August 4, 2022
De parte de Indymedia Argentina
203 puntos de vista

Ma帽ana se reanuda el juicio por la obra p煤blica de Santa Cruz. La estrategida discursiva del fiscal y la de su copiloto Sergio Mola. Los nexos con el macrismo y el rol de los medios.

Por N茅stor Esp贸sito @nestoresposito

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola cumplir谩n ma帽ana con la tercera de las nueve audiencias de alegatos en el juicio por la obra p煤blica adjudicada a Santa Cruz entre 2003 y 2015 con la misma premisa que vienen desarrollando hasta ahora: machacar hasta el hartazgo en que 鈥淟谩zaro B谩ez es N茅stor Kirchner y Cristina Fern谩ndez鈥, 鈥渓as licitaciones fueron una ficci贸n鈥,  鈥渓a maniobra se perpetu贸 durante 12 a帽os鈥, 鈥渕atriz extraordinaria de corrupci贸n鈥.

En t茅rminos judiciales, una frase repetida muchas veces no adquiere mayor fuerza de convicci贸n para un juez. Por lo menos no deber铆a. La suma de todos los ceros da como resultado cero. Pero medi谩ticamente es diferente y la repetici贸n obsesiva y multiplicada de una afirmaci贸n, sea cierta o  no, termina por penetrar en el inconsciente colectivo hasta transformarse en un axioma: una enunciaci贸n tan evidente que no necesita ser demostrada.

Ese parece ser el objetivo del alegato que, no obstante, tambi茅n tiene un costado t茅cnico. Luciani tiene una larga historia judicial que comenz贸 como escribiente en el juzgado federal de Juan Jos茅 Galeano, el magistrado que 鈥渋nvestig贸鈥 el atentado contra la AMIA y puede terminar preso por su actuaci贸n. Ya fue destituido, condenado en primera instancia y espera que la C谩mara de Casaci贸n le revoque o le reduzca esa condena. Caso contrario, le espera la c谩rcel. Luciani particip贸 involuntariamente en un hecho ins贸lito que qued贸 en los anaqueles del rid铆culo en el anecdotario del Poder Judicial: una denuncia que formul贸 el propio Galeano porque un detenido ten铆a hambre durante una indagatoria y se comi贸 un pebete de jam贸n y queso que estaba sobre el escritorio en el que prestaba declaraci贸n.

Sobre Mola esta semana el ministro de Justicia, Mart铆n Soria, mostr贸 la foto de su juramento ante el procurador general interino eterno Eduardo Casal, con parte de la plana mayor de Juntos por el Cambio sonriente en la primera fila. Incluso el procurador bonaerense Julio Conte Grand y el ex jefe de la Polic铆a Federal N茅stor Roncaglia. Mola fue designado el d铆a de los inocentes de 2018  como fiscal general adjunto de la Procuraci贸n General de la Naci贸n, mediante un decreto firmado por el entonces presidente Mauricio Macri y su ministro de Justicia, Germ谩n Garavano.

Mola fue designado como una suerte de ayudante de Luciani, de la misma manera que durante la etapa de instrucci贸n de la causa la Procuraci贸n design贸 al fiscal Ignacio Mahiques (que pertenece a otro fuero) para que ayudara a Gerardo Pollicita. Mahiques es hijo de Carlos, ex ministro de Mar铆a Eugenia Vidal y hoy juez de Casaci贸n Federal, el tribunal que deber谩 revisar el fallo en el juicio por la obra p煤blica. Adem谩s, es hermano de Juan Bautista Mahiques, actual fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires y ex representante del gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura.

Ni Luciani, ni Mola, defraudan. Conocen en detalle la causa, articulan la prueba, casi que la acomodan en una l铆nea de tiempo y, en definitiva, para su objetivo de lograr condenas a granel, est谩n haciendo un buen trabajo.

