May 27, 2022
De parte de Anarquia.info
111 puntos de vista

Hola a todos

Soy Toby Shone. Soy un anarquista encarcelado en G4S Parc. Es un campo de trabajo esclavo que alberga a 1.800 hombres en el sur de Gales, dirigido por la multinacional de seguridad con un contrato gubernamental que proporciona mano de obra muy barata a empresas privadas.

Fui capturado por la unidad antiterrorista durante la Operaci贸n Adream en noviembre de 2020. En primer lugar, quiero agradecerles que me hayan escuchado y tambi茅n la oportunidad que me ha brindado la Coalici贸n Antirrepresiva de Bristol. Momentos como este rompen el aislamiento que sentimos como presos y tambi茅n nos dan la oportunidad de participar y hablar. Hay muchas razones para oponerse a las prisiones y al sistema judicial actual y como anarquista no puedo separar la lucha anti-prisi贸n de la lucha contra el Estado y la civilizaci贸n y voy a volver a esto m谩s tarde. Pero ahora voy a dar cuenta brevemente de algunas de las luchas conjuntas dentro de la c谩rcel.

Nunca he tratado de ocultar mis perspectivas mientras he estado aqu铆 y he sido objeto de mucha intimidaci贸n y escrutinio por parte del Estado por ello y nunca me he echado atr谩s. Las c谩rceles del Reino Unido est谩n en su mayor铆a sucias y superpobladas, carecen de recursos b谩sicos, son degradantes y est谩n en decadencia.

En Londres estuve recluido en la c谩rcel dentro de la c谩rcel junto a yihadistas, mafiosos ruso-italianos-ucranianos, miembros de bandas de la guerra de los c贸digos postales, blanqueadores de dinero de alto nivel, etc. En general, todos nos llev谩bamos bien, incluso con altos niveles de violencia y una media de una muerte o suicidio al mes. Ten铆amos una lavander铆a donde pod铆amos reunirnos, jugar a las cartas y hablar. Intercambi谩bamos libros e ideas, as铆 como nuestras esperanzas y temores. Y debido a esta 谩rea social, la administraci贸n se empe帽贸 en cerrar nuestra lavander铆a y trasladarla fuera del ala. As铆 que tuvimos una peque帽a lucha para mantenerla abierta, difundiendo una unidad entre todos los grupos, recogiendo 200 firmas para nuestra petici贸n y adem谩s fueron casi todos los hombres que la firmaron all铆 en el bloque H. Puede parecer una lucha menor, pero en la c谩rcel todo lo peque帽o adquiere una importancia enorme porque no tienes casi nada m谩s que tu dignidad y s贸lo t煤 puedes darla. Y es importante para nuestra decencia tener ropa limpia y s谩banas, fundas de almohada y dem谩s. Y si la lavander铆a se trasladara de ala esto no se podr铆a garantizar y nadie quiere que le roben o da帽en la ropa y es casi imposible conseguir m谩s. Y tambi茅n significar铆a que tendr铆amos que sufrir la imposibilidad de lavar nuestra ropa m谩s de una vez a la semana y eso incluso si el plan funcionara correctamente. En la pr谩ctica, en la c谩rcel, nada funciona como deber铆a y se pretende que sea as铆, para hacer la vida lo m谩s dif铆cil posible. Basta con decir que nuestra petici贸n fue completamente ignorada por las autoridades y que el compa帽ero encarcelado encargado de llevar la lavander铆a perdi贸 su trabajo y fue trasladado a la c谩rcel como una especie de castigo porque se le culp贸 de provocar problemas. En las prisiones, las administraciones tienen mucho miedo de cualquier cosa que desaf铆e m铆nimamente su poder. Tenemos que considerar muy bien estas luchas intermedias, pero nunca debemos abandonar nuestras posturas.

Cuando me trasladaron a Bristol, pudimos crear un comit茅 informal de presos en el ala G, al margen de cualquier estructura oficial de mediaci贸n, ya que en la c谩rcel hay funciones designadas para los representantes que alimentan el r茅gimen. En nuestro grupo informal habl谩bamos y jug谩bamos a las cartas. Nos las arreglamos para conseguir una mesa para sentarnos, incluso cosas peque帽as como esta se consideran subversivas. Ayudamos a mejorar la situaci贸n en el ala m谩s violenta de la prisi贸n, tratando de evitar el acoso y desalentando el flujo de especias. Una de las primeras cosas que se notan en la prisi贸n es el alto nivel de drogas y medicamentos, y eso le viene bien al r茅gimen para mantener a los presos obedientes. Durante la pandemia, qued贸 claro que la 煤nica forma de que estas drogas lleguen a los rellanos es a trav茅s del propio personal. As铆 que cambiamos el ambiente en el Ala G promoviendo la unidad a trav茅s de los diferentes grupos de presos y lo hicimos a trav茅s de nuestras amistades.

