January 26, 2021
De parte de SAS Madrid
266 puntos de vista


Las nuevas restricciones sanitarias y las medidas de cierre de la hostelería tienen una consecuencia económica inmediata: la recuperación que se dibujó al principio de la pandemia se tuerce.

Primero se dijo que la crisis del coronavirus tendría forma de V: con una caída rápida y una rápida recuperación. Después se habló de una V asimétrica, con el palo de la recuperación menos inclinado y se empieza a hablar de recuperación en W, de otra recesión como ya pasó en España en 2008 y 2012, como consecuencia de las nuevas restricciones y medidas de confinamientos parciales.

Tres factores están apuntando hacia abajo:

En primer lugar, como consecuencia de las nuevas medidas se han frenado los tímidos movimientos turísticos y el consumo. EL 85,9% de la demanda turística está bloqueada por las nuevas restricciones, dice Exceltur. BBVA –que hace seguimiento de gastos con tarjeta de crédito en tiempo real–– apunta que el consumo en bares y restaurantes ha caído un 50% en Asturias, La Rioja, Cataluña o Navarra y, para colmo, el temporal Filomena ha terminado de hundir el gasto en Catalunya y Madrid. En total, los pagos con tarjeta de crédito caen en La Rioja, Baleares, Madrid, Castilla y León, Cataluña, Cantabria y Murcia. Así que el consumo se frena.

En segundo lugar, se frenan las exportaciones porque también nuestros socios han impuesto barreras sanitarias. Las exportaciones de Aragón, Galicia y Madrid lideran las caídas, más moderadas en Andalucía, Extremadura, Murcia y La Rioja.

– Se frena el consumo, se frenan las exportaciones y, lógicamente, se frena también el empleo. Lo hemos contado ya: los ERTES no sólo no están menguando, sino que engordan: 8.500 más en el último mes.

Así que ahora mismo, eso de elegir entre economía o salud sigue siendo falso. Cuando se gripa la salud, se gripa también la economía.

Medidas como las de obligar a cerrar a los bares a las 21:00 horas en Madrid o el cierre completo en Valencia significan, además, que el primer motor económico de España también se frena y la recuperación se retrasa hasta el segundo semestre de 2022, según el sector del turismo, que retrocede al mismo nivel que estaba hace 25 años. Ha pasado de pesar un 13% de la economía a un 4,3% (8 puntos menos).

Y ese era, hasta ahora, el primer motor económico y de empleo del país así que las nuevas restricciones van a pasar factura en crecimiento y en paro:

En crecimiento, para 2021 el sector espera una caída del 79% de ventas en el primer trimestre y un cierre de año de recuperación tan lenta que a finales de 2021 todavía estará un 37% por debajo de donde estaba el año pasado.

En términos de empleo, el 38,1% de los empleos del turismo se han perdido ya. Y casi 6 de cada 10 trabajadores de los que están en ERTE pertenecen a ese sector incluyendo bares y restaurantes.

El Gobierno sigue diciendo que las autonomías son las que han de aprobar ayudas directas. Algunas lo han hecho. Otras siguen diciendo que las ayudas son cosas del Estado Central… así que las quiebras que vienen en la hostelería y el turismo van a seguir creciendo. El sector reclama 5.316 millones en ayudas.

Eso que estamos viendo a nivel doméstico se aprecia también a nivel internacional. Este lunes la OMS va a publicar un informe en el que advierte que dejar sin vacunas a los países en desarrollo pone en riesgo la recuperación económica.

La OMS advierte que quienes ensamblan maquinaria, producen textiles o encajan chips, son las poblaciones en los países en desarrollo. Sin vacunas y con enfermedad en los países pobres habrá problemas de abastecimiento a las industrias de los países ricos. Se perderá el 3,5% del PIB de los países desarrollados, una factura de unos 2,4 billones de dólares (el doble del tamaño de la economía española, por entender el tonelaje de la factura).

El estudio que ha realizado la OMS es detalladísimo. Advierte que afectará a 65 países y a 35 sectores que pueden quedarse –como ya está pasando—sin componentes: desde la electrónica de los coches a los teléfonos móviles.

Lo que la OMS dijo era un “catastrófico fracaso moral” es también un lastre económico brutal que empuja hacia abajo la recuperación y que también amenaza con otra recesión a nivel global.

Enlace relacionado CadenaSer.com 25/01/2021.




Fuente: Sasmadrid.org