May 23, 2021
De parte de Confoederatio Think Tank
199 puntos de vista


x Kevin Carson

Hay una frase que describe maravillosamente como funciona el capitalismo en el mundo real (no estoy seguro a qui茅n fue que se le ocurri贸, pero la asocio con Noam Chomsky): 鈥淟a socializaci贸n del costo y el riesgo, y la privatizaci贸n de los beneficios鈥.

The following article is translated into Spanish from the English original, written by Kevin Carson.

Hay una frase que describe maravillosamente como funciona el capitalismo en el mundo real (no estoy seguro a qui茅n fue que se le ocurri贸, pero la asocio con Noam Chomsky): 鈥淟a socializaci贸n del costo y el riesgo, y la privatizaci贸n de los beneficios鈥.

La frase es una muy buena descripci贸n de lo que hace el estado en el capitalismo de la vida real, en oposici贸n directa al libre mercado. Pr谩cticamente todo lo que consideramos problem谩tico del capitalismo corporativo (la explotaci贸n de los trabajadores, contaminaci贸n, desperdicio y obsolescencia planificada, devastaci贸n ambiental, la depredaci贸n de los recursos) resulta de la socializaci贸n de los costos y los riesgos y la privatizaci贸n de los beneficios.

驴Por qu茅 se da el caso de que la revoluci贸n cibern茅tica y los vastos incrementos de productividad derivados del progreso tecnol贸gico no se han traducido en semanas de trabajo de 15 horas, o en la pr谩ctica anulaci贸n del costo de muchas de las necesidades de la vida? Pues porque el progreso econ贸mico es sistem谩ticamente acaparado como fuente de renta y de beneficio.

La consecuencia natural de la competencia de mercado sin bozal es el socialismo. Por un tiempo limitado el innovador obtiene una alta rentabilidad como premio por ser pionero del mercado. Despu茅s, a medida que los competidores adoptan la innovaci贸n, la competencia baja esa rentabilidad hacia cero y el precio gravita hacia el nuevo y m谩s bajo costo de producci贸n que surge gracias a 茅sta innovaci贸n (dicho precio incluye, por supuesto, el costo del mantenimiento y amortizaci贸n de los desembolsos de capital del productor). Es as铆 como en un mercado libre la disminuci贸n de las horas de trabajo requeridas para producir cualquier producto es r谩pidamente socializada en forma de un menor n煤mero de horas requeridas para comprarlo.

Es solo cuando el estado impone escaseces artificiales, derechos de propiedad artificiales y barreras a la competencia que le es posible al capitalista apropiarse de una parte de la disminuci贸n en el costo de producci贸n como renta permanente. Bajo estas condiciones, al capitalista se le habilita para cobrar precios monop贸licos. Osea, en lugar de ser forzado por la competencia a cobrar un precio igual al costo de producci贸n (costo que incluye su propio sustento), puede escoger un precio basado en la capacidad de pago del consumidor.

Esa forma de acaparamiento, v铆a 鈥減ropiedad intelectual鈥, es la raz贸n por la que Nike puede pagar un par de d贸lares por zapato producido con mano de obra esclava y venderlos el par de zapatos al consumidor final por 200 d贸lares. La mayor parte de lo que paga el consumidor se debe a la marca del producto en lugar del costo en horas de trabajo y materiales.

Lo mismo sucede con la escasez artificial de la tierra y el capital. Tal como David Ricardo y Henry George observaron, existe una renta ocasionada por la escasez natural de la tierra como bien no-reproducible. Existe un considerable nivel de desacuerdo entre los georgistas, los mutualistas que abogan por el uso y ocupaci贸n de la tierra, y otros libertarios sobre si se debe remediar el problema de la escasez natural de la tierra y c贸mo hacerlo. Pero la escasez artificial, basada en el acaparamiento privado de tierra vacante y sin inversiones productivas, o en derechos de terratenientes cuasi-feudales que extraen renta de los due帽os leg铆timos de las tierras que trabajan, es una enorme fuente de renta ileg铆tima 鈥 probablemente la mayor parte de la renta derivada de la tierra. Y sin importar qu茅 otras medidas propongamos, los libertarios fieles a nuestros principios estamos todos a favor de abolir esta fuente de escasez artificial y como m铆nimo, dejar que la libre competencia reduzca las rentas de la tierra hacia su valor de escasez natural.

Tambi茅n estamos a favor de abrir la oferta de cr茅dito a la total competencia de mercado, aboliendo barreras a la entrada para la creaci贸n de instituciones cooperativas de cr茅dito, y aboliendo las leyes de moneda de curso legal de todo tipo para que la competencia de mercado pueda eliminar la mayor porci贸n de los intereses cobrados por el dinero.