El trabajo parece repartido. Mientras Luciani le apunta todo el tiempo a N茅stor Kirchner como el supuesto ide贸logo de lo que define como 鈥渕atriz de corrupci贸n鈥, Mola se dedica a responderle 鈥搃ncluso con chicanas de neto corte pol铆tico- a CFK, especialmente a lo que dijo durante su declaraci贸n indagatoria, cuando zarande贸 a jueces y fiscales que se quedaron como pollitos mojados pero con la sangre en el ojo.

Luciani habla de N茅stor Kirchner como el verdadero jefe de lo que define como una organizaci贸n montada para sacarle dinero 鈥渁 todos los argentinos鈥 con el pretexto de hacer obra p煤blica que, seg煤n su visi贸n, no les interesaba. Y le reserva a Cristina Fern谩ndez de Kirchner (a quien casi nunca menciona por su apellido de casada pero reiteradamente por su segundo nombre, suponiendo que ello le molesta) el rol de continuadora.

Antes de cederle sus minutos de fama a Mola -quien adquiri贸 mayor protagonismo en la segunda jornada-, Luciani respondi贸 a Cristina cuando le enrostr贸 al 鈥渢ribunal del lawfare que seguramente ya tiene la condena escrita鈥 que esa eventualidad no le interesa: 鈥渁 m铆 me absolvi贸 la historia y a ustedes seguramente la historia los va a condenar鈥. Luciani dijo: 鈥渟i a la vicepresidenta no le interesa a este Ministerio P煤blico Fiscal s铆 le interesa鈥.

Y Mola abri贸 su etapa alegatoria invocando, aunque con otro sentido y evidente 谩nimo de chicana, la frase con que el kirchnerismo resume sus 12 a帽os de gobierno: 鈥渘o fue magia鈥. El fiscal ayudante parece haber repasado una por una cada expresi贸n de Cristina en aquella declaraci贸n y elabora su exposici贸n de manera tal de llegar siempre a una oportunidad para contestarle. Por ejemplo, cuando Luciani dedic贸 su segunda parte del alegato a atacar la presunta falta de controles en las licitaciones, adjudicaciones y desarrollos de los contratos por las obras, Mola sostuvo que nada de lo que les imputa a los ex presidentes hubiera ocurrido de  haber existido 鈥渇uncionarios que controlaran, funcionarios que hubieran funcionado鈥.

驴Qu茅 puede esperarse de las siete jornadas que a煤n faltan del alegato? M谩s repeticiones de las frases machacadoras, menos volumen medi谩tico, m谩s detalle t茅cnico y construcci贸n de secuencias temporales y, acaso, alguna sorpresa. Como la exhibici贸n de los whatsapp extra铆dos del tel茅fono de Jos茅 Francisco L贸pez, el ex secretario de obras p煤blicas 鈥搃mputado tambi茅n en el juicio- al que todo el tiempo referencian por el episodio de los bolsos, pese a que ese hecho no se juzga en este proceso.

Los chats de L贸pez causaron impacto incluso entre las defensas de los imputados. Estaban desprevenidos; ahora levantaron la guardia.

Como en una carrera de largo aliento, la primera jornada tuvo un ritmo vertiginoso y ahora viene el tiempo de regular, dosificar el esfuerzo, para llegar a la etapa final acelerando el paso. Entonces habr谩 frases para t铆tulos de portales y diarios y un broche de oro con un pedido de pena alt铆simo para todos, especialmente para la ex presidenta.

Los fiscales cuentan con la certeza de que eso tendr谩 una ampl铆sima cobertura y repercusi贸n en un sector de la prensa y, como contrapartida, cuando las defensas refuten y cascoteen todo lo que desgranaron y desgranar谩n en lo que resta de sus acusaciones, la noticia que hoy es tapa pasar谩 probablemente a la secci贸n del turf o al suplemento de cocina.


Fuente: https://www.tiempoar.com.ar/politica/repite-y-triunfaras-el-fiscal-luciani-retoma-su-alegato-apuntando-a-la-repercusion-mediatica/




Fuente: Argentina.indymedia.org