May 29, 2022
De parte de Asociacion Germinal
240 puntos de vista

TerraIndomita

Bajo la acusación de “ceder la soberanía de Estados Unidos a la Organización Mundial de la Salud”, 12 de las 13 enmiendas presentadas por la administración Biden para una votación en la Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra esta semana han sido retiradas de la consideración.

Las enmiendas solo se conocieron el mes pasado, y fueron los esfuerzos del investigador independiente James Roguski los que hicieron que el público fuera consciente del impacto en la soberanía de las distintas naciones y provocaron una ola de resistencia popular, especialmente la semana pasada.

Roguski, quien observó el proceso de la AMS que comenzó el domingo, dijo que la retirada parecía ser el resultado de “la respuesta masiva de personas de todo el mundo que están hablando en contra de los cambios en el Reglamento Sanitario Internacional, junto con acciones legales en el Reino Unido (y una gran cantidad de oraciones)”.

Junto con el hecho de que las enmiendas se pueden volver a presentar en el futuro y el objetivo final de la OMS es llevar a las naciones a firmar un tratado mundial sobre la pandemia, “ahora no es el momento de relajarse”, escribió Roguski.

La noticia de la eliminación de una docena de enmiendas provino de una queja del doctor Zac Cox en el Reino Unido. Después de que su solicitud de revisión judicial fuera denegada el 17 de mayo, Cox apeló el viernes pasado.

El departamento jurídico del Ministro de Salud y Asuntos Sociales del Gobierno del Reino Unido respondió a Cox que la apelación era infundada ya que 12 de las 13 enmiendas propuestas no se habían tenido en cuenta. El gobierno justificó esto con el hecho de que el Grupo de Trabajo de la OMS sobre El Control de pandemias “no pudo llegar a un consenso”.

La tarea del grupo de trabajo era orientar las enmiendas a través de un procedimiento para poder presentarlas a la Asamblea Mundial de la Salud.

La única enmienda restante de Biden acorta el período durante el cual una nación puede retirar su voto para enmendar el Reglamento Sanitario Internacional de 18 a seis meses.

En una entrevista Roguski dijo que los opositores a la propuesta de dar más poder a la OMS no deberían descansar porque el grupo de trabajo de control de la pandemia “nunca se rendirá”.

“Continuarán tratando de hacer esto en el futuro”, dijo. “Debemos permanecer vigilantes”.

La semana pasada, el destacado reformador de la atención médica, el Dr. Peter Breggin, el inventor de la tecnología de ARNm, el Dr. Robert Malone, y la ex congresista Michele Bachmann advirtieron afirmaron que los cambios de Biden equivalían a una cesión de la soberanía de los Estados Unidos sobre la atención médica.

Este tratado, al parecer fallido, al menos por el momento, de la OMS supone un  tratado internacional sobre pandemia  vinculado a un pasaporte digital y un sistema de identificación digital. Reunida en diciembre de 2021 en una sesión especial por segunda vez desde la fundación de la OMS en 1948, la Asamblea de la Salud de la OMS adoptó una única decisión titulada » El mundo juntos Â«.

La OMS planeaba finalizar el tratado para 2024. Su objetivo será cambiar la autoridad de gobierno ahora reservada a los estados soberanos a la OMS durante una pandemia al vincular legalmente a los estados miembros con el  Reglamento Sanitario Internacional revisado de la OMS .

En enero de 2022, Estados Unidos presentó una propuesta  de enmiendas  al Reglamento Sanitario Internacional de 2005, que vincula a los 194 estados miembros de la ONU, que el director general de la OMS aceptó y envió a otros estados miembros. A diferencia de las enmiendas a una constitución nacional, estas enmiendas sólo requerirán el voto de una mayoría simple de los estados miembros.

La mayoría del público desconoce por completo estos cambios, que afectarán, si finalmente llegaran a aplicarse, la soberanía nacional de los estados miembros.

Las modificaciones propuestas, ahora retiradas, incluían, entre otras, las siguientes.

Entre los cambios, la OMS ya no necesitará consultar con el estado o intentar obtener la verificación del estado donde supuestamente se está produciendo un evento de preocupación informado (por ejemplo, un nuevo brote) antes de tomar medidas sobre la base de dichos informes (Artículo 9.1)

Además de la autoridad para determinar una emergencia de salud pública de interés internacional en virtud del artículo 12, la OMS tendrá facultades adicionales para determinar una emergencia de salud pública de interés regional, así como una categoría denominada alerta sanitaria intermedia. .

El estado relevante ya no necesita estar de acuerdo con la determinación del Director General de la OMS de que un evento constituye una emergencia de salud pública de interés internacional. Se constituirá un nuevo Comité de Emergencia en la OMS, al que el Director General consultará en lugar del Estado en cuyo territorio se haya producido la emergencia de salud pública de interés internacional, para declarar el fin de la emergencia.

Las enmiendas también otorgarían a los «directores regionales» dentro de la OMS, en lugar de a los representantes electos de los estados relevantes, la autoridad legal para declarar una emergencia de salud pública de interés regional.

Además, cuando un evento no cumple con los criterios para una emergencia de salud pública de importancia internacional pero el Director General de la OMS determina que requiere una mayor conciencia y una posible respuesta de salud pública internacional, puede determinar en cualquier momento emitir una «alerta de salud pública intermedia» a los estados y consultar al Comité de Emergencia de la OMS. Los criterios para esta categoría son simples decretos: «el Director General ha determinado que requiere una mayor conciencia internacional y una posible respuesta internacional de salud pública».

Según el plan propuesto por la OMS, las pandemias no tienen por qué limitarse a enfermedades infecciosas y podrían incluir, por ejemplo, una crisis de obesidad declarada.

Como parte de este plan, la OMS ha contratado a T-Systems, subsidiaria de Deutsche Telekom con sede en Alemania, para desarrollar un  sistema global de pasaporte de vacunas , con planes para vincular a todas las personas del planeta a una identificación digital con código QR.

“Los certificados de vacunación que son a prueba de manipulaciones y verificables digitalmente generan confianza. Por lo tanto, la OMS está apoyando a los estados miembros en la construcción de redes de confianza nacionales y regionales y tecnología de verificación”, explicó Garret Mehl, jefe del Departamento de Salud Digital e Innovación de la OMS.

“El servicio de puerta de enlace de la OMS también sirve como puente entre los sistemas regionales. También se puede utilizar como parte de futuras campañas de vacunación y registros domiciliarios”.

Muy posiblemente este tratado no salga adelante, sobre todo porque, a parte de la retirada por parte de la propia OMS (presionada internacionalmente) de las enmiendas, el voto de los estados africanos ha sido en contra de este tratado. No obstante, la OMS y las élites que la financian y controlan no cejarán en su empeño, por lo que con toda seguridad, volverán a intentarlo una y otra vez hasta que consigan su gobierno mundial.

Fuentes

uncutnews

trikooba

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org