November 26, 2020
De parte de Rojava No Esta Sola
209 puntos de vista


Esta entrevista ha sido realizada por Guillermo Martínez Cazón (estudiante de Filosofía en la USAL) y forma parte de un conjunto de entrevistas a diferentes agentes políticos destinadas a esbozar la recepción política de Rojava en el Estado español. El objetivo es realizar un análisis que refleje las diversas posiciones y debates sobre Rojava a partir de los puntos de vista de cada entrevista. Actualmente están participando en las entrevistas intelectuales como Carlos Taibo o Nazanín Armanian, y organizaciones como Rojava Azadi Madrid, Azadi Plataforma Cataluña, CGT, CNT, UJCE… Contacto: guillermoc1997@gmail.com

1-Para comenzar me gustaría centrar la entrevista. Por eso, si alguien no supiese qué es Rojava, ¿Cuál sería una buena explicación? Y si hubiese que destacar algún elemento positivo y alguno negativo de Rojava, ¿cuáles serían?

Rojava es el Kurdistán occidental, o Kurdistán Sirio. Es un territorio situado al Norte de Siria y habitado mayoritariamente por el pueblo Kurdo, aunque también viven otras etnias como turcomanos, asirios, árabes, armenios o chechenos. Consta de tres cantones, Yazira,y Kobane al Noreste y Norte, y Afrín al Noroeste. Hace frontera con Turquía por el norte y con el KRG (Gobierno Regional del Kurdistán) e Irak por el este.

Rojava, con el comienzo de la guerra en Siria en 2011 declaró su autonomía, evitando tomar partido en ninguno de los bandos, ni de parte de los rebeldes ni del régimen de Al Assad. Pero esto no le impidió ser objetivo para los yihadistas tanto del Daesh como de los grupos rebeldes. Sólo en los tres primeros meses Rojava ya había sido atacada por más de 80 grupos rebeldes al servicio de Erdogán, y entre 2014 y 2015 estuvo a punto de caer completamente en manos del Daesh.

Desde el principio, desde que Rojava declaró su autonomía, ha puesto en marcha un proceso revolucionario llamado Confederalismo Democrático, y con éste trata de construir una sociedad libre, con estructuras sociales de democracia directa y basada en la ecología, la liberación de la mujer y la auto-administración.

Como elemento positivo se puede destacar que, en medio de la guerra de Siria, Rojava está planteando un modelo social y político no sólo para encontrar la paz en Siria, sino para plantear una solución a la convivencia entre pueblos en Oriente Medio. Este modelo que nos muestra Rojava, se ha visto como un posible ejemplo para otras muchas partes del mundo, incluidos los países occidentales. Por esta razón, se ha ganado una atención global y sea o no exportable, ya nos esta haciendo pensar y repensar muchas cosas a las corrientes políticas y revolucionarias de otras partes del globo.

Como elemento negativo, y precisamente por estar planteando un modelo de sociedad revolucionaria y contraria al sistema capitalista esta teniendo problemas a la hora de encontrar alianzas reales, tanto entre las potencias regionales como entre las occidentales. Por lo tanto, dentro del juego bélico y geo-político que se desarrolla en Siria, Rojava se ha visto en la obligación de pactar con EEUU y en cierta medida, de depender de decisiones que se toman en el exterior relativas a intereses totalmente ajenos a los de Rojava.

2- Hablar de la revolución de Rojava ha despertado tanto inspiración como controversia, ¿en qué sentidos puede decirse que Rojava es o no una revolución?

