November 16, 2020
De parte de Terraindomite
1,939 puntos de vista

Son tantas las decisiones disparatadas tomadas por la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) a causa de su injustificada declaraci贸n de pandemia -con la aquiescencia c贸mplice de los gobiernos- que la sociedad tiene el derecho y la obligaci贸n de exigirle amplias explicaciones. La opacidad de todo lo ocurrido es inaudita en una sociedad que presume de contar con la mayor cantidad de informaci贸n de la historia. En todo caso el quid de la cuesti贸n est谩 en saber qui茅nes est谩n detr谩s de esta farsa, por qu茅 la han creado, c贸mo lo han conseguido, qu茅 pretenden y cu谩l es el engranaje que la ha hecho posible. Y es que lo acaecido se debe que la estructura que lo ha hecho posible lleva mont谩ndose desde hace d茅cadas y est谩 al servicio de grupos de poder que trabajan en la sombra.

En varios de los art铆culos que se han publicado (鈥) hemos adelantado ya bastante informaci贸n que da pistas sobre qui茅nes est谩n detr谩s de la falsa pandemia que dicen asola al planeta. Ahora bien, hablamos de un montaje de tal tama帽o que vamos a tener que explicarlo de forma somera (鈥) dedicandonos a contar qu茅 organismos est谩n implicados y c贸mo a lo largo de varias d茅cadas ha ido conform谩ndose la estructura y la estrategia preparando la cobertura legal y medi谩tica y -lo m谩s importante- la mentalidad y el imaginario colectivo necesarios para imponerse arbitrariamente a cientos de millones de personas. Desvelaremos los nombres de las personas, fundaciones y grupos de poder que est谩n manejando tales organismos y constituyen el poder real oculto que controla el mundo.

Se trata de un peque帽o grupo que a trav茅s de numerosos organismos y personas ha ido extendiendo sus tent谩culos de forma constante y estudiada hasta abarcar todo el planeta y controlar ya en el 谩mbito de la salud la inmensa mayor铆a de las instituciones sanitarias -tanto p煤blicas como privadas- tras haber impuesto un modelo m茅dico y sanitario uniforme, industrializado, mecanicista, reduccionista, farmacol贸gico y, en definitiva, deshumanizado.

Hablamos de un poderoso entramado que ha logrado que los ciudadanos hayan entregado la responsabilidad sobre su salud y la de sus hijos a esa estructura de poder. Porque es la renuncia de la gente a informarse, formarse y decidir sobre su propia salud lo que ha permitido la actual cat谩strofe iatrog茅nica -de proporciones gigantescas- que vive la sociedad ya que casi todo lo que se propone es la ingesta -normalmente preventiva y paliativa que no curativa- de f谩rmacos que mantienen a las personas enfermas el m谩ximo tiempo posible para que consuman constantemente productos. Cuantos m谩s mejor. Es verdad que cada vez m谩s personas son conscientes de lo que pasa y lo est谩n -y estamos- denunciando pero se trata a煤n de una minor铆a que es constantemente ninguneada, reprimida, acallada, descalificada, injuriada o calumniada. Y tras este breve pre谩mbulo entremos en materia. 

EL MINISTERIO DE SANIDAD MUNDIAL

Las piezas m谩s importantes del engranaje de poder en el 谩rea de la salud mundial lo integran los estadounidenses Centros para el Control de las Enfermedades (CDC por las siglas de Centers for Disease Control) y la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) que es formalmente la autoridad sanitaria internacional que se supone aporta la garant铆a institucional de credibilidad y veracidad oficial y de ah铆 que la inmensa mayor铆a acepte sin rechistar lo que postula. Solo cabe agregar en cuanto a las epidemias se refiere que la voz cantante la lleva el Servicio de Inteligencia de Epidemias (EIS por las siglas de Epidemic Intelligence Service).

El objetivo inicial por el que se cre贸 la OMS era mejorar la salud en todo el planeta de manera natural y de hecho sus primeros pasos estuvieron destinados a difundir informaci贸n sobre nutrici贸n pero ese per铆odo dur贸 muy poco. Apenas un decenio despu茅s la industria farmac茅utica comenz贸 su asalto a la instituci贸n transform谩ndola pr谩cticamente en lo contrario de lo que era hasta el punto de crearse una comisi贸n especial contra los micronutrientes e impedir que se usaran para prevenir y curar problemas de salud beneficiando as铆 al mercado farmacol贸gico que comenz贸 a extender su influencia hasta convertirse en lo que es ahora: una de las industrias m谩s poderosas del mundo. Pero antes de continuar expliquemos algo importante: es necesario aprender a 芦traducir禄 el lenguaje lleno de eufemismos que todas esas organizaciones despliegan en su propaganda y, en particular, en sus p谩ginas web. Cuando por ejemplo hablan de 鈥渄esarrollo sostenible鈥 en realidad se refieren a 鈥渘egocio y explotaci贸n sin l铆mite鈥, cuando hablan de 鈥減rogramas de salud鈥 hablan de administrar vacunas y vender f谩rmacos y equipamiento sanitario, cuando hablan de 鈥渁cabar con el hambre鈥 est谩n planeando c贸mo extender sus organismos modificados gen茅ticamente, cuando la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates habla de 芦mejoras en la salud禄 est谩 hablando b谩sicamente de imponer vacunas aunque no lo diga abiertamente. Y as铆 sucesivamente鈥

Fue en 1974 cuando la OMS dio los primeros pasos para convertirse en una especie de 芦Ministerio de Sanidad Mundial禄 haciendo suyas las recomendaciones del Informe Flexner contra las terapias naturales y lanzando un ambicioso programa llamado Salud para todos en el a帽o 2000. Nueve a帽os despu茅s -en 1983- la OMS propon铆a ya un Programa Ampliado de Vacunaci贸n (PAV) cuyo objetivo era inocular vacunas a todos los ni帽os del mundo contra 6 enfermedades. Un a帽o despu茅s se sumar铆an a esa propuesta la UNICEF, el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Fundaci贸n Rockefeller.

Cinco a帽os despu茅s -en 1988- al entonces Director General de la OMS, Halfdan Mahler, se le ocurrir铆a sin embargo impulsar un programa de medicamentos esenciales para pa铆ses pobres y eso molest贸 tanto a la gran industria que le presionaron para que renunciase design谩ndose para sustituirle a Hiroshi Nakajima quien hab铆a sido director de investigaci贸n de la multinacional farmac茅utica Hoffmann-La Roche. Al a帽o -en 1989- la ONU aprobar铆a la Convenci贸n de los Derechos del Ni帽o, iniciativa aparentemente loable si no fuera porque en la pr谩ctica para lo que sirvi贸 b谩sicamente es para imponer vacunas infantiles y otros tratamientos.

Pues bien, toda esa estrategia ser铆a organizada por la Fundaci贸n Rockefeller hasta el a帽o 2000 que es cuando tomar铆a el relevo la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates al lograr superarla con creces en poder e influencia.

PREPARANDO EL TERRENO

El giro decisivo en el proceso de transformaci贸n de la OMS para llegar a ser lo que es ahora -una herramienta de los grupos de poder internacional- se producir铆a a partir de ese momento. Concretamente durante la etapa como Director General de Lee Jong-Wook, es decir, entre 2003 y 2006. Hablamos de alguien que en 1994 pas贸 de la oficina de la OMS en el Pac铆fico Occidental con sede en Manila (Filipinas) a la sede de la OMS en Ginebra para ocupar el cargo de Director del Programa Mundial de Vacunas e Inmunizaci贸n (GPV) desempe帽ando al mismo tiempo el cargo de Secretario Ejecutivo de la Iniciativa en pro de la Vacuna Infantil.

En su biograf铆a oficial colocada en la p谩gina web de la OMS se dice que 鈥減ronto adquiri贸 reputaci贸n de l铆der visionario y administrador riguroso. Apodado el Zar de las vacunas de la OMS por la revista Scientific American tuvo en su haber una serie de avances estrat茅gicos en el 谩mbito del GPV, entre ellos un criterio m谩s abierto para trabajar con la industria (鈥) y lograr un aumento de la financiaci贸n: de 15 a casi 70 millones de d贸lares鈥. Luego, tras liderar el Programa Mundial de Vacunas e Inmunizaci贸n, pasar铆a a ser director de un departamento de la OMS denominado Alto a la tuberculosis siendo desde ese cargo -siempre seg煤n su biograf铆a oficial- cuando 鈥渇orj贸 lo que hoy se considera internacionalmente una de las m谩s exitosas y din谩micas alianzas mundiales publico-privadas a favor de la salud; a saber, la Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis鈥. Y a帽ade su biograf铆a: 鈥淟ee llev贸 adelante la expansi贸n de una notable y compleja coalici贸n de m谩s de 250 asociados internacionales entre los que se cuentan estados miembros de la OMS, donantes, ONGs, la industria y diversas fundaciones鈥.
Fue pues en 2003 cuando se convertir铆a en Director General de la OMS pero presidiendo al mismo tiempo 隆el Consejo General de la Alianza GAVI (por las siglas en ingl茅s de Global Alliance for Vaccines and Immunization) creada por Bill y Melinda Gates. Ello explica que durante la 58陋 Asamblea de la OMS celebrada el 16 de mayo de 2005 presidida por Lee Jong-Wook ya interviniera Bill Gates para plantear lo que consideraba 芦las prioridades de salud de los pr贸ximos a帽os禄. Es m谩s, Gates puso como ejemplo a la Alianza GAVI presumiendo de que hab铆a conseguido 鈥渋nmunizar鈥 a cuatro millones de ni帽os con vacunas b谩sicas, a 42 millones de la hepatitis B, a 5 millones de la Haemophilus influenza tipo B y a 3 millones de la fiebre amarilla. Su intervenci贸n acabar铆a con un llamamiento a los pa铆ses para que financiasen m谩s vacunas a nivel internacional permiti茅ndose ya el lujo de decirles a los gobiernos de pa铆ses en desarrollo lo que tienen que hacer con sus pol铆ticas de salud que fundamentalmente consisten, por supuesto, en dar prioridad a las vacunas y los f谩rmacos.

