March 17, 2023
De parte de ANRed
1,753 puntos de vista

EFE

El referente de la legendaria banda The Cure, alz贸 la voz contra la empresa Ticketmaster, que gestiona la venta de las entradas para los conciertos en Estados Unidos, al ver el elevado precio de las entradas para sus conciertos en la gira norteamericana que la banda brit谩nica comenzar谩 en mayo de este a帽o. 鈥淓s una estafa codiciosa鈥, fueron algunas de sus palabras para calificar el accionar de la empresa. Tras sus denuncias logr贸 que la empresa devuelva el dinero a quienes ya hab铆an pagado mientras se relanzan a la venta entradas con un precio menor reduciendo su elevada comisi贸n. Si bien algunos medios se帽alan que es la primera vez que un artista se pronuncia, desde los a帽os 90 que hay fuertes cuestionamientos a la empresa, cuando Pearl Jam se enfrent贸 a la empresa, retir谩ndose por a帽os de los circuitos comerciales que la misma monopolizaba. Por Ramiro Giganti (ANRed).


Robert Smith alz贸 la voz contra la empresa desde  su cuenta de Twitter donde el m煤sico se mostr贸 desconcertado sobre el mecanismo que se opt贸 para que los fans pudieran adquirir sus boletos.

En un principio la banda y el mismo cantante alertaron por la necesidad de evitar reventas, por lo que la empresa les habr铆a ofrecido una estrategia de control.

Pero luego, al ver los precios oficiales y como la empresa organiz贸 la distribuci贸n de las localidades, Smith se mostr贸 decepcionado de que al momento en que las entradas salieron a la venta, todo dist贸 mucho de lo esperado, ya que miles de fans comenzaron a denunciar precios sumamente altos para los shows. 鈥淣o estamos de acuerdo con el precio din谩mico, aumento de precio o boleto platino porque, 驴es una estafa? esa es una conversaci贸n por separado. Sabemos que est谩 lejos de ser un sistema perfecto, pero la realidad es que si no hay suficientes entradas a la venta, un n煤mero de aficionados se perder谩 el show m谩s all谩 del sistema que utilicemos. Al menos, esta intentaba llevar entradas a los fan谩ticos en un precio justo鈥.

Todo comenz贸 cuando algunos de los fans se encontraron varios obst谩culos para comprar entradas. De hecho, muchos no pudieron adquirirlas debido a las numerosas ca铆das del sitio web. Pero el mayor problema eran las tasas asociadas a cada entrada. Fueron muchos los seguidores de la banda que demostraban a trav茅s de redes sociales, como debido a estas tasas, los precios llegan incluso a duplicarse y triplicarse.

Fue el propio Cantante de la banda quien se encarg贸 de ponerse en contacto con la plataforma, y despu茅s de una larga discusi贸n, finalmente llegaron a un acuerdo: 芦Ticketmaster ha aceptado que las comisiones que cobraron son demasiado altas, y por ello, en un gesto de buena voluntad, ha ofrecido un reembolso de 10 d贸lares por cada entrada (de precio bajo) comprada con cuenta de fan verificada禄.

El acuerdo consisti贸 en que la empresa devolver谩 10 d贸lares a cada comprador verificado que pag贸 las entradas con el costo elevado, mientras relanza un precio mas econ贸mico. Tambi茅n prometi贸 hacer lo propio en los siguientes conciertos de la banda.

Un poco de historia: la lucha de Pearl Jam contra Ticketmaster en los 90麓s

Este conflicto no es un hecho aislado. Hay una historia de bandas que se enfrentaron a esta empresa, y que seguramente aquellas luchas fueron precedente para este nuevo episodio y el r谩pido desenlace logrando que la empresa de su brazo a torcer.

Corr铆an los a帽os 90 y una de las bandas emergentes mas exitosas de aquel entonces se enfrent贸 a la empresa monop贸lica. Pearl Jam hab铆a batido un r茅cord de ventas cuando, en 1993 lanz贸 su segundo 谩lbum Vs cuyo nombre original iba a ser 4 vs1 (los cuatro integrantes de la banda contra el sello discogr谩fico). El 谩lbum vendi贸 mas de 900.000 copias durante su primer semana, solamente en Estados Unidos, siendo hasta entonces r茅cord de ventas en la primer semana (al a帽o siguiente, el 谩lbum Antology de Los Beatles super贸 esa marca). Mientras estaba por lanzar su tercer trabajo Vitalogy, y tras numerosas denuncias y pronunciamientos contra la empresa Ticketmaster, la banda decidi贸 autogestionar la organizaci贸n de su gira. Las consecuencias no fueron las mejores: la banda se encontr贸 con la impresi贸n masiva de entradas faltas (llegando, incluso a dar un segundo concierto en algunas ciudades para no dejar a seguidores de la banda afuera). En 1994 la banda tuvo que suspender parte de la gira para ir a la c谩mara de representantes a una audiencia convocada luego de denuncias y litigios contra la empresa.

A finales de 1994, mientras la banda realizaba su gira con las dificultades y adversidades, su tercer 谩lbum tambi茅n fue un 茅xito, siendo r谩pidamente disco de platino y liderando las ventas durante semanas, lo que hizo inocultable para los medios, la menci贸n hacia la banda y la problem谩tica. En aquel entonces recibieron el apoyo de bandas como REM, Aerosmith, y artistas como Neil Young. Pero el accionar de la empresa fue aislando a la banda, generando que la misma pase a帽os, casi sin presentarse en vivo.

Con el tiempo la banda fue asoci谩ndose a peque帽as compa帽铆as con quienes fue lentamente volviendo a hacer giras.

Con el tiempo Pearl Jam volvi贸 a hacer giras masivas, muchas de ellas gestionadas pro otras empresas, pero en mas de una ocasi贸n la banda volvi贸 a hacerse cargo de enfrentar estas situaciones. En abril del 2013, la banda cerr贸 un festival en argentina, que al a帽o siguiente paso a ser el conocido Lollapalooza. Ante el abuso de la empresa organizadora con sobreprecios y un campo vip mal marcado en los planos, las condiciones no fueron las mejores para el publico, coincidiendo con una tormenta que puso en riesgo la vida de miles de personas. Tras la presentaci贸n, fans le hicieron llegar la informaci贸n al cantante que al ver los precios tambi茅n se pronunci贸. En 2015 la banda volvi贸 al pa铆s y por su exigencia no hubo campo vip en aquella presentaci贸n en el Estadio 脷nico de La Plata.

Que este episodio sucede justo cuando uno de los temas de conversaci贸n en Argentina fue el elevado precio de las entradas para ver a los campeones del mundo jugar contra un combinado semiprofesional en un negocio que claramente dista de lo popular y masiva que es la pasi贸n generada por Lionel Messi y la Scaloneta, mientras el futbol, como otras manifestaciones de la cultura popular son cada vez mas privatizadas鈥 驴es coincidencia?

Vale aclarar que Robert Smith no fue el primero en levantar su voz por los precios elevados de sus conciertos. Fueron miles de seguidores de la banda que expresaron el repudio en redes sociales logrando que el cantante se entere de lo sucedido y se ponga de su lado en el reclamo. Ese, es el primer paso鈥.





Fuente: Anred.org