Desde nuestro punto de vsita, Rojava es una revolución en todos los sentidos, y no es cuestionable de ningún modo. Como decíamos, en Rojava ha habido un cambio radical del modelo social, ha dejado de ser un territorio perteneciente a una Repúblia semipresidencialista unitaria como era la Siria de Al Assad para desarrollar unas estructuras sociales en manos del pueblo y para los intereses del pueblo. Ha puesto en marcha una sociedad comunal donde las asambleas crecen en cada barrio, pueblo o puesto de trabajo, se ha fomentado la creación de cooperativas en contraposición a los terratenientes y empresarios, se han regulado los derechos laborales, se han impulsado las economías locales y comunales para no depender de las políticas centralistas del régimen, se han construido estructuras sociales y políticas para la defensa de las mujeres, se han creado milicias de auto-defensa populares, escuelas que respetan las diferentes necesidades étnicas y culturales, etc. En definitiva, desde Rojava se está empujando un proyecto social y político que critica y pone en duda tanto los antiguos sistemas feudales presentes en Oriente Medio como a la “Modernidad Capitalista”, y con su ejemplo muestra en funcionamiento un modelo de convivencia pacífica, ecológica y democrática que tiene como horizonte una sociedad consciente, libre y auto-gobernada.

Puede que haya gente que no este de acuerdo con algunos de los pasos o tácticas que se están siguiendo en Rojava, con la forma de gestionar los acontecimientos o con algunas decisiones políticas. Desde nuestra cómoda posición siempre vamos a poder encontrar errores y hacer de jueces, pero lo cierto es que toda revolución hasta hoy en día ha cometido errores y ha estado llena de controversias, y las futuras revoluciones los seguirán cometiendo, pero esos errores no hacen que deje de ser una revolución, ni ponen en duda sus intenciones de cambio, y si pensamos así nunca podremos tener esperanza en ninguna revolución.

3- Si aceptásemos que es una revolución, y teniendo en cuenta que dentro de los movimientos revolucionarios occidentales se vive cierto reflujo, y aspirar a revoluciones no se percibe como realista… ¿Qué implica el saber que en pleno siglo XXI ha habido una revolución en Rojava? ¿Qué implica para nosotros en Occidente saber esto, o que debería implicar?

La revolución de Rojava se esta desarrollando en el epicentro de un conflicto mundial, en un país de Oriente Medio donde se enfrentan en los últimos años importantes intereses para las grandes potencias mundiales y regionales. A pesar de esto, la revolución lleva sobreviviendo mas de ocho años.

Esto, desde mi punto de vista nos debería aclarar varias cosas a los movimientos occidentales. Por un lado, que el sistema actual es mucho más frágil de lo que nos hacen creer y por lo tanto las revoluciones más reales y posibles de lo que podemos percibir.

Por otro lado, creo que en occidente hemos perdido gran parte de la capacidad analítica para poder observar las necesidades reales de nuestras sociedades y comunidades y poder trazar así unas estrategias y tácticas adecuadas. Los movimientos revolucionarios en occidente nos hemos “enguetizado” y alejado de la sociedad, el capitalismo nos ha conseguido retirar a una esquina donde no molestamos mucho mientras nos sentimos cómodos y complacidos con nuestra supuesta identidad. Èsto nos está pasando factura. La revolución de Rojava nos recuerda y descubre de nuevo, que detrás de una revolución hay compromiso, disciplina, organización y sacrificio, y que debemos romper con nuestras cómodas y modernas vidas y asumir nuestro papel si queremos cambiar las cosas.

4-¿Es compatible apoyar un proyecto como Rojava desde un pensamiento libertario? Al fin y al cabo, no deja de ser un proyecto en el que participan partidos políticos, en el que existe culto a la personalidad de Öcalan, con pactos estratégicos con Estados Unidos, e incluso algunos tachan a Rojava de estructura estatal etc. Hay varios aspectos polémicos y me gustaría conocer vuestra opinión al respecto. ¿Por qué es compatible ser libertario y apoyar Rojava?

Como te decía antes, no creo que sea justo ni coherente desde un punto de vista revolucionario buscar los errores o prácticas que intentan alejar a una revolución de nuestra posición ideológica en lugar de intentar entender, buscar y apoyar las intenciones de ésta.