En enero de ese mismo a帽o -2005- Lee Jong-Wook elogiar铆a la 芦contribuci贸n禄 de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates a la inmunizaci贸n global al 芦donar禄 a la OMS 750 millones de d贸lares.

APROBACI脫N DE DOCUMENTOS ESTRAT脡GICOS

El a帽o 2005 fue clave tambi茅n por otro motivo: se aprob贸 el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) que entrar铆a en vigor el 15 de junio de 2007. Se trata de un acuerdo internacional jur铆dicamente vinculante suscrito por 196 pa铆ses, entre ellos todos los estados miembros de la OMS. Su objetivo oficial era la de 芦ayudar禄 a la comunidad internacional a prevenir y 芦dar respuesta a los riesgos graves para la salud p煤blica que puedan cruzar fronteras y amenazar a la poblaci贸n mundial鈥.

Ahora bien, 驴y qui茅n decide cu谩les son esos 鈥渞iesgos graves鈥 t茅cnicamente denominados Emergencias de Salud P煤blica de Importancia Internacional (ESPII)? Pues la decisi贸n final corresponde al Director General de la OMS aconsejado por un Comit茅 de Emergencias que 茅l mismo nombra. Dicho de otro modo: a partir de la aprobaci贸n de ese documento todos los estados firmantes se comprometen a hacer lo que diga un organismo totalmente controlado hoy por la gran industria farmac茅utica y capitales privados. Y basta 芦controlar禄 al Director General para que el comit茅 que designa a dedo sea del agrado de los controladores que est谩n en la sombra para que 茅stos puedan hacer lo que les plazca.

Apenas un a帽o despu茅s se aprobar铆a otro elemento clave en este despliegue de poder: la Estrategia Mundial de Vacunaci贸n. En el documento Visi贸n y Estrategia Mundial de Inmunizaci贸n (GIVS) se especifica cu谩les son sus objetivos: 鈥淧ara alcanzar los objetivos de la GIVS los gobiernos de todo el mundo deben mantener la inmunizaci贸n no s贸lo entre sus prioridades en materia de salud sino en un lugar privilegiado de sus programas pol铆ticos, financieros y econ贸micos鈥. El coste de ese programa se calcul贸 en 35.000 millones de d贸lares.

El documento a帽ade luego: 鈥淪e han creado diferentes mecanismos de financiaci贸n para ayudar a los pa铆ses de bajos ingresos a mantener y fortalecer sus programas de inmunizaci贸n as铆 como para garantizar un suministro mundial fiable de vacunas de calidad. La Alianza GAVI, por ejemplo, es una asociaci贸n entre el sector p煤blico y el privado que promueve la inmunizaci贸n a gran escala en los pa铆ses m谩s pobres del mundo. La Alianza apoya la incorporaci贸n de nuevas vacunas y de vacunas infrautilizadas, la mejora de la seguridad de las inyecciones y el fortalecimiento de los sistemas de salud que prestan servicios de inmunizaci贸n sistem谩tica鈥.

Es decir, los pa铆ses ricos no solo hab铆an masacrado a los pobres y destruido o colonizado sus recursos naturales comprometiendo la salud y la vida de millones de personas sino que ahora se les impon铆a 鈥渋nvertir en salud鈥 comprando m谩s vacunas y f谩rmacos con la excusa de que eso les ayudar铆a pero lo que hicieron fue causar grav铆simos problemas de salud y multitud de muertos. En el leguaje de los 芦amos del mundo禄 a eso se le llama 鈥渇ilantrop铆a鈥 o 鈥渁yuda a los pa铆ses en desarrollo鈥 aunque consiste en que los gobiernos destinen buena parte de sus escasos recursos a enriquecer a una industria sanitaria insaciable.

Paralelamente se aprobar铆an en diferentes naciones leyes destinadas a proteger a la industria farmac茅utica de posibles demandas por los efectos 鈥渟ecundarios鈥 de sus productos. En Espa帽a se hizo por ejemplo aprobando la Ley 29/2006 de garant铆as y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios en cuyo art铆culo 24.5 puede leerse lo siguiente: 鈥淟a Agencia Espa帽ola de Medicamentos y Productos Sanitarios podr谩 autorizar temporalmente la distribuci贸n de medicamentos no autorizados en respuesta a la propagaci贸n supuesta o confirmada de un agente pat贸geno o qu铆mico, toxina o radiaci贸n nuclear capaz de causar da帽os. En estas circunstancias, si se hubiere recomendado o impuesto por la autoridad competente el uso de medicamentos en indicaciones no autorizadas o de medicamentos no autorizados, los titulares de la autorizaci贸n y dem谩s profesionales que intervengan en el proceso estar铆an exentos de responsabilidad civil o administrativa por todas las consecuencias derivadas de la utilizaci贸n del medicamento salvo por los da帽os causados por productos defectuosos鈥.

Una sinvergonzoner铆a que se repite ahora porque la FDA ya ha anunciado que en los f谩rmacos y vacunas que se usen en su pa铆s para la Covid-19 har谩 uso de la Autorizaci贸n de Uso de Emergencia, figura legal que la permite autorizar el uso de medicamentos o vacunas sin cumplir los requisitos establecidos legalmente para su aprobaci贸n y uso y, por tanto, sin que hayan pasado los controles necesarios y demostrado eficacia y seguridad. En otras palabras, 隆exime a los fabricantes de posibles demandas por los da帽os que pudieran producir! Nauseabundo.

GRIPE A: UNA FALSA PANDEMIA QUE NO ENGA脩脫 A NADIE

La sucesora de Lee Jong-Wook ser铆a Margaret Chan quien se estren贸 en el cargo criticando las 鈥渓icencias compulsivas鈥 para fabricar medicamentos gen茅ricos adornando sus declaraciones con elogios a las farmac茅uticas. Y lo hizo precisamente en el curso de una visita a Tailandia cuando el pa铆s estaba realizando gestiones para abaratar los medicamentos mediante la producci贸n de gen茅ricos. Y que la presi贸n ejercida funcion贸 lo demuestra que el representante de la OMS en Tailandia, William Aldis, se vio obligado a renunciar a su cargo al declarar al diario Bangkok Post que apoyaba los gen茅ricos.

Pues bien, fue durante el mandato de Margaret Chan cuando se cambi贸 la definici贸n de pandemia. A partir de entonces ya no es necesario que una enfermedad alcance unas m铆nimas tasas de morbilidad y mortalidad para poder ser declarada. Es de hecho lo que permiti贸 en 2009 declarar pandemia la gripe A que se atribuye al virus H1N1. Una declaraci贸n que provoc贸 una compra acelerada por los gobiernos de f谩rmacos antivirales manifiestamente in煤tiles y peligrosos as铆 como de vacunas que J. P. Morgan calcul贸 en 7.000 millones de d贸lares solo en vacunas. Lo que costaron los pol茅micos retrovirales Tamifl煤 y Relenza -entre otros- se desconoce. Como bien saben nuestros lectores al final no hubo tal pandemia y en su mayor铆a esas vacunas y medicamentos jam谩s se utilizaron. Discovery DSALUD lo advertir铆a y denunciar铆a ampliamente que era una farsa enfrent谩ndose durante alg煤n tiempo en solitario a las mentiras difundidas por todos los grandes medios que, por supuesto, se limitaron a pasar de provocar el terror a guardar silencio pasando simplemente p谩gina. Ninguno reconoci贸 que hab铆a sido enga帽ado. Y eso que solo un a帽o despu茅s -en 2010- se confirm贸 que era una falsa pandemia gracias a un art铆culo publicado en el British Medical Journal en el que se desvel贸, entre otras cosas, que la OMS hab铆a ocultado los v铆nculos financieros de sus asesores con las farmac茅uticas Glaxo y Roche. Wolfgang Wodarg, entonces presidente de la Comisi贸n de Salud del Consejo de Europa, acusar铆a directamente a la OMS de haber mentido para poder declarar tanto la supuesta pandemia de la Gripe A como la de la Gripe Aviar afirmando que solo pretend铆a lograr que se vendieran multitud de vacunas generando una alarma injustificada.

Aquellos esc谩ndalos debieron haber llevado a Margaret Chan a que cesara en el cargo pero como quienes la hab铆an impelido a actuar as铆 son quienes controlan los resortes de poder en la OMS se la propuso para un segundo mandato. Bill Gates, entusiasmado, no dudar铆a durante la 64陋 Asamblea de la organizaci贸n en 鈥渁uto-felicitarse鈥 por el trabajo que estaba realizando y volver a pontificar sobre las bondades de la fabricaci贸n e inoculaci贸n de vacunas diciendo que se trata de una 鈥tecnolog铆a extremadamente elegante鈥 que en la pr贸xima d茅cada -entre 2011 y 2020- 鈥渟ervir铆a para erradicar la polio鈥. De hecho pronostic贸 que hacia 2020 habr铆a 鈥cinco o m谩s vacunas disponibles para todos los ni帽os del mundo鈥 que estar铆an a disposici贸n de todos los pa铆ses. Luego pidi贸 de forma expresa a los ministros de salud presentes que aumentasen sus presupuestos para vacunas y donaran fondos a la Alianza GAVI creada por 茅l instando a los 193 pa铆ses miembros a poner como prioridad de todos los sistemas sanitarios del planeta 隆vacunar a los ni帽os!

