August 2, 2022
De parte de Nodo50
247 puntos de vista

Por Mariano Muniesa. LQSomos.

Z2 Comics y Dee Snider presentan “He’s Not Gonna Take It” tanto en formato de tapa blanda como de tapa dura, así como en una edición de lujo de tapa dura de gran tamaño y una edición especial firmada a mano. Se espera su traducción al castellano y su edición en España hacia noviembre-diciembre

Hace ahora algo más de 35 años, el líder de Dee Snider, Twisted Sister, entró en el Comité del Congreso de los Estados Unidos con una zamarra vaquera y una camiseta sin mangas para enfrentarse a una banda de amas de casa denominadas “las esposas de Washington” preocupadas, o más bien obsesionadas por desterrar el heavy metal de la sociedad americana como si de la peor de las plagas bíblicas se tratase.

Co-fundado por Tipper Gore, un comité de cónyuges de políticos que se autodenominaban Centro de Recursos Musicales para Padres (PMRC, por sus siglas en inglés) había logrado mediante fortísimas presiones obligar a las tiendas de discos poner etiquetas de “Aviso para padres: Letras explícitas” en cualquier disco que se ajustara a su delirante definición de canciones con contenido abiertamente sexual, violento o que hiciera apología del consumo de drogas y pretendía establecer una lista de grupos prohibidos en la radio y la televisión. La batalla legal que se inició a partir de ese momento entre ese lobby ultraconservador que pretendía reinstaurar la censura y los músicos de heavy metal alcanzó una inmensa repercusión social y puso en cuestión uno de los principios claves de la Constitución de los Estados Unidos: la libertad de expresión. Exactamente igual que cuando en los años 40 el Macarthysmo pretendió meter en la cárcel a toda la industria del cine.

Dee Snider fue indudablemente el músico que dio más la batalla contra aquella aberración jurídica y moral y con ello preservar la primera enmienda de la Constitución americana. Esa desagradable historia, que nunca es placentero recordar, pero que debe hacerse para que no vuelva a repetirse, va a tomar ahora forma de novela gráfica. En asociación con Z2 Comics, esta historia que en gran medida protagonizó el frontman de Twisted Sister se volverá a contar en ‘He’s Not Gonna Take It’, una novela gráfica que narra la cruzada de Snider contra la censura junto al escritor Frank Marraffino (“Marvel Zombies”) y el artista Steve Kurth (“Vengadores”, “X-Force”).

Esta nueva novela gráfica traza esa lucha del cantante como el episodio culminante de una trayectoria marcada por las dificultades y la adversidad, una trayectoria que obviamente no ha terminado. Desde los duros tiempos de su infancia a la confrontación con el PMRC, pasando por los conflictos dentro de Twisted Sister y su postura actual en las redes sociales, incluyendo su defensa a ultranza del pueblo ucraniano y su condena abierta y sin paliativos de la agresión perpetrada por Putin. ‘He’s Not Gonna Take It’ cuenta la historia de por qué la libertad de expresión es tan importante para este hombre que siempre ha luchado por ella, incluso cuando ponía en peligro todo lo que era importante para él.

“Cuando miro hacia atrás en ese día histórico en el que comparecí ante el comité, pienso: “¿Cómo puse unas pelotas tan grandes en esos jeans ajustados?’”, recuerda Snider. “Luego reflexiono sobre el hecho de que todavía defiendo todo lo que defendí hace tantos años… y estoy listo para luchar de nuevo”.

“A menos que hayas crecido durante los 80, viendo por la Fox TV las retransmisiones de las comparecencias contra el PMRC, no creo que realmente puedas entender el impacto masivo que tuvo sobre el mundo del rock que los adolescentes vieran a Dee Snider testificar ante el Senado sobre la importancia de la libertad de expresión”, explica el editor del comic Rantz Hoseley. “El heavy metal y el rock´n´roll predicaban la rebelión y la lucha en las letras de las canciones, pero aquí estaba el único líder que no se escondía y practicaba lo que predicaba. Es una historia que es más vital hoy que nunca”.

El sistema que en 1985 pretendió implementar el PMRC debía incluir en las portadas letras adhesivas que identificaran el tipo de contenido objetable que se encontraría en cada álbum (por ejemplo, O para temas ocultos y relacionados con la magia o el satanismo, S para sexo, D para drogas, V para violencia, etc.), lo que resultó en la etiqueta de “Aviso para padres”. El trío formado por Dee Snider, Frank Zappa y John Denver fue llamado ante el Comité del Congreso para testificar en defensa de la libertad de expresión en la música.

Dee Snider, en una entrevista de 2020: “Todas las bandas de Hair Metal de los 80 hablaban abiertamente de sexo, es verdad. ¿Y cual era el problema? ¿Las esposas de Washington crearon sus familias sin relaciones sexuales con sus maridos? El problema es que el mandato de Reagan supuso desde el primer momento una vuelta a valores muy religiosos, muy conservadores, yo diría extremadamente conservadores, el miedo al Sida, la demonización de los gays… y ante eso se produjo una reacción en contra de ese moralismo y esa amenaza a la libertad. Entonces, un grupo de esposas de senadores y congresistas, la esposa de Al Gore en particular, decidieron en medio de toda esa palabrería propia de la época de Reagan que tenían que proteger a sus hijos de nuestras canciones, y para ello no les importó conculcar la Primera Enmienda de la Constitución, que consagra como derecho fundamental el derecho a la libertad de expresión”.

“¿Quién va a juzgar lo qué significan realmente las palabras? Estás hablando de arte. Estás mirando una pintura y diciendo: “¿Qué quiso decir el artista?”, continuaba Dee Snider. “A veces es solo una gran polla lo que ves en el lienzo a primera vista, y estás bastante seguro de que se quiso dibujar una polla, pero si lo miras desde otra perspectiva, ves otra cosa completamente distinta. Pero el mayor problema, no era para mí. Yo era ya padre de familia, lo que realmente les sorprendió. Estaba casado, tenía un hijo, y era uno de los rockeros por los que estaban preocupados. Dije que lo que me importa es cómo esto podría usarse de manera incorrecta, para evitar que las personas accedan al arte, para evitar que las personas disfruten de la música. Y eso es lo que sucedió finalmente: la etiqueta adhesiva que se colocó allí, “Advertencia: Aviso para padres”, se usó para segregar a los artistas; eso no es informar a los padres; eso es mantener el arte alejado del público en general, con un grupo de ignorantes decidiendo lo que la gente escuchará y no escuchará. Eso es inaceptable”.

Z2 Comics y Dee Snider presentan “He’s Not Gonna Take It” tanto en formato de tapa blanda como de tapa dura, así como en una edición de lujo de tapa dura de gran tamaño y una edición especial firmada a mano. Se espera su traducción al castellano y su edición en España hacia noviembre-diciembre.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos




Fuente: Loquesomos.org