November 6, 2020
De parte de La Haine
129 puntos de vista


En las 煤ltimas semanas ha tenido lugar en la Audiencia Nacional el juicio a doce gallegos vinculados a grupos independentistas. Algunos fragmentos de la vista oral fueron difundidos en las redes sociales por miles de personas que contemplaron los planteamientos policiales y fiscales que all铆 se discutieron. En El Salto hemos dado un detallado seguimiento. Recopilamos ahora algunas de las cuestiones m谩s destacadas del juicio.

LOS INVESTIGADOS

La Operaci贸n Jaro se desarrolla en dos fases: una primera en la que se investig贸 a la organizaci贸n pol铆tica Causa Galiza, inicialmente constituida como asociaci贸n cultural, y una segunda en la que se investig贸 al colectivo antirrepresivo Ceivar-OPAR. Se indican a continuaci贸n las personas detenidas en cada operaci贸n figurando entre par茅ntesis la petici贸n fiscal de prisi贸n para cada una de ellas, que suman un total de 98 a帽os a los que habr铆a que a帽adir una petici贸n de inhabilitaci贸n a煤n m谩s elevada y 324.000 euros de multa.

Imputados por la primera fase de la Operaci贸n Jaro: Jo谩m J.P.L. (12), Jo谩m Antom F.G. (6), 脫scar G.C. (10*), Salvador G.C. (8), Borxa M.R. (8), Henrique T.F. (6), Jos茅 Antom G.M. (6), Ant贸m 脕.C. (4) y Sabela I.G. (6).Imputados por la Operaci贸n Jaro II: Ugio C.S. (10*), Afonso G.F. (12) e 脥ria C.P. (10).

*La petici贸n inicial era de doce a帽os, pero fue reducida a diez durante el juicio oral.

LOS DELITOS

La Fiscal铆a pide la ilegalizaci贸n de Causa Galiza y de Ceivar por constituir organizaciones criminales para el enaltecimiento, y cuatro a帽os a cada acusado por un delito de integraci贸n, a excepci贸n de Antom 脕.C., que no pertenece a ninguna de las dos agrupaciones. Adem谩s, cada investigado se enfrenta a dos a帽os por cada una de las ocasiones en las que se considera que incurri贸 en un delito de enaltecimiento del terrorismo, bien por recibir a presos independentistas a su salida de prisi贸n, o bien por asistir o participar en el D铆a da Galiza Combatente, cuya fecha rememora el fallecimiento de dos independentistas colocando un explosivo para da帽ar una discoteca vinculada al narcotr谩fico que se activ贸 antes de tiempo provocando la muerte de un tercero inocente. Se se帽alan entre par茅ntesis los acusados por cada acto:

 Recibimiento a Giana Rodrigues y Ugio Caamanho en 2008 (Jo谩m J.P.L., Afonso G.F. y el propio Ugio C.S.). Recibimiento a Vigo Dom铆nguez y S谩nchez Gorgas en 2009 (脫scar G.C.). Recibimiento a Xurxo Rodr铆guez y 脫scar S谩nchez en 2010 (脫scar G.C.). Recibimiento a Ugio Caamanho en el 2011 (脫scar G.C., Afonso G.F., 脥ria C.P. y el propio Ugio C.S.). Recibimiento a Vigo Dom铆nguez e S谩nchez Gorgas en 2012 (Jo谩m J.P.L., Afonso G.F. e 脥ria C.P.). Actos del D铆a da Galiza Combatente en 2014 (Jo谩m J.P.L., Jo谩m Antom F.G., Salvador G.C., Borxa M.R., Henrique T.F. y Antom 脕.C.). Actos del D铆a da Galiza Combatente en 2015 (Jo谩m J.P.L., Salvador G.C., Borxa M.R., Jos茅 Antom G.M., Antom 脕.C. y Sabela I.G.).Recibimiento a Antom Santos en 2017 (Ugio C.S., Afonso G.F. e 脥ria C.P.).

Adem谩s, en la petici贸n fiscal inicial figuraban como hechos enaltecedores del terrorismo la participaci贸n de 脫scar G.C. y la asistencia de Ugio C.S. portando una pancarta en la que se le铆a 鈥淟iberdade presos independentistas鈥 al recibimiento a H茅ctor Naya en 2012, que ser铆a absuelto de todos los cargos por el Tribunal Supremo.

LA TEOR脥A DEL ENTORNO APLICADA A UNA BANDA ARMADA FANTASMA

El epicentro de la instrucci贸n consisti贸 en la indagaci贸n de nexos de Causa Galiza y Ceivar con Resist锚ncia Galega, construidos en informes policiales en los que cualquier independentistas asistido jur铆dicamente por Ceivar o recibido por los ahora acusados que fuese procesado por alg煤n acto de violencia figura relacionado con Resist锚ncia Galega, aunque tal v铆nculo no fuese siquiera objeto de imputaci贸n, y omite deliberadamente la asistencia brindada por Ceivar en muchos otros procesos por sanciones administrativas que revisten menor gravedad.