LA OMS, CABEZA VISIBLE DE LA TIRAN脥A SANITARIA MUNDIAL

A Margaret Chan le sustituir铆a como Director General de la OMS -el 1 de julio de 2017- el bi贸logo et铆ope Tedros Adhanom Ghebreyesus. Ex ministro de Salud (2005-2012) y de Relaciones Exteriores (2012-2016) de Etiop铆a fue adem谩s presidente de The Global Fund to Fight AIDS, Tuberculosis and Malaria (GFATM por sus siglas en ingl茅s), organizaci贸n creada en 2002 para recaudar fondos con los que luchar contra el SIDA, la malaria y la tuberculosis que en 2012 recibi贸 una donaci贸n de 750 millones de d贸lares de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates. Hablamos de un personaje cuyo nombramiento fue puesto inmediatamente en entredicho porque fue miembro del Frente de Liberaci贸n del Pueblo Tigray -incluida en la lista estadounidense de organizaciones terroristas- que actualmente gobierna en Etiop铆a y ha sido acusada de cr铆menes contra la humanidad -incluyendo masacres contra manifestantes, esterilizaci贸n de dos millones de mujeres de la etnia Amhara y genocidio de minor铆as as铆 como encarcelamientos y torturas de periodistas y opositores-. Sin embargo logr贸 finalmente el cargo ante el apoyo que recibi贸 del Partido Comunista Chino y la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates. Para todos qued贸 claro que era el 鈥渃andidato adecuado鈥 ya que los otros dos aspirantes, los doctores Sania Nishtar y David Nabarro, hab铆an cometido la imprudencia de decir que si se les nombraba acabar铆an con la corrupci贸n interna de la OMS.

Cabe a帽adir que Human Rights Watch le acus贸 en 2016 de ocultar las epidemias de c贸lera que hubo en su pa铆s durante su mandato como Ministro de Salud.

EL PAPEL ESTRAT脡GICO DE LA OMS EN LA FALSA PANDEMIA

Hagamos ahora un breve resumen de la actuaci贸n reciente de la OMS recordando al menos que鈥

鈥anipul贸 los casos iniciales de neumon铆a en Wuhan para convertir unos problemas respiratorios conocidos y habituales con causa perfectamente identificada en una 鈥渘ueva enfermedad鈥.

鈥espald贸 la actuaci贸n del Gobierno chino -y lo sigui贸 haciendo a pesar de las irregularidades manifiestas- y convirti贸 en oficial el anuncio de aislamiento del nuevo virus que se hizo a partir de un trabajo publicado en el BMJ y firmado por un equipo de investigadores de los CDC de China y que, como hemos explicado ya en n煤meros anteriores no cumple en absoluto con los requisitos m铆nimos de un aislamiento.

鈥anz贸 la alarma de epidemia en 11 de marzo apoy谩ndose descaradamente en falsedades.

鈥cogi贸 en la web de la organizaci贸n los protocolos de diagn贸stico de diferentes instituciones y aunque luego decidi贸 distanciarse diciendo que no los respaldaba de forma expl铆cita sigue aconsejando que la poblaci贸n se haga unas pruebas que carecen de base cient铆fica y estudios epidemiol贸gicos basados en ellas..

鈥all贸 ante la decisi贸n de muchos estados de confinar a sus ciudadanos a pesar de saber que el peligro de contagio entre las personas sanas de menos de 60 a帽os es m铆nimo.

鈥all贸 ante las propuestas de que la ciudadan铆a use mascarillas y guantes cuando la propia OMS no las recomienda.

鈥stableci贸 la definici贸n de 鈥渃aso de COVID-19鈥 de modo tan absolutamente arbitrario que permite engrosar a voluntad las cifras en cada pa铆s: 鈥淯na muerte debida a COVID-19 se define para fines de vigilancia como una muerte resultante de una enfermedad cl铆nicamente compatible en un caso probable o confirmado de COVID-19 a menos que haya una causa alternativa clara de muerte que no pueda estar relacionada con la enfermedad COVID-19鈥. Y se a帽ade: 鈥淯na muerte por COVID-19 no puede atribuirse a otra enfermedad (por ejemplo, c谩ncer) y debe contarse independientemente de las condiciones preexistentes que se sospechan que han desencadenado un curso grave de COVID-19鈥. Inaudito y vergonzoso.

鈥ecret贸 las medidas que el engranaje de poder sanitario trasladar铆a despu茅s -a trav茅s de sus expertos- a los gobiernos, muchos de ellos -con la honrosa excepci贸n que vienen protagonizando buena parte de los estados africanos- aliados del poder econ贸mico que financia la OMS.

Agregaremos que la OMS, autoridad mundial 煤nica con poderes para establecer el conocimiento cient铆fico-m茅dico oficial aceptable e imponible a gobiernos y personas sent贸 las bases para censurar cualquier otro enfoque, interpretaci贸n, teor铆a o conocimiento. Para ello organiz贸 el 13 de febrero de 2019 una reuni贸n con los principales l铆deres tecnol贸gicos a fin de que actuasen activamente contra la 鈥渄esinformaci贸n鈥; es decir, contra todo aquel que no acepte las verdades oficiales. En la reuni贸n estuvieron presentes representantes de Google, Facebook, Twilio, Dropbox, Verizon, Salesforce, Twitter, YouTube y Amazon as铆 como grandes compa帽铆as relacionadas con las nuevas tecnolog铆as como Airbnb, Kinsa, Mapbox, Apple, Lyft y Uber.

El siniestro papel de la OMS en las falsas epidemias o pandemias -y en 茅sta en particular- es pues claro y est谩 documentado. 驴Y qu茅 lugar ocupa en el engranaje global? Vea en la infograf铆a adjunta c贸mo se relaciona con otras organizaciones en el concreto 谩mbito de la salud, la sanidad y las enfermedades para mantener el actual modelo m茅dico hegem贸nico que renunci贸 a las ra铆ces y a la esencia de la ciencia y el arte de la medicina y es de simplificaci贸n conceptual, de dependencia de la tecnolog铆a y de alianza con la industria farmac茅utica..

T脥TERES DE LA INDUSTRIA FARMAC脡UTICA

Fue en 1939 cuando el Servicio de Salud P煤blica estadounidense se integr贸 en la Agencia Nacional de Seguridad lo que supuso un cambio radical en su orientaci贸n y financiaci贸n. Siete a帽os m谩s tarde se crear铆an los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), una compleja estructura que crecer铆a con los a帽os hasta convertirse en la agencia sanitaria m谩s poderosa del planeta ya que es la que define las enfermedades y decide c贸mo diagnosticarlas, tratarlas o prevenirlas.

El foco de los CDC y del sistema en general est谩 puesto en las enfermedades contagiosas y su obsesi贸n llega hasta el punto de que un ep铆grafe del documento La amenaza global de las enfermedades infecciosas y sus implicaciones para los Estados Unidos y la Federaci贸n Americana de Cient铆ficos incluye un apartado titulado Infecciosidad de las enfermedades no infecciosas.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH por las siglas en ingl茅s de National Institutes of Health) de Estados Unidos disponen tambi茅n asimismo de un centro dedicado espec铆ficamente a enfermedades infecciosas y 鈥渂iodefensa鈥. Y es en su seno donde se encuentra su divisi贸n estrella: el Servicio de Inteligencia de Epidemias (EIS) anteriormente mencionado que desde su creaci贸n en 1951 ha entrenado a 3.600 agentes que actualmente se encuentran destinados en puestos claves sanitarios dentro y fuera de Estados Unidos.

As铆 lo explica en su propia p谩gina web, alojada en la de los CDC: 鈥淟os alumnos EIS se han marchado para ser directores de los CDC, cient铆ficos l铆deres, cirujanos generales, asesores de los directores generales y regionales de la OMS, profesores en escuelas de medicina y salud p煤blica, responsables de salud municipales o epidemi贸logos estatales. Otros muchos ocupan cargos de liderazgo en la industria, en fundaciones, en organizaciones no gubernamentales y en los medios de comunicaci贸n. M谩s del 30% de los epidemi贸logos estatales o en grandes ciudades son alumnos EIS鈥. Lo dicen ellos mismos as铆 de clarito. Sin comentarios.

Obviamente los CDC mantienen un programa gubernamental de vacunas infantiles en el que gastan m谩s de cuatro mil millones de d贸lares anuales y cubre las campa帽as de vacunaci贸n de la mitad de los ni帽os estadounidenses. Y como son ellos mismos los que supervisan la investigaci贸n y comercializaci贸n de las vacunas no son precisamente muy estrictos a la hora de informar de los graves problemas de salud que pueden causar. Ha le铆do bien: la misma agencia estatal que se encarga de supervisar la investigaci贸n de vacunas gasta en ellas cuatro mil millones de d贸lares.

CREADORES DE FALSAS EPIDEMIAS

La actuaci贸n de los CDC ha sido tan pol茅mica y discutida que ya han sufrido cuatro investigaciones oficiales: el Senado estadounidense los investig贸 entre 2001 y 2003, el comit茅 del senador Tom Coburn en 2007, el Inspector General del Servicio de Salud de Estados Unidos en 2008 y la Oficina de Integridad en 2014. Y todas esas investigaciones llegaron a la conclusi贸n de que los CDC son .en palabras de Robert Kennedy Jr.un pozo negro de corrupci贸n, una agencia que se ha convertido en subsidiaria absoluta de la industria farmac茅utica, un t铆tere de la industria鈥. 隆Y se trata de la agencia que establece los criterios para definir enfermedades, decidir los m茅todos de diagn贸sticos y aprobarlos y regular su prevenci贸n y tratamiento en pr谩cticamente todo el mundo!

Se ocupan especialmente de las enfermedades consideradas infecto-contagiosas por la medicina moderna y, por tanto, de las vacunas que pretenden prevenirlas y de los f谩rmacos utilizados en la guerra global contra los microbios que est谩 alterando y destruyendo el microbioma de los seres vivos y provocando una cat谩strofe iatrog茅nica sin precedentes.