Todas las revoluciones o movimientos revolucionarios a lo largo de la historia han aprendido de los anteriores, tanto cosas positivas como negativas. Cada contexto es diferente y las estrategias o métodos cambian dependiendo de las circunstancias. Desde mi punto de vista cualquier levantamiento contra la opresión que busca la construcción de una sociedad mejor y más libre debe ser apoyado, otra cosa es que a la vez que sea apoyado haya que acompañar el proceso con una crítica constructiva para no caer en dogmatismo y autoritarismos.

Por eso, creo que desde el pensamiento libertario se deben entender y apoyar revoluciones como las de sud-américa y centro-américa durante el siglo XX, la revolución rusa, la francesa o la china. Todas ellas fueron levantamientos del pueblo contra la desigualdad y la opresión, algunas encontraron en el socialismo o el comunismo la herramienta de emancipación para el pueblo, y algunas derivaron también en sistemas autoritarios y opresores. Esa crítica también hay que hacerla para aprender de los errores y perfeccionar nuestra lucha en la búsqueda de la libertad. Pero desde luego, dándole la espalda a pueblos que luchan por la libertad no contribuimos a esa transmisión histórica de las luchas revolucionarias.

5- A lo largo del Estado español, normalmente han sido mucho más receptivos a Rojava los círculos anarquistas que los comunistas, aunque hay excepciones. ¿A qué creéis que se debe?

Creo que principalmente se debe a que parte de los círculos comunistas se aglutinan bajo el “bloque anti-capitalista”, dentro del cual se encuentra simpatía con potencias como Irán, Rusia o Siria por el hecho de ser enemigas de EEUU. Al pactar Rojava con EEUU algunos de estos grupos comunistas han intentado vender esta alianza militar como si Rojava estuviera al servicio de EEUU y fuera su aliado en el terreno contra el régimen de Al Assad. Realmente es mucho más complicado que esto, y desde Rojava siempre se ha intentado bloquear los planes de EEUU en Oriente Medio a pesar de la supuesta alianza.

También creo que la ignorancia sobre la historia del Kudistán puede llevar a confusiones, ya que el KRG (Gobierno Regional del Kurdistán) si que es un aliado capitalista de EEUU y las potencias occidentales desde la guerra contra Sadam Hussein en Irak, pero este gobierno nada tiene que ver con Rojava y la lucha revolucionaria del pueblo Kurdo. Aunque desde estos sectores se empeñan en relacionarlo y confundir.

Por último, el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) era un partido marxista-lenninista, pero en los noventa paso por un fuerte proceso de auto-crítica, que derivó en un cambio ideológico hacia el Confederalismo Democrático, abandonando así, la vieja ideología comunista clásica y apuntando hacia un modelo que por decirlo de alguna manera, es mas anarquista. Esto no ha sido visto positivamente desde estos sectores comunistas, y en lugar de hablar de ese proceso político de transformación se prefiere muchas veces intentar des-legitimar la lucha del pueblo Kurdo acusándola de traicionar la unidad de Siria y cooperar con los planes de EEUU.

6-Desde el confederalismo democrático se habla del estado, de la mujer, de la democracia, del ecologismo etc. pero algunos echan en falta un discurso de clase, ¿Qué papel creéis que juega la lucha de clases en el confederalismo democrático?

Creo que desde el Confederalismo Democrático se busca solución a la situación que vive hoy en día Oriente Medio y en concreto el Kurdistán. No se niega la existencia de las clases, pero desde luego en el contexto que se intenta desarrollar la revolución hay otros factores más importantes que las clases tal y como las conocemos. Factores como las diferentes etnias, el centralismo, el patriarcado, la opresión religiosa o cultural, etc.

Además, en Oriente Medio todavía existen unas estructuras tribales muy presentes en la sociedad, y que fácilmente se pueden confundir con las clases sociales. En definitiva, creo que un discurso de clase no es la herramienta que han encontrado más adecuada para una revolución en el Kurdistán, aunque en el contenido ideológico del Confederalismo Democrático por si mísmo ya hace una crítica a las clases sociales, la dominación, la jerarquía y todos los aspectos que conlleva la existencia de clases.

