March 4, 2021
De parte de La Haine
213 puntos de vista


La hipocres铆a no es nada nuevo en la Uni贸n Europea. El silencio por la fuerte represi贸n policial a los manifestantes que apoyan al rapero espa帽ol Pablo Has茅l es una muestra palpable de la doblez y de la inconsistencia de sus mandatarios. Sobre todo, despu茅s de que esas mismas autoridades condenaron, con gran estridencia, la acci贸n policial contra los manifestantes partidarios de Navalny en Rusia.

Dado que Espa帽a tiene la tasa de desempleo juvenil m谩s alta de toda la UE, la persistencia de las protestas -que tiene como bandera un rapero condenado a nueve meses de prisi贸n por 鈥渋nsultar a la monarqu铆a鈥- dicen que el problema va m谩s all谩 de la libertad de expresi贸n de un cantante popular. La desatada represi贸n policial, los continuos disturbios juveniles y una justicia ciega y sorda, han abierto un serio cuestionamiento sobre la supuesta estructura democr谩tica del Estado espa帽ol.

A pesar de las complicidad con la represi贸n de la gran mayor铆a de los medios de comunicaci贸n el malestar de los espa帽oles empieza a tomar vuelo. Al menos dos factores est谩n colocando combustible a una pr贸xima crisis pol铆tica y econ贸mica. El colapso financiero del 2008 y la crisis social provocada por la pandemia han terminado dejando maltrecha no s贸lo la sanidad sino tambi茅n al resto de los servicios sociales espa帽oles. Los gobiernos neoliberales (2008-2018, PSOE y PP) ejecutaron feroces recortes en los servicios p煤blicos, pero a la vez, rescataron a la Banca privada por miles de millones de euros.

Otro elemento que est谩 calentado los 谩nimos son los esc谩ndalos que han sacudido a la familia real -el ex rey Juan Carlos huy贸 a los Emiratos 脕rabes Unidos en medio de una investigaci贸n por corrupci贸n. De hecho,, sigue siendo una tarea pendiente la inconclusa 芦transici贸n a la democracia禄 que sigui贸 a la muerte del dictador fascista Francisco Franco. Por eso, hoy las multitudes no solo apuntan a la Ley de Seguridad P煤blica, que encarcel贸 a Has茅l, tambi茅n los j贸venes tienen en la mira a la monarqu铆a, su grito de batalla es: 芦Juan Carlos de Borb贸n, mujeriego y ladr贸n禄.

Los ministros de izquierda- socios menores del gobierno socialista (PSOE)- se han distanciado de las acciones represivas. El ministro, Alberto Garz贸n 鈥 del Partido Comunista que junto a Podemos constituye Unidas Podemos 鈥 ha condenado la sentencia de Has茅l, se trata dijo 禄 de una grave anomal铆a democr谩tica, en Espa帽a la libertad de expresi贸n est谩 amenazada鈥.

Aunque la coalici贸n de gobierno est谩 comprometida con reformar la ley de seguridad interior, las tensiones y los desacuerdos en el gobierno ya no se pueden esconder. El caso Has茅l s贸lo abri贸 la caja de pandora. Ahora, las diferencias se han hecho patentes y p煤blicas en la tramitaci贸n de la tramitaci贸n de la ley de igualdad.

Como en tantos otros pa铆ses occidentales, la clase dominante espa帽ola se enfrenta a una crisis de legitimidad.Mientras el gobierno de coalici贸n dice buscar el di谩logo con los independentistas catalanes, el aparato policial sigue aplicando una de las represiones m谩s duras de Europa. Por otra parte, el gobierno se enfrenta a una derecha cada vez m谩s radical, para la derecha y la extrema derecha las conversaciones con los independentistas catalanes son simplemente una 鈥渢raici贸n a Espa帽a鈥.

Considerando su pasado fascista la incapacidad de la derecha para entablar un debate respetuoso est谩 resultando muy peligroso. Hoy la defensa de la libertad de expresi贸n es s贸lo el punto de partida de la defensa de las libertades democr谩ticas.

La sentencia a prisi贸n de Has茅l deber铆a ser condenada por la conspicua Uni贸n Europea, que hace gala de su doble rasero con Rusia y Venezuela. Ha llegado el momento que la solidaridad internacional deber铆a expresarse con los catalanes encarcelados y con la juventud que en las calles de Barcelona est谩 luchando por sus derechos pol铆ticos y econ贸micos.

Fuente




Fuente: Lahaine.org