Desde su creaci贸n las voces de alarma de los CDC intentando desatar el p谩nico para justificar negocios e intervenciones extraordinarias no han cesado:

-En 1949 hablaron de posibles ataques con armas biol贸gicas haciendo que el Gobierno federal invirtiera millones de d贸lares en su prevenci贸n pero el ataque nunca se produjo.

-En 1957 anunciaron una inminente epidemia de gripe y nuevamente se emplearon millones de d贸lares en vacunas que resultaron in煤tiles porque no hubo epidemia.

-En 1976 el Congreso estadounidense aprob贸 un programa de vacunaci贸n ante la alerta de los CDC sobre una posible epidemia de gripe espa帽ola. Se vacun贸 a cincuenta millones de personas y hubo al menos mil casos de par谩lisis, da帽os nerviosos no cuantificados y decenas de muertes.

-En 1981 la creaci贸n del montaje SIDA salv贸 a los CDC de una desaparici贸n casi segura ya que el Senado se estaba planteando reducir dr谩sticamente su presupuesto ante tanto fracaso.

-En 1986 se aprob贸 la Ley de Vacunas que sirvi贸 para desviar las demandas contra los fabricantes hacia el Gobierno pero las incontables dificultades y requisitos necesarios redujo sustancialmente las sentencias y las compensaciones por da帽os.

-Un estudio realizado por Peter Doshi publicado en diciembre de 2005 en British Medical Journal ya demostr贸 que los CDC hab铆an manipulado las estad铆sticas de gripe y neumon铆a para incluir decenas de miles de casos de neumon铆a en la etiqueta de gripe cuando solo se hab铆an identificado fehacientemente 18 casos.

-Fueron los propios CDC los que fabricaron los brotes de sarampi贸n de 2015.

-Los CDC anunciaron que habr铆a entre 550.000 y 1,4 millones de casos de 茅bola a finales de enero de 2015 pero al final la OMS inform贸 de solo 21.000 casos.

EIS/TEPHINET: RED DE CONTROL INTERNACIONAL

Y hay m谩s organismos implicados En 1997 se cre贸 la Red de programas de entrenamiento en epidemiolog铆a e intervenciones en salud p煤blica (TEPHINET por las siglas en ingl茅s de Training Programs in Epidemiology and Public Health Interventions Network). Abarca 87 programas en 165 pa铆ses y su objetivo declarado es 鈥渕ovilizar una fuerza competente en el campo de la epidemiolog铆a para servir a la gente mediante entrenamiento estandarizado, aprendizaje experimental, calidad e intercambio de conocimientos para conectar mejor y m谩s r谩pidamente a los epidemi贸logos de todo el mundo鈥. O dicho m谩s claramente: para extender, impulsar e imponer las directrices de los CDC y sus socios en la industria farmac茅utica a todos los expertos del mundo para mayor gloria y beneficio de los grupos de poder que controlan estas agencias y programas mediante financiaci贸n y puertas giratorias.

En Europa se crear铆a en 2005 el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) del que es miembro como coordinador nacional de los organismos espa帽oles Fernando Sim贸n, actual director del Centro de Coordinaci贸n de Alertas y Emergencias Sanitarias y responsable m谩ximo junto con el ministro de Sanidad de la gesti贸n espa帽ola sobre la falsa pandemia.

Adem谩s desde 1994 hay en Europa 430 graduados formados por los programas de los EIS: EPIET y EUPHEM. Est谩n en 29 pa铆ses a trav茅s de instituciones como el Robert Koch Institut de Alemania, el Instituto Superior di Sanita en Italia, la Dire莽ao-Geral da Sa煤de en Portugal y el Instituto de Salud Carlos III en Espa帽a donde han trabajado, se han formado o est谩n ligados a 茅l -de un modo u otro- la mayor铆a de los expertos que 鈥渁sesora鈥 hoy al Gobierno en su gesti贸n de la falsa pandemia.

Los socios y principales financiadores de esta red de programas de imposici贸n de criterios, enfoques, directrices y 鈥渧erdades鈥 son los CDC estadounidenses, farmac茅uticas como GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson, Novartis, Pfizer y Merck, la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Inernacional, USAID, PATH y la propia OMS.

En definitiva, estamos ante la 煤ltima y m谩s terror铆fica de las falsas epidemias o pandemias fabricadas por el engranaje de poder descrito. Quienes lo financian y controlan -en muchos casos de forma discreta, en otros con profusi贸n de declaraciones y apariciones p煤blicas- es algo que procuraremos desentra帽ar a continuaci贸n.

El Director General de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus no es m谩s que la cabeza visible de quienes orquestaron el montaje. Detr谩s hay personas, grupos de poder y numerosas organizaciones que forman parte de una gigantesca estructura cuyo engranaje lleva varias d茅cadas desarroll谩ndose. Es pues importante saber qui茅nes son, qu茅 hacen y por qu茅, algo no tan sencillo de comprender ya que las informaciones fidedignas y rigurosas se mezclan de forma a veces difusa con otras que no tienen m谩s objetivo que confundir mezclando verdades con medias verdades, falsedades y hasta tesis disparatadas, muchas de las cuales las difunden precisamente para eso quienes apoyan medi谩ticamente este complejo entramado.

Como es verdad que a menudo una imagen vale m谩s que mil palabras queremos reflejar en una sola infograf铆a la estructura global que manejan quienes se encuentran detr谩s del control sanitario del mundo y, por ende, tras la falsa pandemia organizada para conseguir no uno sino m煤ltiples objetivos. Y no crea el lector que lo que vamos a explicarle es algo secreto y no publicado antes. Hay abundante informaci贸n pero deslavazada, inconexa, incompleta y frecuentemente parcial y tergiversada dada a conocer por investigadores serios de todo tipo de disciplinas: economistas, empresarios, financieros, inversores, agentes de bolsa, m茅dicos, bi贸logos, epidemi贸logos, vir贸logos, genetistas, qu铆micos, ingenieros, f铆sicos, periodistas, soci贸logos, psic贸logos, pol铆ticos, militares, estad铆sticos, analistas de toda clase y un largo etc茅tera de profesionales de muchas otras especialidades. Informaci贸n muy precisa y profusa publicada en art铆culos, informes, trabajos, libros, v铆deos, blogs, webs鈥 Es pues no ya complicado sino poco menos que imposible resumir todo ello en un par de art铆culos y de ah铆 que hayamos optado por presentar al menos un mero bosquejo de las personas y entidades que han intervenido principalmente en el gigantesco montaje que ha llevado a medio planeta a una situaci贸n ca贸tica que encima es injustificada. Obviamente no pretendemos convencer a nadie de ello porque somos conscientes de que la inmensa mayor铆a de la sociedad opt贸 hace mucho por no pensar y delegar esa responsabilidad en otros para que sean quienes les digan en qu茅 deben creer y qu茅 deben hacer. Acept谩ndolo acr铆ticamente cuando ello se hace 芦desde la autoridad禄 y en nombre 芦de la ciencia禄. Pat茅tico pero real a todos los niveles.

Hecho este breve inciso que nos parec铆a necesario diremos que el poder real del mundo en la actualidad puede representarse en forma de pir谩mide y citando solo  aquellas personas y entidades que lo manejan a nivel visible por lo que no vamos a mencionar a los dem谩s a fin de que no se tache este art铆culo de 芦fantasioso禄. Pues bien, en la c煤pula de la pir谩mide de poder se encuentra una minor铆a privilegiada que ser铆a la que en la sombra maneja los hilos -algunos los llaman los Amos del Mundo, expresi贸n que puede ser real pero parece poco afortunada- a los que no vamos a poner 芦cara禄 ni 芦nombres禄 para ser rigurosos aunque se sabe lo que quieren y por qu茅 atendiendo a las decisiones que los dem谩s toman.

En el segundo escal贸n se sit煤an las 茅lites econ贸micas y pol铆ticas -que tienen diferentes grados de poder-, algunas de las cuales son p煤blicas e interestatales como la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco de Pagos Internacionales y la Organizaci贸n Mundial de Comercio (OMC) y otras privadas; unas muy conocidas como el Club de Roma, el Club Bilderberg o la Comisi贸n Trilateral y otras algo menos como el Council on Foreign Relations (CFR) -organizaci贸n estadounidense fundada en 1921 con sedes en Nueva York y Washington entre cuyos miembros hay pol铆ticos de alto rango, entre ellos m谩s de una docena de secretarios de estado estadounidenses, directores de la CIA, banqueros, abogados, profesores y figuras de los medios de comunicaci贸n que publica la revista Foreign Affairs y dirige el Programa de Estudios David Rockefeller, el Chatham House -fundado en 1920 es el equivalente brit谩nico del anterior, se conoce tambi茅n como Instituto Real de Asuntos Internacionales y es una 芦think tank禄 (un laboratorio de ideas e investigaci贸n) con sede en Londres que edita la revista The World Today鈥 y la Brookings Institution -fundada en 1916 tiene hoy entre sus principales financiadores a la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, al JPMorgan Chase, a la Fundaci贸n LEGO y al  Estado de Qatar.

El tercer escal贸n de la pir谩mide es el que aglutina a quienes trabajan de forma m谩s visible pero discreta y al ser el m谩s f谩cilmente identificables es sobre quienes vamos a centrarnos en este texto mientras que en la base est谩 la masa de desinformados y adoctrinados ciudadanos que creen tener opini贸n propia porque han asumido las verdades oficiales sobre las que luego asientan sus decisiones y su propia vida.

ENGRANAJE MEDI脕TICO Y MAYOR脥AS INDOLENTES

En la primera parte de este art铆culo -aparecido el pasado mes- ya dimos cuenta de uno de los tres engranajes que han permitido crear la falsa pandemia basada en el SARS-CoV-2 que se supone provoca  la Covid-19. Nos referimos obviamente al engranaje sanitario. Centr茅monos pues ahora en los otros dos: el medi谩tico y el educativo.

