January 21, 2023
De parte de Kurdistan America Latina
168 puntos de vista

El 28 de diciembre, el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, y el jefe del MIT, Hakan Fidan, se reunieron con sus hom贸logos sirios en un encuentro en Mosc煤 organizado por Rusia. Esta cumbre marc贸 芦el primer compromiso oficial entre Damasco y Ankara despu茅s de m谩s de una d茅cada禄, y se produjo tras las declaraciones del presidente turco Erdo臒an expresando su voluntad de reunirse con el presidente sirio Bashar al-Assad.

La cumbre no dio lugar a ninguna decisi贸n dr谩stica ni a cambios inmediatos en la pol铆tica turca, siria o rusa, pero las partes implicadas acordaron establecer comit茅s conjuntos para reunirse en un futuro pr贸ximo y calificaron las conversaciones de positivas.

La noticia de la cumbre suscit贸 la condena generalizada de las organizaciones de la oposici贸n siria y de la poblaci贸n civil, aunque muchas de las primeras evitaron nombrar o culpar a Turqu铆a en particular. Recordemos las escenas del pasado verano, cuando se celebraron grandes manifestaciones de 芦No nos reconciliaremos禄 en ciudades y pueblos del noroeste de Siria controlado por el HTS y el SNA y Turqu铆a [v茅ase el hilo m谩s abajo]. El comandante disidente del SNA Abu Khawlah Muhassan (de Deir ez-Zour, pero que no debe confundirse con Abu Khawlah, comandante del Consejo Militar de Deir ez-Zour de las Fuerzas Democr谩ticas Sirias) se dirigi贸 a la multitud en la manifestaci贸n de al-Bab, mientras que en Tell Abyad miembros de la Polic铆a Civil intentaron dispersar a la multitud con disparos.


Normalizaci贸n entre Siria y Turqu铆a 鈥 el regalo de Putin a Erdogan

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de Turqu铆a, Tayyip Erdogan, se re煤nen al margen de la 6陋 cumbre de la Conferencia sobre Interacci贸n y Medidas de Fomento de la Confianza en Asia (CICA), en Astana, Kazajst谩n, el 13 de octubre de 2022. (Reuters)
Asharq al-Awsat - Ibrahim Hamidi - 30 diciembre 2022 - Traducido por Rojava Azadi Madrid

La reuni贸n militar sirio-turca patrocinada por Rusia que se celebr贸 el mi茅rcoles [28 de diciembre 2022] en Mosc煤 es el 煤ltimo esfuerzo por lograr un acercamiento entre Ankara y Damasco.

Es probable que culmine con un 芦regalo禄 al presidente turco Recep Tayyip Erdogan por parte de su hom贸logo ruso Vladimir Putin: una reuni贸n con el presidente sirio Bashar al-Assad antes de las elecciones turcas de 2023.

Sin embargo, 驴los esfuerzos de normalizaci贸n son serios o simplemente cosm茅ticos?

Antecedentes

Las relaciones entre Ankara y Damasco dieron un vuelco en el verano de 2011, meses despu茅s del estallido de las protestas sirias contra el r茅gimen. Turqu铆a se convirti贸 en refugio y apoyo de la oposici贸n contra Damasco.

Siria se transform贸 en un escenario de violencia, caos y divisi贸n. Tambi茅n surgi贸 el respaldo de las Unidades de Protecci贸n del Pueblo Kurdo (YPG) que se oponen a Ankara.

Rusia intervino en el conflicto a favor del r茅gimen en 2015. Pronto tuvo tropas desplegadas en Siria, convirti茅ndose de hecho en vecino de Turqu铆a. Ankara descubrir铆a entonces el alcance del apoyo que le prestaba la OTAN, oblig谩ndola a cooperar con Mosc煤 para imponer una nueva realidad en Siria.

Un a帽o despu茅s, Turqu铆a dar铆a prioridad a impedir la formaci贸n de una entidad kurda en sus fronteras meridionales. Por ello, lleg贸 a una serie de acuerdos y arreglos con Rusia que pusieron fin a las ambiciones kurdas. Consigui贸 hacerse con el control de bolsas de regiones en Siria, estimadas en m谩s de 20.000 kil贸metros cuadrados, aproximadamente dos veces el tama帽o de L铆bano.

Putin impuls贸 el acercamiento entre Erdogan y Assad con el inicio de las conversaciones de Astan谩 entre Rusia, Ir谩n y Turqu铆a en 2017 y el desarrollo de la 芦cooperaci贸n hostil禄 entre Ankara y Mosc煤.

A principios de 2020, Mosc煤 logr贸 organizar una reuni贸n abierta entre el jefe de la seguridad nacional de Siria, Ali Mamlouk, y el jefe de la inteligencia turca, Hakan Fidan. Mamlouk exigi贸 que Turqu铆a se retirara de las regiones sirias y reabriera la autopista Alepo-Latakia. Fidan quer铆a una mayor cooperaci贸n contra las YPG.

