October 18, 2021
De parte de Nodo50
314 puntos de vista


En el mismo instante que me comunicaron la noticia de que la justicia argentina ha acordado el procesamiento de Mart铆n Villa por homicidios en el contexto de cr铆menes contra la humanidad, me asaltaron a la mente cantidad de im谩genes de personas que han estado en la lucha por el empe帽o de conseguir justicia por los cr铆menes del franquismo. Especial recuerdo para Sabino Arana, la primera persona que nos habl贸 en Pamplona/Iru帽ea de la querella argentina. Para Carlos Eslepoy que nos convenci贸 de que eso de la justicia universal no es una quimera inalcanzable. De las gentes de CeAQUA, especialmente de Chato Galante que nos inund贸 con su optimismo. Todos ellos encabezaron esta lucha, aunque desgraciadamente en estos momentos no est茅n presentes y puedan disfrutar con este triunfo al que tanto contribuyeron.

Tambi茅n im谩genes de los compa帽eras y compa帽eros de la Plataforma Vasca contra los cr铆menes del franquismo. De nuestras amigas y amigos de Martxoa 3. Y de tantas y tantas personas que, a lo largo y ancho de la geograf铆a del Estado espa帽ol, est谩n batallando por la Verdad, Justicia, Reparaci贸n y Garant铆as de No repetici贸n.

La noticia del procesamiento nos embarga de alegr铆a y satisfacci贸n porque ha sido un empe帽o de once largos a帽os batallando contra las trabas y obst谩culos que el Estado espa帽ol ha ido poniendo en todo momento, y en el que se han involucrado gran cantidad de colectivos, asociaciones, sindicatos, ayuntamientos, parlamentos auton贸micos, partidos pol铆ticos, y, sobre todo, personas individuales.

En nuestro caso, el empe帽o por conseguir justicia por la terrible agresi贸n perpetrada en los sucesos de Sanfermines de 1978 por los cuerpos policiales se remonta a cuarenta y tres a帽os. Es imposible no hacer referencia en este momento al esfuerzo prolongado en el tiempo de las Pe帽as de Iru帽ea, formando parte de la Comisi贸n de la ciudad para esclarecer los hechos, recabando testimonios, elaborando dosieres鈥. De hecho, la Federaci贸n de las Pe帽as es una de las entidades ciudadanas que se han personado en la querella argentina, desplaz谩ndose a ese pa铆s para prestar testimonio, junto con nuestra Asociaci贸n y algunas v铆ctimas y que ha servido de base para este procesamiento.

Durante este tiempo han sido cantidad de personas que han mantenido vivo el recuerdo de aquellos sucesos, al igual que en Gasteiz por la masacre del 3 de marzo de 1976, o por las personas asesinadas durante la Semana Pro-Amnist铆a en mayo de 1977, o por Jos茅 Mar铆a Zabala Erasun en septiembre de 1976 en Hondarribia, o por Mar铆a Norma Menchaca en Santurtzi, o por Francisco Javier N煤帽ez en Bilbao. Todas ellas est谩n contempladas en el auto de procesamiento de la jueza Servini como fruto del empe帽o y tozudez de miles y miles de personas que no han cejado en su empe帽o de conseguir justicia por esos cr铆menes.

La resoluci贸n del Juzgado Criminal y Correccional Federal N潞 1 de Argentina en la causa abierta en el a帽o 2010 por el que se acuerda el procesamiento de Rodolfo Mart铆n Villa al considerarlo autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado en el contexto de cr铆menes contra la humanidad, reiterado en al menos cuatro muertes, dejando abierta la investigaci贸n de otras ocho m谩s, para las que se solicita m谩s informaci贸n a los juzgados espa帽oles. Es un triunfo y el resultado de la persistencia de una parte de la sociedad que en ning煤n momento a lo largo de m谩s de cuarenta a帽os ha dejado de creer en la necesidad de luchar por denunciar estos cr铆menes y exigir justicia.

Esta resoluci贸n es una bofetada a la judicatura espa帽ola. Es un ejemplo de c贸mo integrar en el ordenamiento jur铆dico interno toda la normativa del Derecho Internacional, de los Derechos Humanos, incluyendo la inaplicabilidad de la Ley de Amnist铆a de 1977, la imprescriptibilidad de los cr铆menes de lesa humanidad, la vigencia del principio de legalidad internacional y la Jurisdicci贸n Universal, frente a la normativa propia que se opongan a estos principios.

Cuestiones a los que los tribunales de justicia espa帽oles se han mostrado totalmente refractarios, apuntalando un muro de impunidad frente a los cr铆menes de la dictadura y durante la Transici贸n. Defendiendo la aplicaci贸n de la Ley de Amnist铆a, la prescripci贸n de los delitos de la dictadura y la transici贸n y la aplicaci贸n prioritaria de la normativa penal propia frente la legalidad internacional y la Justicia Universal.

Cuestiones que no solo chocan con el sentido de la justicia que se hace por el Tribunal Argentino, sino tambi茅n con las orientaciones de instituciones como el Relator de la ONU, Fabi谩n Salvioli, refrendado la necesidad de la aplicaci贸n integral de estos principios en el Estado espa帽ol, cuando dice 鈥渘o son cuestiones que un Estado puede elegir, sino obligaciones jur铆dicas derivadas de los compromisos internacionales asumidos鈥. Y a帽ade 鈥淐uanto m谩s democr谩tico es un Estado m谩s se ajusta a esos compromisos鈥

Pero, adem谩s, el procesamiento de Mart铆n Villa es un torpedo contra el centro de flotaci贸n del r茅gimen del 78 y la Transici贸n, al considerarse, en la resoluci贸n judicial, que en esa etapa se produce un proceso de continuidad del r茅gimen franquista, de su estructura y practicas represivas, asegurando, para estas actuaciones, unas garant铆as de total impunidad.