Pero mientras el demandar la socializaci贸n de la renta y los beneficios es condenada por los capitalistas como 鈥済uerra de clases鈥, est谩n perfectamente de acuerdo con la socializaci贸n de sus costos de operaci贸n. La raz贸n principal por la que la producci贸n moderna es tan centralizada y el tama帽o de las empresas y mercados tan grande, es que el estado ha subsidiado sistem谩ticamente la infraestructura de transporte a expensas del p煤blico general, haciendo artificialmente barato el transportar bienes a larga distancia. Esto hace a los productores grandes e ineficientes artificialmente competitivos contra los productores peque帽os en los mercado locales que invaden con la ayuda del estado. Es por esto que tenemos tantas cadenas gigantes sacando del mercado a los comerciantes locales, usando un modelo de negocio de 鈥渄ep贸sito sobre ruedas鈥 que internaliza la distribuci贸n al por mayor para vender bienes producidos con mano de obra esclava en China.

La p茅rdida de biodiversidad, deforestaci贸n y poluci贸n ha ocurrido porque el ecosistema como un todo es un basurero sin due帽o, en lugar de un comunal regulado. El estado t铆picamente impide la propiedad de los bosques, los dep贸sitos minerales, etc., muchas veces en detrimento de los pueblos ind铆genas locales que habitan 茅stas 谩reas, y luego le facilita acceso privilegiado a las industrias extractivas que proceden a depredar los recursos sin internalizar los verdaderos costos en los que incurren.

Aunque pueda sorprender, hay un paralelo entre esta visi贸n de abundancia basada en el libre mercado y la visi贸n marxista del comunismo integral. Carl Menger escribi贸 sobre los bienes econ贸micos (aquellos que est谩n sujetos a c谩lculo econ贸mico debido a su escasez) que se transforman en no-econ贸micos (debido a que su abundancia y costo de producci贸n casi nulo har铆a que el costo de su contabilizaci贸n fuese mayor que el de producci贸n). Esto tiene un paralelo en una corriente predominante del pensamiento socialista en el movimiento de la cultura libre, el c贸digo abierto y el P2P. Ellos ven el modo de producci贸n comunista practicado por Linux y otros desarrolladores de c贸digo abierto como la base de una forma social post-capitalista y post-escasez. As铆 como la producci贸n capitalista empez贸 en peque帽as islas dentro de la econom铆a feudal y despu茅s se convirti贸 en el n煤cleo de un nuevo y dominante sistema social, la producci贸n basada en los comunales y las redes punto a punto es el n煤cleo alrededor del cual la econom铆a post-capitalista eventualmente se cristalizar谩.

Y los partidarios del libre mercado tambi茅n somos comunistas de la informaci贸n. Queremos que los beneficios del conocimiento y la t茅cnica sean totalmente socializados. La mayor parte de los beneficios bajo el modelo actual de capitalismo corporativo est谩 conformado por las rentas generadas por la escasez artificial del conocimiento y la t茅cnica.

En una sociedad en la que el desperdicio y la obsolescencia planificada no est茅n subsidiadas, y en la que no existiesen barreras a la competencia socializadora de los beneficios del progreso tecnol贸gico, probablemente podr铆amos disfrutar de nuestra calidad de vida actual con una semana laboral de 15 horas. Y en una sociedad donde la forma dominante de producci贸n fuese artesanal con m谩quinas-herramienta CNC baratas y de uso m煤ltiple (tal como lo anticip贸 Kropotkin en 鈥淢谩quinas, F谩bricas y Talleres鈥), la divisi贸n del trabajo y la dicotom铆a entre trabajo mental y f铆sico ser铆a mucho menos pronunciada.

Tomados conjuntamente, estos dos resultados de la competencia de libre mercado que socializan el progreso har铆an emerger una sociedad que no se parecer铆a a la visi贸n anarco-capitalista de un mundo propiedad de los hermanos Koch y Halliburton, sino m谩s bien a la visi贸n de Marx de una sociedad comunista de abundancia en la que uno podr铆a 鈥渉acer una cosa hoy y otra ma帽ana, cazar en la ma帽ana, pescar en la tarde, criar ganado hacia la ca铆da del sol, criticar despu茅s de la cena, tal como y tengo una mente, sin nunca convertirme en cazador, pescador, pastor o cr铆tico.鈥

Art铆culo original publicado por Kevin Carson el 12 de septiembre de 2012.

Traducido del ingl茅s por Carlos Clemente



on Twitter


on Facebook




Fuente: Confoederatio.noblogs.org