Putin consigui贸 reunirlos, pero no logr贸 un gran avance.

Nuevo intento

Erdogan ha amenazado repetidamente con lanzar una nueva ofensiva militar en Siria. Tambi茅n tiene sus ojos puestos en las pr贸ximas elecciones y en la creciente oposici贸n turca a los refugiados sirios en Turqu铆a. En particular, Turqu铆a y Rusia han intensificado su cooperaci贸n tras la guerra de Ucrania.

Con todo ello, Putin ha ido allanando el camino para una reuni贸n entre Erdogan y Assad antes del verano. El primer paso que dio fue la celebraci贸n de una reuni贸n secreta entre Mamlouk y Fidan en Mosc煤 en julio de 2022.

El funcionario sirio exigi贸 que se respetara la soberan铆a de su pa铆s. Exigi贸 un calendario para la retirada de Turqu铆a de las regiones sirias y le pidi贸 que cesara su apoyo a las facciones de la oposici贸n y a los 芦terroristas禄. Inst贸 a Turqu铆a a reabrir las autopistas Alepo-Latakia y Bab al-Hawa-Idlib, a tomar medidas contra las sanciones occidentales y a respaldar la reconstrucci贸n de Siria.

Por su parte, Fidan exigi贸 la cooperaci贸n con Damasco contra las YPG y el Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n (PKK). Exigi贸 la creaci贸n de una zona de seguridad que excluya a estos grupos a 23 kil贸metros de profundidad en Siria y el establecimiento de zonas seguras que puedan acoger a un mill贸n de refugiados retornados. Tambi茅n inst贸 a cooperar en el Comit茅 Constitucional y a resolver la crisis siria mediante la resoluci贸n 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Mamlouk y Fidan no llegaron a un acuerdo y la reuni贸n termin贸 sin avances.

驴Normalizaci贸n o no?

En los 煤ltimos meses, Erdogan no se ha preguntado si se reunir谩 con Assad o no, sino cu谩ndo lo har谩. Ha declarado en repetidas ocasiones que est谩 dispuesto a reunirse con 茅l, enumerando diversas razones, como resolver las diferencias con la mayor铆a de los pa铆ses de la regi贸n antes de las elecciones turcas.

Assad, sin embargo, no tiene ninguna prisa por celebrar una reuni贸n que favorezca a su rival, cuyo pa铆s considera una naci贸n ocupante.

A medida que Turqu铆a y Rusia intensifican su cooperaci贸n en Ucrania, se acercan las elecciones turcas y se agrava la crisis econ贸mica siria, Putin ha presionado cada vez m谩s a favor de la normalizaci贸n y de la celebraci贸n de una reuni贸n entre 茅l, Erdogan y Assad. La reuni贸n ser铆a vista como un regalo para su 芦frenemigo禄 y un impulso para que gane las elecciones.

Para ello, Rusia ha propuesto celebrar una serie de reuniones que incluyen conversaciones tripartitas sobre seguridad, reuniones entre los ministros de Defensa a las que asistir铆an funcionarios de los servicios de inteligencia, y una reuni贸n entre los ministros de Asuntos Exteriores ruso, turco y sirio que culminar铆a con una cumbre entre Putin, Erdogan y Assad.

Rusia est谩 tratando de ofrecer remedios m谩gicos para salvar la divisi贸n entre Turqu铆a y Siria. Est谩 ofreciendo una serie de reuniones militares, de seguridad y pol铆ticas, as铆 como enmiendas al acuerdo de Adana de 1998 entre Ankara y Damasco que aborda la cooperaci贸n contra el PKK y la posibilidad de una incursi贸n turca de 5 kil贸metros de profundidad en Siria.

Las enmiendas fusionar铆an los acuerdos de Adana y Sochi de 2019 para incluir el despliegue de patrullas ruso-turcas, la retirada de las YPG a 30 kil贸metros de la frontera turca y el despliegue de guardias fronterizos sirios a lo largo de la frontera con Turqu铆a.

Desde el punto de vista pol铆tico, Rusia propone que se emita una declaraci贸n conjunta con cl谩usulas principales que subrayen el 芦compromiso con la soberan铆a y la integridad territorial de Siria禄, el 芦rechazo de las agendas separatistas禄 y el retorno de los refugiados.

Turqu铆a acoge a unos 3,7 millones de refugiados sirios. El tema ha sido uno de los principales titulares de las elecciones presidenciales y parlamentarias turcas. Erdogan quiere quitar esta carta a sus rivales, por lo que persigue el acercamiento y el acuerdo con Damasco. En 煤ltima instancia, sin embargo, el regreso de dos millones de refugiados a su patria es una dif铆cil tarea.

Assad quiere la retirada de miles de soldados turcos de Siria, el fin de las 芦ocupaciones禄 y el cese del apoyo militar y pol铆tico a la oposici贸n siria. Ser铆a dif铆cil prever una alianza con Ankara contra los kurdos y una reuni贸n con Erdogan antes de dar un paso hacia el cumplimiento de estas exigencias.