En palabras de la defensa de los imputados por la Operaci贸n Jaro II, esto es 鈥渦n intento de fraude para inducir al tribunal a un error en la apreciaci贸n de esa prueba鈥, y demuestra 鈥渦na posici贸n por parte de los investigadores鈥, que queda clara cuando uno de los guardias civiles de la instrucci贸n habla de un 鈥渋ndependentista radical鈥 en t茅rmino de que 鈥渘o pone una bomba porque no tiene medios, pero s铆 que hace una pintada en un escaparate de un banco鈥.

Esta tesis es igualmente asumida por la Fiscal铆a, que tambi茅n mostr贸 dificultades para distinguir independentismo de terrorismo, llamando 鈥淐olectivo de Presos de Resist锚ncia Galega鈥 al Colectivo de Presos Independentistas Galegos (CPIG), una diferencia que le cost贸 entender incluso tras las explicaciones de Ugio. Cuando Afonso niega poseer un cartel por la libertad de presos de Resist锚ncia Galega el fiscal tambi茅n pide exhibirlo y no advierte el error hasta que lo comenta el acusado: 鈥淎h铆 pone 鈥榩or la libertad de los presos independentistas鈥, en ning煤n momento se dice que sean presos de Resist锚ncia Galega鈥.

El fiscal razon贸 en la exposici贸n de conclusiones finales que Causa Galiza y Ceivar constituyen una estructura con 鈥渞oles complementarios鈥 que ten铆an por objetivo el apoyo a Resist锚ncia Galega, a pesar de que las organizaciones no solo no nacen en el seno de una misma estructura, sino que no se encuentran m谩s vasos comunicantes entre las dos que un documento que propon铆a una confluencia que nunca se produjo.

El juez que preside la sala, Alfonso Guevara, es el mismo que dict贸 la 煤nica sentencia ratificada por el Tribunal Supremo que considera probada la existencia de Resist锚ncia Galega, algo criticado desde la propia Audiencia Nacional y contradictorio con informes policiales y fiscales. Se da la circunstancia de que la lectura que hace el independentismo gallego niega la existencia del grupo que supuestamente enaltece, y as铆 lo manifest贸 Ugio C.S.: 鈥淣i desde Ceivar admitimos la tesis de que Antom Santos fuese miembro, ni tampoco de que exista Resist锚ncia Galega鈥.

AUSENCIA DE EXPRESIONES ENALTECEDORAS

Los agentes que elaboraron los informes declararon, con respecto a Causa Galiza, que 鈥渃omo tal, con el nombre de Resist锚ncia Galega, no鈥 se enalteci贸 el terrorismo, pero que 鈥渘osotros entendemos que s铆鈥, que se hizo impl铆citamente 鈥渃uando hablan de los combatientes鈥.

El director de la investigaci贸n de an谩lisis de la documentaci贸n intervenida que elabor贸 informes sobre Ceivar con el 煤nico objeto de determinar si se hab铆a cometido enaltecimiento del terrorismo tambi茅n declar贸 no recordar ninguna expresi贸n en este sentido en la documentaci贸n incautada ni en cinco de los actos que constan en el informe como legitimadores sin concretarlos en ninguna frase: 鈥淪i no las reflejamos en el informe es que no hubo ninguna鈥. La defensa de Ceivar no pudo contrastar la totalidad de los actos, ya que fue interrumpida por Alfonso Guevara: 鈥渘o va a preguntar uno por uno para que le diga que no constan鈥.

鈥滶l guardia civil que elabor贸 informes sobre Ceivar con el 煤nico objeto de determinar si hab铆a cometido enaltecimiento declar贸 no recordar ninguna expresi贸n en este sentido鈥

La expresi贸n en la que la Fiscal铆a puso mayor 茅nfasis ser铆a pronunciada por Henrique durante la lectura de un comunicado por el D铆a de la Patria Gallega, y es que pidi贸 a varios guardias civiles ratificar que el acusado habr铆a incluido en su discurso el lema popular 鈥渓a lucha es el 煤nico camino鈥.

