February 28, 2023
De parte de Indymedia Argentina
769 puntos de vista

En 2018 se form贸 el primer equipo de mujeres de pelota maya en Guatemala. El rescate de la cultura ancestral y el pedido de que ese deporte sea federado en ese pa铆s.

Por Rosario Marina. Fotos: Gentileza Johan Ord贸帽ez y Cuevas Arte y fotograf铆a. Edici贸n: Maby Sosa.

Cuando Francisca El铆as empez贸 a ense帽ar pelota maya, no sab铆a jugar. Ten铆a la teor铆a, la hab铆a le铆do en el Popol Vuh, el Libro Sagrado de los Mayas. Como sus alumnos y alumnas de la escuela normal biling眉e intercultural 鈥淣IM NA鈥橭J鈥 estaban entusiasmades, decidi贸 tomar el guante y aprender. En un taller de epigraf铆a maya encontr贸 un profesor que sab铆a jugar y le pidi贸 que le ense帽ara.

鈥淐omo yo trabajo con j贸venes y se帽oritas, yo a todas y a todos los llev茅 al taller, les ped铆 los implementos deportivos para hacer el deporte ancestral: las fajas, el protector de cadera. Se los ped铆 a todos y empec茅 la actividad con hombres y mujeres鈥, dice la entrenadora.

Ya sabiendo de su experiencia, en 2018 el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala le hizo una invitaci贸n para que llevara equipos a un torneo de pelota maya. Ella arm贸 uno de varones y otro de mujeres. La sorpresa fue total.

鈥淏ueno, maestra, felicitaciones por traer equipo de mujeres, pero es el 煤nico. Lo que vamos a hacer es que jueguen con varones, su equipo se integra. Le vamos a dar prioridades: en el saque donde la pelota se tira a 30mts es sin rebote, pero lo vamos a hacer con un rebote a 15mts para mujeres, para que llegue m谩s liviano鈥.

A Francisca eso no le gust贸. 鈥淭e incluyo, pero te hago creer que sos diferente, que ten茅s menos posibilidades. Te incluyo, pero voy a consentirte porque sos mujer鈥, pens贸.

Los a帽os y los torneos pasaron y los equipos de mujeres empezaron a ganarle cada vez m谩s a los varones. Y Francisca, de 36 a帽os, termin贸 formando el primer equipo de mujeres de pelota maya en todo Guatemala.

El equipo. Foto: Johan Ord贸帽ez

Lo que dej贸 la colonizaci贸n

鈥淐on la colonizaci贸n se vino a disminuir la integraci贸n social de las mujeres. Si regresamos a los glifos, se ve que hab铆a mujeres guerreras, gobernantes, jugadoras. Pero ahora la participaci贸n sociopol铆tica es invisibilizada. El hecho de que las mujeres juguemos este deporte que se supone que es extremo es como decir: aqu铆 estamos, un pueblo en resistencia, un pueblo en rebeld铆a鈥, dice Francisca, orgullosa.

Jesica Esmeralda Bernardino y Lize Garc铆a Saravia -de 21 y 25 a帽os- son jugadoras del equipo I鈥檟k鈥檃t, el primer equipo de mujeres de pelota maya en Guatemala, el que form贸 Francisca hace cuatro a帽os. A ellas el deporte les cambi贸 la vida y su percepci贸n sobre ser mayas.

鈥淒esde que llegu茅 a I鈥檟K鈥檃t me siento llena en todo. Dediqu茅 20 a帽os al f煤tbol, pero desde que juego pelota maya me ha sanado y liberado. Yo viv铆a encerrada, y ahora todo es amplio. Hay que hacer las cosas con el coraz贸n, como dicen mis compa帽eras鈥, dice Lize, atleta y monta帽ista. La 煤nica que vez que hab铆a o铆do hablar del deporte hab铆a sido en National Geographic.

Fuerza, agilidad, confianza, compa帽erismo. Eso dice Lize que le da pelota maya. Le brillan los ojos cuando cuenta que su mam谩 le regal贸 una faja para cuidarla de la cadera, y su abuelita tambi茅n. Ella trabaja con su mam谩 sembrando ma铆z, abonando caf茅. Con eso junta unos 50 quetzales.

Jesica fue la que invit贸 a Lize a jugar. Viv铆an a tres cuadras, pero fue a trav茅s de Instagram que empezaron a hablar. Comparten la comunidad, la familia numerosa (Jesica tiene 11 hermanos/as y Lize 12), el trabajo en la tierra y ahora el amor por el deporte de sus ancestros.

鈥淐uando juego en I鈥檟k鈥檃t me siento m谩s que en familia. Ellas saben c贸mo se maneja nuestro contexto. Podemos hablar en confianza, nos podemos abrazar, podemos compartir. Cuando estoy ah铆 me olvido de todo. Esto es sincronizaci贸n. Dar el todo con el coraz贸n. Nosotras hacemos algo extraordinario. Es ir a otra dimensi贸n. Eso nos apega m谩s a lo que hac铆an nuestros abuelos. Es algo inexplicable鈥, dice Jesica, agarrando la pelota beb茅 que tiene en sus manos.