Pero el camino principal es promover la conciencia de clase, el apoto mutuo y la solidaridad y esto tiene que hacerse sin ning煤n tipo de arrogancia ni signo de debilidad. Los anarquistas encarcelados tienen la responsabilidad de actuar con coherencia o nadie les tomar谩 en serio y perjudicar谩n nuestra tendencia a largo plazo. En nuestro comit茅 informal nos pronunciamos contra el racismo, tanto en el pabell贸n como en las estructuras del personal. Exigimos agua caliente y calefacci贸n, ya que no ten铆amos ninguna de las dos cosas entre los meses m谩s fr铆os de enero a marzo, y compartimos libros en nuestro grupo. Pude hablar de Rojava, de la Guerra Civil espa帽ola y del movimiento anarquista contempor谩neo, estableciendo comparaciones, cr铆ticas y debates sobre la insurrecci贸n anarquista y las luchas sociales en general. Al final, redactamos un texto que denunciaba el racismo del personal en Bristol, ejemplificado por el oficial superior de nuestra ala y su trato con los chicos asi谩ticos del segundo rellano. Para entonces ya estaba recibiendo amenazas de muerte de otro oficial superior, y eso se deb铆a a mis opiniones revolucionarias e irreductibles. Nuestra situaci贸n atrajo la mirada de los medios de comunicaci贸n locales y, como venganza, me enviaron a G4S Parc.

La dispersi贸n es una herramienta que se utiliza para aislar a los radicales de la prisi贸n. Nuestro 煤ltimo texto muestra la evoluci贸n y el pensamiento de nuestro comit茅 en muy poco tiempo. Es un llamamiento a una reuni贸n nacional sobre las prisiones y la necesidad de oponerse al nuevo plan de construcci贸n de prisiones. Cada semana en la c谩rcel hay protestas individuales y de peque帽os grupos todo el tiempo sobre las condiciones y los problemas que afectan a los reclusos y aqu铆 tienes que ser duro para sobrevivir o simplemente no lo conseguir谩s. Sufrir谩s, y por eso nuestras comunidades de resistencia deben prepararse para la prisi贸n para no dejarse amedrentar o abrumar o, en el peor de los casos, volverse unos contra otros. Sin embargo, debemos elegir bien a nuestros compa帽eros y afinidades de acuerdo con nuestras propias elecciones y caminos. La rebeld铆a debe convertirse en nuestra realidad cotidiana por dentro y por fuera en la medida de nuestras propias capacidades. Pero no podemos cometer el error de buscar un nuevo sujeto revolucionario dentro de los muros de la c谩rcel. Al igual que en el exterior, muchos presos cooperan alegremente con el enemigo, se denigran a s铆 mismos y forman parte de jerarqu铆as insidiosas mediante la presi贸n, la delaci贸n, la intimidaci贸n y la violencia.

Nuestro papel aqu铆 es mantener nuestra cr铆tica sin cometer el mismo tipo de errores que los liberales o los socialistas. El interior es un microcosmos de la comunidad exterior. Las luchas intermedias son necesarias para obtener logros, pero no podemos quedarnos ah铆, tenemos que seguir luchando. Hay que superar las trampas reformistas y las luchas monotem谩ticas que no llevan a ninguna parte y que son recuperadas con demasiada facilidad por el Estado, que busca siempre resolver las contradicciones que 茅l mismo genera. No basta con aspirar a la abolici贸n de la c谩rcel. Cada vez m谩s, todo nuestro mundo se parece a una enorme prisi贸n en la que estamos confinados. Encarcelados y alienados en nuestros hogares, en nuestros trabajos, en nuestras relaciones y familias. Estamos esclavizados por los dispositivos electr贸nicos, por nuestros h谩bitos de consumo, por los deseos fabricados y las falsas elecciones dictadas por las aplicaciones de estilo de vida y la vida sin dinero. Vivimos en una sociedad carcelaria. Por lo tanto, creo que tenemos que ir m谩s all谩 y destruir la sociedad que es la ra铆z de la enfermedad. Esta civilizaci贸n es una tensi贸n entre la sobresocializaci贸n y la atomizaci贸n solitaria. Tenemos que crear una insurrecci贸n social hacia la revoluci贸n permanente, para las personas, los animales y la tierra.

En conclusi贸n, reconozco que esto no es nada nuevo que est茅n escuchando pero sigue siendo esencial impartirlo y les agradezco su tiempo y su atenci贸n.

Por 煤ltimo, quiero expresar mi agradecimiento a todos los que asistieron a la concentraci贸n fuera del Tribunal de la Corona de Bristol para mi audiencia de la Orden de Prevenci贸n del Crimen Organizado Grave el 6 de mayo y a todos los que vinieron a la sala. Fue muy bueno verlos a todos. Y quiero agradecer tambi茅n a todas las personas que se unieron a las manifestaciones de fuegos artificiales fuera de la prisi贸n de Bristol. Quiero daros las gracias -a todos- y que sep谩is que la mejor solidaridad es la continuaci贸n de la lucha. Ver el furg贸n policial en llamas y la comisar铆a destruida durante los disturbios de Bristol del a帽o pasado nos dio a m铆 y a otros presos de los calabozos de Wandswor una alegr铆a inexpresable.

FUENTE: DARK NIGHTS

TRADUCCI脫N: ANARQU脥A




Fuente: Anarquia.info