Mosc煤 ha puesto en marcha el proceso de normalizaci贸n entre Damasco y Ankara, con todas sus exigencias de seguridad, militares y pol铆ticas, siendo el objetivo final una cumbre entre Putin, Erdogan y Assad.

La normalizaci贸n ser谩 el principal objetivo de 2023, con su impacto previsto en la normalizaci贸n entre los pa铆ses 谩rabes y Damasco y hasta qu茅 punto Estados Unidos permitir谩 que siga adelante.


La luz roja rusa para Turqu铆a en Siria

War on the rocks - Sam Heller - 30 diciembre 2022 - Traducido por Rojava Azadi Madrid

Los ministros de Defensa de Turqu铆a y Siria se reunieron este mi茅rcoles [28 de diciembre 2022] en Mosc煤, en sus primeras conversaciones en m谩s de una d茅cada. Los jefes de Defensa e Inteligencia de ambos pa铆ses se reunieron junto a sus hom贸logos rusos, donde los tres titulares de Defensa discutieron, seg煤n se informa, 芦la crisis siria, la cuesti贸n de los refugiados y los esfuerzos conjuntos para luchar contra todos los grupos terroristas en Siria.禄 Las conversaciones trilaterales supusieron un nuevo avance en un acercamiento turco-sirio que, tras una d茅cada de acritud y guerra, ahora parece cobrar velocidad.

En diciembre, Turqu铆a parec铆a a punto de iniciar otra ofensiva terrestre contra los militantes kurdos en Siria. A finales de noviembre, el presidente Recep Tayyip Erdogan declar贸 que la campa帽a turca de bombardeos a茅reos era s贸lo el principio. Las fuerzas turcas atacar铆an por tierra 芦tan pronto como sea posible禄, dijo, siguiendo al d铆a siguiente con comentarios de que se mover铆an 芦en el momento m谩s conveniente para nosotros.禄 El ruido de sables de Turqu铆a alarm贸 a Washington, y altos funcionarios estadounidenses desaconsejaron repetidamente la acci贸n turca, en p煤blico y en privado.

La amenaza de incursi贸n turca no lleg贸 a producirse, pero no probablemente por las objeciones de Washington. M谩s bien, fue la oposici贸n de Mosc煤 la que probablemente impidi贸 una invasi贸n turca.

Los funcionarios turcos han insistido en que no necesitan el 芦permiso禄 ni la 芦luz verde禄 de nadie para emprender lo que califican de acci贸n antiterrorista defensiva en la vecina Siria. Excepto que s铆 lo necesitan, al parecer, de Rusia, no de Estados Unidos. Las anteriores intervenciones de Turqu铆a en Siria han contado con la aquiescencia de Rusia y, a menudo, con las objeciones de Estados Unidos. Mientras tanto, la oposici贸n rusa ha parecido suficiente para obstaculizar la acci贸n turca 鈥 durante este 煤ltimo a帽o, pero tambi茅n, llamativamente, en marzo de 2020-. Los precedentes sugieren que a veces Turqu铆a obtiene el consentimiento de Rusia para una nueva intervenci贸n en Siria. A veces no, y la ret贸rica de escalada de los funcionarios turcos no lleva a ninguna parte.

La no intervenci贸n m谩s reciente de Turqu铆a y algunas de sus incursiones pasadas en Siria -reales o s贸lo amenazas- ayudan a aclarar los l铆mites de la libertad de acci贸n de Turqu铆a en la vecina Siria y los t茅rminos de su relaci贸n bilateral con Rusia. En conjunto, estos episodios sugieren lo que los responsables de la toma de decisiones estadounidenses y otras partes interesadas deber铆an buscar, y preocuparse, la pr贸xima vez que Turqu铆a amenace con atacar.

Turqu铆a no parece haber terminado de intentar una nueva incursi贸n en Siria, aunque esta 煤ltima escalada haya sido un fracaso. Ankara ya ha conseguido anteriormente que Mosc煤 diga 芦s铆禄, en 煤ltima instancia, y dado que Rusia ha sugerido 煤ltimamente que una nueva intervenci贸n militar turca est谩 condicionada a la normalizaci贸n turco-siria, un proceso que ha visto nuevos avances importantes esta semana, no se puede descartar una nueva ofensiva.

La 煤ltima intervenci贸n abortada de Turqu铆a

La escalada m谩s reciente de Turqu铆a se produjo tras un atentado con bomba perpetrado el 13 de noviembre en la concurrida calle Istiklal de Estambul. Las autoridades turcas detuvieron r谩pidamente a la presunta terrorista, quien, seg煤n Ankara, confes贸 haber sido entrenada y desplegada por el Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n al otro lado de la frontera, en Siria.

El Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n (PKK) lleva d茅cadas luchando contra el Estado turco. Sin embargo, en el curso de la campa帽a militar liderada por Estados Unidos contra el Estado Isl谩mico (ISIS) en Siria, Washington se asoci贸 con la filial siria del Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n para combatir al grupo yihadista. Esa filial era el componente central de las 芦Fuerzas Democr谩ticas Sirias禄, m谩s amplias y multi茅tnicas, que se convirtieron en el principal socio de Estados Unidos en la lucha contra ISIS en Siria. Los avances de las Fuerzas Democr谩ticas Sirias, apoyadas por Estados Unidos, contra ISIS en el norte de Siria avivaron los temores en Turqu铆a de un 芦corredor del terror禄 a lo largo de la frontera sur de Turqu铆a y ayudaron a precipitar un deterioro m谩s amplio de las relaciones entre Estados Unidos y Turqu铆a.

Desde 2016, Turqu铆a ha lanzado cuatro grandes intervenciones en Siria. Tres han tenido como objetivo impedir que las Fuerzas Democr谩ticas Sirias establezcan un control territorial contiguo a lo largo de la frontera siria de Turqu铆a. Turqu铆a ha coordinado estas intervenciones con Rusia e Ir谩n como parte de las negociaciones trilaterales del 芦Acuerdo de Astan谩禄, llamado as铆 por la capital de Kazajist谩n.

En el a帽o anterior al atentado en Istiklal, Turqu铆a hab铆a amenazado con una operaci贸n terrestre en Siria en dos ocasiones: primero en octubre y noviembre de 2021, y luego de nuevo en mayo y junio de 2022. En ambas ocasiones, Turqu铆a se top贸 con la oposici贸n de Estados Unidos y Rusia y dio marcha atr谩s.

Tras el atentado del Istiklal, Turqu铆a lanz贸 la 芦Operaci贸n Garra-Espada禄, una campa帽a de bombardeos a茅reos contra supuestos objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdist谩n en el norte de Siria e Irak. Erdogan advirti贸, adem谩s, que Turqu铆a lanzar铆a un ataque terrestre contra tres enclaves militantes en Siria.

Estados Unidos inst贸 repetidamente a la 芦desescalada禄 y expres贸 su oposici贸n a una nueva incursi贸n turca, sobre todo despu茅s de que un avi贸n no tripulado turco impactara alarmantemente cerca de tropas estadounidenses estacionadas cerca de sus socios locales en el norte de Siria. Altos funcionarios estadounidenses, entre ellos el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y el jefe de la CIA, Bill Burns, comunicaron las protestas de Estados Unidos por los ataques turcos que hab铆an puesto en peligro al personal estadounidense y desalentaron a煤n m谩s otra operaci贸n militar turca en Siria.

Rusia parece haberse opuesto tambi茅n a la acci贸n turca, aunque menos p煤blicamente. Tras una reuni贸n en Astana el 23 de noviembre, el representante de Rusia dijo que Mosc煤 hab铆a pedido a Ankara que se abstuviera de una nueva ofensiva terrestre en Siria. Otro alto cargo ruso declar贸 el 12 de diciembre -despu茅s de que la amenaza de invasi贸n turca se hubiera alejado aparentemente- que Mosc煤 hab铆a estado trabajando en todo momento para disuadir a Ankara de atacar.

En una entrevista del 4 de diciembre, se pregunt贸 al asesor presidencial turco Ibrahim Kalin si Rusia e Ir谩n hab铆an 芦aprobado禄 o dado 芦luz verde禄 a una nueva operaci贸n turca. 芦Mire, nosotros no pedimos permiso禄, dijo Kalin, 芦simplemente nos coordinamos con nuestros aliados cuando nos enfrentamos a una amenaza para la seguridad nacional禄.

Pero pocos d铆as despu茅s, qued贸 claro que no se hab铆a dado 芦luz verde禄. En un art铆culo de Al Jazeera del 6 de diciembre, una 芦fuente oficial turca禄 dijo que Turqu铆a hab铆a decidido dar a Estados Unidos y Rusia cada uno una 芦ventana de tiempo espec铆fica禄 para retirar a las Fuerzas Democr谩ticas Sirias de la frontera sur de Turqu铆a, y que esta ventana 芦no se extender铆a.禄 La fuente turca tambi茅n dijo que los estadounidenses y los rusos hab铆an hecho sus propias ofertas a cambio, incluyendo, para Washington, la reestructuraci贸n de las Fuerzas Democr谩ticas Sirias, y para Mosc煤, un trato no especificado relacionado con Ucrania.

Una 芦ventana de tiempo espec铆fica禄 indeterminada, sin embargo, parece menos una fecha l铆mite o un ultim谩tum y m谩s un giro para una retirada turca. Turqu铆a hab铆a lanzado una oleada de ataques de castigo con drones en el noreste de Siria, pero al parecer se le hab铆a negado su esperada ofensiva terrestre.

Las Fuerzas Democr谩ticas Sirias hab铆an anunciado la interrupci贸n de las operaciones conjuntas con las fuerzas estadounidenses el 2 de diciembre debido a los bombardeos turcos. Unos d铆as despu茅s, sin embargo, dijeron que las operaciones se hab铆an reanudado. Evidentemente, la amenaza de ataque turco hab铆a disminuido.