El procesamiento de Mart铆n Villa ofrece un plus de plasticidad al situar en el centro de la diana a un fact贸tum de la Transici贸n. Un personaje que representa como pocos, el trasvase de las instituciones fascistas m谩s duras (la Falange, jefe Nacional del SEU, procurador de la Cortes franquistas desde 1964), a un sistema democr谩tico a trav茅s de un sui generis proceso de transici贸n, 煤nico en el mundo, presidido por el olvido, la amnesia y la impunidad por todos los cr铆menes cometidos. Incluyendo no solo los perpetrados por los golpistas desde 1936, y los de la larga dictadura que les sigui贸, sino tambi茅n los que se cometieron durante la misma Transici贸n que, como est谩 demostrado, de pacifica no tuvo nada.

En todo este sangriento proceso represivo, de asesinatos, torturas, guerra sucia, desapariciones, corrupci贸n, encarcelamientos, impunidad, Rodolfo Mart铆n Villa aparece como uno de los mayores responsables pol铆ticos. Y en esta resoluci贸n se pone en papel, con membrete de un Juzgado, negro sobre blanco, su trayectoria como responsable de estos hechos. Por primera vez, la Justicia se ha hecho eco de los testimonios de las v铆ctimas, reflejando su verdad, las agresiones y el sufrimiento padecido, agravado por el menosprecio y la negativa de los tribunales espa帽oles al acceso a la justicia, a la verdad y a la reparaci贸n a la que tienen derecho. Todo ello contrasta de ra铆z con las deferencias que el Estado espa帽ol ha tenido con Mart铆n Villa, que se mueven entre las medallas y altos cargos en empresas. Por no hablar de las muestras de apoyo que ha recibido de personajes como Felipe Gonz谩lez, Jos茅 Mar铆a Aznar, Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero, Mariano Rajoy y Josep Borrell.

Cuestionar la Transici贸n espa帽ola es muy importante. Porque no solo supuso un cumulo de agresiones y represi贸n social, sino que en si misma encierra una tremenda perversi贸n. Se propuso una salida a la dictadura basada en una ruptura total con cualquier referencia a la Segunda Rep煤blica. En la negativa a tejer un puente con aquella situaci贸n democr谩tica precedente, subyace, ni m谩s ni menos, la idea de que la Rep煤blica fue la causante del golpe militar, y por lo tanto que el 鈥済lorioso alzamiento鈥 y la dictadura que le sigui贸, est谩n justificados por los desmanes y sin gobierno ocasionados por la Republica. De ah铆 la necesidad de borrar su memoria, levantar un r茅gimen desde cero, basado en el perd贸n mutuo y el olvido porque todos fueron culpables.

Desde siempre el negacionismo de los cr铆menes del franquismo, la justificaci贸n de sus actos, de su barbarie, la negaci贸n de su car谩cter genocida, al margen de quienes ostentasen el Gobierno, ha estado presente en el R茅gimen del 78. As铆 se explica las reticencias y obst谩culos a llevar a cabo una Memoria integral y reparadora de los cr铆menes de la dictadura, la persistencia de la impunidad, de las instituciones con una fuerte raigambre franquista como el ej茅rcito, los cuerpos policiales o la judicatura. Por eso, la trascendencia de este Auto judicial va m谩s all谩 del enjuiciamiento de Mart铆n Villa. Pone en entredicho un sistema impuesto para borrar nuestro pasado.

La decisi贸n de la Jueza Servini es un punto y seguido. Tenemos por delante toda la batalla que hay que dar en el sistema judicial del Estado espa帽ol. Indudablemente nos encontramos en mejor situaci贸n que antes. El Auto nos confiere una confirmaci贸n y un plus de autoridad en nuestra lucha por la aplicaci贸n de la Justicia Universal y de la imprescriptibilidad de los cr铆menes del franquismo y en la Transici贸n. Tenemos que seguir interpelando y demandando de los tribunales espa帽oles esa Justicia que hasta ahora nos han negado pero que se ha demostrado que es posible.

Tambi茅n el Auto tiene que hacer reflexionar a los partidos pol铆ticos y debe tener incidencia en la Ley de Memoria Democr谩tica en debate. El proyecto presentado no garantiza la aplicaci贸n de los principios de Justicia Universal, ni el derecho de las victimas al acceso a la Justicia. La persistencia en el mantenimiento de la Ley de Amnist铆a constituye un obst谩culo para conseguir superar una etapa que lleva demasiado tiempo sin cerrarse y que solo con una decidida pol铆tica de Memoria Integral, que garantice el pleno acceso a la Verdad, Justicia y Reparaci贸n, se puede conseguir.

Ese es el reto que tenemos por delante, hoy con esta Resoluci贸n judicial nos encontramos con m谩s fuerza y con m谩s puntos de apoyo para afrontarlo.

17/10/2021

Ram贸n Contreras L贸pez, participa en la Iniciativa Popular Sanfermines78. Gogoan, Herri Ekimena

(Visited 180 times, 164 visits today)



Fuente: Vientosur.info