February 10, 2021
De parte de SAS Madrid
182 puntos de vista


Las autoridades de Reino Unido castigarán con penas de hasta diez años de cárcel a quienes oculten que han visitado uno de los más de 30 países incluidos en la ‘lista negra’ por la prevalencia del coronavirus, dentro de una serie de medidas que plantean también cuarentenas en hoteles pagadas por el propio viajero.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha sido el encargado de anunciar ante la Cámara de los Comunes los detalles de unas restricciones que ya se habían adelantado en enero, después de que Reino Unido registrase los peores datos de contagio de coronavirus de toda la pandemia.

Además, todos los viajeros que lleguen al Reino Unido deberán someterse a dos pruebas de covid-19 durante los 10 días de cuarentena que se exige actualmente, para prevenir la entrada de nuevas variantes del coronavirus, según el Gobierno.

Hancock adelantó este martes que esta medida, de la que el Ejecutivo espera detallar pronto, brindará al país “otro nivel de protección” contra el covid-19, tras la aparición de varias como la sudafricana y la brasileña.

Actualmente, todos los viajeros deben hacer una cuarentena de diez días en casa o en su lugar de estancia, mientras que a partir del próximo día 15, los británicos que provengan de países incluidos en una “lista roja” (donde hay más casos de las variantes) deberán alojarse en unos hoteles asignados por el Gobierno para cumplir también un periodo de diez días de cuarentena.

Además, el Reino Unido exige a los viajeros un test negativo de covid-19 que debe hacerse 72 horas antes de emprender el viaje, de lo contrario se les deniega la entrada en este país.

En virtud de las nuevas medidas que estudia ahora el Ejecutivo, a todos los viajeros se les pedirá -una vez que hayan entrado en el Reino Unido – dos pruebas de covid-19: la primera en el segundo día de sus diez días de cuarentena y la segunda en el octavo día.

Los viajeros deberán facilitar sus detalles personales y el domicilio en el Reino Unido. “Durante la pandemia, el Gobierno ha aplicado medidas proporcionadas, a partir del asesoramiento de los científicos, que ha llevado a (aplicar) uno de los regímenes fronterizos más estrictos del mundo“, señaló un portavoz del ministerio de Sanidad.

“El reforzar nuestro régimen de pruebas que cubra todas las llegadas mientras están aisladas facilitará otro nivel de protección y nos permitirá detectar nuevos casos”, agregó. Además, el Reino Unido mantiene fuertes medidas restrictivas de la población para contener la propagación del coronavirus.

En defensa de la vacuna de Oxford

El Gobierno británico salió el lunes en defensa de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, utilizada en el actual programa de inmunización en el Reino Unido, después de que un estudio haya sugerido que ofrece una protección limitada frente a la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica.

El Gobierno británico comunicó ayer 14.104 nuevos contagios de covid-19, la cifra más baja desde principios de diciembre, y otros 333 fallecimientos.

Enlace relacionado ElConfidecial.com (09/02/2021).




Fuente: Sasmadrid.org