Desde principios de diciembre, los mensajes oficiales turcos han sido m谩s moderados. Los funcionarios turcos ya no advierten de una invasi贸n inminente, aunque han hecho hincapi茅 en su continua determinaci贸n de establecer un 芦corredor de seguridad禄 a lo largo de su frontera siria. Y los funcionarios turcos han hecho nuevos gestos hacia la normalizaci贸n turco-siria, con el evidente est铆mulo ruso; lo m谩s significativo, la reuni贸n trilateral del mi茅rcoles [28 de diciembre 2022] en Mosc煤.

Luz verde rusa

El historial de las anteriores intervenciones de Turqu铆a en Siria sugiere que, los pasados meses de noviembre y diciembre, fue la oposici贸n de Mosc煤 -y no la de Washington- la que logr贸 bloquear la acci贸n militar turca. Todas las intervenciones previas a gran escala de Turqu铆a han seguido adelante con la aparente aprobaci贸n rusa. El consentimiento de Estados Unidos, mientras tanto, ha parecido opcional.

Turqu铆a lanz贸 su primera intervenci贸n transfronteriza en la provincia siria de Alepo en agosto de 2016. La 芦Operaci贸n Escudo del 脡ufrates禄 se produjo pocas semanas despu茅s de que Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin se reunieran y se reconciliaran p煤blicamente, despu茅s de que Turqu铆a derribara un avi贸n ruso en la frontera turco-siria el a帽o anterior. Erdogan y Putin parecen haber llegado a un acuerdo sobre la intervenci贸n turca en su reuni贸n. Los dos ej茅rcitos elaboraron entonces un mecanismo para desconfigurar las operaciones a茅reas. Una vez puesto en marcha el Escudo del 脡ufrates, la reacci贸n de Mosc煤 fue llamativamente discreta, limit谩ndose a decir que estaba 芦seriamente preocupada por los acontecimientos en la frontera sirio-turca禄 y evitando cualquier cr铆tica a las acciones turcas. Washington, por su parte, apoy贸 militarmente el avance inicial de las fuerzas respaldadas por Turqu铆a y elogi贸 los logros iniciales de esas fuerzas, pero nunca adopt贸 realmente el Escudo del 脡ufrates como propio.

La 芦Operaci贸n Rama de Olivo禄 de Turqu铆a en enero de 2018 tambi茅n parece haber sido preacordada con Rusia. Mientras que Escudo del 脡ufrates apunt贸 m谩s directamente a ISIS y solo bloque贸 un avance de las Fuerzas Democr谩ticas Sirias en el norte de Alepo, Rama de Olivo apunt贸 directamente a las Fuerzas Democr谩ticas Sirias en el 谩rea de Afrin en Alepo. Turqu铆a lanz贸 su invasi贸n a pesar de las objeciones de Estados Unidos, incluida una llamada del presidente Donald Trump en la que supuestamente inst贸 a Erdogan a desescalar. Pero Afrin cay贸 en el lado occidental de una 芦l铆nea de desescalada禄 que Rusia y Estados Unidos hab铆an trazado a trav茅s de Siria, a lo largo del r铆o 脡ufrates, para demarcar sus respectivas 谩reas de operaci贸n. Rusia controlaba el espacio a茅reo al oeste del 脡ufrates y, al parecer, estaba de acuerdo con la intervenci贸n de Turqu铆a. El d铆a antes de que Turqu铆a pusiera en marcha Rama de Olivo, Rusia retir贸 abruptamente su personal militar en Afrin. Cuando la operaci贸n se puso en marcha, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia s贸lo dijo que la acci贸n de Turqu铆a 芦fue recibida con preocupaci贸n en Mosc煤禄 y que estaba 芦siguiendo de cerca el desarrollo de la situaci贸n.禄

Mientras tanto, la 芦Operaci贸n Primavera de Paz禄 de Turqu铆a en octubre de 2019 procedi贸 a pesar de las protestas a煤n m谩s en茅rgicas de Estados Unidos. Su objetivo eran las Fuerzas Democr谩ticas Sirias en el noreste de Siria -al este del 脡ufrates-, donde operaban junto a tropas estadounidenses. Erdogan logr贸 intimidar a Trump para que anunciara que retirar铆a las tropas estadounidenses que se interpusieran en el camino del avance turco. Eso no significaba, sin embargo, que Estados Unidos aprobara la Primavera de la Paz. Durante meses, funcionarios estadounidenses hab铆an hecho intentos infructuosos de apaciguar a Turqu铆a, y Trump hab铆a amenazado con 芦destruir y arrasar totalmente禄 la econom铆a de Turqu铆a en el per铆odo previo a la invasi贸n. Cuando Turqu铆a lanz贸 Primavera de Paz, los funcionarios estadounidenses la condenaron e insistieron en que no le hab铆an dado 芦luz verde.禄 En los primeros d铆as de la operaci贸n, el ej茅rcito turco de hecho entren贸 fuego de artiller铆a contra las tropas estadounidenses. La administraci贸n Trump incluso impuso sanciones a ministerios y altos funcionarios turcos, solo para levantarlas despu茅s de llegar a un acuerdo con Ankara que esencialmente capitulaba a los objetivos turcos.

