January 23, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
217 puntos de vista


Los refugiados del campamento de Martyr Nazê siguen viviendo en tiendas de campaña después de que el ISIS atacara Shengal el 3 de agosto de 2014. Dicen que han pasado muchas dificultades

Los refugiados yazidíes del campamento de Martyr Nazê viven en tiendas de campaña después de que el ISIS atacara Shengal el 3 de agosto de 2014. 

Faris Shengal señaló que tuvieron que ir a Shêladize después de la última masacre, llevada a cabo por el ISIS en agosto de 2014, y agradeció al pueblo de esta localidad su apoyo.

Faris Shengal afirmó que los habitantes de Shêladize habían sido muy amables y declaró: “Mientras vivamos, no olvidaremos las cosas buenas que el pueblo de Shêladize nos ha dado. Esta es la tierra de nuestros antepasados, así que volvimos  a nuestras tierras. Nuestras casas han sido quemadas y destruidas, por lo que tenemos que vivir en tiendas de campaña. A pesar de las grandes dificultades, intentamos vivir”.

Shengal continuó: “No satisfacen nuestras necesidades básicas. Especialmente el gobierno del Kurdistán Sur no ha hecho nada por nosotros hasta la fecha. Dicen que nos protegerán y ayudarán, pero cuando uno ve como vivimos comprueba que no es cierto. Tenemos niños y ancianos. Aquí, tanto el invierno como el verano son muy duros. La gente de aquí tiene que ayudarnos. Hay un intento de reprimir al pueblo de Shengal, no permiten que la gente viva en paz. La vida en paz para nosotros significa una vida autónoma y segura”.

Las organizaciones de la sociedad civil hicieron una promesa

El residente del campamento llamado Salih Bedel también destacó que se han enfrentado a grandes dificultades durante 7 años. “A veces vienen organizaciones no gubernamentales y escriben nuestros nombres, pero hasta hoy no nos han dado ninguna ayuda, salvo la de traer estas tiendas de campaña. Todas estas instituciones han hecho promesas. Nos mantenemos firmes porque estamos juntos”.

Bedel añadió: “Hago un llamamiento a toda nuestra gente que permanece en los campamentos para que regrese a su tierra. Sí, tenemos muchas dificultades, pero todo lo que hacemos aquí lo hacemos nosotros mismos. Existe una gran presión sobre nuestro pueblo que está lejos de su tierra. Aquí al menos estamos con nuestros hijos, queremos estar aquí”.

Kutu Reşo, que se gana la vida con el ganado, dijo que no podían satisfacer sus necesidades básicas debido a las dificultades que experimentaban. Destacando que el gobierno iraquí debería asumir su responsabilidad, Reşo añadió que no abandonarán su tierra.

ANF – SHENGAL

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org