Como es f谩cil colegir el engranaje medi谩tico lo conforman los medios de comunicaci贸n -de todo tipo e importancia- sin los cuales hubiera sido imposible imponer el relato oficial de la pandemia a la mayor铆a de la poblaci贸n y, sobre todo, expandir el miedo utilizando m煤ltiples recursos que van desde la repetici贸n constante de cifras de 鈥渃ontagios鈥 y muertes a im谩genes dignas de series post-apocal铆pticas. En cuanto al engranaje educativo es el que avala la actuaci贸n de los otros dos, el que 芦soporta禄 las verdades oficiales y se apoya en las instituciones educativas y acad茅micas as铆 como en las organizaciones sanitarias, m茅dicas y cient铆ficas. Son quienes han justificado con explicaciones aparentemente basadas en el conocimiento cient铆fico que ha aparecido de improviso un peligros铆simo virus muy contagioso que puede llevar r谩pidamente a  la muerte a millones de personas, que los test para detectarlo son fiables, que las cifras de contagiados y muertos basados en ellos son cre铆bles, que los mejores tratamientos son los que proponen la OMS, las agencias de control de los medicamentos y los colegios m茅dicos, que el confinamiento total de la poblaci贸n era necesario, que la separaci贸n interpersonal es imprescindible, que las mascarillas son 煤tiles y no ineficaces y da帽inas para la salud, que los guantes y los geles hidroalcoh贸licos son una buena medida, que tiene sentido haber cerrado escuelas y oficinas, que es l贸gico impedir que alguien pasee solo por la calle, el campo o la playa, que nadie debe ba帽arse en el mar, que estar en la playa puede contaminarla, que llevar un ni帽o a un parque infantil supone arriesgar su salud y su vida鈥 Son, en suma, quienes han dado soporte al c煤mulo de medias verdades y absolutas mentiras de toda la farsa que est谩 viviendo el mundo, quienes han convencido a la sociedad de que tantas chorradas se justificaban y son quienes ahora van a convencerla de que esta inexistente pero peligros铆sima pandemia solo se acabar谩 cuando alguien invente un f谩rmaco que destruya a un virus que no existe o se inmunice a toda la sociedad vacun谩ndola鈥 aunque jam谩s una vacuna haya demostrado prevenir alguna enfermedad.

En fin, analizar en profundidad el engranaje educativo nos llevar铆a lejos de los prop贸sitos de este art铆culo por lo que solo vamos a recordar que todos los estudios universitarios sobre Salud y Medicina los decidi贸 en su d铆a la Fundaci贸n Rockefeller y que hoy la mayor parte de las organizaciones, instituciones, asociaciones,  fundaciones y empresas sanitaras est谩n influenciadas y condicionadas por entidades controladas por unos cuantos organismos tras los que est谩 -entre otros- la omnipresente Fundaci贸n Bill y Melinda Gates. En cuanto al engranaje medi谩tico uno de sus pilares fundamentales es la Open Society Foundations fundada por George Soros.

Ambas se presentan como instituciones filantr贸picas que trabajan de forma altruista pero han jugado un papel clave en la falsa pandemia de la Covid-19 y en la violaci贸n generalizada y masiva de derechos y libertades. Entremos en detalles. 

LA CUMBRE GLOBAL DE VACUNAS 2020

Actualmente es casi imposible analizar alg煤n 谩rea de salud global que no est茅 intervenida o directamente controlada por la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, bien sea de manera p煤blica y notoria -incluso proclam谩ndolo a los cuatro vientos-, bien sea de forma discreta.

Hace 17 a帽os el Diario del Comit茅 de Ayuda al Desarrollo de 2003 dec铆a que 鈥渓a mayor parte de las donaciones internacionales -994 millones de d贸lares (el 39% del total)- se destina al sector de la salud a帽adiendo: 鈥淓l segundo sector en importancia es el de la educaci贸n que recibe 336 millones de d贸lares en donaciones鈥. Pues bien, tantos a帽os despu茅s no han cambiado las prioridades, solo las cantidades. En la Cumbre Global de Vacunas que tuvo lugar en 2020 por iniciativa de la Alianza GAVI -creada por la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates junto con la OMS y la UNICEF鈥 se consiguieron recaudar 8.800 millones de d贸lares 芦donados禄 por 32 gobiernos y 12 fundaciones, corporaciones y organizaciones. 驴El objetivo? En primer lugar vacunar a 300 millones de ni帽os y financiar la lucha contra la Covid-19; de hecho se anunci贸 oficialmente que 567 millones de d贸lares iban a destinarse a sufragar la puesta a disposici贸n de vacunas para la Covid-19 en los pa铆ses de ingresos medios y bajos. Hablamos pues de decenas de millones de ni帽os a los que pretende inocularse innecesariamente los t贸xicos presentes en las vacunas a pesar de saberse que distorsionan el equilibrio interno, el desarrollo y la salud y provocan una lista interminable de trastornos; est谩n ampliamente documentados e incluso reconocidos oficialmente ya que en pa铆ses como Estados Unidos se indemniza a las v铆ctimas de las vacunas. En cambio a las posibles v铆ctimas de las muevas vacunas que se inoculen a esos ni帽os no se les va a indemnizar 鈥揺scaso consuelo por otra parte para aquel al que le destrozan la vida- ya que carecen de derechos y de protecci贸n legal; y por supuesto no merecer谩n un solo titular en ninguna cadena de televisi贸n, emisora de radio o peri贸dico importante de los pa铆ses m谩s desarrollados.

La cumbre se celebr贸 en Reino Unido cuyo gobierno es por cierto el mayor donante ya que aporta cada a帽o 隆330 millones de libras! Otros donantes habituales, adem谩s de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, son los gobiernos de Noruega, Alemania y Estados Unidos.

Seg煤n la nota de prensa que se emiti贸 tras la cumbre la bondadosa Alianza GAVI 鈥que controlan los Gates- tuvo el 鈥済esto鈥 de rebajar los precios para hacer las vacunas 鈥渕谩s asequibles鈥 y la pentavalente que en 2015 costaba 20 d贸lares pas贸 en 2018 a 鈥渟olo鈥 15,90. La nota se hace al final eco del alborozo de los fabricantes de vacunas que gracias a algunos gobiernos 鈥済enerosos鈥 continuar谩n fabricando cientos de millones de dosis que inocular -sin tener en cuenta sus riesgos- a los pobres ni帽os de 脕frica y Asia.

Y no es el 煤nico compromiso inquietante que sali贸 de la cumbre porque tambi茅n se acord贸 el establecimiento de nuevas alianzas con el Banco Europeo de Inversiones, la Federaci贸n Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja para aumentar la cobertura de vacunas a nivel mundial. Todo ello en colaboraci贸n con los principales fabricantes: MSD, GSK, Innovax, Serum Institute of India y Walvax. Asimismo se cerraron acuerdos para aumentar la capacidad de suministro con la UPS Foundation, la Fundaci贸n de Vacunas e Inmunizaci贸n de ELMA y Nexleaf Analitics. Todo ello con los apoyos de la Fundaci贸n Rockefeller, Laerdal Global Health y el Fondo Laerdal Million Lives as铆 como con Airtel Nigeria, MasterCard, TikTok, Unilever, United Bank of Africa Foundation, Gamers sin Fronteras, Reed Hastings y Patty Quillin. Todas ellas entidades altruistas y filantr贸picas a las que el dinero les importa poco鈥

ALIANZAS PARA LA 鈥淣UEVA NORMALIDAD鈥

Los roles de Bill y Melinda Gates incluyen interminables apariciones en medios de comunicaci贸n -por parte de ambos- con un doble objetivo: convertirse en una especie de h茅roes medi谩ticos y adalides de los desvalidos, especialmente de los ni帽os y sobre todo de los que viven en pa铆ses 鈥減obres鈥. Una estrategia claramente pensada para ir puliendo d铆a a d铆a sus im谩genes y no se les vea solo como multimillonarios avariciosos 谩vidos de poder. Un altruismo y preocupaci贸n por los dem谩s que ya les ha llevado a declarar formalmente que la pantomima de la pandemia inventada de la Covid-19 no finalizar谩 su representaci贸n -es decir, no se volver谩 a la 鈥渘ormalidad鈥- hasta que no se vacune a toda la poblaci贸n mundial.

Hasta hace pocos meses el empe帽o declarado de los Gates era vacunar a todos los ni帽os del mundo pero ahora no se conforman con eso y van a por todas. Eso en una primera fase, claro, ya que el vivero de nuevos virus mort铆feros es inagotable y van a poder tener el control de la sociedad durante largo tiempo.

Solo hay algo que en toda esta estudiada estrategia podr铆a hacer fracasar la operaci贸n: la informaci贸n seria, rigurosa y constatada. Y lo resolvieron de manera sencilla: controlando a los principales gobiernos, partidos pol铆ticos y medios de comunicaci贸n del planeta. Y contrarrestando al resto con campa帽as de 鈥渄esinformaci贸n鈥 y calificando de 鈥渂ulo鈥 toda afirmaci贸n, declaraci贸n, conferencia, trabajo, estudio, libro, blog, web o libro que contradiga lo que postulan. No pueden consentir que la gente sepa la verdad sobre las vacunas as铆 que hace tiempo se puso en marcha una operaci贸n medi谩tica de alcance mundial que tiene por objetivo desacreditar, calumniar, difamar, injuriar y desprestigiar toda voz disonante o discordante aunque la t茅cnica preferida es descalificar a los disidentes de las verdades oficiales llam谩ndoles acient铆ficos, negacionistas, terraplanistas, antivacunas o conspiranoicos. Algo que sin embargo permite identificar f谩cilmente a los perros guardianes de esta aut茅ntica cuadrilla de controladores que quieren subyugar a toda la poblaci贸n del planeta imponi茅ndoles lo que llaman la 鈥渘ueva normalidad鈥 que no es otra cosa que una situaci贸n anormal.

