April 7, 2021
De parte de ANRed
101 puntos de vista


Im谩gen: Puerto de Larne, en Irlanda del Norte (Reino Unido), puesto de control fronterizo entre Reino Unido e Irlanda. Fuente: RTE

El 3 de marzo Reino Unido tom贸 la decisi贸n unilateral de extender el periodo de gracia de la frontera del Mar de Irlanda hasta octubre, cuando estaba acordado con la Uni贸n Europea que deb铆a terminar en abril.

En el marco de la salida de Reino Unido de la Uni贸n Europea, popularmente conocida como Brexit (combinaci贸n de 鈥Britain鈥, Gran Breta帽a y 鈥exit鈥, salida), uno de los puntos m谩s espinosos en las negociaciones fue el del status de Irlanda del Norte, territorio del Reino Unido que comparte frontera terrestre con la Rep煤blica de Irlanda, esta 煤ltima perteneciente a la Uni贸n Europea.

Esto devino en un acuerdo plasmado en el Protocolo de Irlanda del Norte (Northern Ireland Protocol), que entr贸 en vigencia el 1 de enero de este a帽o. Este protocolo implica mantener abierta la frontera terrestre entre ambos pa铆ses y evitar todo tipo de puestos fronterizos. De esta manera Irlanda del Norte, pese a pertenecer al Reino Unido, saliente de la Uni贸n Europea, en la pr谩ctica permanece en el Mercado Com煤n Europeo, al no tener aduanas terrestres que la separen de la Rep煤blica de Irlanda. No obstante, se implementaron aduanas en el puerto norirland茅s de Larne, para controlar las mercanc铆as circulantes entre Gran Breta帽a e Irlanda del Norte, imponiendo de facto el Mar de Irlanda como frontera entre Reino Unido y la Rep煤blica de Irlanda, puerta de ingreso a la Uni贸n Europea.

Imagen: Infograf铆a del comercio entre Gran Breta帽a e Irlanda. Fuente: BBC

Esta situaci贸n no est谩 exenta de conflictos que datan de la divisi贸n de Irlanda en dos pa铆ses. La divisi贸n de Irlanda en Irlanda del Norte y la Rep煤blica de Irlanda tuvo origen en 1921, cuando el Parlamento Brit谩nico aplic贸 el Acta de Gobierno de 1920, que dar铆a lugar a la posterior creaci贸n de la Rep煤blica de Irlanda en el sur, regi贸n de mayor铆a cat贸lica, con Dubl铆n como capital, mientras que la regi贸n del Ulster, con mayor铆a protestante y unionista (probrit谩nica), permaneci贸 bajo la 茅gida brit谩nica con el nombre de Irlanda del Norte, con capital en Belfast. Curiosamente el bando cat贸lico, que pugna por la independencia de Irlanda, es hist贸ricamente progresista en relaci贸n al protestante. Al interior de Irlanda del Norte la sociedad a煤n se encuentra dividida entre unionistas y republicanos, sucesivamente identificados con las religiones protestante y cat贸lica. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX el Ulster fue escenario de diversos conflictos armados entre protestantes y la minor铆a de cat贸licos, particularmente entre las fuerzas paramilitares unionistas probrit谩nicas, y las fuerzas republicanas e independentistas del IRA (Irish Republican Army). Esta etapa de violencia pol铆tica conocida como The Troubles formalmente tuvo su fin en 1998 con el tratado de paz que se materializ贸 en la firma del Acuerdo de Viernes Santo. Informalmente los enfrentamientos prosiguieron en conflictos aislados y diversas manifestaciones, algunas no violentas, como grafitis, murales y otras expresiones art铆sticas que suelen decorar respectivamente los barrios protestantes y cat贸licos en los que Belfast a煤n se encuentra dividida mediante los 鈥渕uros de la paz鈥, murallas de cemento que tienen origen en las barricadas levantadas en pleno enfrentamiento durante la d茅cada de 1960.

Imagen: Mural republicano en Belfast

Imagen: Mural unionista en Belfast.

En los 煤ltimos d铆as las protestas de los lealistas contra el Protocolo de Irlanda del Norte tomaron las zonas unionistas de Belfast y otras ciudades del Ulster con bombas molotov, ladrillos y fuegos artificiales, dejaron un saldo de 41 polic铆as heridos.

En las zonas portuarias aparecieron graffitis con frases con amenazas contra los agentes de frontera como 芦All Border Post Staff are Targets禄 (todos los agentes de frontera son blancos).

Im谩gen: Grafiti con amenaza a los agentes de los puestos fronterizos en el puerto de Larne, Irlanda del Norte. Fuente: Larne Times

Luego del Brexit los protestantes unionistas de Irlanda del Norte se opusieron fuertemente a las aduanas portuarias porque no desean que su pa铆s sea tratado de manera diferenciada el resto del Reino Unido, incluso el Consejo de Comunidades Leales, un grupo vinculado los paramilitares lealistas del Ulster, le planteo a Arlene Foster, la Primera Ministra de Irlanda del Norte perteneciente al Partido Unionista Democr谩tico (DUP, Democratic Unionist Party) la necesidad de retirarse del Acuerdo del Viernes Santo hasta que se retiren los controles de las fronteras del Mar de Irlanda.

Estos controles fronterizos se centran principalmente en productos alimenticios, para los que la Uni贸n Europea tiene medidas estrictas. Con la excusa del aprovisionamiento, al acercarse la fecha de vencimiento del periodo de gracia, el Reino Unido tom贸 la decisi贸n unilateral de externderlo hasta octubre.

Los actores pol铆ticos implicados se han pronunciado al respecto.

Simon Coveney, el ministro de relaciones exteriores de la Rep煤blica de Irlanda, reclam贸 acciones legales y afirm贸 que 芦no se puede confiar en el Reino Unido禄. 

Por su parte la Uni贸n Europea afirm贸 que Gran Breta帽a viol贸 la legislaci贸n internacional por lo que inici贸 acciones legales que podr铆an determinar que la Corte Europea de Justicia le imponga sanciones econ贸micas.

El primer ministro Boris Johnson afirm贸 que su decisi贸n se encuentra dentro del marco de la ley.

Desde la entrada en vigencia del Brexit las exportaciones brit谩nicas hacia la Uni贸n Europea cayeron un 68%.

Con un aumento del apoyo al independentismo en Irlanda del Norte que ronda el 42%, las tensiones aumentan de cara a las pr贸ximas elecciones a la Asamblea de Irlanda del Norte en 2022.

Este acto de desobediencia de lo pactado sigue una larga tradici贸n brit谩nica en las relaciones internacionales, orientada por el paradigma realista, donde prima el uso de la fuerza de los Estados por sobre los acuerdos y la legalidad del sistema internacional. Ante la imposibilidad f谩ctica de la Uni贸n Europea de obligar a Gran Breta帽a a cumplir con lo acordado, cuando le son perjudiciales, los pactos toman la forma de letra muerta rigiendo la ley del m谩s fuerte. Esta mentalidad que tuvo su apogeo en la era del imperio brit谩nico se mantiene vigente y se concreta en las 10 colonias que tiene Gran Breta帽a en la actualidad. Adem谩s de las Islas Malvinas: Anguila, Bermudas, Gibraltar, Islas Caim谩n, Turcas y Caicos, Islas V铆rgenes Brit谩nicas, Montserrat, Pitcairn y Santa Helena.





Fuente: Anred.org