December 22, 2020
De parte de Gatos Sindicales
451 puntos de vista

Para la imposici贸n de recargo de prestaciones en caso de accidente de trabajo (AT) y enfermedad profesional (EP) es necesaria la concurrencia de una serie de requisitos o circunstancias como la verdadera existencia de un AT o una EP y un incumplimiento de la normativa sobre prevenci贸n de riesgos laborales.

El art铆culo 164 de la Ley General de la Seguridad Social establece que todas las prestaciones econ贸micas que tengan su causa en accidente de trabajo o enfermedad profesional se aumentar谩n, seg煤n la gravedad de la falta, de un 30 a un 50 por 100, cuando la lesi贸n se produzca por m谩quinas, artefactos o en instalaciones, centros o lugares de trabajo que carezcan de los dispositivos de precauci贸n reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones, o cuando no se hayan observado las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuaci贸n personal a cada trabajo, habida cuenta de sus caracter铆sticas y de la edad, sexo y dem谩s condiciones del trabajador. De esta forma, el recargo “persigue evitar los AT e impulsar coercitivamente que las empresas cumplan con su deuda de seguridad, incrementando significativamente sus responsabilidades con el prop贸sito de que no les resulte menos gravoso indemnizar al accidentado que adoptar las medidas oportunas para evitar riesgos de accidente“.

La responsabilidad del pago del citado recargo recaer谩 directamente sobre el empresario infractor y no podr谩 ser objeto de seguro alguno, siendo nulo de pleno derecho cualquier pacto o contrato que se realice para cubrirla, compensarla o transmitirla.

Igualmente, esta responsabilidad, es independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracci贸n.

Leer el art铆culo completo en Iberley.




Fuente: Gatossindicales.blogspot.com