September 14, 2022
De parte de ANRed
266 puntos de vista

Problemas respiratorios y de audici贸n, intoxicaciones, c谩ncer y enfermedades de la piel son las afectaciones provocadas por 65 de 434 conflictos socioambientales registrados por el Observatorio de Conflictos Socioambientales (OCSA) de nuestra IBERO; y aproximadamente 30% de los megaproyectos que reportan efectos negativos a la salud est谩n relacionados con el extractivismo minero. Por Desinform茅monos.


La actividad minera, en sus etapas de extracci贸n, procesamiento y manejo de los residuos, provoca una profunda degradaci贸n ambiental, contamina el suelo, el aire, el agua y los alimentos, por lo que las personas que habitan las zonas aleda帽as a estos proyectos se ven expuestas a metales pesados y otras sustancias t贸xicas, lo que provoca afectaciones de corto y largo plazo en su salud.

Estos perjuicios a la salud tambi茅n generan impactos econ贸micos en las familias y comunidades, debido a que la mayor铆a de las personas afectadas no cuenta con acceso a servicios de salud por diferentes motivos. El impacto econ贸mico es sustantivo, pues adem谩s de estos gastos, hay que considerar la reducci贸n de ingresos a causa de otras afectaciones en sus propiedades y medios de vida .

Por ello, es necesario generar regulaciones a la actividad extractiva, en particular a la minera, con un enfoque de salud p煤blica; adem谩s de crear mecanismos de observaci贸n y vigilancia que permitan tener mayor informaci贸n y comprensi贸n del problema y sus diversos alcances, con miras a generar rutas para hacerle frente, pues estamos frente a una violaci贸n sistem谩tica de derechos individuales y colectivos.

Si deseas conocer el Observatorio de Conflictos Socioambientales de la Universidad Iberoamericana, consulta la p谩gina www.ocsa.ibero.mx, donde podr谩s encontrar los megaproyectos, el estado de la Rep煤blica donde se encuentran, as铆 como una descripci贸n detallada por distintas categor铆as.

Te invitamos a leer el art铆culo completo de la Mtra. Eugenia Legorreta Maldonado 

Este material se comparte con autorizaci贸n de la IBERO




Fuente: Anred.org