La pelota es de caucho. Se hace sacando el hule, que es como una leche, y la van formando. Luego le suman plantas medicinales. La que usan pesa 7 libras (3,1 kg). 鈥淧ara nosotras esto es medicinal tambi茅n. Cuando alguien se lesiona vamos con la pelota鈥, dice Jesica.

Llueve torrencialmente en la Ciudad de Guatemala, y ellas viajaron desde San Mart铆n Jilotepeque hasta la capital para salir al d铆a siguiente a representar a su pa铆s en una demostraci贸n de pelota maya en El Salvador. Llevan una pelota m谩s peque帽a que la que usan normalmente. Tiene olor a tierra y hierbas. La cuidan mucho.

Estrella Josefina Calan L贸pez integra el primer equipo de pelota maya integrado por mujeres en Guatemala. Foto: Cuevas Arte y Fotograf铆a.
Gregoria El铆as Gregory Estrella integra el primer equipo de pelota maya integrado por mujeres en Guatemala. Foto: Cuevas Arte y Fotograf铆a.

Mujer guerrera y poderosa

San Mart铆n Jilotepeque tiene unos 70 mil habitantes, y queda a unos 70 kil贸metros de la capital. Hay varios equipos de f煤tbol de mujeres, pero hasta 2018 no exist铆a el de mujeres de pelota maya, y muy pocas personas se animaban a practicarlo.

En 2018 y 2019 el equipo entrenaba en un espacio techado, pero llegada la pandemia el municipio les neg贸 el gimnasio. Entonces decidieron ir a jugar en una cancha arriba del cerro El Reformador, que les queda a 45 minutos en bus. Es un parque p煤blico. El problema, ahora, es cu谩n fuerte pegarle, porque cuando la pelota se va, empieza a rodar cuesta abajo y puede caer sobre una casa, o una persona. Ya no pueden jugar con la misma seguridad que antes. Pero ellas parecen no tener en su visi贸n la idea de des谩nimo.

鈥淓l sol nos fortalece. Y va a hacer a que tengamos m谩s resistencia. Jugamos bajo el sol, bajo la lluvia, no desistimos. Eso es parte del fortalecimiento鈥, dice Jesica, y muestra orgullosa la p谩gina de Facebook I鈥檟k鈥檃t, que ella cre贸, donde se ven videos del equipo jugando en M茅xico por primera vez. En la descripci贸n de la p谩gina se definen as铆: 鈥淪omos mujeres de ma铆z y valoramos los conocimientos de nuestros abuelos llev谩ndonos a la pr谩ctica鈥.

Jesica Esmeralda Bernardino durante el juego de pelota maya. Foto: Johan Ord贸帽ez

Antes de iniciar el juego se ponen un protector de cadera de cuero para protegerse de los golpes de la pelota. En su ropa tienen el logo del equipo y el n煤mero de energ铆a. Usan fajas tejidas, que son moldeables y flexibles para poder agacharse.

El segundo torneo, en 2019, fue versi贸n antebrazo (en Solol谩, Guatemala). Existen dos versiones del juego: modalidad antebrazo, que requiere m谩s t茅cnica y la pelota tiene aire dentro, y modalidad cadera, que necesita mucha agilidad para agacharse, pegarle con la cadera, y levantarse r谩pido.

A pesar de que en la escuela donde surgi贸 la idea del equipo es intercultural biling眉e, Jesica dice que los maestros est谩n muy cerrados. 鈥淓sta vez que salimos a M茅xico a representar a Guatemala, los maestros estuvieron en desacuerdo. Dicen que tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad en la escuela鈥.

Recuperar a los ancestros

鈥淚x significa mujer bella, mujeres poderosas, mujeres inteligentes, guerreras. El rojo lo colocamos aqu铆 en identificaci贸n del Kat, que es el fuego鈥, dice Jesica, mostrando el logo del equipo.

Y explica: 鈥淚nvestigamos en epigaf铆a maya, la escritura de nuestros abuelos, y decidimos tomar la representaci贸n de I鈥檟k鈥檃t como Mujer tejedora coraz贸n de fuego y luz. Hemos estado tejiendo nuestros conocimientos, y rescat谩ndolos鈥.

En el Popol Vuh se menciona dos nombres que juegan pelota maya contra los dioses: Hunahpu y Xbalanque. Jesica y Lize explican que leyeron una investigaci贸n al respecto donde se indica que como Ix significa mujer, y es la luna, no creen que los dos que jugaban fueran 100% hombres.

鈥淢uchas personas se averg眉enzan o se r铆en porque hablan en su idioma materno o porque visten su indumentaria y hacen sus tejidos. Para los dem谩s estudiantes es como: 鈥榪u茅 verg眉enza pelota maya鈥. Es por la falta de autoestima, o por falta de conocimiento.

