April 11, 2021
De parte de La Haine
388 puntos de vista


Al menos siete kurdos armados aliados del Ejército estadounidense han muerto en las últimas 24 horas en ataques de bandas desconocidas en el este de Siria.

Unos tres miembros del servicio de seguridad kurdo, denominado ‘Asayesh’, murieron y otros varios resultaron heridos en la explosión de un artefacto explosivo dirigido a su vehículo blindado al paso por la carretera (Al-Hasaka – Deir Ezzor) conocida como Al-Jarafi y situada en el sur de la gobernación de Al-Hasaka.

En otro escenario violento, en la provincia de Deir Ezzor, hombres armados no identificados atacaron un vehículo militar de las milicias kurdas, también aliadas de EEUU, con un artefacto explosivo que mató a cuatro militantes en la ciudad oriental de Al-Shuhail. Entre los muertos se encuentra un destacado líder.

¿Quiénes están detrás de los ataques?

Hasta el momento, ningún grupo o individuo ha reivindicado oficialmente la autoría de los ataques, pero las fuentes locales vinculan estos atentados con los reiterados ataques de los aliados de EEUU a los pueblos que se niegan a colaborar con el imperialismo en el país árabe.

Es más, ha habido diferentes informes del saqueo de las propiedades de los sirios e incluso redadas en contra de los habitantes de Deir Ezzor y Al-Hasaka.

Kurdos títeres de EEUU

Por esta razón, los sirios se levantan de vez en cuando contra las fuerzas de ocupación estadounidenses y sus aliados kurdos exigiendo la expulsión de los invasores, que roban 140 000 barriles de crudo sirio por día.

En este contexto, los líderes de las tribus árabes del país levantino han pedido al Gobierno sirio que forme “un ejército tribal” para hacer frente a la presencia de las tropas “ocupantes” de EE.UU. y a sus adláteres en suelo sirio.

Con todo, Washington sigue respaldando a estos traidores y les envía constantemente convoyes militares, equipados con suministros bélicos y logísticos, bajo el pretexto de luchar contra el grupo terrorista Daesh.




Fuente: Lahaine.org