ENALTECIMIENTO CON CONSENTIMENTO POLICIAL Y ADMINISTRATIVO

Si el delito de enaltecimiento no se sustenta en las expresiones proferidas solo queda la posibilidad de que lo ensalzador sea el propio acto en s铆. Aunque no lo hizo expl铆cito, parece esta la tesis del Ministerio P煤blico cuando en las conclusiones finales justifica las peticiones en la jurisprudencia sobre el grupo de rap La Insurgencia, por la que se condenaba tambi茅n a los productores musicales como responsables de enaltecimiento y no solo a los emisores del mensaje. Algo que, por otro lado, no es intuitivamente equiparable, puesto que un productor musical tiene conocimiento del mensaje que se vierte, pero alguien que pone los altavoces previamente a un acto no tiene por qu茅 conocer qu茅 van a decir despu茅s otras personas a trav茅s de ellos. Incluso pide dos a帽os para 脥ria por el mero hecho de comunicar un acto a la Subdelegaci贸n del Gobierno, algo sobre lo que solo consta un borrador sin firmar, pero que en todo caso es un tr谩mite que precisamente permite consultar si el acto es legal.

Y es que, efectivamente, no se cuestiona que los actos fueron todos debidamente comunicados a la administraci贸n y autorizados uno tras otro por silencio administrativo, as铆 como que contaron con presencia policial, y nunca recibieron reprobaci贸n alguna, ni intervenci贸n policial de ning煤n tipo.

鈥滾os acusados no ten铆an por qu茅 saber que comet铆an un delito y fueron llevados directamente a la Audiencia Nacional鈥

A esto se le suma que el D铆a da Galiza Combatente lleva m谩s de dos d茅cadas celebr谩ndose por diversas organizaciones. Eloy Velasco recog铆a en un auto de 2015 que 鈥減or parte de N贸s-UP aunque sigue homenajeando a los terroristas fallecidos, sus actos, discursos y comunicados son m谩s moderados y no justifican la violencia para conseguir los objetivos independentistas鈥, pero nada evidencia que Causa Galiza s铆 lo haga.

En definitiva, esto re煤ne todos los elementos de un error de prohibici贸n invencible, ya que los acusados no ten铆an por qu茅 saber que comet铆an un delito. Previamente a ser llevados directamente a la Audiencia Nacional deber铆a comunic谩rseles en el caso de ser as铆.

CUESTIONAMIENTO DE GARANT脥AS DEMOCR脕TICAS

Principio de reinserci贸n. La consideraci贸n del enaltecimiento por recibir a presos sin objetivarlos en expresiones concretas supone la asunci贸n de que alguien condenado a seg煤n qu茅 delitos podr铆a ser privado de que se pongan en valor otros aspectos o acciones que haya realizado o pueda realizar a lo largo de su vida.Principio de defensa. Los agentes encargados de la instrucci贸n reconocieron en el juicio oral que, aunque no figurase en los informes, Ceivar tambi茅n prestaba asistencia jur铆dica a independentistas procesados por delitos que nada ten铆an que ver con el terrorismo. Ugio C.S. aclar贸 que tambi茅n hicieron lo propio con sindicalistas o casos relacionados con la libertad de expresi贸n, as铆 como 鈥渢odas las personas encarceladas por motivos pol铆ticos鈥, algo que han hecho 鈥渃on 茅xito delante de los tribunales, lo que no quiere decir que hagamos ninguna valoraci贸n sobre las acusaciones鈥, considerando grave que se incrimine la defensa de los derechos de los reos, 鈥渜ue los conservan鈥.

Durante el juicio, la defensa de Causa Galiza se apoy贸 en jurisprudencia del TEDH contra Turqu铆a porque no pudo 鈥渞ecopilar otras sentencias que de un pa铆s de estas caracter铆sticas鈥.

LAS ABERRACIONES DEL D脥A DA GALIZA COMBATENTE 2015

La Fiscal铆a solicita el delito de enaltecimiento para tres acusados de intervenir como ponentes en dos conferencias por la celebraci贸n del D铆a da Galiza Combatente.

Jo谩m J.P.L.: El fiscal le atribuye haber impartido una charla en el C.S. A Revolta, algo que que 茅l niega, sin conocer el contenido de la misma.Antom 脕.C.: Se le atribuye la participaci贸n como ponente en una conferencia de la que se desconoce el contenido. 鈥淓n el informe hace referencia al t铆tulo de la charla鈥, A luita independentista nos anos 80, explic贸 un guardia civil. El letrado lo cuestiona por la relaci贸n que puede guardar eso con alg煤n grupo terrorista: 鈥渆n los a帽os 80 exist铆a el Ex茅rcito Guerrilheiro鈥. En la conferencia participaban otras dos personas que no fueron investigas. Una de ellas, el historiador Xabi Pazos, testific贸 sobre el contenido negando menci贸n alguna a grupos terroristas.Sabela I.G.: Tambi茅n se le atribuye en el escrito fiscal su participaci贸n en la charla impartida por Antom en base t铆tulo de la misma, pero en este caso ella ni siquiera particip贸, tal y como se acredita en el cartel de la convocatoria. Durante el juicio oral a Guardia Civil argument贸 que tambi茅n ley贸 en la celebraci贸n de ese a帽o un fragmento de un comunicado que no est谩 atribuido en el escrito fiscal. Sabela, que hab铆a negado la participaci贸n en la conferencia, s铆 que reconoci贸 entonces la lectura de un comunicado, explicando que trataba sobre corrupci贸n pol铆tica. No obstante, la Fiscal铆a no retir贸 la acusaci贸n.