Creo que intentar buscar un reflejo de nuestras ideas o nuestro discurso en otras luchas es una visión muy eurocentrista que refuerza nuestro identitarismo. Muchas veces queremos identificarnos con otras luchas desde una posición subjetiva y egoísta en lugar de entenderlas y analizarlas de manera objetiva.

7- ¿Tenéis constancia de como se ha relacionado la solidaridad con Rojava, y la difusión de sus ideas, con movimientos como el feminista o de tipo nacionalista?

Desde luego ha tenido una relación directa. En el caso de la relación con movimientos feministas es más fácil de entender, pues en la revolución de Rojava el tema de la liberación de la mujer es uno de los pilares básicos. Además, tras la heroica resistencia de las YPG y las YPJ en la batalla de Kobane se llamó la atención a todo el mundo sobre la lucha kurda y gracias a la fuerza y la valentía de las combatientes kurdas contra el ISIS muchas más mujeres en occidente se interesaron por las ideas que allí se defienden.

En el caso de los movimientos nacionalistas hay que aclarar, desde mi punto de vista nacionalismos hay tantos como estados-nación, y el nacionalismo de derechas o liberal no creo que se haya interesado mucho por la lucha en el Kurdistán. Creo que la solidaridad con Rojava, más que de movimientos nacionalistas viene de movimientos independentistas, es decir, de movimientos que pueden ver la independencia y la ruptura con su actual estado-nación como un primer paso para la emancipación y la construcción de una sociedad más libre, igual que pasa en el Kurdistán.

Esta solidaridad y apoyo a la lucha kurda dentro del estado español, lo podemos ver más presente en territorios como Cataluña o Euskadi. Y creo, que es fácil que se sientan identificados con la lucha en Kurdistán (salvando las distancias y el contexto) si tenemos en cuenta aspectos y reivindicaciones como la defensa del territorio, la autonomía y libertad para decidir, la cultura, la lengua, la represión, etc.

8- Quiero indagar en el sentido o significado del internacionalismo desde contextos como el Estado español. Se han hecho movilizaciones, posicionamientos, actos etc., y podemos tener información de lo que ocurre en Rojava y Kurdistán, pero al mismo tiempo, es fácil pensar que nuestra capacidad de influir allí parece escasa. Teniendo en cuenta eso, ¿qué función política pensáis que tienen estos actos de solidaridad política? ¿Cómo entendéis el internacionalismo?

Desde mi punto de vista, creo que el internacionalismo es una parte imprescindible de la lucha revolucionaria en sí misma. El hecho de reconocerse y apoyarse con otros movimientos en el mundo que luchan por la libertad hace de la lucha algo mucho más amplio, más digno y más real. Si las luchas se quedan aisladas en el mundo globalizado que vivimos se condenan a fracasar, se ahogan.

No es que los actos de solidaridad política que hagamos aquí lleguen a tener una repercusión directa allí más allá de enviarles fuerza y apoyo moral. Creo que la función de estos actos es llamar la atención sobre el conflicto para darle visibilidad, para entender las razones de un conflicto y las soluciones que se intentan buscar. El conflicto en sí mismo nos obliga a pensar, a posicionarnos políticamente y a identificar situaciones similares a la del Kurdistán en otros contextos, y esto, es el principio para comenzar a desarrollar una conciencia y un pensamiento crítico, pues a veces no somos capaces de ver lo que nos ocurre delante de nuestras narices y necesitamos verlo en otro país lejano para darnos cuenta de que hay algunos problemas que no son tan lejanos.

Por decirlo de alguna manera, lo que se intenta con estos actos es extender la llama de la lucha, aprender y compartir la experiencia de otros revolucionarios y revolucionarias para que su ejemplo nos guíe a los demás en la búsqueda de la libertad.

9-El libro “Aprendamos de la revolución de Rojava” me hizo preguntarme si realmente lo estábamos haciendo. ¿Qué habéis percibido? ¿Cuándo en ambientes revolucionarios se apoya a Rojava, se suele hacer porque es un proyecto que se parece a nuestras ideas políticas (pero sin plantearse aprender y asumir las ideas del confederalismo democrático) o por el contrario están empezando a influirnos?