En Espa帽a no hace falta indagar mucho para saber qui茅nes la apoyan porque la 鈥渘ueva normalidad鈥 la propugna el propio Pedro S谩nchez al frente de todo su gobierno 鈥撯減odemitas鈥 y comunistas incluidos- as铆 como los partidos de la oposici贸n, especialmente Ciudadanos ya que a fin de cuentas es un partido apoyado desde su creaci贸n por las 茅lites econ贸micas. Claro que en Espa帽a van simplemente a remolque y ya se sabe a qui茅nes se deben todos por lo que preguntar a nuestro presidente por qu茅 la primera persona a la que recibi贸 en Moncloa fue Georges Soros es superfluo. Por a帽adidura, Pedro S谩nchez pertenece al grupo creado por la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates denominado Goalkeepers del que son miembros presidentes de un pu帽ado de gobiernos occidentales y cuya finalidad es extender sus tent谩culos hasta los m谩s altos responsables pol铆ticos dentro y fuera de Europa. No se olvide que en plena 鈥減andemia鈥 Pero S谩nchez ha entregado 125 millones de euros de los contribuyentes a la fundaci贸n de Gates.

De hecho son ya muchos los pol铆ticos que apoyan p煤blicamente esa 芦nueva normalidad禄. Es por ejemplo el caso del Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo que el pasado 6 de mayo anunci贸 que se incorporaba a la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates para desarrollar 鈥un sistema educativo m谩s inteligente鈥 potenciando el aprendizaje online. Algo que quiere hacer en colaboraci贸n con Eric Schmidt que ser铆a quien pondr铆a la infraestructura tecnol贸gica para el proyecto. La idea la expresar铆a as铆 la conocida periodista y activista canadiense Naomi Klein: 鈥淓n el futuro nuestros hogares nunca ser谩n espacios individuales sino que formar谩n parte de una conectividad digital de alta velocidad con las escuelas, consultorios m茅dicos, gimnasios y prisiones. Es un futuro en el que cada uno de nuestros movimientos, palabras y relaciones ser谩n rastreables y extra铆bles merced a la colaboraci贸n entre el Gobierno y las compa帽铆as tecnol贸gicas鈥. Con Google a la cabeza por supuesto. Y es que como ya explicamos en un n煤mero anterior Google quiere ser quien forme y adoctrine a la gente en las escuelas, universidades, hospitales, consultorios e incluso a los polic铆as y militares.

El gobernador de Massachusetts Charlie Baker ha elegido por su parte a Partners in Health -financiada por Gates y Soros y anteriormente por la Fundaci贸n Clinton- para monitorear al coronavirus a partir de los resultados de los test. Lo llamativo es que Chelsey Clinton -hija de Bill Clinton鈥 forma parte del consejo de administraci贸n de esa entidad uno de cuyos cofundadores y actual director ejecutivo es Jim Yong Kim, asesor del ex Director General de la OMS Lee Jong-wook y a quien Barak Obama propuso como presidente del Banco Mundial, cargo que ocupar铆a del 1 de julio de 2012 al 31 de enero de 2019.

EL ENTRAMADO GATES

Lo que sigue es una visi贸n sint茅tica del complejo 鈥渆ntramado Gates鈥 organizado en cinco apartados fundamentales. Una descripci贸n pormenorizada exigir铆a un grueso libro y puesto que sus andanzas y actividades son suficientemente conocidas y est谩n en las redes sociales vamos a limitarnos a esbozar aqu铆 algunos datos constatados para que el lector pueda hacerse una idea clara del enorme poder que ha desplegado (damos entre par茅ntesis las cantidades documentadas entregadas a la mayor铆a de las organizaciones con datos obtenidos de la propia web de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates y de las otras fuentes que aparecen en el recuadro final de este art铆culo).

-Organizaciones internacionales.

El grueso de las donaciones va a organizaciones e instituciones internacionales -sobre todo del 谩mbito de la salud y la medicina- que reciben el dinero directamente de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates o a trav茅s de otras organizaciones creadas y financiadas por el matrimonio Gates, principalmente de la Alianza GAVI que ha recibido unos 3.000 millones de d贸lares desde su fundaci贸n. Las entidades m谩s importantes beneficiarias son鈥

鈥a Organizaci贸n Mundial de la Salud (4.300 millones de d贸lares les ha aportado ya).

Rotary -que se autopresenta como 鈥渦na organizaci贸n de servicio cuyo prop贸sito es reunir a l铆deres empresariales y profesionales con el fin de prestar servicios humanitarios y contribuir a la paz en el mundo鈥 (755 millones de d贸lares).

Global Fund. Fondo Mundial para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (750 millones).

UNICEF (300 millones de d贸lares).

PATH (supuesta ONG no lucrativa que trabaja en vacunas, f谩rmacos, diagn贸sticos e innovaciones de dispositivos m茅dicos).

Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) (100 millones de d贸lares).

Global Financing Facilities, creada en 2015 por la ONU y el Banco Mundial para impulsar objetivos de desarrollo y salud global (200 millones de d贸lares).

GFF for Women and Children (275 millones de d贸lares). Y,

Neglected Tropical Diseases (NTD) (363 millones de d贸lares).

-Industria farmac茅utica y biotecnol贸gica.

Otro grupo de 鈥渄onaciones鈥 relevantes van a parar a la industria farmac茅utica o biotecnol贸gica con la que Gates tiene lazos desde muy antiguo y con la que colabora estrechamente ya que son las que aportan los 鈥渟uministros鈥 para sus campa帽as, en especial las vacunas que Gates patrocina, financia, promociona y contribuye a llevar a cada rinc贸n del planeta. De hecho ya en 2002 -solo dos a帽os despu茅s de crearse la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates鈥 el Wall Street Journal public贸 que la nueva fundaci贸n hab铆a comprado acciones en nueve grandes farmac茅uticas por valor de 205 millones de d贸lares, una cantidad no excesivamente alta pero que indicaba la direcci贸n en que se mover铆a Gates en los pr贸ximos a帽os.

Por lo que respecta a la biotecnolog铆a todo empieza con la compra de Starbuks por Bill Gates padre y Bain Capital que asesora a Gates hijo y cuya figura destacada es el senador Willard Mitt Romney. Hablamos de quien convirti贸 a Monsanto en lo que es actualmente 鈥渓impiando鈥 su pasado criminal por el uso del agente naranja en la guerra de Vietnam.

Agregaremos en cuanto a la falsa pandemia actual que Gates participa en numerosos proyectos de vacuna para el presunto SARS-CoV-2 con laboratorios de primera l铆nea como Novartis, Sanofi, Roche, GSK, Johnson & Johnson, Pfizer y Merck junto a otros menos conocidos como CSL, Novavax o Jenner Institute. Y entre ellas est谩n las tres mayores 鈥渄onantes鈥 de la OMS: Novartis, GSK y Sanofi.

-Agencias sanitarias estadounidenses.

Otro brazo del entramado Gates es el que conforman las agencias sanitarias estadounidenses que -como hemos repetido hasta la saciedad- controlan la sanidad mundial estableciendo definiciones de enfermedad, criterios de diagn贸stico y tratamiento y estrategias de prevenci贸n. Nos referimos鈥

鈥l Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) (155 millones) que a su vez se conectan con los EIS y el programa internacional TEPHINET.

鈥os Institutos Nacionales de Salud (NIH) (recibieron 100 millones justo antes de comenzar la falsa pandemia) que dirige Anthony Fauci, pol茅mico asesor de Donald Trump que fue en los a帽os ochenta uno de los responsables de la creaci贸n y mantenimiento del Montaje VIH/SIDA desde el NIAID que entonces dirig铆a.

Biomedical Advance Research and Development Authority (BARDA), la divisi贸n de la sanidad estadounidense que se encarga de las amenazas biol贸gicas, qu铆micas y nucleares as铆 como de las enfermedades emergentes y su respuesta, incluyendo vacunas, f谩rmacos y diagn贸sticos a trav茅s de CARB-X, organizaci贸n presuntamente altruista fundada por BARDA y la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates para 鈥減romover la calidad de vida de las personas en todo el mundo鈥, especialmente investigando nuevos antibi贸ticos y vacunas.

-Instituciones acad茅micas.

Hay tres instituciones importantes que de un modo u otro est谩n ligadas a la falsa pandemia del coronavirus y reciben financiaci贸n importante de Gates: la Universidad John Hopkins (870 millones de d贸lares), el Imperial College London (79 millones de d贸lares solo este a帽o) y el IHME Modeling Consortium (5 millones y medio de d贸lares). Estas dos 煤ltimas instituciones est谩n ligadas a Neil Ferguson de quien hablaremos a continuaci贸n.

La Fundaci贸n Bill y Melinda Gates financia adem谩s con cantidades menores unos mil proyectos universitarios, 239 hospitales, 91 academias de ciencias y un millar de institutos de investigaci贸n.

-Medios de comunicaci贸n.

Aunque como hemos adelantado antes muchos de los grandes medios de comunicaci贸n del planeta est谩n controlados por George Soros y la Open Society los Gates tambi茅n financian algunos medios importantes, sobre todo especializados en salud. Nos referimos a la web de desarrollo global de The Guardian, BBC Media Action y la propia BBC, la cobertura mundial en salud de la American Broadcasting Company -una de las cuatro cadenas m谩s grandes de Estados Unidos-, la cobertura de salud global de la National Public Radio y la conocida web de noticias sobre ciencia, salud, clima y pobreza Our World in Data.

