March 5, 2021
De parte de ANRed
64 puntos de vista


En Rafael Castillo, partido bonaerense de La Matanza, desde julio del 2020 se viene dando un proceso de recuperaci贸n de tierras. Las familias que forman parte llamaron al barrio La Nueva Union y esta ubicado entre los barrios San Cayetano y Jose Hern谩ndez. Texto e Im谩genes Eli Baez


La Nueva Union esta asentado sobre lo que hoy es una tosquera que cuenta con 69 hect谩reas aproximadamente, es un terreno ocioso hace mas de 30 a帽os. All铆 viven aproximadamente 400 familias. El rango etario de los y las habitantes es entre 20 a 70 a帽os aproximadamente y hay una poblaci贸n importante de ni帽eces.

En ese lugar sol铆a estar un asentamiento donde predominaba el basural. Era un espacio amplio que se utilizaba para el desarme y quema de autos, en algunos casos, era utilizado como dep贸sito de cad谩veres y, mas de una vez, lograron rescatar a mujeres que ped铆an auxilio. Todo esto suced铆a en un municipio donde Fernando Espinoza promet铆a, invertir 1.500 millones de pesos en un Plan Integra de Seguridad para que 芦La Matanza viva sin miedo鈥. Los y las vecinas del predio denuncian connivencia policial ante estos sucesos.

En el per铆odo donde la pandemia mostr贸 su punto mas 谩lgido, cuando se promulg贸 la cuarentena por parte del Estado Nacional (ASPO), miles de familias no pudieron pagar sus alquileres, perdieron sus trabajos, algunos/as cuentapropistas se quedaron sin ingresos y creci贸 el numero de personas que viv铆an en situaci贸n de indigencia.

Se decret贸 el congelamiento de alquileres y prohibici贸n de desalojos (DNU 766/20), como una de las medidas para atenuar los efectos econ贸micos de la crisis que acentu贸 la pandemia. Sin embargo, los desalojos segu铆an ocurriendo, lo que llevo a que miles de familias busquen otros medios de vida para poder subsistir. Seguimos ante pol铆ticas de Estado vac铆as, que no generan una soluci贸n concreta por el derecho de acceder a viviendas dignas. Actualmente el DNU 766/20 consigui贸 una pr贸rroga hasta el 31 de marzo del corriente a帽o, sin novedades de nuevas modificaciones y extensi贸n.

Como es el caso de Juan de 45 a帽os, quien toda su vida fue carrero, no tiene un trabajo ni lugar donde dormir. Est谩 ubicado en uno de los terrenos desde el inicio de la pandemia. Va y viene del predio a Ramos Mej铆a en busca de chatarra para vender.

Una vez asentados en el predio, los y las vecinas denunciaron que recib铆an hostigamientos por parte de la polic铆a y grupos civiles (grupos parapoliciales). Los hostigamientos eran frecuentes, en general los d铆as jueves y viernes ocurr铆an la quema de casillas y  represi贸neran por parte de estos grupos.

Como sus denuncias no eran recibidas, en diciembre del 2020, se organizaron y realizaron la primera movilizaci贸n ante la comisaria de San Justo exigiendo el cese del hostigamientos, discriminaci贸n y represalias. En ese marco presentaron una solicitada y aclararon que tienen registros de los hechos represivos y hostigamientos.

Los hostigamientos siguen. Los primeros d铆as del mes de febrero la Polic铆a Bonaerense ingres贸 al predio, de manera violenta, con el fin de garantizar que la empresa EDENOR realizar谩 el corte del servicio el茅ctrico. Ante la escalada violenta, organizaron una protesta pac铆fica donde la polic铆a detuvo a cuatro vecinos que registraban el accionar policial.

Actualmente uno de los vecinos, Rafael Crispin, tras ser detenido y liberado despu茅s de una semana, es v铆ctima de una causa armada. Rafael solo registraba el operativo y se le imputa tentativa de homicidio a un funcionario policial. Por este motivo realizaron una campa帽a medi谩tica para que la causa quede sin efecto.

La organizaci贸n del barrio es asamblearia, cada barrio eligi贸 a dos colaboradores por manzana.

En cuanto a las condiciones materiales, no tienen conexi贸n de agua potable, ya que la trasladan desde la casa de una vecina ubicada en un terreno aleda帽o al barrio. Estan trabajando en dos perforaciones para que todos puedan tener agua 鈥渆l calor es intenso y necesitamos tener agua en cada casa para prevenir distintas enfermedades y mas con el Covid鈥 nos comenta una vecina.

Actualmente existe un plan nacional de vivienda que tiene planificado entregar a distintas familias, en condiciones vulnerables, un lugar donde vivir dignamente. Mediante solicitud y pago en cuotas accesibles.

A 300 metros del ingreso se encuentra un comedor que esta abierto de lunes a viernes y que da comida a mas de cien ni帽os y ni帽as. Los recursos del comedor provienen mayormente de vecinos y vecinas que los aportan de manera solidaria y tambi茅n de donaciones de personas que no viven den el barrio.

Las familias que recuperan territorios est谩n reclamando un derecho que se les viene negando hace mas de 40 a帽os, el derecho a la vivienda digna. Esto sucede en una sociedad donde se pondera la propiedad privada y la exclusi贸n, donde el estado tiene para ofrecerle pobreza y desidia a miles de familias.

Queda a las claras, luego de las experiencias en Guernica, Barrio Stone (Escobar), La Bibiana (Merlo), entre otras, que el desalojo no es una salida y que el estado no puede seguir respondiendo a los reclamos justos con represi贸n.





Fuente: Anred.org