September 2, 2022
De parte de CNT
286 puntos de vista

CONTRAPORTADA | Ilustraci贸n de @sr.lolo_tattoo | Extra铆do del cnt n潞 431

La reforma laboral no presta ninguna atenci贸n a tratar de corregir o, al menos, aparentar que trata de corregir las dificultades estructurales y la discriminaci贸n que sufre la mujer en el mercado de trabajo. El gobierno 芦feminista禄 de PSOE-UP se ventila el problema de la desigualdad de g茅nero en la exposici贸n de motivos haciendo una menci贸n gen茅rica a las 芦brechas sociales territoriales y de g茅nero禄 y otra a la temporalidad (junto con los j贸venes), pero no hay ni rastro de un abordaje transversal. Tenemos que darnos por satisfechas o incluso 芦beneficiadas禄 porque el texto de la ley supuestamente aborda el problema de la temporalidad y, como sabemos, la temporalidad en los contratos afecta principalmente a las mujeres.

驴Corrige esta reforma verdaderamente el problema de la temporalidad? Pues, como expuso la CNT en su comunicado, no, ni por asomo, porque en la pr谩ctica se limita a 芦reformular el contrato eventual por acumulaci贸n de tareas para dejarlo pr谩cticamente igual禄. Adem谩s, al ignorar que las causas de la temporalidad en las mujeres no son las mismas que en los hombres, va a ser muy dif铆cil que tenga alguna incidencia. A este respecto hay que decir, en honor a la verdad, que el texto algo parece sospechar de por qu茅 puede ocurrir este misterio de la temporalidad femenina y, en el apartado relativo a la concurrencia de los convenios colectivos, donde antes pon铆a 芦medidas para favorecer la conciliaci贸n entre la vida laboral, familiar y personal禄 ahora pone 芦medidas para favorecer la corresponsabilidad y la conciliaci贸n entre la vida laboral, familiar y personal禄, y ya est谩. Chisp煤n.

La reforma ignora totalmente otros de los males end茅micos del empleo femenino como son la parcialidad involuntaria en los contratos o la mayor inclusi贸n de mujeres en los expedientes de regulaci贸n de empleo, problemas estructurales en el mercado laboral espa帽ol que el texto de la norma hace directamente como si no existieran.

Pero, sin duda, lo m谩s sangrante son los aspectos relacionados con la subcontrataci贸n y con el empleo dom茅stico. En lo referente a la subcontrataci贸n han prevalecido otra vez los intereses de la CEOE y no se corrige en absoluto la problem谩tica que afecta directamente a un colectivo feminizado que estamos seguras que s铆 que conocen porque hemos visto a varios pol铆ticos de unidas podemos haci茅ndose fotos con ellas (aunque, por lo visto, no escuchando lo que dec铆an). Nos referimos a 芦las Kellys禄, las camareras de pisos, que podr谩n seguir siendo subcontratadas como 芦limpiadoras禄 exactamente igual que antes, por lo que las subcontratas (que seguir谩n decidiendo sobre su jornada, horarios, abonos de horas extras鈥) podr谩n sortear f谩cilmente el incremento de salario que supondr铆a la aplicaci贸n del convenio del sector.

Respecto a las empleadas dom茅sticas, es directamente vergonzoso que el gobierno de 芦los cuidados en el centro禄 siga sin reconocerles el derecho a la prestaci贸n por desempleo. Vergonzoso y, como hemos visto recientemente, tambi茅n ilegal, ya que, afortunadamente y, como ya ocurri贸 tambi茅n con el c谩lculo de la pensi贸n en los contratos parciales, el TJUE ha sentenciado que la negativa de Espa帽a a reconocer este derecho a las trabajadoras de hogar y de cuidados supone una discriminaci贸n por raz贸n de sexo, lo que abre una v铆a para que estas trabajadoras puedan ejercer (litigando con sus propios medios) un derecho que el gobierno sabe que tienen pero les niega, como se niega a ratificar el convenio 189 y la recomendaci贸n 201 de la OIT.




Fuente: Cnt.es