A m铆 nunca me ha dado verguenza mi identidad鈥, dice Jesica.

A Francisca, quince a帽os mayor, le pas贸 lo mismo en su entorno: 鈥淓n mi familia no se habla del Popol Vuh, la colonizaci贸n ha golpeado muy duro. Hubo un exterminio de conocimientos al punto de hacer creer que las personas no tienen ni siquiera identidad. La historia ahora nos viene a conectar con nuestra realidad鈥.

Antes de empezar el juego, el equipo hace un agradecimiento y besa la tierra para que le permita poder jugar sobre ella. A veces lo hacen con velas o plantas medicinales tambi茅n. Pero a sus familias eso no les gusta. Si ven una llama o una vela ya piensan que es brujer铆a. Ellas ya no lo ven as铆.

Tanto el pap谩 como la mam谩 de Jesica son 100% biling眉es, pero no les ense帽aron el idioma maya a sus hijas. 鈥淪i usted va a alg煤n lugar y habla el idioma lo van a despreciar, va a ser excluido, nos dec铆an. Mi mam谩 usa huipil, pero nosotras ya no. Por ahora me visto todav铆a as铆, con jeans, pero m谩s adelante me gustar铆a usar huipil. Yo s茅 parte de la historia鈥, dice Jesica.

鈥淎ntes de las llegadas de los invasores nuestros abuelos ten铆an una forma de agradecer, que era con el fuego. Los invasores trajeron a su religi贸n, y a trav茅s de ella fueron construyendo la sumisi贸n de nuestros pueblos. La religi贸n ha servido como tim贸n de su esclavitud鈥, explica Francisca.

Ella sabe que hay familias en Guatemala muy arraigadas a la religi贸n cat贸lica, y tienen una mirada negativa sobre la cosmovisi贸n maya: 鈥淓n la iglesia se nos ha dicho que lo que los mayas hacen es un pecado, entonces no lo hagan. Es dif铆cil cambiar ese panorama鈥.

Francisca El铆as impulsora de la formaci贸n del equipo I鈥檟k鈥檃t. Foto: Cuevas arte y fotograf铆a.

Orgullosas de ser parte de una civilizaci贸n milenaria

En 2020 el equipo viaj贸 a Palenque, Chiapas. En M茅xico fue su primera experiencia de competir con otras mujeres, lo disfrutaron mucho. Hab铆a equipos de M茅xico, Belice y Guatemala. Salieron cuartas. Ese a帽o tambi茅n jugaron contra varones en su pa铆s, y ganaron. En 2021 compitieron contra los varones campeones de Guatemala: 鈥淪e perdi贸 el encuentro, pero con una m铆nima diferencia. Ah铆 nos damos cuenta que el avance ya se hab铆a dado鈥, dice la entrenadora.

El deseo de las jugadoras es que el deporte de pelota maya sea federado en Guatemala. Les cuesta mucho cada viaje que planifican, cada torneo. Buscan financiamiento de manera constante, incluso piden donaci贸n a personas individuales que les dan 10 quetzales para el agua pura. En noviembre de 2022 se celebr贸 el primer torneo de pelota maya coordinado por mujeres, en Chimaltenango. A esa competencia asistieron tambi茅n dos equipos de varones, de los ocho que existen en el pa铆s.

鈥淐ada jugadora y jugador antes de jugar conoce su historia, el por qu茅 y para qu茅 juega. Eso fundamenta un empoderamiento y se concluye鈥, dice Francisca. Para ella, jugar es algo energ茅tico, donde manejar la fuerza f铆sica de una manera sincronizada, muy concentrada para equilibrar la fuerza f铆sica y la cuesti贸n emocional.

Sus estudiantes empezaron a comentar que no necesitaban imitar lo que tenemos de fuera, que se sent铆an orgullosxs de ser parte de una civilizaci贸n milenaria.

Con el tiempo, la entrenadora se dio cuenta que hab铆a cada vez m谩s jugadoras y jugadores que no eran sus estudiantes. 鈥淓n la pandemia iban a entrenar los estudiantes bajo su responsabilidad como personas particulares y fueron llevando amigos, vecinos y otros familiares鈥.

El equipo de I鈥檟K鈥檃t lo componen, ahora, una maestra en matem谩tica, una escaladora de monta帽as, una chica que se dedica a tejer y hace huipiles, otra marimbista. Francisca sonr铆e: 鈥淢e fui dando cuenta que llegaron a entender que solidifican su autoestima y ponen en Facebook: soy maya, soy jugadora de pelota maya鈥.


Fuente: https://agenciapresentes.org/2023/02/27/recuperar-las-guerreras-como-se-formo-el-primer-equipo-de-mujeres-de-pelota-maya/




Fuente: Argentina.indymedia.org