October 5, 2021
De parte de La Haine
334 puntos de vista


El fortalecimiento del Poder Popular en la base de la sociedad, como reclama insistentemente nuestro Presidente D铆az Canel, comienza a florecer

Nuestro pueblo avanza en diversos frentes, en medio de las agresiones y bloqueos generados por el r茅gimen de EEUU y sus aliados europeos. Uno de los enemigos a batir, la pandemia de la covid-19, comienza a retroceder bajo los efectos de la vacunaci贸n masiva con los inmun贸genos generados por nuestros cient铆ficos. Tambi茅n, se resuelven problemas materiales y sociales en comunidades desfavorecidas y se ejecutan medidas dirigidas a activar la econom铆a del pa铆s.

El fortalecimiento del Poder Popular en la base de la sociedad, como reclama insistentemente nuestro Presidente D铆az Canel, comienza a florecer, pues es all铆, en la comunidad, en el Consejo Popular, donde se tienen que resolver los problemas y dificultades existentes, para mejorar las condiciones de vida de la poblaci贸n.

Mientras, el enemigo que no ceja en sus empe帽os subversivos, en su objetivo de derrocar la Revoluci贸n cubana, intensifica el bloqueo multilateral impuesto y contin煤a sus campa帽as contrarrevolucionarias, la m谩s reciente, los llamados a 鈥渉uelga general鈥 y a manifestaciones para protestar por las violaciones de los derechos humanos en nuestra patria. Alegan, derechos conculcados, detenidos secuestrados, abusos policiales etc.

Detr谩s de esta ofensiva medi谩tica por redes sociales, emisarios, prensa extranjera etc., que amenaza con huelgas y manifestaciones a lo largo del Pa铆s, hay 鈥揺videntemente- una operaci贸n subversiva, bien preparada, sobre un esquema de 鈥済uerra sicol贸gica鈥, para aterrorizar, manipular sentimientos, asustar, o al menos, preocupar a nuestros ciudadanos. 驴Huelga de qu茅?, 驴Manifestaci贸n contra 鈥渓a represi贸n鈥 de una polic铆a sin armas? 驴Por la liberaci贸n de presos pol铆ticos inexistentes y otras 鈥渓ibertades constitucionales鈥 secuestradas?

Repiten machaconamente las mismas calumnias y mentiras fabricadas por la contrarrevoluci贸n miamense y sus patrocinadores, quienes por m谩s de seis d茅cadas han pretendido confundir a la comunidad cubana asentada en EEUU y a los pueblos del mundo con tales falacias.

Los ejecutores de tales acciones han sido p煤blicamente se帽alados como egresados de talleres subversivos, becas en Instituciones y Universidades en EEUU y Espa帽a, donde fueron tratados a cuerpo de rey, financiados y orientados hacia sus enlaces en Cuba, noveles o veteranos colaboradores, los mismos que por una recarga telef贸nica, son capaces de quemar una tienda o atacar una comisar铆a.

Difundiendo por las redes sociales a largo plazo sus provocativas intenciones, buscan desestabilizar la tranquilidad ciudadana, en un momento en que vamos saliendo del peor pico de la pandemia, en que se reinicia el curso escolar presencial tan esperado por la familia cubana, se intenta reanimar la econom铆a, se reiniciar谩n los vuelos comerciales y se prev茅 la llegada de turistas y visitantes.

Esgrimen los subversivos, el derecho que le otorga la Constituci贸n para manifestarse y protestar, obviando aviesamente el concepto que esta tutela y que reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresi贸n, y se帽ala que los derechos de reuni贸n, y manifestaci贸n con fines l铆citos, y pac铆ficos, se ejercer谩n, siempre, con respeto al orden p煤blico y acatamiento de las preceptivas establecidas por la ley. Esta misma Constituci贸n se帽ala que 鈥渓a defensa de la Patria socialista es deber supremo, y que la traici贸n a la patria es el m谩s grave de los cr铆menes鈥︹.

No existe en Cuba, en los 62 a帽os trascurridos, un solo caso demostrado de represi贸n indiscriminada, desaparecidos, tortura o 鈥渇alsos positivos鈥 -como se denominan en Colombia y otros pa铆ses- los asesinatos de inocentes que se hacen pasar como enemigos.

Usted puede estar descontento o ser contrario al Socialismo, ese es su derecho constitucional, adem谩s puede expresar sus opiniones p煤blicamente, pero lo que no puede hacer es actuar y conspirar, con apoyo extranjero, contra el orden legal establecido, como tambi茅n se impide en todos los pa铆ses del mundo, sea cual sea su filiaci贸n pol铆tica. Usted no tiene ning煤n derecho a infundir el terror medi谩tico, a envenenar con mentiras y manipuladas informaciones a la opini贸n publica cubana. Ese derecho no se lo concedemos.

Estoy persuadido que la respuesta revolucionaria que se propinar谩 a tales acciones contrarrevolucionarias, ser谩 oportuna, correcta, proporcional y adecuada, como debe ser y siempre ha sido.

Cubadebate




Fuente: Lahaine.org