May 8, 2022
De parte de Briega
1,268 puntos de vista

Redada de inmigraci贸n frustrada cuando cientos bloquean su camino

Scorsby estuvo presente en el espectacular y exitoso esfuerzo de ayer para disuadir una redada de inmigraci贸n en Edimburgo. Alrededor de las seis menos cuarto comenzaron las primeras llamadas. Se hab铆a visto una camioneta de redada de inmigraci贸n afuera de un popular restaurante en el centro de Edimburgo y la gente ped铆a ayuda. A las 7:30 pm se hab铆an reunido m谩s de doscientas personas, con m谩s inundaciones todo el tiempo. Las camionetas fueron rodeadas y bloqueadas y la polic铆a, mientras estaba presente, hab铆a informado a los polic铆as de inmigraci贸n que no ten铆an poder para dispersar a la multitud. A las 9 de la noche hab铆amos ganado. Despu茅s de negociaciones, los oficiales acordaron retirar el arresto de los trabajadores que hab铆an detenido y dejarlos en sus camionetas. Bajo la estrecha observaci贸n de la multitud, listos para moverse r谩pido si ocurr铆a alg煤n subterfugio, los oficiales de inmigraci贸n se escabulleron en los autos de la polic铆a, abandonando sus propias camionetas por el momento. Esta fue la voluntad del pueblo en acci贸n y no se me escapa la iron铆a de que se produjera el d铆a en que la gente estaba votando en las elecciones locales para 鈥hacer o铆r su voz鈥.

El estado de 谩nimo era jovial, pero feroz. Con el apoyo y la direcci贸n de la Red Anti-Raids de Edimburgo, que hizo circular el llamamiento original, la gente se moviliz贸 r谩pidamente, autoorganizada, para recoger bocadillos, botellas de agua y mascarillas de las tiendas cercanas y distribuirlos entre los manifestantes, muchos de los cuales hab铆an llegado directamente all铆, sin empacar ropa de abrigo u otros suministros necesarios. Los observadores legales aparecieron r谩pidamente, monitoreando a la polic铆a y los pecheras azules, aconsejando a las personas que permanecieran enmascaradas y que no hablaran con ninguno de los polic铆as. Los miembros de la Comunidad Escocesa y el Proyecto Legal Activista (SCALP), repartieron tarjetas de busto y las personas garabatearon n煤meros clave en sus brazos, compartiendo bol铆grafos y consejos entre ellos libremente.

 

Como alguien que no ha estado en Escocia por mucho tiempo y no conoce a mucha gente, el apoyo y la solidaridad entre las personas reunidas fuera del restaurante no pueden exagerarse. La gente vino no por una lealtad pol铆tica de nicho espec铆fica o para obtener elogios (de hecho, a la gente se le recordaba con frecuencia que no compartiera fotograf铆as que mostraran rostros), sino porque el Ministerio del Interior es escoria y las deportaciones son violencia y nosotros, colectivamente, no toleraremos eso. La organizaci贸n de la resistencia fue r谩pida, pero informal, coordinada a trav茅s de la Red Anti-Raid de Edimburgo. Se utilizaron redes telef贸nicas y publicaciones de Twitter para compartir informaci贸n durante la redada (algunos h茅roes estuvieron all铆 durante tres horas completas y d茅jenme decirles que la noche de Edimburgo sigue siendo extremadamente fr铆a). Las actualizaciones se compartieron tanto a trav茅s de las redes sociales como mediante el uso de un meg谩fono y personas movi茅ndose entre la multitud. Los c谩nticos y los aplausos mantuvieron alta la energ铆a de la gente y fortalecieron el sentido de la emoci贸n colectiva. No hab铆a una burocracia compleja, ning煤n sentido singular de la 鈥manera correcta de hacer las cosas鈥, solo hab铆a un profundo deseo comunitario de actuar juntos a favor de la humanidad. Y ganamos.

Por supuesto, esta no es la primera vez que esto sucede en Escocia, como hemos informado antes, hubo una hermosa y exitosa resistencia a la redada de inmigraci贸n en Glasgow en 2021, haci茅ndose eco del igualmente emotivo East Street Riot de 2015. No pens茅 que esto podr铆a necesariamente ocurrir谩 en Edimburgo de la misma manera, careciendo del ethos radical hist贸rico de la ciudad hermana de Escocia, pero no podr铆a estar m谩s encantado y conmovido por estar equivocado. El medio por el cual se organiz贸 y comparti贸 la protesta fue simple y efectivo. Y esto se puede replicar, y se debe replicar, en todo el pa铆s. Esto no debe verse como un hecho exclusivamente escoc茅s (aunque espero que haya muchos m谩s 茅xitos similares aqu铆), sino como un modelo para la resistencia a las redadas en todas partes.

Si a煤n no tiene una red telef贸nica o un grupo de trabajo local Anti-Raids, configure uno. Con茅ctese con los Observadores Legales locales y las organizaciones activistas de apoyo legal. Distribuir volantes y tarjetas de busto. Distribuya bocadillos, m谩scaras y botellas de agua.  Todo el mundo puede hacer algo. Hemos demostrado una y otra vez nuestra fuerza en n煤mero y en nuestra voluntad por un mundo mejor. Hagamos que suceda.

Para obtener m谩s informaci贸n, consulte este resumen de las redadas de Edimburgo.

Noticias, 6 de mayo




Fuente: Briega.org