March 25, 2022
De parte de ANRed
186 puntos de vista

Seg煤n describi贸 la p谩gina web del Poder Judicial de la provincia, la firma hab铆a despedido a las mujeres por 鈥渇alta de rendimiento鈥 y 鈥渁usentismo鈥 en el levantamiento de la cosecha. La defensa de las obreras argument贸 que la merma en el trabajo se debi贸 a que las trabajadoras eran sometidas, a trav茅s de 贸rdenes insultantes y mis贸ginas por parte del capataz, a realizar tareas por las cuales no hab铆an sido 鈥渃ontratadas鈥, como la limpieza de los ba帽os qu铆micos y los espacios donde se alojan el resto de los trabajadores golondrina. Ante la contundente evidencia surgida en el proceso jur铆dico, la C谩mara Laboral Segunda de la localidad rionegrina de General  Roca determin贸 que al menos cinco mujeres que trabajaban en la empresa frut铆cola del Alto Valle fueron doblegadas a 鈥渢ratos discriminatorios por motivos de g茅nero, tanto del lado de la empresa como de la cara visible y autoridad de la empleadora en la chacra, el encargado鈥. Por M谩ximo Paz, para ANRed.


Es que la Justicia, en este caso, entendi贸 que la compa帽铆a ejerci贸 鈥渄a帽o moral鈥 y, por ello, el Tribunal estableci贸 una indemnizaci贸n que ronda los 60.000 pesos para cada trabajadora, m谩s los intereses que se devengan hasta la fecha del resarcimiento. 

鈥淪ilbaba llamando a una mujer para que viniera y se jactaba, para que se rieran鈥, solt贸 un testigo en el juicio, en alusi贸n al trato ejercido por parte del encargado hacia el personal damnificado. Tambi茅n agreg贸 que se refer铆a a ellas como 鈥渧iejas de mierda que no sirven para nada鈥.

Ante ello, la C谩mara dio cuenta del  鈥渢rato discriminatorio y mis贸gino de quien comandaba al personal de la chacra鈥 y que 鈥渟e demostr贸 su continuo destrato a las mujeres, los insultos y maltrato verbal, la asignaci贸n de tareas de limpieza de distinto tipo por su condici贸n de g茅nero鈥.

鈥淓n un cuestionable obrar il铆cito, maltrataba a las mujeres, impidiendo su desarrollo profesional, pues siempre les asignaba trabajos inferiores o denigrantes, a m谩s de los humillantes ataques verbales y burlas que provocaron indudablemente el da帽o moral reclamado鈥, pronunci贸 la C谩mara en la sentencia escrita. 

La empresa, por su parte, durante el proceso, trat贸 de esgrimir los argumentos pertinentes a sus intereses. En ese sentido, testigos a favor de la firma frut铆cola atestiguaron que las desvinculaciones derivaron por la 鈥渇alta de rendimiento鈥 y 鈥渁usentismo鈥 de las empleadas. De todos modos, la patronal y sus letrados no lograron demostrar con pruebas reales lo que se expres贸 en las audiencias. 

Tal fue as铆 que los datos probatorios de ambas partes fueron demostrando que las labores espec铆ficas de las cinco mujeres como podadoras y cosechadoras eran dificultadas por la voz del capataz, qui茅n con insultos les ordenaba a las contratadas a limpiar los ba帽os qu铆micos, a recoger la basura de toda la chacra o a asear las gamelas donde viv铆an los trabajadores temporarios

Mismo, la Justicia expres贸 el faltante de documentaci贸n de la patronal que acredite alg煤n tipo de par谩metro que justifique las deficiencias que supuestamente exhib铆an las trabajadoras. Por ello, el fallo estableci贸 que la compa帽铆a  鈥渂ien pudo acreditar la evaluaci贸n de rendimiento que se hizo de todo el personal de las chacras鈥, y por tanto, hubiese sustentado su criterio mediante 鈥渦na visi贸n comparativa de que no respondi贸 a su condici贸n de mujeres鈥, en referencia a la desvinculaci贸n, pero no lo hizo. Asimismo, la patronal no mostr贸 registros de asistencias, legajos ni certificados que contingentemente consiguieran comprobar el pretendido ausentismo injustificado por la cual aplicaron los despidos.

鈥淓ran interrumpidas en sus tareas, para asignarles tareas adicionales que no eran para las que fueran contratadas, mermando as铆 su rendimiento鈥, sentenci贸 el Tribunal.

Sobre este punto, la empresa reproch贸 por qu茅 ellas 鈥渘o denunciaron o informaron sobre los malos tratos鈥 inmediatamente. 鈥淓s sabido que las v铆ctimas de violencia o discriminaci贸n callan y toleran situaciones en el 谩mbito laboral por el temor cierto e impl铆cito al despido鈥, argument贸 el Tribunal. 

鈥淓s innegable el desgaste emocional, cercenamiento de su paz y tranquilidad de esp铆ritu y la lesi贸n de su honorabilidad frente a s铆 y a sus compa帽eros, tener que soportar tratos arbitrarios, destrato y maltrato verbal en el 谩mbito laboral, todo por necesidad de trabajo, cuando leg铆timamente, como todo trabajador, ten铆an derecho a un trato digno e igualitario鈥, remat贸 la sentencia con las firmas de las juezas Mar铆a del Carmen Vicente y Gabriela Gadano y el magistrado Edgardo Albrieu.

En agosto de 2021, a partir de la participaci贸n de autoridades pol铆ticas, judiciales, patronales y sindicales de Rio Negro, dieron vida a un Comit茅 ejecutivo que organiz贸 una mesa de trabajo para aparentemente prevenir los constantes atropellos e irregularidades del trabajo rural en la zona del Alto Valle, donde m谩s de 20 mil trabajadores temporarios llegan en temporada de cosecha.

La faena rural en general, y el llamado 鈥済olondrina鈥 en particular, representa una de las actividades laborales menos reguladas para las y los asalariados en el pa铆s. La contrataci贸n informal, las magras retribuciones salariales y el mal trato, son noticia recurrente a pesar del deterioro sustancial aplicado a todas las ramas de la producci贸n al grueso del conjunto trabajador en las condiciones laborales en Argentina

En la recolecci贸n de frutas en R铆o Negro, las y los trabajadores golondrina llegan a comienzo de a帽o, sobre el mes de enero, y permanecen all铆 hasta fines de abril. Su labor se asienta en la cosecha y reciben por lo producido, seg煤n 煤ltimos datos, entre 20 mil y 30 mil pesos mensuales

Los hechos y realidades que alcanzan a hacerse p煤blicos, entre tantos otros que no llegan a conocerse, reflejan la insuficiencia en los controles que regulan la actividad y una deuda pendiente sobre el sector. 





Fuente: Anred.org