Creo que se dan ambas circunstancias. Desde occidente tenemos la manía de consumirlo todo, incluido las ideas o la información política. Muchas veces simplemente cuando vemos que algo se parece a lo nuestro lo apoyamos sin profundizar más allá de lo superfluo. Esto es una actitud que nos lleva al bloqueo y al analfabetismo funcional. A ser simples ovejas de un rebaño esperando la nueva información de nuestro color para apoyarla y aplaudirla incondicionalmente.

Creo que es un error apoyar a Rojava como fanáticos sin hacer crítica, y también criticarla sin intención de que la critica sirva para mejorar. Igualmente creo que no se pueden asumir las ideas del Confederalismo Democrático como la “nueva fórmula mágica”, sino aprender de ellas e interiorizar lo que creemos que puede sernos útil y descartar lo que no.

Creo que no podemos generalizar y decir que aquí en occidente se apoya a Rojava de tal o cual manera, sinceramente he visto a gente que nunca había estado ligada a movimientos revolucionarios apoyar y defender el Confederalismo Democrático como una nueva religión. También gente que desde la humildad aprende y se interesa, pero también desde la distancia y la precaución con lo desconocido. Otras personas desprecian toda la lucha de Rojava directamente por considerarla aliada de EEUU o tener “jerarquias” en sus fuerzas de auto-defensa.

La verdad que hay tantas posturas y maneras de percibir esto como fracciones y colores políticos tenemos, y eso, desde mi punto de vista es por el ego y la falta personalidad revolucionaria que el fondo nos aleja del compromiso verdadero con nuestras propias ideas.

10-La alianza militar entre Rojava y EEUU ha despertado polémica, y en algunos casos ha sido motivo de rechazo hacia Rojava. ¿Cuál es vuestra postura al respecto?

Desde nuestro punto de vista esta alianza ha sido inevitable. Fue una alianza por pura supervivencia cuando el Estado Islámico estaba a punto de hacer desaparecer a Rojava y la revolución en 2014-2015. No hubo otra alternativa.

Muchas veces analizamos los conflictos de este tipo como si fuera una pelea de patio de colegio. Queremos ver a la fracción que representa “nuestras ideas” (en este caso Rojava) peleándose épicamente contra todos nuestros enemigos y venciendo, pero la realidad no puede ser así. En un conflicto como el de Siria hay muchos intereses internacionales. Por un lado EEUU, la OTAN Y sus aliados, por otro Rusia, Irán y Siria, luego en otra parte del tablero Turquía como la trilera de la geo-política internacional apoyando al Daesh y a los rebeldes. Por último, el pueblo kurdo recibiendo golpes por todos lados. Con ese escenario comienzan los juegos de alianzas, intereses y estrategia para unos, de supervivencia y resistencia para otros. No hay un manual de como jugar a esto para los revolucionarios, pues es un juego que no hemos inventado nosotros, y para sobrevivir y mantener una revolución dentro de ese huracán de intereses, seguramente se tienen que tomar decisiones muy difíciles. Una de estas decisiones fue la alianza con EEUU, y cualquiera que haya seguido los acontecimientos de la guerra de Siria desde el comienzo podrá decir si es sincero, que no hubo otra opción, y que esta alianza es simplemente una alianza militar que el pueblo de Rojava ha utilizado para la lucha contra el Estado Islámico. No es una alianza ideológica y nunca se ha intentado blanquearlas intenciones de EEUU. Siempre se ha intentado desde Rojava evitar favorecer los intereses americanos en la zona y no entrar en confrontación con otras partes del territorio sirio.

11- Algunos grupos políticos han priorizado apoyar Siria sobre Rojava, y siendo un tema clave para el futuro de Rojava sus negociaciones y equilibrio de poder con Siria, quiero preguntaros lo siguiente: ¿Consideras que el proyecto político de Rojava podría ser compatible con el estado sirio?