En una llamada entre Putin y Erdogan en v铆speras de la Primavera de Paz, mientras tanto, Putin s贸lo 芦inst贸 a sus socios turcos a considerar cuidadosamente la situaci贸n para no da帽ar los esfuerzos generales para resolver la crisis siria.禄 A la semana y media de la operaci贸n, Putin y Erdogan llegaron a un acuerdo para desplegar tropas rusas y sirias en el noreste de Siria que avanzaba los fines rusos.

En todos estos casos, las negociaciones turco-rusas acabaron produciendo compromisos que moderaron algunos de los objetivos m谩s maximalistas de Turqu铆a, al tiempo que segu铆an alejando a las Fuerzas Democr谩ticas Sirias de la frontera sur de Turqu铆a.

Esto no significa, por supuesto, que cada detalle de estas intervenciones estuviera acordado de antemano y perfectamente coreografiado. El alcance preciso de la acci贸n turca y los l铆mites geogr谩ficos del avance de Turqu铆a pueden haberse negociado sobre la marcha, con medios que pueden haber incluido una se帽alizaci贸n m谩s coercitiva.

Tomemos, por ejemplo, los ataques a茅reos rusos que mataron 芦accidentalmente禄 a varias tropas turcas en el campo de Alepo en febrero de 2017, cuando militantes sirios respaldados por Turqu铆a y el ej茅rcito sirio respaldado por Rusia se acercaban cada uno a la ciudad de al-Bab en Alepo. En una llamada con Erdogan poco despu茅s, Putin 芦expres贸 sus condolencias por los tr谩gicos acontecimientos que provocaron la muerte de varios soldados turcos cerca de al-Bab禄; no es una disculpa especialmente efusiva.

O tomemos el ataque a茅reo que mat贸 a m谩s de 30 soldados turcos en la provincia de Idlib el 27 de febrero de 2020, en medio de un avance militar sirio respaldado por Rusia sobre Idlib, controlada por la oposici贸n. El ataque a茅reo alcanz贸 a un convoy turco que entr贸 en una zona a煤n disputada y se produjo despu茅s de que militantes sirios respaldados por Turqu铆a hubieran montado un contraataque exitoso contra las fuerzas del gobierno sirio. Rusia neg贸 haber llevado a cabo los ataques a茅reos, pero tambi茅n dijo que las tropas turcas no deber铆an haber estado en la zona y no comunicaron su ubicaci贸n con antelaci贸n. La opini贸n generalizada es que el desmentido de Rusia es falso. A pesar de ello, Ankara acept贸 la versi贸n exculpatoria de Mosc煤 y culp贸 en su lugar a los socios sirios de Rusia. Turqu铆a centr贸 sus represalias en el ej茅rcito sirio, en lo que llam贸 芦Operaci贸n Escudo de Primavera禄.

Una luz roja brillante

Rusia ha se帽alado varias luces rojas a Ankara durante el 煤ltimo a帽o, incluyendo, m谩s recientemente, este noviembre y diciembre. La resoluci贸n de la Operaci贸n Escudo de Primavera, sin embargo, puede ser el ejemplo m谩s claro de c贸mo Rusia puede aparentemente dictar a Turqu铆a.

Las fuerzas turcas entraron originalmente en la 芦zona de desescalada禄 de Idlib en octubre de 2017, en virtud de otro acuerdo con Rusia e Ir谩n. En los meses siguientes, Turqu铆a estableci贸 12 puntos de observaci贸n a lo largo del per铆metro acordado de la zona de Idlib. Despu茅s de que Turqu铆a no cumpliera sus repetidos compromisos de ilegalizar a los militantes islamistas en la zona de Idlib, el ej茅rcito sirio lanz贸 una ofensiva respaldada por Rusia sobre Idlib en abril de 2019 y luego de nuevo en diciembre. A medida que el ej茅rcito sirio se apoderaba de m谩s territorio en la periferia de Idlib, se desplazaba m谩s all谩 de los puntos de observaci贸n de Turqu铆a, dej谩ndolos aislados detr谩s de las l铆neas sirias. Turqu铆a intent贸 frustrar el avance del ej茅rcito sirio -estableciendo nuevas posiciones turcas, equipando a los socios sirios para contraatacar- mientras exig铆a, con creciente urgencia, que el ej茅rcito sirio detuviera su ofensiva y se retirara detr谩s de las posiciones originales de Turqu铆a.