Finalizamos este apartado recordando que muchas de las organizaciones mencionadas -con la propia Fundaci贸n Bill y Melinda Gates a la cabeza- son parte de lo que en su d铆a denominamos 鈥una coalici贸n internacional contra la poblaci贸n鈥 (lea en nuestra web 鈥www.dsalud.com鈥 el art铆culo 驴Es el objetivo real de la vacuna anti-fertilidad reducir la poblaci贸n mundial? que apareci贸 en el n潞 162 correspondiente a julio de 2013). En 茅l ya explicamos que la Fundaci贸n Rockefeller dedic贸 enormes cantidades de dinero a financiar las vacunas anti-fertilidad durante los a帽os sesenta dando lugar incluso a la creaci贸n en la OMS del Programa sobre Reproducci贸n Humana cuyos socios eran -una vez m谩s- el Banco Mundial, UNICEF, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otros dos organismos cuya creaci贸n fue impulsada por el clan Rockefeller: el Fondo de Poblaci贸n de las Naciones Unidas y la Federaci贸n Internacional de Planificaci贸n Familiar.

Luego, durante la siguiente d茅cada, se crear铆a el Programa Especial de la OMS de Investigaci贸n Desarrollo y Capacitaci贸n en Reproducci贸n Humana cuya prioridad era 鈥渋nvestigar nuevos m茅todos de regulaci贸n de la fertilidad鈥 que inclu铆a 鈥vacunas reguladoras de la fertilidad鈥. En los a帽os setenta y ochenta del pasado siglo XX m谩s de 650 cient铆ficos trabajaron en 60 pa铆ses para 鈥渞egular鈥 la fertilidad incluyendo vacunas y esterilizaci贸n. Fue en todo caso a partir del 2000 cuando las ideas eugen茅sicas resurgir铆an de la mano de Bill Gates, cuyo padre y abuelo fueron miembros destacados de la Federaci贸n Americana para la Planificaci贸n Familiar y la Sociedad Americana de Eugenesia, respectivamente.

NEIL FERGUSON, EL INSTIGADOR DE LOS ENCIERROS

Neil Ferguson, a quien ya hemos citado antes en relaci贸n con el Imperial College de Londres y el IHME Modeling Consortium, es experto en proyectar modelos inform谩ticos y fue gracias a ellos como consigui贸 convencer a los gobiernos de Reino Unido, Alemania, Francia y Estados Unidos en los momentos iniciales de la falsa pandemia de sus apocal铆pticos vaticinios sobre el nuevo coronavirus. Fue pues -en palabras del conocido periodista Jon Rappoport鈥 鈥渆l instigador de los encierros鈥 y el responsable directo de que el Gobierno brit谩nico abandonara el 23 de marzo su idea de impulsar la inmunidad colectiva para pasar a la estrategia de represi贸n y encierros. El cambio se debi贸 a que el equipo de Ferguson le dijo al presidente Boris Johnson que la b煤squeda de la inmunidad colectiva le costar铆a m谩s de medio mill贸n de vidas y sus interlocutores se creyeron tan burda amenaza鈥

De hecho Ferguson ya hizo predicciones apocal铆pticas sobre la fiebre aftosa en 2001 -durante la presidencia de Tony Blair鈥 asegurando que morir铆an ciento cincuenta mil personas si no se sacrificaban seis millones de animales. Un a帽o despu茅s predijo que la enfermedad de las vacas locas acabar铆a con 50.000 personas en Reino Unido y 150.000 cuando se trasmitiera a las ovejas y en realidad 隆solo se registraron 177 muertes! En 2005 volvi贸 con sus disparatadas predicciones estimando que podr铆an morir doscientos millones de personas a causa de la gripe aviar y al final solo afect贸 a unos pocos centenares. Y en 2009 predijo la muerte de 65.000 personas en Reino Unido a causa de la gripe quedando finalmente reducidos los fallecimientos a 隆menos de 500! Lo inaudito es que todas estas predicciones apocal铆pticas fallidas no le llevaron a la c谩rcel sino que le convirtieron 隆en asesor del Banco Mundial y de numerosos gobiernos! Lo que da una idea de las verdaderas intenciones que hay tras las epidemias.

Neil Ferguson y su brazo derecho Simon Cauchemez -actual director de la unidad de modernizaci贸n del Instituto Pasteur- han tenido asimismo una influencia determinante en las decisiones del presidente franc茅s a trav茅s de Anthony Fauci, en la de Donald Trump y en la propia 脕ngela Merkel aunque en Alemania los encierros no han sido forzosos ya que el sentido de responsabilidad de los germanos hace que una mera indicaci贸n de su gobierno sea obedecida a rajatabla.

EL ENTRAMADO SOROS

George Soros es un jud铆o carente de principios y 茅tica que ha reconocido p煤blicamente haberse enriquecido apropi谩ndose de los bienes de otros jud铆os en la Alemania nazi; alega que si no se hubiera aprovechado 茅l lo hubiese hecho otro y por tanto no tiene el menor remordimiento. Pues bien, su buque insignia es la Open Society -nombre elegido en homenaje a su profesor Karl Popper por su libro La sociedad abierta y sus enemigos鈥 y se presenta como una organizaci贸n filantr贸pica pero el experto Ekaitz Cancela asevera que se utiliza para luchar contra dos obst谩culos: los fundamentalistas del mercado y los activistas antiglobalizaci贸n jugando as铆 a dos bandas. Mantiene un discurso p煤blico sobre la necesidad de regular la econom铆a para garantizar su 鈥渟ostenibilidad鈥 mientras bloquea la lucha por los derechos humanos y el medio ambiente. Se sabe que entre 2012 y 2018 entreg贸 12 millones de euros en subvenciones a organizaciones y medios para que trasmitan o publiquen las informaciones que desea en la Uni贸n Europea y entre ellos hay algunos espa帽oles.

Soros ha procurado parecer un disidente del fundamentalismo econ贸mico imperante y de hecho ha llegado a presentarse como 鈥渦n traidor a su clase鈥. Pura fachada. Es verdad que la Open Society -fundada en 1984- ha apoyado a personas y organizaciones de todo el mundo que dicen luchar por la libertad de expresi贸n, la transparencia, la rendici贸n de cuentas, la justicia y la igualdad pero siempre ha habido tras ello una doble intenci贸n. Algunos expertos calculan que invierte de hecho unos mil millones de d贸lares anuales para alterar por diferentes v铆as las pol铆ticas globales. Solo en Estados Unidos interviene en m谩s de 30 grandes medios de noticias. Seg煤n un informe del Media Research Center entre 2003 y 2009 Soros se gast贸 鈥渆ntre 48 y 52 millones de d贸lares en subvencionar la infraestructura medi谩tica del pa铆s mediante financiaci贸n directa a medios de propiedad privada, distintas organizaciones de periodismo de investigaci贸n e incluso escuelas period铆sticas鈥. Y su control e influencia va m谩s all谩 de Estados Unidos; de hecho controla entidades internacionales como el Consorcio Internacional de Periodistas presente en 65 pa铆ses. Tiene adem谩s lazos conocidos con la Fundaci贸n Adessium de Holanda. 

驴PERIODISMO DE 芦INVESTIGA鈥U脡禄? 

Los tent谩culos de la Open Society llegan hasta ProP煤blica, organizaci贸n de periodismo de investigaci贸n fundada en 2008 y ganadora de varios premios Pulitzer que se presenta como independiente a pesar de aceptar dinero de Soros. Open Society tambi茅n financia a la organizaci贸n internacional Project Syndicate. Y a Journalismfund, otra organizaci贸n supuestamente independiente sin 谩nimo de lucro creada en 1998. Y al Center for Investigative Reporting. Y al Center for Public Integrity  que dice que 鈥渘aci贸 para servir a la democracia al revelar los abusos de poder, la corrupci贸n y la traici贸n a la confianza p煤blica utilizando las herramientas del periodismo de investigaci贸n鈥.

驴Se va entendiendo el lenguaje de Soros?

El ya mencionado Media Research Center tambi茅n desvela que la Open Society financia nada menos que 隆la Universidad de Columbia y su Escuela de Periodismo!, todo un s铆mbolo del periodismo independiente que fue fundada por el mism铆simo r en 1892; seg煤n sus datos ha recibido casi diez millones de d贸lares. Claro que tambi茅n invierte su dinero en Europa. Ha financiado por ejemplo becas para la Universidad Centroeuropea de Budapest (Hungr铆a) alegando que era  para 鈥渁yudar a educar a un nuevo cuerpo de l铆deres鈥.

Otra herramienta clave de Soros es el control de plataformas o grupos que se dedican al denominado fact cheking. Como Media Matters For America cuyos fines son 鈥渕onitorear鈥 y 鈥渃orregir鈥 informaci贸n falsa en los medios de comunicaci贸n. Ayudas que en este caso ha hecho a trav茅s de organizaciones interpuestas como la Fundaci贸n Tides, Democracy Alliance y el Center for American Progress. Obviamente tales 鈥渧erificadores鈥 no son sino instrumentos de censura pura y dura que act煤an contra todo el que se atreve a disentir de las verdades oficiales que ellos imponen.

Juan Antonio de Castro -autor del libro Soros, rompiendo Espa帽a鈥 asegura que este personaje act煤a de forma mucho m谩s discreta que los Gates pero es quien controla las 鈥渧erdades oficiales鈥 a nivel mundial. Es m谩s, controla las recientes herramientas creadas para decidir lo que es 鈥渧erdad鈥 y lo que no, lo que debe aceptarse como 鈥渉echos鈥 y lo que debe e interpretarse como manipulaci贸n. Y no es verdad y constituye manipulaci贸n todo lo que pone en duda lo que ellos dicen.

