n Salvador Segu铆, con sus mejores art铆culos y reportajes conmemora su cuarenta aniversario. Este monogr谩fico antol贸gico lleva por t铆tulo el de un especial de la revista: 驴Qui茅n manda aqu铆? y el lema que lo acompa帽a es un dardo sin贸ptico de lo que ha acontecido en Espa帽a desde el 煤ltimo n煤mero de Bicicleta en 1982: 芦40 a帽os despu茅s la vida sigue igual禄.

El nacimiento de Bicicleta era el resplandor de un momento hist贸rico como todos los momentos, aunque m谩s supon铆a, sin que lo intuyesen sus protagonistas, el comienzo de un declive. En pleno comienzo de la transici贸n espa帽ola, lo libertario ven铆a con cabellos ya peinados del exhuberante 68 franc茅s; lo anarquista, representado por el exiliado sindicato CNT regresaba como un elefante grandioso que era hac铆a 40 a帽os antes a una Espa帽a que no conoc铆a ni reconoc铆a. De mientras, las izquierdas m谩s o menos ortodoxas tambi茅n atravesaban su viaje a Damasco que ser铆a en realidad m谩s una traves铆a por el desierto de la integraci贸n democr谩tica que se acordaba en Mesas, Convergencias, Juntas y Pactos. Dar铆an alumbramiento a una anacr贸nica monarqu铆a parlamentaria.

En el heterog茅neo mundo libertario se reivindicaba una verdadera libertad sindical, el final de la influencia de la Iglesia en las pr谩cticas sociales, la emancipaci贸n de los sexos, la consideraci贸n de 芦sociales禄 de los presos denominados por el r茅gimen como 芦comunes禄, las experiencias autoorganizadoras en f谩bricas o de vida comunitaria, y un incipiente cuestionamiento del trabajo y el progreso tan f茅rreamenter defendido desde el marxismo y el anarquismo hasta entonces . De mientras el sindicato CNT viv铆a un encontronazo con la realidad sociol贸gica de los trabajadores espa帽oles. El dilema de adapatarse a un sistema abierto de representaci贸n sindical empresa a empresaa trav茅s del nuevpo sistema de elecciones y delegados, cataliz贸 una crisis en el seno de la CNT que acabar铆a por convertirla en marginal 鈥 al margen de dilemas como si aquella debiera ser la casa una, grande y libre de todos los hijos anarquistas de las tierras ib茅ricas -.

De mientras, desde los aleda帽os de un sector con 谩nimo de renovaci贸n en el seno de esa convulsa CNT, un amplio colectivo de j贸venes universitarios, sindicalistas, periodistas, dise帽adores, fot贸grafos decidieron poner en marcha un espacio de comunicaci贸n que ayudara a nutrir y difundir ese esp铆ritu heterodoxo. as铆 fue como Emmamuel Lizcano, Andr茅s de Miguel, Jorge Pleite, Maolo Saco, Guillermo Armengol, Luci Cuevas y Chema Elizalde, entre otros constituyeron el colectivo editor de Bicicleta. Se sumar铆an despu茅s Mercedes arancibia, Antonio Albi帽ana, Pep Mart铆nez, Josep Mar铆a Gorris, Eloy Casanovas , Javier Lerma.

Se sumaba Bicicleta a las publicaciones Ajoblanco y El Viejo Topo que la precedieron como las revista en los m谩rgenes de lo pol铆tico.

Los 47 art铆culos recogidos en este n煤mero especial de Bicicleta muestran todas esas tensiones, a la par que dibujan los derroteros que ir铆a tomando el nuevo r茅gimen de partidos que acabar铆an gestionando desde sus c煤pulas la nov铆sima democracia espa帽ola. El pensamiento al margen de Bicicleta ir铆a exponiendo en sus p谩ginas las graves crisis que ir铆a dejando el r茅gimen progresista esbozado en los Pactos de La Moncloa en noviembre de 1977: ecol贸gica, urbana, educativa, social y humanista.

Algunos de los materiales ahora inclu铆dos no han superado su tiempo. Otros muestran un rigor poco trabajado quiz谩 incluso para su 茅poca y evidencian que algunos debates no estaban exentos de un populismo que se le achacaba en exclusiva a la izquierda tranquilizante. Pero abundan los textos interesantes para comprender en perspectiva por qu茅 era inevitable la crisis org谩nica de la CNT. Los debates de sus congresos conten铆an una sorprendente dosis de posibilismo debilitante, enrocamiento pol铆tico y beatismo de sacrist铆a revolucionaria.

Especialmente interesante es el texto de Rafael Poch que prologa este n煤mero de Bicicleta. Poch sostiene que Franco hizo incluso a los j贸venes antiautoritarios de izquierda hijos pol铆ticos suyos. En la izquierda, y en la antiautoritaria no menos, hubo 芦una impronta franquistoide en su mentalidad y modus operandi. Franco puso 芦muchas cosas en esa maleta que 谩un arrastramos y son notorias. No solo el Valle de los Ca铆dos, los fachas, el PP, sino cosas m谩s fundamentales que nos atraviesan transversalmente: la estructura caudillista y clientelar de las organizaciones pol铆ticas, esa mentalidad mediocre y envidiosa que asoma por doquier en Espa帽a alrededor del poder y el liderazgo, la capacdidad de vconvertir nimias diferencias en ofensas personales y peleas a vida o muerte, los peque帽os 芦Madrides禄 que hemos recreado en las autonom铆as, con su eficacia administrativa, su 3%, su 芦movimiento nacional禄, su nepotismo y muchas cosas mas芦.

Bicicleta fue la revista que Cuadernos de Ruedo Ib茅rico se neg贸 a convertirse en Espa帽a. Es y no es verdad que cuarenta a帽os despu茅s la vida sigue igual. Pero los leiv motivs en los que se estrecha y embalsa la vida administrada. El n煤mero antol贸gico de Bicicleta nos permite ver c贸mo miraba el mundo y con qu茅 arsenales imaginativos aquel colectivo de heterodoxos, y contrastarlos con los actuales en una sociedad m谩s exhaustamente progresada. Y esta aportaci贸n es tremendamente valiosa en aras de conseguir superar la epidemia bacteriana de la superficialidad y el populismo de las ideas contempor谩neos.

revistabicicleta40.org




Fuente: Briega.org