Entonces lleg贸 el ataque a茅reo del 27 de febrero [2020]. Turqu铆a anunci贸 poco despu茅s la Operaci贸n Escudo de Primavera y desat贸 un aluvi贸n de ataques con aviones no tripulados contra posiciones militares sirias en Idlib. Los medios de comunicaci贸n turcos afirmaron que hab铆an 芦neutralizado禄 a miles de militares sirios, mientras que los medios turcos e internacionales aclamaron la oleada de aviones no tripulados como un cambio de paradigma en la guerra moderna. Cuando Erdogan y Putin se reunieron para negociar sobre Idlib el 5 de marzo, Turqu铆a estaba muy satisfecha con esta demostraci贸n de fuerza militar.

Erdogan y otros funcionarios turcos hab铆an transmitido constantemente sus objetivos antes de la cumbre del 5 de marzo: El ej茅rcito sirio no s贸lo ten铆a que detener su ofensiva, sino tambi茅n retirarse a los l铆mites originales de la zona de Idlib. Erdogan reiter贸 esa exigencia, por ejemplo, el 5 y el 15 de febrero. 芦Nosotros鈥 expulsaremos definitivamente al r茅gimen de los l铆mites que hemos determinado禄, dijo a los legisladores turcos el 26 de febrero. El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, insisti贸 en que Rusia 芦utilizara su influencia sobre el r茅gimen para obligarle a detener sus ataques y retirarse a las l铆neas establecidas en [un acuerdo de 2018]禄 ya el 1 y 2 de marzo.

No fue as铆. Tras horas de negociaciones a puerta cerrada, funcionarios rusos y turcos anunciaron un nuevo alto el fuego, pero uno 芦a lo largo de la l铆nea de contacto禄: no exig铆a que el gobierno sirio cediera ning煤n territorio o se retirara detr谩s de los puntos de observaci贸n de Turqu铆a. Adem谩s, el acuerdo impon铆a a Turqu铆a nuevos compromisos en Idlib, incluido el establecimiento de un 芦corredor de seguridad禄 a lo largo de una carretera clave de Idlib.

Este no era el resultado que los funcionarios turcos hab铆an prometido antes de la cumbre. Erdogan y otros hab铆an se帽alado claramente su deseo de hacer retroceder al ej茅rcito sirio hasta los l铆mites de Idlib; Putin, al parecer, hab铆a dicho lo contrario.

Ankara insisti贸 en aquel momento en que no abandonar铆a sus puestos de observaci贸n varados tras las l铆neas sirias. Meses m谩s tarde, lo hizo.

Agencia turca en Siria

Esa cumbre de marzo de 2020 y las intervenciones sin resultados de este 煤ltimo a帽o ilustran el alcance real de la agencia turca en Siria, y c贸mo Turqu铆a depende ahora de la aprobaci贸n de Rusia para emprender nuevas acciones importantes en su frontera sur.

Parece imposible que los funcionarios turcos se hubieran excedido en sus promesas como lo hicieron en febrero-marzo de 2020 y el a帽o pasado si Turqu铆a tuviera realmente libertad de acci贸n sin restricciones en Siria, si Turqu铆a no tuviera que 芦pedir permiso禄, en palabras de Kalin. Adem谩s, Ankara no debe haber sabido de antemano c贸mo resultar铆an las conversaciones con Mosc煤 y Washington, y si realmente podr铆a obtener ese permiso; si lo hubiera sabido, presumiblemente no habr铆a creado expectativas s贸lo para tener que dar marcha atr谩s torpemente.

Sin ese conocimiento previo, Ankara puede intensificar sus objetivos ret贸ricos a medida que, paralelamente, se intensifica militarmente, como hizo, por ejemplo, con su campa帽a de bombardeos 芦Operaci贸n Garra-Espada禄 este mes de noviembre. Pero parece hacerlo como una t谩ctica de negociaci贸n coercitiva, y sin la certeza de que obtendr谩 el consentimiento internacional para una acci贸n militar de mayor alcance. A veces, ese consentimiento no llega.

Las amenazas de los funcionarios turcos de actuar en Siria indican probablemente una intenci贸n real, no parecen faroles. Pero la intenci贸n turca no siempre equivale a la capacidad turca.

Cuando Ankara se topa con la oposici贸n internacional a otra intervenci贸n en Siria, s贸lo las objeciones de Rusia parecen realmente insuperables. Aparentemente, Ankara est谩 dispuesta a hacer caso omiso de las protestas de Washington; ya lo ha hecho antes. Pero aunque no est茅 claro c贸mo exactamente, Rusia veta la acci贸n turca, el hecho de este veto parece claro: existe. Y aunque eso podr铆a cambiar en el futuro, hasta ahora no lo ha hecho, ni siquiera despu茅s de la invasi贸n rusa de Ucrania y todas las exigencias que conlleva sobre el poder militar y econ贸mico ruso.