SABELA NO ERA MIEMBRO

De la petici贸n total que pesa sobre Sabela de seis a帽os de prisi贸n, los cuatro restantes responden a la integraci贸n en Causa Galiza. Sin embargo, en el juicio explic贸 que esta imputaci贸n se debe a una confusi贸n: ella no fue miembro, acudi贸 a la fundaci贸n de Causa Galiza 鈥渃on voz pero sin voto鈥, y lo hizo, al igual que a la fundaci贸n de otras agrupaciones, como invitada en representaci贸n de Verdegaia, que es el colectivo ecologista al que s铆 pertenece y en el que ocupa un cargo que es incompatible con ocupar cargos en otras organizaciones. Adem谩s cuenta con experiencia administrativa y habr铆a asesorado a Causa Galiza en los tr谩mites legales para la conversi贸n de asociaci贸n cultural a organizaci贸n pol铆tica.

LA INDEFENSI脫N DE CEIVAR

Al concluir la instrucci贸n, Garc铆a-Castell贸n dict贸 auto de transformaci贸n sin tomar antes declaraci贸n en sede judicial a los investigados de Ceivar. Fue advertido por la Fiscal铆a, ya que es un tr谩mite esencial que podr铆a tumbar el proceso, ante lo que el magistrado retrotrajo las actuaciones con el 煤nico objeto de tomarles declaraci贸n. Sin embargo, los investigados fueron citados, en alg煤n caso a m谩s de 100 km de su lugar de residencia, con dos horas de antelaci贸n, con lo cual no todos pudieron acudir. Para Ugio esto 鈥渘o es razonable鈥. Los tres manifestaron su voluntad un谩nime de participar del proceso, por lo que Garc铆a-Castell贸n no recogi贸 las declaraciones y se comprometi贸, seg煤n la defensa, a buscarles una nueva fecha que no llegar铆a.

鈥滾os investigados fueron citados, en alg煤n caso a m谩s de 100 km de su lugar de residencia, con dos horas de antelaci贸n鈥

Adem谩s de los investigados, Ceivar como persona jur铆dica tampoco cont贸 con representaci贸n para defenderse ni durante la instrucci贸n ni en el juicio oral, con lo cual 鈥渇alta el elemento esencial para proceder a la ilegalizaci贸n鈥.

A LAS PUERTAS DE LA ILEGALIZACI脫N DE LOS SINDICATOS

Causa Galiza s铆 pudo participar del proceso desde que Eloy Velasco dict贸 su ilegalizaci贸n sin toma previa de declaraci贸n e interpusieron un recurso ante otra sala de la Audiencia Nacional que les dio la raz贸n. La defensa de Causa Galiza razona que de ilegalizarla como organizaci贸n criminal se violar铆a el principio acusatorio al no mencionarse la investigaci贸n de este delito durante toda la instrucci贸n hasta la apertura de juicio oral, y que aunque se cometiese alg煤n delito de enaltecimiento esto no significa que se constituyese con el fin expreso de la comisi贸n de ese delito, una l贸gica que llevar铆a perfectamente a la ilegalizaci贸n de los mayores sindicatos como organizaciones criminales para la comisi贸n de delitos de coacciones.

Tampoco se ajusta a la definici贸n de la Convenci贸n de Palermo, que requiere de la b煤squeda de un beneficio material para la condici贸n de organizaci贸n criminal, mientras en este caso no est谩 bajo discusi贸n que no hay financiaci贸n irregular, y seg煤n la jurisprudencia en las organizaciones criminales todos, y no solo algunos miembros, deber铆an ser juzgados.

DELITOS PRESCRITOS

Los delitos de enaltecimiento tienen un plazo de prescripci贸n de cinco a帽os, de modo que ser铆a una condici贸n imprescindible la condena por pertenencia a grupo criminal y entender que se produce un concurso de delitos para no descartar autom谩ticamente la mayor parte de la carga delictiva.

Adem谩s, durante la 煤ltima d茅cada el C贸digo Penal sufri贸 dos modificaciones en la regulaci贸n de este delito, de manera que las penas iban de uno a dos a帽os de prisi贸n y ahora comprenden de uno a tres. El fiscal contraviene la l贸gica jur铆dica cuando solicita dos a帽os por cada delito, puesto que pide penas m谩ximas precisamente para los delitos m谩s antiguos.

Fuente




Fuente: Lahaine.org