Solo que para lograr eso Soros opt贸 por controlar los medios afines al partido que gobierna en cada pa铆s y los medios cr铆ticos con 茅l usando luego la contrainformaci贸n en las redes para contrarrestar lo que puedan decir los medios minoritarios. En pocas palabras: desde hace ya tiempo -al menos en Espa帽a- quienes est谩n detr谩s de los grandes medios de comunicaci贸n 鈥渃onservadores鈥 son los mismos que quienes est谩n detr谩s de los 鈥減rogresistas鈥. Y a los minoritarios se les silencia, se les ningunea, se les descalifica o simplemente se les ignora porque no tienen apenas impacto en la sociedad.

EL ENTRAMADO DE ESPIONAJE Y CENSURA

Como complemento a los dos engranajes descritos y a otros grupos y redes de poder mundial es preciso mencionar lo que alg煤n experto denomina 鈥渆ntramado de espionaje鈥. Hablamos de las empresas que controlan las comunicaciones electr贸nicas y las redes sociales con Google, Apple, Facebook, YouTube a la cabeza.

A lo ya dicho en el art铆culo que publicamos sobre Google cabe a帽adir algunos comentarios en relaci贸n con el periodismo de cuya crisis se alimentan tanto Google como Facebook. Puede decirse que el autor de la m谩s importante investigaci贸n sobre las relaciones entre el capitalismo financiero -con Soros como figura destacada de un nutrido grupo de inversores internacionales- es Evgeny Morozov, bielorruso que estudiar铆a en la American University de Bulgaria y posteriormente har铆a sus pr谩cticas en J. P. Morgan. Este autor explica que los datos son en el nuevo capitalismo un medio de producci贸n en s铆 mismos y que se encuentran en manos de unas pocas empresas que a su vez emplean grandes cantidades de dinero en financiar iniciativas period铆sticas en Europa. Lo hacen a trav茅s de un programa de Google News que reparte el dinero para proyectos que van desde 50.000 euros a un mill贸n con la finalidad declarada de 鈥渃ontribuir a que el periodismo prospere en la era digital鈥; una vez m谩s aparece el lenguaje eufem铆stico que ya hemos aprendido a descifrar y que bajo el discurso de corte progresista esconde claras intenciones de control y manipulaci贸n.

El caso es que entre 2015 y 2018 Google entreg贸 m谩s de 115 millones de euros para 559 proyectos de 30 pa铆ses europeos (los tiene en https://newsinitiative.withgoogle.com/programs). De ellos 39 iniciativas espa帽olas que recibieron globalmente entre ocho y diez millones de euros. Estas ayudas -sobre todo las de tama帽o mediano y grande- se conceden de acuerdo al 鈥渋mpacto positivo鈥 que tengan en el 鈥渆cosistema de noticias鈥 y 鈥渓a producci贸n de periodismo original鈥, en funci贸n de su 鈥渃apacidad para crear nuevas fuentes de ingresos鈥 o con el fin de que cambien 鈥la forma en que las personas consumen noticias digitales鈥. Tales son las condiciones de Google. 驴Y qu茅 empresas espa帽olas son financiadas 鈥搚 por tanto  condicionadas- por Google? Pues podemos citarlas atendiendo a los tres tipos de proyectos ya que las 鈥渁yudas鈥 se dividen en tres tramos: prototipos (hasta 50.000 鈧), medios (entre 50.000 鈧 y 300.000 鈧) y grandes (entre 300.000 y 1.000.000 de euros):

Proyectos grandes: PRISA, Prisa Radio, Europa Press, El Pa铆s, La Vanguardia, El independiente, La Voz de Galicia, el Grupo Heraldo, ElDiario.es y MGN.

Proyectos medios: Unidad Editorial, El confidencial, El Economista, P煤blico, El Espa帽ol, InfoLibre, Prensa Ib茅rica, Grupo Zeta, Naci贸Digital, Minushu y Spainmedia.

Prototipos: Politibot, Datadista, Revista 5W, Cuonda, Quality, 93 metros, Civio e ileon.com.

Obviamente tambi茅n se controlan las redes sociales utilizando a Google, YouTube y Facebook como principales instrumentos divulgadores del discurso oficial. De hecho no dudan ya en censurar contenidos, advertir a los usuarios de las 鈥渋nformaciones falsas鈥 (las que discrepan de las verdades oficiales), convencer de que la informaci贸n 鈥渃re铆ble鈥 es la que dan las webs y plataformas que ellos controlan -por ejemplo la de la OMS o la de la manipulada y ya no cre铆ble Wikipedia鈥 y colaborar para todo ello con las plataformas de 鈥渇act cheking鈥 o 鈥渧erificadoras鈥.

El control de la informaci贸n es ya casi total. Una de las 煤ltimas redes libres masivas que quedaba sin controlar fue comprada hace cuatro a帽os por Facebook por 22.000 millones de d贸lares. Nos referimos a Whatsapp, red de comunicaci贸n gratuita y libre hasta hace cuatro a帽os cuyo volumen de usuarios es ingente y la cantidad de informaci贸n 煤til para las bases de datos y los an谩lisis mediante algoritmos impresionante. De hecho permite controlar a la gente para saber no ya d贸nde est谩 cada persona en un momento concreto sino d贸nde suele ir habitualmente y con qui茅n.

Otra inmensa base de datos es la plataforma Change.org. Forma parte de Media Consortium, la fund贸 George Soros y su personal de direcci贸n lo integran siempre personas cercanas a los partidos y medios 鈥減rogresistas鈥 de cada pa铆s. En el caso espa帽ol el director es Francisco Polo, exdiputado del PSOE-PSC por Barcelona, Secretario de Estado para el Avance Digital hasta enero de 2020 y actualmente Alto Comisionado para la Espa帽a Naci贸n Emprendedora.

Y lo mismo podemos decir de Avaaz, organizaci贸n que ya analizamos en detalle y que al igual que Change.org combina el ser una herramienta in煤til que parece tranquilizar conciencias con un clic, participar del llamado 鈥渘egocio de la pobreza鈥 que ofrece servicios y productos financieros que cubran las necesidades de la poblaci贸n excluida -es decir, un lucrativo negocio de pr茅stamos de usura para pobres- y servir como instrumento de recogida de datos para el entramado medi谩tico del que estamos hablando.

鈥淰ERIFICADORES鈥: CENSORES EN LA RED

Terminamos hablando de las llamadas plataformas de confirmaci贸n o verificaci贸n, detecci贸n de 鈥渂ulos鈥, 鈥渕onitoreo鈥 de informaci贸n o, lo que es lo mismo, de las nuevas formas de denominar a la censura. Se trata de una red que se extiende por numerosos pa铆ses: Observador en Portugal, Pagella Politica en Italia, Decrypteurs en Canad谩, Maharat News en L铆bano, MediaWise en Estados Unidos鈥 y as铆 sucesivamente.

Todo usuario de Facebook sabe que si intenta compartir con otras personas una informaci贸n que discrepa de las verdades oficiales en el 谩mbito de la salud puede aparecerle una 鈥渁dvertencia鈥 que le avisa de que la noticia es 鈥渇alsa鈥 citando al verificador presuntamente independiente Health Feedback.

Sin embargo una breve b煤squeda en Internet permite comprobar que es miembro del proyecto Vaccine Safety Net liderado por la OMS cuya funci贸n es 鈥渧erificar las afirmaciones cient铆ficas en los medios de comunicaci贸n鈥 y 鈥渃orregir la informaci贸n err贸nea sobre seguridad de las vacunas contenida en la cobertura de noticias o el contenido difundido a trav茅s de las plataforma de redes sociales鈥. As铆 se afirma textualmente con inaudita desfachatez en la propia web de la OMS.

Pues bien, la organizaci贸n matriz de Health Feedback es Science Feedback, socia de la International Fact Cheking Network, divisi贸n del Instituto Poynter que re煤ne a las ya citadas fundaciones 鈥渇ilantr贸picas鈥 as铆 como a Facebook, Google News, Open Society鈥 驴Va el lector entendiendo?

En cuanto a Espa帽a debemos destacar tres 鈥渧erificadores鈥 vinculados a Georges Soros que forman parte del International Fact Cheking Network.

EFE Verifica. Se trata de un departamento de la agencia estatal de noticias EFE creado en 2018 cuyos responsables son Desir茅e Garc铆a 鈥損eriodista especializada en pol铆tica- y Ramiro Fuente -que ha trabajado en Sociedad, Cultura, Tribunales, Econom铆a y Pol铆tica- por lo que no saben nada sobre Salud y Medicina.

-Maldita.es. Se autoconsidera 鈥渦n medio de comunicaci贸n鈥 dedicado al fact checking o verificaci贸n de hechos. Fundada en 2018 por sus dos codirectores 鈥Clara Jim茅nez Cruz y Julio Montes- est谩 estructurada por secciones: Maldita hemeroteca (centrada en detectar contracciones o mentiras en la comunicaci贸n pol铆tica e institucional), Maldito Bulo (que pretende decidir qu茅 informaci贸n es verdad y cu谩l no), Maldita Ciencia (verifica la validez de la informaci贸n cient铆fica), Maldito Dato (verifica informes) y Maldita Educa (para 鈥渆ducar鈥 a la gente a fin de que solo admita las verdades oficiales). Lo llamativo es que sus miembros carecen de conocimientos, formaci贸n, preparaci贸n y experiencia para ello.

Newtral. Startup de contenido audiovisual fundada en enero de 2018 por su 煤nica accionista, la periodista de La Sexta TV Ana Pastor Garc铆a, casada con el tambi茅n periodista de la misma cadena Antonio Garc铆a Ferreras.

Como puede comprobarse las tres entidades se crearon en 2018 con los mismos objetivos: descalificar toda informaci贸n que se oponga a las verdades oficiales. Lo que ahora decida con lo que le hemos contado depende de usted.

Jes煤s Garc铆a Blanca




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org