Este poder de veto ruso significa que las peticiones de Mosc煤 a Ankara importan. 脷ltimamente, esas peticiones parecen centrarse en la normalizaci贸n turco-siria. Tras una cumbre celebrada en agosto de 2022 despu茅s del ataque abortado de Turqu铆a en mayo y junio, Erdogan dijo que Putin le hab铆a animado a coordinarse con el gobierno del presidente sirio Bashar al Assad para resolver las preocupaciones antiterroristas de Turqu铆a. Funcionarios rusos llevan a帽os alentando la normalizaci贸n turco-siria sobre la base del Acuerdo de Adana de 1998 entre ambos pa铆ses. Han afirmado que el acuerdo podr铆a permitir la persecuci贸n en caliente de militantes en Siria por parte de Turqu铆a, salvaguardando al mismo tiempo la soberan铆a siria, sobre todo obligando a Ankara a trabajar bilateralmente con el gobierno de Damasco. Tras la cumbre de agosto, los funcionarios turcos empezaron a sugerir que Ankara podr铆a normalizar sus relaciones con Damasco. De hecho, la normalizaci贸n parece ser popular en la pol铆tica interna turca debido a c贸mo esta pol铆tica se ha vinculado, en el discurso pol铆tico de Turqu铆a, al retorno de los refugiados sirios en Turqu铆a a su pa铆s de origen. Gran parte de la opini贸n p煤blica turca ya no ve con buenos ojos a los millones de sirios en Turqu铆a, y las medidas cada vez m谩s draconianas para limitar la libertad de movimiento de los sirios no han calmado a los votantes enfadados. En esencia, Erdogan se ha comprometido a normalizar los lazos con Siria y a organizar el retorno a gran escala de los refugiados, apropi谩ndose de una de las propuestas m谩s convincentes de su oposici贸n de cara a las elecciones turcas de 2023.

Los funcionarios sirios, por su parte, no han descartado la normalizaci贸n ni han impuesto condiciones previas estrictas para las negociaciones, pero han mostrado su desconfianza hacia Ankara. Tambi茅n se han mostrado recelosos de ser utilizados como apoyo en las pr贸ximas elecciones turcas y de regalar a Erdogan un apret贸n de manos para salir en la foto sin nada tangible a cambio.

Aun as铆, Turqu铆a parece decidida a intentar otra intervenci贸n en Siria. Para Erdogan, existen fuertes incentivos para lanzar una nueva incursi贸n en Siria antes de las elecciones del pr贸ximo a帽o. Erdogan y otros funcionarios turcos han se帽alado p煤blicamente y a sus hom贸logos rusos y estadounidenses que siguen empe帽ados en establecer un 芦corredor de seguridad禄 en el noreste de Siria. Erdogan tambi茅n ha dicho que 芦solicit贸 el apoyo de [Putin] para futuras medidas [antiterroristas] conjuntas con Rusia y, tal vez, para la implementaci贸n禄. El ministro turco de Defensa, Akar, ha dicho que Ankara sigue hablando con Mosc煤 sobre la apertura del espacio a茅reo sirio a los aviones turcos.

Paralelamente, Erdogan propuso conversaciones trilaterales escalonadas entre Turqu铆a, Rusia y Siria, que pasar铆an de reuniones de funcionarios de inteligencia a militares y luego a diplom谩ticos. Las autoridades rusas acogieron con satisfacci贸n su llamamiento a la diplomacia trilateral. Y, el mi茅rcoles [28 de diciembre 2022], la normalizaci贸n propuesta por Erdogan dio un gran paso adelante.

En cuanto a Estados Unidos, le queda observar las negociaciones turco-rusas que podr铆an permitir una intervenci贸n turca -una que podr铆a amenazar la misi贸n estadounidense contra ISIS en Siria- y potencialmente poner en peligro al personal estadounidense. Para Washington, los esfuerzos continuos para desalentar una incursi贸n turca parecen valer la pena. Por desgracia, tambi茅n parece que no ser谩n suficientes.

Conclusi贸n

Durante a帽os, Rusia ha tenido aparentemente un voto a favor o en contra de cualquier nueva acci贸n turca importante en Siria. Ahora, Mosc煤 parece haber utilizado con 茅xito esa influencia para arrastrar a Ankara a normalizar gradualmente sus relaciones con Damasco, aunque s贸lo sea para permitir una nueva incursi贸n en Siria antes de las elecciones turcas del pr贸ximo a帽o. El resultado puede ser otra ofensiva turca, esta vez lanzada en coordinaci贸n con las autoridades sirias, golpeando conjuntamente a un socio estadounidense que plantea un problema para ambas partes y, en el proceso, legitimando a煤n m谩s al gobierno sirio en Damasco.

Sin embargo, que Turqu铆a vuelva a invadir Siria es una decisi贸n que probablemente se tomar谩 en Mosc煤, no en Ankara. As铆 que cuando los funcionarios turcos vuelvan a amenazar con una incursi贸n, los funcionarios estadounidenses y otras partes interesadas deben estar atentos a otra convergencia turco-rusa. Otro acuerdo entre Erdogan y Putin podr铆a significar no s贸lo una nueva ofensiva militar en el norte de Siria, sino tambi茅n, si conlleva una normalizaci贸n turco-siria, un enorme cambio pol铆tico en la guerra de Siria.

Por Alexander McKeever - Traducido por Rojava Azadi Madrid

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org