Creo que podría ser perfectamente compatible, de hecho, desde la administración de Rojava, o mejor dicho desde la “Federación Democrática del Norte y Este de Siria” se ha lanzado en repetidas ocasiones como propuesta para la paz en Siria un proyecto de autonomía para este territorio y los territorios liberados del Daesh. En este proyecto no se vulnera la unidad del territorio sirio, sino que se propone el Confederalismo Democrático como modelo social para la gestión de estos territorios, el respeto de las diferentes lenguas y culturas que allí conviven. Incluso se ha llegado a proponer una economía estatal y la integración de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) dentro del ejército Gubernamental.

El problema es que un proyecto revolucionario como el de Rojava no interesa a ninguno de los países entre los que se divide el Kurdistán, pues pondría en peligro el status-quo de los poderes regionales y además, pondría en peligro los intereses de las potencias extranjeras. Por esta razón, no se ha admitido durante la mayor parte de la guerra una comisión Kurda de Rojava en las conversaciones de Ginebra o Astana.

Desde la diplomacia de Rojava también se ha estado en conversaciones directamente con el gobierno sirio, pero éste está siendo utilizado por los planes y estrategias rusas, y evidentemente esto repercute en los acuerdos a los que puede y no puede llegar con Rojava.

12-Me gustaría hablar de Abdullah Öcalan. En Komun Academy hay un artículo llamado “Solidaridad con la lucha kurda … ¿sin Öcalan?” donde se denuncia la tendencia de la izquierda occidental a querer apoyar Rojava pero desentendiéndose, o incluso rechazando la figura de Öcalan (normalmente por rechazo a la idea de culto a la personalidad). ¿Qué experiencia u opinión habéis tenido respecto a este tema? Y en un plano más general, ¿Cuál consideráis que es la relación entre Öcalan y la praxis de Rojava?

Mi experiencia me ha demostrado, que en ese sentido las culturas occidentales y orientales somos mucho más diferentes de lo que puede parecer, y esto no tiene por que ser algo negativo. En Oriente Medio y también en Oriente hay una tendencia natural a potenciar el culto a la personalidad, a reflejar o referenciar ideas o luchas en líderes concretos. Esto, creo que es algo que ha repercutido y favorecido en cierta medida esa admiración o culto por la figura de Öcalan, pero que realmente no es algo tan fanático como puede parecer. Desde luego Öcalan es una especie de líder o guía ideológico, pero no toma las decisiones ni interviene en las estructuras sociales o políticas del movimiento donde se toman las decisiones que afectan al pueblo.

Öcalan fue uno de los fundadores del PKK, además es uno de los pocos que quedan vivos. Si estudiamos la historia del PKK, podremos entender como Öcalan ha sido una persona no sólo clave para la lucha del pueblo kurdo, sino imprescindible para llegar al punto donde se encuentran hoy. Por esta razón el pueblo kurdo le tiene esa admiración y ese respeto, y no entienden la lucha del Kurdistán sin la figura de Abdullah Öcalan, máximo representante de esta lucha.

Desde nuestro punto de vista, la solidaridad consiste en dar fuerza y apoyo a quienes lo necesitan a pesar de las diferencias. Para solidarizarnos con el pueblo kurdo tenemos que entender y respetar que este pueblo tiene una cultura diferente a la nuestra, unas maneras de relacionarse y de entender la vida diferente, y que ha pesar de no compartir esa forma de ver a Öcalan o volcar en ciertas figuras la grandeza de la lucha, si compartimos las intenciones y las metas del pueblo Kurdo.

Si revisamos la historia del movimiento anarquista, también podemos ver como a lo largo de la historia hemos tenido muchos referentes como Bakunin, Kropotkin, Durruti o Ferrer y Guardia. Estos referentes no alcanzan la importancia que para el pueblo kurdo tiene Abdullah Öcalan, pero nos pueden ayudar a entender como una persona puede llegar a representar a un movimiento o unas ideas por su compromiso, dedicación y sacrificio por las mismas.

