October 27, 2021
De parte de La Haine
400 puntos de vista


Hace 130 a帽os la socialdemocracia alemana adoptaba el Programa de Erfurt: el comienzo del alejamiento del marxismo

Hace 130 a帽os, del 14 al 20 de octubre de 1891, el Partido Socialdem贸crata de Alemania se reuni贸 en Erfurt para celebrar su congreso. El 芦Programa de Erfurt禄 adoptado all铆 fue el programa oficial del SPD durante 30 a帽os y caracteriz贸 el debate pol铆tico-te贸rico de la socialdemocracia (no solo alemana) durante d茅cadas. Fue un programa no exento de contradicciones, pues ya conten铆a los g茅rmenes del abandono de la v铆a revolucionaria.

Sin embargo, ser铆a poco materialista deducir la trayectoria de la socialdemocracia alemana a partir de este programa, este fue m谩s bien un reflejo de la situaci贸n social y te贸rica del SPD en ese momento. Como tal, probablemente es una programa progresista y debe ser apreciado en consecuencia.

Auge

Aproximadamente un a帽o antes del Congreso de Erfurt, en septiembre de 1890, el SPD, entonces llamado Partido Socialista Obrero de Alemania (Sozialistische Arbeiterpartei Deutschlands, SAP), volvi贸 a ser legal. Durante doce a帽os, las leyes socialistas obligaron al partido a trabajar en la clandestinidad.

A pesar de esta represi贸n, la socialdemocracia experiment贸 durante estos a帽os un auge sin precedentes. La industrializaci贸n de Alemania, que hab铆a aumentado enormemente, cre贸 una clase obrera numerosa y cada vez m谩s segura de s铆 misma que se ve铆a enfrentada a unas condiciones de vida miserables y a una superestructura plagada de reminiscencias de un orden feudal anacr贸nico.

Este fue el contexto en el que la organizaci贸n se transform贸 en un partido de masas, capaz de llevar a cabo en 1889 la primera gran huelga minera. En 1890 el partido ya ten铆a 1.427.000 votantes, su base electoral era muy potente y sus 鈥渢ribunos del pueblo鈥 (August Bebel, Paul Singer y Wilhelm Liebknecht) eran respetados m谩s all谩 de la clase obrera. El partido contaba, adem谩s, con varios diarios influyentes y el Neue Zeit era un 贸rgano te贸rico de peso relevante. En resumen, como escribi贸 Wolfgang Abendroth, era un partido con 芦una idea relativamente clara de su funci贸n hist贸rica (y, por tanto, de su estrategia y su t谩ctica)禄.

En el primer congreso legal del partido, celebrado en Halle en octubre de 1890, el SAP decidi贸 llevar a cabo una revisi贸n del programa del partido, as铆 como cambiar su nombre por el de Partido Socialdem贸crata de Alemania. Posteriormente, el ejecutivo del partido elabor贸 un primer borrador del programa que fue duramente criticado por Friedrich Engels (Aunque el propio Engels 鈥渆n su parte te贸rica鈥 el programa estaba 鈥渆n general redactado sobre la base de la ciencia actual禄.

Finalmente, se present贸 al Congreso un documento que constaba de dos partes. La primera parte, en forma de una detallada introducci贸n te贸rica, era b谩sicamente un borrador de Karl Kautsky: una breve exposici贸n de los principales principios del an谩lisis marxista del capitalismo, con fuertes paralelismos con el cap铆tulo 芦Tendencia hist贸rica de la acumulaci贸n capitalista禄 del final del primer volumen de 芦El Capital禄 de Karl Marx.

La segunda parte consist铆a en soluciones inmediatas. Aqu铆 el partido tuvo que hacer malabarismos para encontrar cambios verdaderos (en lugar de simples bagatelas y no perder la legalidad que acababa de ganar (consideraban que un derrocamiento revolucionario de la monarqu铆a era impensable).

Esto visi贸n se pone de manifiesto en la demanda de una rep煤blica democr谩tica: pero escribirlo exactamente de esta manera en el programa del SPD habr铆a dado lugar a su ilegalizaci贸n. El programa sorte贸 la ilegalizaci贸n reivindicando el sufragio universal, tambi茅n para las mujeres, al mismo tiempo que reforzaba los derechos del parlamento; todo el mundo sab铆a que todo esto era incompatible con la monarqu铆a alemana.

En realidad, ambas partes del programa ten铆an 鈥渃ontradicciones irreconciliables entre s铆鈥: de reforma (soluciones transitorias) y revoluci贸n (introducci贸n te贸rica). En la primera parte se defin铆a la condici贸n material necesaria (incluidos los derechos democr谩ticos) para la revoluci贸n socialista.

Decadencia

Sin embargo, ser铆a un error describir este programa como un 芦programa marxista revolucionario禄. Porque en 茅l se pone de manifiesto un punto de bifurcaci贸n: el comienzo del alejamiento del marxismo por parte del SPD. Como escribi贸 Leo Schwarz, en el 125 aniversario del Programa de Erfurt, los argumentos esgrimidos por los socialdem贸cratas de la Segunda Internacional y por los 芦neomarxistas禄 de nuestra 茅poca no tiene nada que ver con Marx. (sostener esto es un aut茅ntico disparate escribe Schwartz).

En el programa, pero sobre todo en un art铆culo de Kautsky (芦El programa de Erfurt explicado en su parte fundamental禄), publicado un a帽o m谩s tarde, queda clara su concepci贸n reformista: la revoluci贸n no llega como un producto de las decisiones y las acciones pol铆ticas sino como una ley natural del capitalismo.

Kautsky escribi贸 en el Neue Zeit en diciembre de 1893: 芦La socialdemocracia es un partido revolucionario, pero no es un partido hacedor de revoluciones. Sabemos que nuestros objetivos s贸lo se pueden alcanzar mediante una revoluci贸n, pero tambi茅n sabemos lo poco que est谩 en nuestras manos hacer una revoluci贸n.禄

De esta pol铆tica se deduce una evidente actitud de espera, de pasividad ante una supuesta 芦necesidad hist贸rica禄, es decir, una pol铆tica antirrevolucionaria. Precisamente aquella pol铆tica cre铆a que una 芦mayor铆a obrera禄 en el parlamento era la condici贸n suficiente para esperar la revoluci贸n que se avecinaba. De ah铆 al reformismo y a gestionar el r茅gimen del capital no hay mucha distancia. As铆 lo ha demostrado la historia de Europa.

Junge Welt / observatoriocrisis.com




Fuente: Lahaine.org