April 15, 2021
De parte de Trochando Sin Fronteras
264 puntos de vista
Trochando Sin Fronteras 鈥 Abril 13 de 2021

Luego de que la Defensor铆a del Pueblo emitiera una alerta temprana por la eminente reactivaci贸n del paramilitarismo en Casanare y Boyac谩. Organizaciones de derechos humanos y comunidades afirman que el Estado no garantiza los derechos fundamentales en el territorio.

El Informativo Centro Oriente, dialog贸 con Tatiana Trina sobre la alerta temprana emitida por la Defensor铆a del Pueblo y esto fue lo que coment贸:

鈥淓sta alerta temprana responde a las acciones urgentes, denuncias p煤blicas que se han realizado sobre la grave situaci贸n de seguridad de la comunidad  y las organizaciones sociales禄

Tatiana asegur贸 que desde  COSPACC se han emitido comunicaciones, desde febrero 25 del 2021. Comunicaciones en las cuales se evidencia el riesgo inminente para la comunidades, sus organizaciones y l铆deres.

Contextualizo, adem谩s que: 鈥En el 2019 se emiti贸 la alerta temprana 050 y en el 2020 la 026, justamente por ese contexto paramilitar que azota los territorios鈥 Recalc贸 que el Estado es responsable por los derechos fundamentales y los derechos humanos de las poblaciones de los municipios de Casanare y de Boyac谩.

Para Triana las autoridades no han atendido las alertas tempranas anteriores. Afirmaci贸n sustentada en la Defensor铆a, en la que se evidencia que no se han generado acciones concretas para el desmantelamiento del paramilitarismo. Adem谩s, recalca qu茅: 鈥en los municipios incluidos en la alerta 008 del 2021, tienen alta presencia militar con los Batallones No 1 y el 16; mismos municipios donde los paramilitares ejercen control. Estas coincidencias revelan los niveles de tolerancia y convivencia.

Panfletos y amenazas en territorios militarizados

Luego de la aparici贸n de un panfleto de la Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) Defensor铆a del Pueblo emiti贸 una alerta temprana. Esta evidencia el riesgo para los pobladores de S谩cama , La Salina, Tamara, Yopal y Aguazul en Casanare, adem谩s de Pajarito, Paya y Pisba en Boyac谩.

En la alerta la Defensor铆a del Pueblo emite una alerta temprana teniendo en cuenta el nivel de riesgo de estos municipios y en especial los l铆deres sociales, comunales, ambientales y defensores de derechos humanos.

Este tipo de se帽alamientos de los grupos armados organizados, particularmente del paramilitarismo, como en este caso de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, se pueden vincular con las amenazas a l铆deres sociales, comunales y defensores de derechos humanos y la labor que desempe帽an al representar a las comunidades鈥. aparte de la alerta temprana de la Defensor铆a del Pueblo del 16 de marzo del 2021.

En el pasado Casanare y Boyac谩 fueron azotados por el paramilitarismo durante d茅cadas. En estos departamentos el movimiento social fue debilitado; el tejido social casi destruido y los l铆deres fueron v铆ctimas de asesinatos, torturas, desplazamiento, desaparici贸n forzada. Acciones con el objetivo de abrir paso a las empresas transnacionales que llegan a los territorios a explotar los recursos naturales.

Es de recordar que en el pasado la justicia estableci贸 la relaci贸n entre Empresas, fuerzas Militares y Paramilitares. Desde 1983 desde la Procuradur铆a General de la Naci贸n se advert铆a del v铆nculo entre militares y grupos paraestatales

鈥淓n febrero de 1983 el Procurador General hizo p煤blico el Informe sobre el MAS, entre los miembros activos de las Fuerzas Armadas que fueron acusados de pertenecer a dicha estructura paramilitar figuraba el Mayor del ej茅rcito CARLOS VICENTE MEL脡NDEZ BOADA, segundo comandante del grupo Gu铆as del Casanare, con sede en Yopal, asignado a la base militar de Arauca, de la brigada No. 7鈥.

Aunque estas acciones no pararon, y en las comunidades la estigmatizaci贸n, amenaza y judicializaci贸n es vigente; Las comunidades, sus organizaciones y liderazgos viven hoy nuevamente la zozobra de estar en la mira de los paramilitares y de las Fuerzas Militares.

鈥淓ste tipo de se帽alamiento de los grupos armados organizados, particularmente del paramilitarismo, como en este caso el de AGC se puede vincular con las amenazas a los l铆deres (a) sociales, comunales, defensores (a) de derechos humanos y la labor que desempe帽an al representar a las comunidades, velar por sus intereses ante los proyectos de inversi贸n del Estado y de las empresas del sector extractivo, la defensa de los recursos naturales y dem谩s aspectos de los derechos laborales, de participaci贸n comunitaria, contrataci贸n laboral y de bienes y servicios鈥.

Luego del envi贸 de los panfletos diversas organizaciones se pronunciaron al hecho; Estableciendo preocupaci贸n sobre la amenaza paramilitar en contra de las comunidades en territorios altamente militarizados. Adem谩s, de combinar esta estrategia con la judicializaci贸n de los l铆deres de estas comunidades.

Fuera de micr贸fono las comunidades expresan su preocupaci贸n ante las amenazas y los proyectos de inter茅s econ贸mico y estrat茅gico en el territorio. Sostienen que las comunidades, sus organizaciones y sus l铆deres quedan a la deriva y en gran vulnerabilidad. Segun ellos, la relaci贸n entre paramilitarismo y Estado evidente y vuelve para garantizar los intereses de las empresas mineroenerg茅ticas.




Fuente: Trochandosinfronteras.info