Por último, hay que decir, que desde dentro de las estructuras revolucionarias también existe esa crítica al dogmatismo, y el movimiento dispone de herramientas internas de crítica y auto-crítica que permiten debatir acerca de este tipo de relación entre Öcalan y la praxis del movimiento revolucionario kurdo. En ningún momento, se fomenta desde el propio movimiento una “adoración” o culto por la figura de Öcalan como si fuera un ser superior o místico, sino que se trata desde una posición histórica y política.

13- Poco a poco han ido surgiendo diferentes formas de apoyo a Rojava, pero no hace tanto no existía ningún espacio específico. ¿Cómo y con qué intención surgió vuestro colectivo? ¿En que estáis enfocando vuestro trabajando actualmente?

Desde “Rojavanoestasola” se comenzó en 2014 con la difusión a través del blog, donde buscábamos y traducíamos noticias al castellano sobre el conflicto del Kurdistán y la revolución de Rojava. Lo hacíamos porque nos parecían muy importantes los acontecimientos que allí se estaban dando, y como te decía antes, pensamos que es muy importante compartir la experiencia de otros movimientos revolucionarios para aprender y crecer políticamente. Después vimos la necesidad de sacar la revista en formato papel e intentar moverla dentro del estado español en nuestros espacios políticos, ya no solo para difundir la situación y el conflicto en Oriente Medio, sino para poner sobre la mesa ciertas preguntas y debates acerca de nuestro futuro en occidente como movimientos revolucionarios. Así, hicimos varias charlas por el estado y hemos organizado y colaborado con multitud las campañas, marchas, actos, concentraciones, entrevistas, etc. Hemos distribuido miles de ejemplares de la revista, incluso en Sudamérica a través del propio movimiento Kurdo en Europa, quién nos felicitó por el trabajo de difusión que estábamos haciendo y la fidelidad y el respeto de la revista con la causa Kurda. El segundo y el tercer número de la revista ya iban apuntando mediante la auto-crítica de nuestros movimientos revolucionarios en occidente hacia unas líneas de trabajo orientadas a regenerar nuestras luchas, y a re-plantearnos nuestras estrategias y prácticas. En estos números tratamos de hacer hincapié en aspectos como la cultura y la personalidad revolucionaria, la formación ideológica, el problema del estilo de vida occidental, la estrategia, la filosofía, el compromiso con nuestras ideas, etc.

Actualmente, mantenemos la difusión a través del blog de una manera más distendida, pues actualmente ya hay en el estado español diferentes colectivos, proyectos y grupos de apoyo que se dedican a la difusión y apoyo de campañas por la lucha del pueblo Kurdo. Por lo que consideramos nuestro trabajo de difusión algo más prescindible que cuando empezamos. Ahora estamos intentando aplicar y compartir lo aprendido en nuestro movimiento, intentando volver a hacer del movimiento anarquista o libertario, un movimiento revolucionario real y conectado con las necesidades reales de la sociedad. Siguiendo el ejemplo de nuestros compañeros y compañeras kurdas de las que tanto hemos aprendido, no solo a nivel político, sino también a nivel personal.

14-Antes de concluir, ¿Deseáis añadir alguna cuestión más?

Quería recordar antes de despedirme a todas las personas kurdas y no kurdas, que en la lucha por la libertad colectiva sacrificaron su vida. Pero sobretodo, a todas esas personas que pudiendo vivir una vida cómoda y privilegiada en sus países de origen, viajaron a Rojava y al Kurdistán para formar parte de una revolución que intenta abrirle los ojos al mundo, por último queremos recordar a nuestro compañero de “Rojavanoestasola” Heval Çîya (Nano) que perdió su vida a finales del año pasado.

https://federacionanarquista.net/wp-content/uploads/2020/11/Hevale-C387iya-169x300.jpg

Para todas aquellas personas que vivieron, lucharon y murieron por sus ideas. Para todos y todas las revolucionarias de corazón.

Sehid na mirin!

Serkeftîn!




Fuente: Rojavanoestasola.noblogs.org